La Ley Orgánica y su pretendida superioridad jerárquica

El otro día, en Twitter, Carlos Martínez Gorriarán, diputado de Rosa Díez, expresó lo siguiente:

Gorriarán
La afirmación de que una hipotética Ley Ordinaria pudiera ser inferior jerárquicamente a una Ley Orgánica garantiza un suspenso en varias asignaturas de Derecho. Es evidente que este diputado no tiene formación jurídica y por eso traslada a sus expresiones las ideas populares sobre jerarquía normativa. Desconoce algo que debiera conocer: no hay jerarquía entre Ley y Ley Ordinaria.

Como supongo que yo no tengo autoridad copio dos fragmentos de Eduardo García de Enterría, de su celebérrimo Curso de Derecho Administrativo, pues se me ocurren pocos juristas españoles con más predicamento.

El texto constitucional ha introducido una profunda innovación en la estructura tradicional de nuestro ordenamiento jurídico al situar, junto al principio de jerarquía que lo señoreaba desde siempre, otro principio, el de competencia […].

La Ley ordinaria no puede, en efecto, modificar o derogar una Ley orgánica, pero no puede hacerlo no porque su rango normativo sea inferior al de éste, sino, más bien, la Constitución le veda el acceso a las materias que el artículo 81 de la misma enuncia.

Para comprobar las bases jurisprudenciales en las que se asientan las afirmaciones de García de Enterría invito a leer los capítulos relativos a las fuentes en el primer volumen de la obra citada.