Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Sindicalismo’

Read Full Post »

En Ceuta seguimos con nuestras movidas difíciles de explicar. Ayer el Presidente cesó al consejero de Gobernación, después de no conseguir que éste dimitiera. Las explicaciones de este cese son de lo más maravillosas: ‘disfunciones’ que no se explican o a ‘tensiones con los sindicatos’.

El periódico digital Ceutaldia.com publica una carta en la que los sindicatos sí piden documentación sobre si unas obras pagadas se han efectuado realmente y sobre si el procedimiento de adjudicación de esas obras es legal. Da la impresión de que todo esto ha sido la causa.

Dudas:

¿Conocía el Presidente en mayo, como afirman desde CCOO, el supuesto cargo a facturas de Gobernación de obras en casas de particulares?

Si no la conocía ¿quién le ocultó la información? ¿Es éste el nivel de conocimiento del Presidente de los asuntos graves de la Ciudad?

Si es que sí, ¿cómo es que tardó tanto en cesar al consejero?

¿Podría afirmar que eso mismo no está pasando en otras áreas de su administración?

¿Tiene algo que ver este asunto con los cambios de altos puestos en la Policía y en Protección Civil?

Tras el cese del consejero, la Consejería de Gobernación ha sido suprimida y las áreas dependientes de ésta han sido transferidas a la Presidencia y a otras consejerías ¿por qué se ha mantenido activa una consejería cuando sus áreas pueden ser llevadas sin ella?

Read Full Post »

Read Full Post »

Cada vez que hay una huelga comienza a agitarse el fantasma de los piquetes. Los empresarios y la derecha hablan de posibilidades de violencia, o de violencia aunque no haya ocurrido nada y sea un mero futurible, y del miedo que sienten. Luego no pasa nada.

De lo que nadie habla es de los piquetes invisibles de la patronal. Algunos ejemplos:

Tienes contrato temporal, ya sabrás si te interesa hacer huelga.

Hay una posibilidad dentro de la empresa e ir a la huelga te hace problemático.

Para el tiempo que llevas y la mierda de indemnización que te voy a tener que pagar, mejor ven el 29.

Hablamos de tu salario el día de la huelga ¿vale?

Tomo nota.

Al que jodéis es a mí y no dejo que nadie me joda.

Ahora que echaron me van a salir baratito, los primeros serán los problemáticos.

Read Full Post »

El Partido Popular es un partido profundamente español: le encanta la libertad absoluta para las cosas que le gustan y proponen todas las prohibiciones del mundo para las que no son de su agrado.

El ‘españolismo’ no es una ideología, sino una forma de ser, de manera que la coherencia no le es necesaria. Es por ello por lo que la etapa libertaria del Partido Popular, con ocasión de la prohibición de las corridas de toros en Catalunya, se haya terminado en una semana. Dijo Mariano Rajoy:

Creo que en España tenemos que empezar a hablar de ‘prohibido prohibir’, porque ya se prohíben demasiadas cosas

Hoy El País da cuenta del giro antilibertario y Cristóbal Montoro ya anuncia que en el PP están deseando prohibir las huelgas generales después de la huelga general convocada para septiembre, ya que ésta perjudica a Zapatero tampoco hay que andarse con prisas.

Read Full Post »

Esperanza Aguirre es una mujer inteligente, pragmática y sabe muy bien que la política es sumamente volátil. La Presidenta de la Comunidad de Madrid, que se ha permitido retar públicamente al líder nacional (por llamarlo de alguna manera) de su partido, está viendo que sus posiciones son cada día más endebles, y no porque pudiera perder las elecciones, sino porque puede perder en la política interna del PP sí puede costarle el puesto y propiciarle un bonito escaño en el Parlamento Europeo donde podrá, con un estupendo sueldo, lamer sus heridas durante años.

¿Qué ha cambiado?

1) Mariano Rajoy ya está pensando el color de la alfombra de su despacho de Presidente del Gobierno. A día de hoy nadie, con dos dedos de frente, duda que si las elecciones fueran mañana los conservadores conseguirían una tremenda mayoría absoluta. La informe masa de ‘tibios’ y de crítica silenciosos de Rajoy se encuentran alineados férreamente tras el político gallego, ya que tras la victoria electoral todo esperan tener su espacio bajo el sol (cuanto más grande, mejor).

2) Aguirre se ha quedado en minoría absoluta. Solamente unos cuantos fieles, unos cuantos presuntos liberales están con ella. Gallardón se reúne todos los días con el que muchos piensan que será el próximo Presidente y ella los tiene a los dos como enemigos declarados. Su gran apoyo mediático, Jiménez Losantos, vive apartado en una emisora de influencia reducida y ya nadie le teme en la calle Génova.

3) La huelga del metro es un problemaza. Ahora todo el mundo culpa a los trabajadores y a sus sindicatos. Pero si la huelga persiste en los días y la desesperación sustituye al cabreo, comenzarán los dedos a señalar directamente a Aguirre como responsable de la situación por su inflexibilidad, por su ‘chulería’ o por querer ganar siempre aunque sea a costa de los ciudadanos.

4) Ella sabe que es muy difícil que el PSM, un cadáver político, capitalice la situación, pero que sí puede ser aprovechada dentro del PP para decir que ha dañado la segurísima victoria del partido en la Comunidad y que, tras muchos días de huelga, ella recuerda a una gestión desastrosa del conflicto. Ayudados por una serie de encuestas telefónicas de trescientas entrevistas, publicadas en cascada en los medios de conservadores, Rajoy, Gallardón y sus muchos amigos pueden plantear la necesidad de un recambio de la Puerta del Sol.

Read Full Post »

Luis Solana se equivoca

Me gusta leer el blog de Luis Solana y me admira su compromiso con esta ventana de comunicación. Muchas veces estoy de acuerdo con él, otras con matices más o menos intensos y sobre todo me parece muy importante el énfasis que pone lo necesaria que es para España tener una buena política de Defensa. Naturalmente hay veces que no estoy de acuerdo con él y ésta que voy a comentar es una de ellas.

Luis Solana ha dedicado una entrada muy dura a Antonio Gutiérrez, ex secretario general de CCOO y actualmente diputado del PSOE, con el título Antonio Gutiérrez, se equivoca. Creo que Solana emplea determinadas argucias de las batallas políticas internas que no son generalmente de recibo y menos en el caso de Antonio Gutiérrez.

Solana distingue entre el diputado de clase media y el ‘diputado estrella’, lo cual no es más que una nueva versión de la acusación de ‘burgués’ de cierta izquierda ya felizmente pasada. No creo que haya que ‘canonizar al diputado aparatchik’ y al diputado que se incorpora al Grupo Socialista después de desarrollar actividades que no están dentro de la organización socialista.

Antonio Gutiérrez es diputado socialista porque alguien con capacidad de hacerlo se lo propuso en su momento. La trayectoria sindical de Gutiérrez no puede decirse ni que fuera desconocida ni discreta, todo lo contrario, ha sido el mejor secretario general de la historia de CCOO y una referencia para buena parte de la izquierda política y social española. Él no necesita ser diputado para ser alguien, ya lo era antes de serlo.

Cuando uno le propone a una persona como Gutiérrez forma parte de un grupo parlamentario sabe que hay unas líneas rojas que no se pueden traspasar, líneas que no son otra cosa que los fundamentos de su actuación que han hecho que se le proponga ser candidato (sin necesidad de pasar todo el ‘cursum honorum’). El que se ha hecho alguien conforme conseguía puestos dentro del partido tiene menos líneas rojas, como es lógico.

No comparto parte del fondo de la posición de Gutiérrez, pero sí comprendo su posición. Votar a favor de una reforma laboral como la que presentó el Gobierno significaba una traición a la propia trayectoria vital, que al fin y al cabo es nuestra verdaderamente identidad. Antonio Gutiérrez es diputado precisamente por esa trayectoria, no por otros devenires de la vida política interna, por lo que pedirle a Gutiérrez que traicione su trayectoria es tanto como reconocer que sus merecimientos para ir en la candidatura eran espúreos. Términos como ‘advenedizo’ me parecen inapropiados, poco respetuosos y dan la sensación de que hay una aristocracia y luego unos advenedizos que logran, sin merecerlo de verdad, entrar en el paraíso político del PSOE.

Gutiérrez ha aceptado ser sancionado como es lógico en un grupo con disciplina de voto. Gutiérrez se ha comportado con sensatez y honor: ha expresado su posición, se ha abstenido, no ha hecho más ruido del necesario y acepta tranquilamente las consecuencias de su acción. Otros en su lugar hubieran estando negociando su salida del Congreso a una empresa pública con dietas, coche y prebendas a cambio de no montar jaleo. Al día siguiente estaba presidiendo la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso sin ser protagonista de nada y cumpliendo con su labor.

Finalmente me gustaría señalar que hay metáforas bonitas, pero hay que emplearlas con cuidado. Dice Solana que Gutiérrez no va a enseñarle nada a un ‘partido centenario’ como el PSOE. Es una expresión que me da cierto reparo en cuanto que el paso de los años no hacen sabias a las instituciones, sino a las personas que las forman y las dirigen, siempre que hayan adquirido sabiduría a la vez que edad.

Read Full Post »

Parece que vamos a tener una huelga general a propósito de la reforma laboral que el Gobierno va a aprobar sí o sí el 16 de junio. El Gobierno ya está adelantando algunos de los detalles de esta reforma para preparar el terreno y ser ‘el primero el golpear’.

¿Habrá huelga general? ¿Qué consecuencias tendrá una huelga general?

Puede haber huelga general o no haberla. Por muchas concesiones que los sindicatos puedan arrancar a última hora, no pueden permitirse demasiados matices (ni pocos) a la hora de convocar una huelga general.

Dado que tienen pocas posibilidades de no convocar una huelga general, hay que analizar las consecuencias para estos de la convocatoria de la huelga general.

1) Se convoca y tiene un seguimiento escaso. Sería un gran fracaso para los sindicatos y afectaría a estos durante mucho tiempo.

2) Se convoca y tiene un amplio seguimiento. Si consiguen la retirada de la reforma, cosa prácticamente descartable en las actuales circunstancias, sería un gran éxito como lo fueron las anteriores convocatorias de huelga general. Pero si no consiguen la retirada de la reforma laboral, las consecuencias podrían ser las mismas que en el primer escenario.

De las cuatro posibilidades tres son desfavorables a los sindicatos y solamente una les permitiría una salida airosa. Siempre tienen a su favor las tendencias conservadoras de los trabajadores españoles, que se espantan ante cualquier reforma (quizá con razón).

[Para los comentarios: el tema es éste y no el ‘tiro al sindicato’]

Read Full Post »

Me han gustado mucho dos entradas sobre los recortes del gasto anunciados ayer por el Presidente del Gobierno: una de Senserrich y otra de José Rodríguez. Realmente debería haber comentado en sus blogs, pero tengo la mala costumbre de convertir mis comentarios en entradas.

Las medidas que el Gobierno ha adoptado son correctas e imprescindibles. Los programas de estímulo fiscal, que adoptaron todos los países del G-20, han tenido una vigencia que ya ha terminado precisamente porque la crisis ha durado mucho más de lo que el déficit público puede aguantar. He estado de acuerdo con los programas de estímulo fiscal y han sido estos programas los que han permitido que el descalabro no sea aún mayor. La subida de gasto en inversiones y las prestaciones por desempleo, junto a una severa reducción de los ingresos hacen que se infinanciable por medio de la deuda por más tiempo.

Las medidas, correctas e imprescindibles, no son las únicas. Es más hay que emprender una reforma a fondo de muchas instituciones y prácticas de la sociedad española. No sé si la mejor reforma laboral es el modelo austriaco o el danés (o si se parecen mucho o nada), pero sí hay que hacer algo para que se contrate más. El empresariado está en contra del modelo austriaco (parece que Gobierno y CCOO sí lo quieren) porque el despido se pagaría por medio de un impuesto. Hay que revisa profundamente numerosas regulaciones (no sólo laborales) que no regulan y, por tanto, son absurdas. Hay que quitar de en medio a todo el que dificulte el libre acceso al mercado sin aportar nada, cobrando por poner obstáculos, empezando por una congrua porción del empresariado que tiene beneficios únicamente a costa del Estado.

El fraude fiscal y la economía que no cotiza a la Seguridad Social son un gravísimo problema. Evidentemente centrar el ajuste en el fraude a Hacienda y a la Seguridad Social no hubiera sido efectivo, pero sí el problema del fraude fiscal y social tiene una dimensión grande y una persistencia tan larga que invita a pensar que habría que habérselo tomado mucho más en serio desde hace mucho más tiempo. Que esta lucha no sea el remedio a la situación actual, no quiere decir que no haya que comenzar a hacerlo bien en esta materia y eliminar una parte sustancial de este fraude y más cuando tenemos un serio problema en los ingresos del Estado.

Una cosa va a demostrar este recorte: es muy probable que recobremos cierto crédito en los mercados internacionales de deuda pública, pero vamos a profundizar nuestra crisis. El más grande de los demandante de bienes y servicios, el Estado, va a retirar una millonada del mercado y sin duda va a afectar al PIB y al mercado de trabajo. El hecho de que, por primera vez, se reduzca explícitamente el sueldo a los funcionarios (y no manteniendo las actualizaciones por debajo de la inflación) marca una antes y después en la mentalidad española tocando uno de los puntos que más confianza ha tenido nunca de siempre.

Este sacrificio que la mayoría de los españoles van a tener que asumir, es una sacrificio que debería ser compartido proporcionalmente. No va a ser así, lamentable, pero hay que articular los instrumentos para que, los verdaderos responsables, terminen pagando al menos una parte de la factura que vamos a pagar por ellos.

De camino, aunque parezco frívolo, quiere darle las gracias al Comité Olímpico Internacional por haber elegido a Londres 2012 y a Río de Janeiro 2016 para celebrar los Juegos. De menudo despilfarro nos ha librado.

Read Full Post »

CdM

Los medios afines al PP se han aficionado últimamente a la “caza del sindicato”. Los sindicatos son unos entes malísimos que solamente persiguen el mal. Por el contrario las organizaciones patronales son unos entes buenísimos que buscan siempre el interés general.
Tanto los sindicatos de trabajadores como los sindicatos de empresarios son instituciones que representan a unos sectores determinados y defienden sus intereses. Es el Gobierno el que tiene que defender, con los instrumentos a su alcance, el interés general.
La concertación social está bien y todo lo que sea diálogo es una buena vía, pero nunca nos olvidemos que no hemos decidido tener una democracia de concertación al modelo austriaco del siglo XX, donde las decisiones se toman en órganos sociales y se consagran en los órganos políticos, sino una democracia representativa donde las decisiones se toman por parte del ejecutivo o del legislativo.
En el fracasado diálogo social que ayer terminó una parte, los representantes de los sindicatos patronales, rompieron las llamadas líneas rojas de la negociación, es decir, lo que previamente se ha acordado que no se traspasa. El presidente del sindicato patronal ha llevado a cabo lo que un micrófono accidental abierto puso de manifiesto: política de partido.
Ahora le toca el momento al Gobierno y tendrá que actuar como un gobierno de izquierda, que para eso lo elegimos a él y no a otras opciones. Gobernar para todos es hacerlo para todos y según los principios con los que te presentaste a las elecciones.

Los medios afines al PP se han aficionado últimamente a la “caza del sindicato”. Los sindicatos son unos entes malísimos que solamente persiguen el mal. Por el contrario las organizaciones patronales son unos entes buenísimos que buscan siempre el interés general.

Tanto los sindicatos de trabajadores como los sindicatos de empresarios son instituciones que representan a unos sectores determinados y defienden sus intereses. Es el Gobierno el que tiene que defender, con los instrumentos a su alcance, el interés general.

La concertación social está bien y todo lo que sea diálogo es una buena vía, pero nunca nos olvidemos que no hemos decidido tener una democracia de concertación al modelo austriaco del siglo XX, donde las decisiones se toman en órganos sociales y se consagran en los órganos políticos, sino una democracia representativa donde las decisiones se toman por parte del ejecutivo o del legislativo.

En el fracasado diálogo social que ayer terminó una parte, los representantes de los sindicatos patronales, rompieron las llamadas líneas rojas de la negociación, es decir, lo que previamente se ha acordado que no se traspasa. El presidente del sindicato patronal ha llevado a cabo lo que un micrófono accidental abierto puso de manifiesto: política de partido.

Ahora le toca el momento al Gobierno y tendrá que actuar como un gobierno de izquierda, que para eso lo elegimos a él y no a otras opciones. Gobernar para todos es hacerlo para todos y según los principios con los que te presentaste a las elecciones.

Read Full Post »

Older Posts »