Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘recortes’

La captura anterior es una noticia de hoy de El País. Dice la redactora que el sistema de contratación es un galimatías y en el reportaje lo es, porque parece que la periodista no se ha enterado de mucho y que las distintas administraciones educativas le han vendido todas las burras. Tener periodistas especializados, por ejemplo en Educación, en un medio que pide 10€/mes por una suscripción digital, debería ser un imperativo. Y claro la redactora habla con las administraciones educativas y otros actores del sistema y cada cual le vende su burra, que acaba reflejaba en el texto.

Las plazas que no se han obtenido a través del concurso-oposición se cubrenpor medio de un procedimiento conocido como “bolsas de trabajo”. Es un procedimiento reglado que primero criba que los candidatos reúnan los requisitos y luego los ordena en función de sus méritos. Lo habitual es que haya una bolsa por especialidad, o incluso sub-especialidad, y cada una de ella tenga miles de integrantes. Puede suceder que en una especialidad haya pocos candidatos, pero no deja de ser una excepción. Cuando hay plazas vacantes para cubrir, se llama a los candidatos de la bolsa por orden.

¿Por qué si las administraciones tienen en casi todas las especialidades más candidatos que plazas vacantes a ofertar hay esa desesperación? La única respuesta que se ocurre es que quieran ahorrarse el sueldo del 1 de septiembre al 15 de septiembre y que esos profesores se incorporen el primer día de clase. En Andalucía está prevista una adjudicación masiva para los candidatos de las bolsas el día 14 y estos llegarán a los centros el primer día de clase.

Están haciendo lo que las administraciones educativas hacen siempre: racanear. Un racaneo consistente en no sustituir a profesores hasta que han pasado varias semanas (pese a que la normativa ya no lo exige) en nombrar a los profesores de las bolsas el día de antes o en esperar que una clase supere la máxima “ratio” legal para dotar una nueva unidad.

A las administraciones educativas se le están viendo todas las vergüenzas. Al menos la prensa no debiera encubrírselas.

Read Full Post »

Si el análisis que hace El País tiene algo de verdad quiere decir que los analistas del Partido Popular están sintiendo venir una de las debacles electorales más fuertes de las últimas décadas.

El hecho de que el PP tenga que tomar medidas para mantener fiel al electorado más conservador, más de derecha de toda la vida, es una señal de que estaban registrándose deserciones entre aquellos que eran votos seguros independientemente de cualquier circunstancia.

El Partido Popular, siguiendo el titular de El País, ha tirado de ideología y quiere que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana y la recuperación de la Ley del Aborto sean el banderín de reenganche de sus muy decepcionados conservadores.

El problema es que esos conservadores decepcionados no lo están por cuestiones ideológicas, sino por cuestiones económicas. Recordemos que un conservador español es una persona que adora la intervención del Estado en la economía y que existan servicios como la sanidad pública y que los medicamentos sean gratis para los pensionistas (verdadero granero popular).

Ser conservador o de derecha de toda la vida no es ser una persona con un nivel económico fuerte a la que nos recortes no le afectan. En este espectro ideológico hay todo tipo de personas y muchas de ellas son víctimas de los recortes del partido al que siempre votan y que les dijo que esto de la crisis era culpa de que Zapatero era el Presidente, que cuando se fuera todo volvería al esplendor perdido.

Cientos de miles de pensionistas, si no millones, que si bien no van a votar a otro que no sea el PP, puede que se queden en casa en 2015. Y cuando a un pensionista se le ha tocado el bolsillo, que es seguridad cuando no tiene la posibilidad de tener otros recursos, no hay piojoso multado o clínica abortista cerrada que le haga volver.

Read Full Post »

Desde el lunes se han publicado todo tipo de análisis sobre los resultados de las elecciones italianas. La mayoría coinciden en la difícil situación creada por el empate entre las tres principales fuerzas y en lo significativo que son los millones de votos recibidos por Berlusconi y Grillo.

De los italianos se ha dicho de todo, como de los andaluces, porque no han votado lo que otros han pensado que debían votar. Se nos ha vendido la brillantez del gobierno de Monti y el espontáneo apoyo popular que éste tenía, cuando la realidad ha sido muy diferente y los votos cosechados es una humillación tanto para él como para quienes le patrocinaron.

A Italia, como a España, le han dado un plan para salir de la crisis. Ese plan implica severas medidas que han de ser aceptadas para conseguir un bien para el país y lo que es más importante, para la mayoría de los ciudadanos. Tanto Italia como España van viendo como esas medidas no provocan el efecto deseado en el plazo señalado, ni en las diversas ampliaciones del plazo, sino que lo que hacen es agravar el problema.

Las decisiones pueden ser bienintencionadas e incluso técnicamente inapelables, pero en los resultados es donde encuentran su única justificación cierta. Los italianos, y los españoles, no vivimos mejor que cuando comenzamos con este paquete de medidas y, lo que hunde la moral, es que no tenemos perspectivas de vivir al menos igual en los próximos.

Si lo sensato es querer garantizar una vida peor y sin perspectivas de mejorar, no debe extrañar a nadie que los resultados sean insensatos. Quizá sea el momento de repensar la sensatez de una política sin resultados.

Read Full Post »

Alejandro Nieto González, en una entrada en El Blog Salmón, hacía algunas interesantes anotaciones sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012. De todo el conjunto hubo una que me sorprendió mucho y la reproduzco aquí para comentarla:

¿De verdad seguimos necesitando un Ministerio de Cultura? Para el poco presupuesto que tiene, menos de 1.000 millones de euros, es para planteárselo. El gran recorte se lo lleva las ayudas al cine. Pero me sorprende que este presupuesto no se deje a cero cuando otras cosas, como el Plan Nacional sobre Sida, se han quedado sin presupuesto alguno.

Lo primero que me llama la atención es que el Ministerio de Cultura no existe, sino que fue integrado en un departamento que recibe el nombre de Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Lo que sí existe es una Secretaría de Estado de Cultura. No es que tenga mucha importancia, pero que un comentarista se conociese los ministerios del actual Gobierno de España no sobraría, y más cuando las principales divisiones orgánicas de los Presupuestos Generales, las secciones, se apoyan en buena parte sobre la división ministerial de la AGE.

Una política pública como es la de Cultura tiene dos grandes dimensiones en mi modo de entenderla. Una es la promoción cultural y otra es la administración cultural. Mediáticamente se ha dado la impresión de que Cultura solamente es una forma de llamar a las subvenciones al cine español, pero Cultura es mucho más.

Cultura es conservar el patrimonio archivístico, mantener y acrecentar museos, sostener la Biblioteca Nacional, restaurar obras de arte y monumentos que se pueden ver en este conjunto de programas presupuestarios. Cultura es el Museo del Prado, el Acueducto de Segovia, las catedrales de Sevilla o de Toledo, los frescos románicos del MNAC, La Alambra de Granada y la Universidad de Salamanca. Cultura es turismo, puestos de trabajo e ingresos fiscales.

Es lamentable lo que se ha hecho con el Plan Nacional sobre Sida. Eliminar todas las partidas de las que se nutría el Plan Nacional sobre Sida tengo la impresión que tiene más que ver con opciones ideológicas sobre esa enfermedad que por una preferencia por lo ‘cultureta’.

En todo caso creo que está fuera de lugar establecer la comparación con Cultura o solamente con Cultura y más cuando, como hemos indicado, Cultura ampara, promociona y administra sectores enormemente productivos para nuestra economía.

Read Full Post »