Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Primarias PSM 2010’

Una cosa es lo que un grupo amplio de personas, interesadas por lo político, consideren que es lo que los ciudadanos demandan, y otra muy diferente es lo que realmente quieren y que lo expresan con sus votos.

Durante mucho tiempo he sido defensor de los procesos de primarias como forma de democratizar la vida interna de los partidos y abrirlos a las necesidades de la sociedad. Por ello me pareció muy bien que el PSM celebrase las primarias.

Los socialistas madrileños tuvieron notoriedad durante unas semanas que muchos aprovecharon para sacarse los higadillos y, cuando llegó la hora de la verdad, los ciudadanos apoyaron en masa a un partido que nunca celebra primarias.

El hecho de que las primarias federales del PSOE tengan pocos visos de celebrarse ha enfadado al principal oponente de los socialistas, que contaban en su estrategia con el desgaste que, por los inevitables ataques entre precandidatos, iba a llevarse el vencedor.

Los conservadores estarán unos días hablando de ‘dedazo’ no porque piensen que las primarias son buenas (ellos no las tienen), sino porque les han fallado varias semanas más descomposición del liderazgo socialista en todos los niveles. Ahora los medios de derecha y de derecha-derecha les darán toda la cancha posible a los precandidatos ‘outsiders’ hasta que se pase el plazo para la presentación de avales.

Read Full Post »

Y seguimos una la serie, presumiblemente interminables de entradas sobre las primarias murcianas y madrileñas. Hace dos días comentaba, utilizando los datos que se han publicado y que nadie ha desmentido, la importancia que para la victoria de Tomás Gómez ha tenido el voto masivo de muchísimas pequeñas agrupaciones.

Algunos, dolidos por la derrota de Trinidad Jiménez aunque éste sea su dolor más pequeño, han comentado que esto ha sido así porque los secretarios generales de las agrupaciones más pequeñas dependen más del aparato regional que los secretarios generales de las agrupaciones más grandes y donde dan a entender que se ha podido votar mejor y por tanto han sido más favorables a Trinidad Jiménez.

Si vemos los resultados en las agrupaciones de más de doscientos militantes, vemos que en éstas también vence Tomás Gómez por 219 votos.

Si reducimos esta lista a las agrupaciones con más de cuatrocientos militantes (bastante grandes) entonces también veríamos como el Secretario del PSM gana con una ventaja de 325 votos sobre Trinidad Jiménez.

La conclusión que podemos sacar de estos datos, objetivos como los que más, es que si miramos a las agrupaciones más grandes se confirma la victoria de Tomás Gómez, aunque siempre cabe observar que la diferencia que él gana en su agrupación (Parla: +271) es decisiva en esta selección, pero no lo es cuando nos quedamos con agrupaciones de más de 400 militantes entre las que no está Parla.

Read Full Post »


Mucho se ha hablado de la correlación entre el voto de los militantes y el voto de los electorales. Me he tomado la molestia de buscar los datos, distrito por distrito del municipio de Madrid, para ver cuál fue el resultado en las últimas elecciones autonómicas y cuál ha sido la elección de los militantes de su agrupación correspondiente.

Solamente hubo dos distritos en los que el PSM ganara en esas elecciones, y en uno de ellos por muy poco, y en ambos ha ganado Trinidad Jiménez, pero los casos son tan pocos que tienen un valor muy limitado.

Si fijamos en los distritos en los que la diferencia respecto al PP es inferior al 23.72% (media de diferencia en toda la ciudad) entonces Tomás Gómez obtiene el apoyo de los militantes en cinco de las agrupaciones y Trinidad Jiménez en otras cinco.

Creo que sacar conclusiones sobre lo que hubieran preferido los electores y cuál ha sido la elección de los militantes a partir de los resultados de 2007 cruzados con los de las primarias no nos puede arrojar nada esclarecedor por los siguientes motivos:

1) Los resultados de 2007 son de hace tres años y medio

2) El reparto, una vez realizado el cruce, es tan semejante que no permite ver ninguna tendencia

Read Full Post »

Pedro Castro es el alcalde de Getafe y ha sido, durante el proceso de primarias del PSM, protagonista de algunos episodios en Twitter que considero que no se debían haber producido: desde enfrentamientos directos con militantes de base que apoyaban a Tomás Gómez hasta insinuaciones de que el ahora candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad de Madrid se apoyaba en la derecha.

Pedro Castro no es la primera vez que desbarra sobre la gente que piensa y vota diferente a lo que él considera lo correcto, ya que llamó tontos a los votantes de la derecha. Ahora ha disparado contra los suyos.

No puede escudarse en que opina como otros militantes también lo hacen. Él tiene un cargo público, ejerce la Presidencia de la FEMP y tiene un papel destacado dentro del PSM.

Quien tiene mayor representación y mayores responsabilidades dentro de un partido político tiene que tener una mayor contención verbal. Lo que para un militante de base no es más que fruto de su pasión por el proceso interno, para un cargo político del partido es un acto que merece reprobación política.

Read Full Post »

Una de las exitosas estrategias de Barack Obama y su equipo durante el larguísimo proceso de primarias demócratas fue luchar cada uno de los estados. Esto que puede parecer obvio, no lo era tanto hasta que la campaña del actual Presidente de los Estados Unidos de América lo hizo.

Normalmente se confiaba en que ganando una serie de estados grandes, con muchos delegados, la nominación se tenía garantizada. En las últimas primarias demócratas a la Presidencia Obama ganaba estados grandes, pero no tantos como Clinton, pero compensaba sus pérdidas por medio de los estados pequeños y medianos y, sobre todos, por los que elegían sus delegados por medios del sistema de ‘caucus’.

Desde que se convocaron las elecciones primarias en el PSM tenía la impresión, y así lo expresé en twitter, de que las agrupaciones de menor tamaño iban a ser decisivas, mientras que la atención de los medios se iba a centrar en las agrupaciones más grandes y en las que determinados cargos (alcaldes) iban a liderar la campaña de uno de los dos candidatos.

Con los datos disponibles de los delegados y de las agrupaciones del último congreso del PSM se venía claramente que las agrupaciones más pequeñas, incluso las minúsculas, acumulaban un número de votos que podían marcar la diferencia en el caso de una elección ajustada, como ha resultado ser.

Los resultados oficiales facilitados por la Secretaría Federal de Organización otorgan 545 votos de diferencia a favor de Gómez. La mayor parte de esa diferencia, 380 votos, la ha conseguido en las agrupaciones con menos de cincuenta militantes. Un conjunto de victorias sistemática que, aún siendo pequeñas, sumadas hacen ganar unas elecciones y en conjunto marcan una diferencia en las diversas compensaciones de votos que se producen en las agrupaciones más grandes.

Read Full Post »

Tomás Gómez ha ganado las elecciones primarias dentro del Partido Socialista de Madrid. Si bien es cierto que los criterios y motivaciones que pueden llevar a alguien a votar una opción son múltiples, no es menos cierto que la interpretación unánime de la prensa haya hecho que motivaciones y criterios se reduzcan a uno: la derrota de Zapatero dentro de su propio partido. Y eso es lo que queda.

Y esto es lo que la cúpula federal del PSOE no ha tenido en cuenta: llegar a las primarias les llevaba a perder más que ganaban. Si hubiese sido elegida Trinidad Jiménez era algo que se hubiera descontado como normal y luego hubiera llegado el batacazo contra Esperanza Aguirre. Pero la victoria de Tomás Gómez, probable como se ha demostrado, conllevaba una derrota de Ferraz. Un mayúsculo error de cálculo que puede plantear serias dudas sobre la capacidad de algunos para dirigir las próximas campañas electorales.

De lo que he podido seguir de la campaña electoral los ejes de Trinidad Jiménez han sido una serie de encuestas en la que se decía que ella era la candidata menos mala, el valor de ser mujer o el hecho de contar con el apoyo de Rodríguez Zapatero. Los ejes de la campaña de Gómez han sido el derecho del PSM a decidir por sí mismo y una imagen de tintes más izquierdistas (una impresión más que un discurso), más próxima al espectro medio de los militantes, que lo que representaba la candidatura de Trinidad Jiménez.

No tengo lugar a dudas que las primarias le han dado una presencia mediática al PSM que antes del verano no tenía. Lo peor que pueden hacen en el PSM es confiarse en la inercia, porque no la hay y más cuando las elecciones son dentro de ocho meses. Mucho trabajo para estar donde hay que estar, para decir lo que hay que decir y para que atraer a las urnas autonómicas a los votantes que puedan propiciar un cambio sustancial tras las elecciones madrileñas.

¿Cuál es la diferencia entre estas primarias y las míticas primarias de Borrell contra Almunia? Tanto Gómez como Jiménez eran candidatos oficiales, aunque de dos oficialidades diferentes, de manera que la victoria de cada uno de ellos iba a estar respaldada por un aparato que iba a trabajar de cara a las elecciones. Gómez, por más que haya servido durante la campaña de las primarias, no es un ‘outsider’, sino un miembro de alto rango del aparato socialista y con mando en plaza, como se ha podido comprobar.

Lo realmente interesante es analizar los resultados agrupación por agrupación y ver no quién ha ganado (cosa que desde anoche conocemos) sino cómo ha ganado, que en esto de las elecciones es delicioso.

Read Full Post »

El otro día se celebró en “La Verdad TV” (un streaming en la página web de este periódico) un debate entre los dos candidatos a la ‘nominación socialista’ a la Presidencia de la Región de Murcia: Begoña García Retegui y Jesús Navarro.

De entrada no sé de quién o quiénes fue la genial idea de celebrar un debate abierto a todo el que lo quisiera ver, cuando por definición las primarias son un proceso interno y en el que el derecho a voto lo tienen los militantes del partido, no la ciudadanía en general. Lo que se tenga que debatir habría que haberlo debatido dentro de las sedes y agrupaciones.

Si entre los dos candidatos hubiera diferencias programáticas que el debate se tornara interesante desde el punto de vista del contraste de ideas, tal y como es nuestro sistema de partidos, habría que preguntarse si debieran estar en el mismo partido o en otro. Ninguno de los dos habló de diferencias de programa ni ideológicas, de forma que el debate se dirigió a aspectos adjetivos.

El debate se centró en el propio PSRM y en sus perspectivas de mejora electoral futura. El problema es que este tipo se fija en el pasado del PSRM, sus cuitas y sus anteriores resultados electorales, de forma que se pierde pronto la perspectiva de que pueden estar viéndote cualquier ciudadano y se maneja una serie de claves que, dichas internamente, tienen un significado preciso y emitidas externamente dan una impresión realmente mala.

Pero la celebración del debate no era una mala idea llevada a la práctica, sino que lo peor de todo era que parece que a nadie se le ocurrió negociar bien cómo habría de ser el debate. Si “La Verdad” quería debate o pasaba por el aro o no lo tenía, pero los que pasaron por el aro fueron los candidatos.

Les pusieron delante unos cuantos periodistas que parecían seleccionados por la ejecutiva del Partido Popular que presuponían en sus preguntas que el PSRM era servil al Gobierno de Zapatero o que no defendía los intereses de los murcianos. Pregunta que se formuló, aproximadamente: ¿dejará el PSRM de ser tan servil a Zapatero y se pondrá de una vez a defender los intereses de los murcianos?

Los candidatos, en vez de inquirirle al periodista que quién le había escrito la pregunta, se ponían a exponer una serie de disculpas. Aceptando las premisas ajenas no se va a ninguna parte.

Un debate sin sentido, que no debería haberse celebrado y que se celebró de la peor forma. ¿Qué cabe esperar de aquí a mayo de 2011?

Read Full Post »

Lo malo que tiene el formato de las elecciones primarias en las federaciones regionales del PSOE es que solamente se vota al cabeza de lista, difiriéndose a un momento posterior y a los órganos ordinarios la elección del resto de la lista.

Dado que teóricamente el programa es el mismo al ser mismo partido (el programa no lo lee nadie), la gran diferencia real entre los dos candidatos debería ser el equipo que llevarían en caso de ganar las primarias. Hacerlo daría una visión más clara de lo que supone cada candidatura y de cuál sería su línea en caso de ganar las primarias y en la labor política que los votantes les otorguen.

Naturalmente eso no se hace porque hay muchos que quieren nadar y guardar la ropa y porque, tras las primarias, se hablará de unidad y se querrá mostrar de alguna manera a través de la inclusión de algunos de los adversarios en la lista de las elecciones autonómicas.

Read Full Post »

La decisión de la Comisión de Garantías del PSOE de conceder la posibilidad de votar a los militantes de la disuelta agrupación local del PSM de Móstoles me ha producido tres impresiones: extrañeza, perplejidad y tristeza.

De agrupaciones disueltas algo sé, por desgracia, y por esta experiencia conozco bastante bien las disposiciones internas del PSOE que regulan esta extrema situación orgánica, especialmente el artículo 72 de la Normativa Reguladora de la Estructura y Funcionamiento General del Partido que dice que:

En caso de disolución de la Agrupación, los antiguos militantes perderán todos sus derechos […].

En el 37 Congreso Federal la federación socialista ceutí no tuvo ningún delegado ya que su única agrupación se encontraba disuelta y, por tanto, ningún militante de la antigua agrupación tenía derecho alguno.

La disolución de una agrupación la decide la Ejecutiva Federal a propuesta de la Ejecutiva Regional, de forma que esta decisión de un órgano federal conlleva una derogación de la decisión de la Ejecutiva Federal.

Lo que más me llama la atención es que, por lo leído en su momento, una de las causas de disolución fue determinadas faltas y problemas relativos al censo de militantes de la agrupación. Curiosamente una causa de disolución, posiblemente la más grave, es hoy rehabilitada y convierte ese censo sospechoso en válido y sin ningún tipo de revisión, de forma que es posible que voten personas con militancia actual en otros partidos políticos.

Es triste esta decisión. Es cierto que los partidos españoles no tienen cultura de primarias y este tipo de decisiones no ayudan en nada a adquirirla. En nada ayuda esto a Trinidad Jiménez a hacerse ni con la ‘nominación’ ni mucho menos con la Presidencia de la Comunidad.

Read Full Post »

En los procesos internos de los partidos hay personas que toman un claro partido por alguna de las opciones, otros que se dejan querer y otros que guardan un silencio que solamente rompen en el secreto de su voto, si es que van a votar. Desde luego no todos los silencios tienen el mismo valor y por ello me gustaría exponer algunos de estos tipos de silencio:

1) Silencio absoluto. Es el militante que realmente no tiene una opinión formada de a quién votar en un proceso interno y hasta le molesta este tipo de procesos. No hemos de olvidar que, en todos los partidos, hay personas que pertenecen a la organización pero sin demasiada o ninguna implicación.

2) Esperando a ver cómo va la cosa. Este es un tipo de persona que intenta estar siempre con el ganador. Poco le importa su sintonía con el ganador, pero sí que éste le cuente como uno de los suyos. Para ello hay que incorporarse al ganador justo antes de que sea proclamado ganador pero cuando se cuentan con la suficiente certeza.

3) Que nada le toque. Éste es el que no quiere problemas. Puede que se sienta bien o tenga alguna cosita que defender y no quiere meter la pata y tampoco se considera lo suficientemente sagaz como apuntarse al ganador antes de que lo sea.

4) Que todo pase rápido. Son los que consideran que un proceso interno como son unas elecciones primarias como una herida que se está abriendo en el seno de la organización y que solamente se cerrará cuando pasen las primarias. Son los que no se involucran en el proceso porque no creen en el proceso o han perdido la confianza en el proceso.

Read Full Post »

Older Posts »