Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Partidos Políticos’

Parece que en Vox no saben hacer elecciones, lo cual no puede extrañar a nadie. Tenían convocadas elecciones a sus órganos provinciales y el desastre ha sido tal, por la denuncia de irregularidades y de fraude electoral, que Abascal se plantea suspender todas las elecciones en Vox.

Su plan es que solamente los dos principales órganos nacionales, la Ejecutiva y la Presidencia de Vox sean elegible por los afiliados, mientras que el resto de los responsables provinciales o locales serán elegidos por estos órganos nacionales, o el encargado provincial elegirá a determinados encargados municipales, salvo en las localidades más grandes que los eligirían a nivel nacional.

Una variación sobre el sistema en cascada de designación del alcaldes durante el Franquismo, con muchas semejanzas con el mal llamado “centralismo democrático” propio de los regímenes comunistas.

No tienen todas consigo de que este mecanismo satisfaga las exigencias de democracia interna contenidas en la Constitución y en la Ley Orgánica de Partidos. Es difícil que un partido donde solamente dos órganos sean sometidos a elección, pase el filtro del artículo 7.1 en el que se habla de que toda la estructura interna debe ser democrática y que deben haber procedimientos de control de los electos. El hecho de que toda la estructura interna sea designada queda pobre democráticamente hablando.

Es obvio que a Abascal le molestan las peleas internas y más que arbitrar un proceso limpio e incontestable de elecciones internas, se plantea eliminarlas. En el fondo extrañarse que en Vox el mecanismo básico de la democracia sea prescindible, es tan exótico como destacar que los bocadillos llevan pan o que la lluvia cae del cielo.

Pero ello no hace menor el problema. Abascal quiere que unas elecciones lo resuelvan todo, unas elecciones internas que en circunstancias generales ganará sí o sí y es posible que llegado el momento le sobren hasta esas únicas elecciones, pese a que no le cabe duda de que las ganaría, porque tiene que soportar votos en contra, nulos, en blanco, abstención o los muchos indicadores de descontento existentes incluso en el mundo de los líderes indiscutibles.

Sí hay que agradecerle que muestre su idea de que cuanta menos democracia tengamos los españoles, mejor. Una votación que resuelva desde el Gobierno de España hasta el del último ayuntamiento. Prefiero la posibilidad de la disidencia, de que haya elecciones competitivas (suele haber problemas cuando no las hay) y que cada instancia sea refrendada por los ciudadanos y que ellos mismos le exijan responsabilidades. Sé que Abascal prefiere otra cosa.

Read Full Post »

Convergencia Democrática de Cataluña siempre gustó ir a las elecciones en compañía de alguien y no exponer la totalidad de sus siglas a los resultados electoral. La única vez que se presentó con su denominación a unas elecciones fue a las Generales de 2016. El partido sigue existiendo hasta el punto que se presentó en coalición a las últimas elecciones catalanas con su sucesor, el Partido Democrático de Cataluña (PDeCat).

El PDeCat parece que se deshace entre seguidores de Puigdemont y aquellos que piensan que el tiempo de Puigdemont está acabado. La pregunta ahora es qué resultará de estos movimientos.

Aunque muchos piensen que eso no es importante, un partido se construye desde sus bases municipales. Ése es el verdadero colchón y no otro. Que de esta crisis, si culmina, emerjan dos partidos viables dependerá sobre todo de qué bases municipales van a cada lugar.

La segunda variable es el liderazgo regional. Está claro que los de Puigdemont tienen un liderazgo porque las bases de su proyecto son personalistas y que puede resultar que el PDeCat tenga menos proyección, pero también es cierto que la permanencia de Artur Mas en el PDeCat permite atisbar una cierta proyección más allá del conglomerado de alcaldes y concejales . Esto es una condición necesaria, pero no suficiente.

La tercera es saber explicar qué ha producido la ruptura y qué hace a una parte mejor que la otra. Esto dependerá de qué sector del público objetivo se considere mayoritario y también de cuál se considere accesible. Los partidarios de Puigdemont tienen bazas fuertes para convencer al electorado común y los del PDeCat poseen en el personalismo de Puigdemont un arma interesante.

Quien reúna más bases municipales con sus representantes, tenga una liderazgo claro y explique bien cómo se ha llegado allí, tendrá una ventaja de partida. Luego vendrá lo siguiente, que es el buen hacer de cada cual, pero puede que el punto de partida no sea el mismo.

Mientras escribía esto recordaba las mil divisiones del Andalucismo y creo que ejemplifica muy bien lo que quería decir. Cada una de las partes (los de Pacheco o los de Rojas-Marcos) atrajo a estructuras municipales y tenían sus nutridos grupos de concejales y municipios de cierta entidad, pero en las dos veces que esto sucedió (PAP y PA; PSA y PA) quedó claro que la división entre los andalucistas se debían solamente al ego de cada cual y, además, ninguno de ellos fue capaz de articular un liderazgo regional. Y esto fue un pecado en el PA reunificado, pues no supo tener líderes conocidos y votó su disolución teniendo trescientos diecinueve concejales.

Read Full Post »

Albert Rivera ha anunciado su dimisión como Presidente de Ciudadanos y su abandono de la vida política. En España dimitir es como morirse, un momento de perdón donde el mal se olvida y todo son loas a pesar de los pesares.

¿Es responsable la decisión de Rivera? Como sucedió cuando Rosa Díez abandonó su partido, Ciudadanos es el partido de Rivera, es suyo, es su plataforma y no tiene nada que no sea Rivera. Inés Arrimadas es más de lo mismo. El partido se va a descomponer, seres anónimos que son diputados, senadores por designación autonómica, diputados regionales o concejales se van a acuchillar para controlar Ciudadanos. Ninguno de ellos es nadie ni representa a ningún grupo de la afiliación, solamente fueron en las listas cuando Ciudadanos estuvo en lo alto.

Muchos de ellos tienen cuotas importantes de poder, ya que Ciudadanos participa en varios gobiernos regionales y municipales en localidades importantes. Todos ellos tienen ante sí un futuro político negro, pues el partido no tiene ningún futuro y si quieren seguir en la vida política tienen que acercarse a los que quedan.

Rivera se ha ido, ha dejado al partido en descomposición. Los cargos públicos buscando un lugar al sol o simplemente esperando a que se le acabe el mandato para irse a otro lugar. Es cierto que el desastre de Rivera es mayúsculo, fruto de su egolatría, pero es igualmente cierto que debería haber liquidado el partido con más dignidad y no abandonarlo para que cada cual juegue con el trocito de poder que le ha tocado en suerte.

Read Full Post »

El 21 de mayo se celebró la elección del secretario general del PSOE. Pedro Sánchez ganó con más de la mitad de los votos ese día, pero el larguísimo proceso congresual del PSOE no terminaba después del infausto 1 de octubre de 2016, sino que acababa de arrancar.

A día de hoy está comenzando el proceso de elección de los secretarios y de las ejecutivas locales, tras la celebración del Congreso Federal, del Regional, del Provincial, eventualmente del Comarcal. Un proceso que lleva seis meses, demasiado tiempo en el que las diversas unidades territoriales del partido se encuentran”a otras cosas” y en el que la participación desciende.

Es cierto que el nuevo modelo aprobado en el último Congreso Federal prevé cosas sensatas como la elección directa de los delegados a los congresos, pero habría que trabajar para que los procesos no se eternizaran, se buscase deliberadamente el cansancio de la militancia y la vuelta a la falta de proporcionalidad.

Read Full Post »

En el Partido Socialista del País Valenciano, que es la Federación del PSOE en la Comunitat Valenciana, andan de primarias y hay dos candidatos fuertes: el actual secretario general Ximo Puig, un cúmulo de contradicciones, y Rafael García, alcalde de Burjassot y uno de los líderes del Pedrismo en la Comunitat.

Puig habla mucho ahora de militancia y de las agrupaciones locales. Hace propuestas que antes no se le habían ocurrido desde 2012. Una de esas propuestas, aunque parece interesante, lo que provoca es el vaciamiento de la estructura del partido y la entrega de la “inteligencia” a grupos de interés.

Lo problemático se encuentra en el segundo punto: la “red de asesoramiento”. En vez de crear un estrcutura de asesoramiento técnico y político dentro del PSPV que esté al servicio de las agrupaciones locales, se busca entidades y personas que cubran esa necesidad de las agrupaciones, que en el mejor de los casos era lo que ya se hacía y en el peor es entregarle ese asesoramiento a los grupos de interés.

Esa red es un peligro. Pongo un ejemplo. El Derecho Urbanístico y el Urbanismo son materias complejas y muy técnicas, de forma que siempre habrá abogados y asociaciones del sector que se presten a asesorar a un partido de la importancia del PSPV y con la implantación locales que tiene. El asesoramiento puede traer anexos que son los peligrosos. Pongamos otro ejemplo aunque menos tenebroso. Si el asesoramiento en materia cultural para una agrupación pasa por tres asociaciones culturales, solamente se tendrán los ojos que tengan esas asociaciones culturales y no se verá más allá.

Los partidos deben tener cuadros cualificados y unidades técnicas en sus estructura regionales. El problema es que hasta ahora esas estructuras han sido copadas por aparatchiks sin preparación, con mucha lealtad al líder y que llevan toda la vida viviendo del partido. Si ese dinero se invierte en contratar buenos profesionales en las principales áreas de la política local, se podrá evitar que las agrupaciones locales tengan que entregar sus decisiones técnicas a los grupos de interés.

Read Full Post »

Una de las personas clave de los apoyos de Pedro Sánchez en la Comunitat Valenciana, el alcalde de Burjassot Rafael García, ha anunciado que se presenta a la Secretaría General del PSPV-PSOE frente al actual secretario general y presidente la Generalitat, Ximo Puig, uno de los puntales del Susanismo.

La figura de Ximo Puig es quizá una de las más contradictorias de los barones del PSOE y desde luego con Lambán de los más débiles de todos ellos. Hagamos un breve repaso.

El 28 de septiembre de 2016 Ximo Puig presentó su dimisión como miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE. Pero no fue él ni nadie de su confianza a llevar su dimisión, sino que fue el diputado sevillano Antonio Pradas quien la entregó en Ferraz junto a las otras dieciséis. Susana tan observante de la jerarquía y del protocolo, ninguneó a un secretario general regional y presidente autonómico como si fuera uno más de sus peones en la Ejecutiva del Partido.

Después de varios meses precampaña y de campaña lo que sea el Susanismo se parece mucho al conjunto de frases vacías que Susana Díaz ha ido esparciendo por España durante su derrotada candidatura. A pesar de ellos algunas pinceladas sí podemos dar, al menos a partir de las reacciones de los susanistas a las propuestas de los que sí las hacían (Sánchez y López).

Susana y el Susanismo han mantenido una visión más homogénea de España. Frente al reconocimiento de la diversidad y de la identidad múltiple, ella y ellos han preferido una identidad única con alegres variedades locales. Susana y el Susanismo han recibido el aplauso de la derecha española cuando han traslucido una concepción de España más esencialista que pactista.

Por el contrario Puig desarrolla políticas claramente identitarias o como se denominan en su tierra, políticas valencianistas. Muestra de ello es la nueva política lingüística en Educación donde los centros elegirán si tienen el castellano o el valenciano como lengua vehicular y se abandonará la existencia de línea en las dos lenguas en un mismo centro. Una política lingüística muy alejada de lo que el PSOE-A consiente y que no le hubieran consentido de ganar Susana. Aunque siempre permanecerá la duda que proporción del Valencianismo de Puig es realmente de Compromís.

Es por ello más sorprendente aún que Puig y los suyos quieran controponer ahora el PSPV al PSOE, una posición que nunca han mantenido y a la estela de la independencia de facto que está intentando el PSOE-A. Una señal más que lo que guiaba al Susanismo era el aprecio por sus sillones ya que los defensores de cierta forma de neocentralismo han pasado a querer para su partido un federalismo que le niegan al país.

Susana Díaz se ha presentado como barrera frente al Populismo (Podemos y sus confluencias) y como ella suele hacer se ha puesto de ejemplo, ya que en Andalucía ella se apoya en el centro-derecha de Ciudadanos y no en la izquierda de Podemos (hay que decir que Teresa Rodríguez no dio ningún margen). Pero Díaz era el único caso de gobernante autonómico del PSOE que o bien no hubiera necesitado al PP para la investidura (Vara y Fernández), no lo necesitara para las cuestiones importantes (Page) o que no gobernase con alguna de sus confluencias (Puig, Armengol y Lambán). El Susanismo acusaba a Pedro Sánchez de querer entregar el PSOE a Podemos cuando ellos se habían convertido en los mejores amigos de los “populistas” y allí estaba Puig como barrera del Populismo junto a su vicepresidente Oltra.

La enmienda al documento estatutario procedente de Alicante permitir la disolución de las agrupaciones provinciales en el PSPV dejando solamente las agrupaciones comarcales no es muestra de la defensa de una forma de organización propia, sino solamente de un simple y ruin táctica de cara a los congresos venideros.

Hagamos un poco de historia. Era el 37 Congreso del PSOE. Zapatero acababa de ganar sus segundas elecciones. Blanco gobernaba con mano de hierro como secretario federal de organización y propuso una reforma estatutaria que establecía la eliminación de las estructuras intermedias entre las agrupaciones locales o municipales y las provinciales o insulares, de forma que las agrupaciones comarcales del PSPV desaparecerían. Los socialistas valencianos se opusieron y consiguieron su permanencia.

En la Megacrisis del PSOE las provincias han estado a favor de Pedro Sánchez, mientras que el aparato regional lo ha estado con Susana. La fortaleza de las provincias ha anulado el poder de Puig y en especial Abalos se ha convertido en el hombre fuerte del PSPV. La idea de Puig es desmantelar la estructura que le sirve de contrapeso, en especial la agrupación provincial de Valencia, para que entre la Ejecutiva del PSPV y las comarcas no haya nada, a sabiendas que las comarcas son demasiado pequeñas para oponerse y muchas para unirse efectivamente. La propuesta de la supresión de las agrupaciones provinciales fue presentada el día 30 de mayo, nueve días después de la derrota de Susana y el Susanismo, y nunca se habría formulado en caso de haber vencido la política andaluza, pues nunca nadie del entorno de Puig sugirió nada en ese sentido.

Jerarca y ninguneado, neocentralista y presoberanista, barrera del Populismo y socio de Compromís, ganador que nunca ha ganado, del PSPV después de que el PSOE les dijese que no y antiprovincialista de conveniencia. Así es Ximo Puig.

Read Full Post »

Durante la larguísima campaña de las primarias del PSOE, los defensores de la candidatura derrotada mantuvieron la necesidad de que los órganos representativos retuviesen un fuerte papel de control sobre el secretario general para mantener un necesario equilibrio de poder dentro del PSOE.

Ayer se celebró el Comité Director del PSOE de Andalucía. El objeto de la convocatoria de este órgano del PSOE de Andalucía, su “comité regional”, era la convocatoria del Congreso Regional que corresponde celebrar de acuerdo con los Estatutos tras el Congreso Federal. La dirección regional ha decidido adelantar lo máximo posible el Congreso después de la desagradable experiencia de alargar la situación “ad nauseam” tras el 1 de octubre.

La entrada de la secretaria general fue apoteósica, como su discurso previo a los hechos del 1 de octubre ante ese mismo órgano. Supongo que el debate fue muy variado, plural y que todos intentaron responder sincera y honestamente a la pregunta clave: ¿Cuánto ha debilitado al PSOE-A la tremenda derrota de su secretaria general en las primarias?

Y es que los órganos de control pueden existir, darles grandes competencias, que si los llenas de personas que nunca van a controlar no tienen sentido.

Tras semanas preguntándose los defensores de la candidatura de Susana por el control que tendría Pedro Sánchez si ganara, nos cabe preguntarnos por el control que los secretarios regionales tienen efectivamente. Si era legítima entonces esa pregunta respecto del que iba a ser secretario general federal lo es también respecto a los secretarios y secretarias regionales.

Read Full Post »

El profesor Torres Mora, que es además diputado socialista por Málaga, publicó un artículo en Público titulado “Un militante, dos votos”.

La tesis fundamental del artículo es que tiene el mismo valor la legitimidad del cargo elegido directamente como la de los representantes y no es un acto antidemocrático que los representantes controlen al cargo electo directamente.

He de admitir que, con precisiones que no vienen al caso, estoy de acuerdo con la exposición del profesor Torres Mora, pero solamente a nivel teórico, no en la aplicación que realiza al caso del PSOE.

¿Por qué? Porque los representantes pueden que no hayan sido democráticamente. En cualquier obra o artículo que examinemos sobre qué son unas elecciones limpias (condición necesaria aunque no suficiente para una democracia) nos dirá que la pluralidad de alternativas es necesaria, que celebrar elecciones con una sola lista no garantiza la expresión electoral de la diversidad.

Por sólo citar un ejemplo: en el último Congreso Federal, de los delegados elegidos en España (la inmensa mayoría), solamente en cuatro agrupaciones provinciales y en una agrupación insular los delegados fueron elegidos entre dos listas. El resto de los delegados fueron elegidos en lista única, lo que coloquialmente se llama “a la búlgara”.

Y no fue una anécdota. Es la práctica común. En las asambleas de las agrupaciones, con mil argumentos y presiones, se consigue que se apruebe la lista única para el congresillo provincial y allí vuelta con mismo. ¿Hay crisis de la representación? Sí, pero de la aceptación de la representación como democrática, sino del propio sentirse representado. Esos congresos elegidos a priori (ya debe haber personas que saben que van a ir como delegados al próximo Congreso Federal) no son representativos y a lo único que representan es a cierta forma de oligarquía interna.

¿Es legítimo democráticamente el control de un cargo elegido directamente por medio de órganos no elegidos con más mínimas garantías democráticas? No, de ninguna forma.

La eliminación de la elección directa (a través de la sutileza que se elija) y la ausencia de una representación verdadera haría que los militantes del PSOE no tuvieran dos, ni un voto, sino que no tuvieran ninguno.

Read Full Post »

Patxi López, precandidato a la Secretaría General del PSOE, ha planteado la posibilidad de que en futuras elecciones primarias se elimine la recogida de avales y se sustituya por dos vueltas electorales, una primera en la que pueda concurrir todo el que quiera y una segunda con los dos más votados.

Los avales tienen como función hacer una selección previa de precandidatos para evitar que las elecciones se llenen ser personas que, con toda la buena voluntad, no vayan a recibir un número representativo de votos, implique un mayor gasto a la organización y aporten más ruido que voces.

Visto así, parece que los avales tienen sentido, pero la propuesta de Patxi también lo tiene. Creo que los avales son necesarios pero este sistema de avales, militante a militante y dejando los datos, es una auténtica locura.

El modelo lo tenemos en las Elecciones Europeas. La LOREG (art. 220.3 y 220.4) exige el aval de cincuenta cargos electos por los ciudadanos o quince mil firmas. Los Estatutos del PSOE podrían exigir el aval de cincuenta secretarios generales o el 5% del censo de militantes y así la inmensa mayoría de las candidaturas viables y los militantes podrían ahorrarse este desgaste innecesario.

Read Full Post »

Las encuestas parecen indicar que Emmanuel Macron será el próximo Presidente de la República Francesa, si hacemos caso de que todas las encuestas publicadas aseguren que él y Marie Le Pen será quienes se disputen El Eliseo en la segunda vuelta (otra cosa es quien es el más votado en la primera vuelta).

El peculiar sistema política francés hace que el Presidente tenga preeminencia si su partido cuenta además con mayoría parlamentaria, mientras que si es otro partido el que tiene la mayoría parlamentaria (se da la famosa “cohabitación”), entonces se ve restringido a sus estrictas funciones constitucionales.

Le Pen cuenta con un partido curtido y experimentado. Macron lo está construyendo con retazos de socialistas y de los sectores centristas de la derecha francesa. Lo normal es que en las elecciones legislativas de un mes después su partido puede hacerse con una mayoría que refuerce al recién electo Presidente, pero dependerá de la cohesión, organización y la necesidad de apoyos para la segunda vuelta de las legislativas el alcance de su poder.

Macron tiene un partido en construcción y que todavía no ha sido probado. Es cierto que nacer a la sombra del poder, ayuda mucho, pero será interesante contemplar cómo se desarrolla el partido del Presidente.

Read Full Post »

Older Posts »