Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Muy personal’

No puedo vivir sin ti

La verdad es que, de vez en cuando, hay un anuncio que parece hecho para la circunstancia vital que uno está viviendo. El último anuncio de Ikea ha logrado eso, por lo que no me reprimo a compartir con todos vosotros la canción de ‘Los Ronaldos’ que le da todo el sabor.

Read Full Post »

Internet, la ausencia y el tiempo

 


He estado un tiempo sin actualizar el blog, realmente más del que ha parecido, ya que he utilizado la programación de entradas para el periodo navideño. Durante el EBE escuché a alguien decir, citando a otro, que en Internet el tiempo debe medirse como la edad de los perros, multiplicándolo por siete, de forma que una presencia o una ausencia de una semana equivale a siete. Esto valdría tanto para la experiencia que se acumula, el relativo esfuerzo que hay que poner, como para lo rápido y efímero que son los acontecimientos en el mundo 2.0.

El tiempo en Internet es un tiempo especialmente denso. Es por ello que a veces he tenido la sensación de que había abandonado absolutamente el blog cuando realmente llevaba sin actualizar una entrada solamente un puñado de días. Y esto ha hecho que reflexione sobre lo elástico que es este medio, la dificultad que tiene estar en un ritmo de trabajo suficiente (cuando uno tiene su profesión en otro lado) y a veces la relatividad de los grandes temas en la Blogosfera Política.

De camino uno también se da cuenta de todo lo bueno que le ha dado la Red, especialmente la web 2.0: conocer personas con las mismas inquietudes, buen humor, conocer a muchos más inteligentes que uno mismo, comprobar cuanto talento hay en este país y tener ganas de hacerlo mejor.

Fuente de la foto.

Read Full Post »

Mi carta política a los Reyes Magos

He estado todo el día recordando una escena del segundo episodio de la cuarta temporada de “El Ala Oeste de la Casa Blanca”. Comenzaba la campaña de reelección del Presidente Bartlett y su equipo electoral y su equipo de asesores discuten, a última hora, sobre una palabra del discurso con el que arrancaba la campaña. Unos dicen que esa palabra (no la recuerdo ahora) era complicada y que el público no la iba a entender. En esto llega el Presidente Bartlett y dice que no está allí para bajar el nivel sino para conseguir elevar el debate político.

Mi único deseo estrictamente político, es que el debate político se eleve más allá del lema y del argumento demagógico. Sé que el lema en fundamental en política y que el argumento demagógico incluso sale inconscientemente, pero es tan importante lo que nos jugamos que pedir algo más creo que no está de más.

No soy amigo de la política de pactos, sencillamente porque creo que, con algunas excepciones, es profundamente antidemocrática. Pero ello no quiere decir que cualquier confrontación política sea buena, ya que su calidad no se la da su existencia, sino la profundidad, exactitud y respaldo de los argumentos que se emplean.

Quiero que haya debate de verdad, enconado a ser posible, duro e implacable, pero que su dureza, enconamiento e implacabilidad sea por la convicción con la que se defienden posturas bien fundadas y argumentadas.

Y sí, me ha salido una verdadera carta a los Reyes Magos. Un deseo utópico, un regalo imposible en esta medianoche del día que más me gusta de estas fiestas navideñas: la subida de nuestro nivel político.

Read Full Post »

Cortado con leche fría

Suelo pedir un ‘cortado con leche fría’ Me gusta el café frío y poder bebérmelo de un solo sorbo. Pero algo como un ‘cortado con leche fría’ plantea muchos problemas. El primero es cierto automatismo que hay en el personal de la hostelería a poner la leche caliente, ya que es lo que más se pide o lo que se pone por defecto.

Pero la cuestión no queda allí, ya que normalmente el adjetivo de ‘fría’ que acompaña a ‘leche’. Normalmente se interpreta que ‘leche fría’ es la leche a temperatura ambiente o, incluso, la leche que ya ha sido calentada y ha perdido su temperatura hirviente.

Solamente en ocasiones muy puntuales me han puesto un verdadero ‘cortado con leche fría’ y eso me hace hacerme cliente de esos pocos establecimientos que me ponen exactamente lo que pido y por lo que pago.

Read Full Post »

Temperatura subjetiva

Soy muy caluroso y no es la primera vez que lo digo. De hecho vivo en una zona cálida del país y, además, tengo la sensación de estar rodeado de frioleros. Creo que es claro que los umbrales del frío y del calor, dentro de lo humanamente tolerable, tiene bastante de elaboración subjetiva y de producto social.

Cuando llega diciembre la gente del sur se viste de riguroso invierno porque toca y, sobre todo, porque para algo tienen ropa de abrigo en los armarios, que un buen dinero les ha costado.

Algunas veces he escuchado la siguiente afirmación: “hemos ido a x (cualquier ciudad del norte de Europa) y nos ha bastado con la ropa de abrigo que tenemos en España. No hace tanto frío”. No se paran a pensar que si esa ropa sirve para Berlín, puede que sea excesiva en Sevilla o en Ceuta.

Cada cual es libre de sentir el frío que quiera, pero ha de ser consciente de que ese frío puede que sea suyo y que todo a su alrededor no tiene que estar encaminado a evitarle esa sensación, pues puede seguir luciendo su armario invernal y no hacernos sudar a los que lo pasamos mal, a los anormales de los calurosos.

Read Full Post »

Nunca he jugado al fútbol

Hace una semana me di cuenta de que nunca había jugado al fútbol. No he jugado nunca al fútbol si entendemos que este deporte se desarrolla en un terreno de juego con unas medidas determinadas y de césped, once jugadores por equipo, un balón con ciertas características y algún equipamiento como son unas botas (y no unas zapatillas genéricas).

He jugado mucho a la pelota. He jugado entre árboles y sin ningún tipo de estrategia cuando tenía seis años. He jugado en un pequeño parque urbano, en el que la banda era circular. En cualquier sitio con cuatro piedras delimitando las porterías. En soportales de edificios cuando llovía. Nos daba igual la pelota y normalmente sin ningún tipo de equipación.

Comprendo que las cosas han cambiado y que ya no somos el país cutre del Tardofranquismo al que ahora se le llama Transición o primeros años de la Democracia. Ahora de los niños juegan al fútbol y no a la pelota, saben de estrategias y de técnicas, y además no podrían comprender que veinte clases de un colegio jugasen a la vez veinte partidos en el mismo terrenos de juego, por amplio que fuese.

Ellos juegan al fútbol, yo jugué a la pelota.

Read Full Post »

La revivicencia de los libros

Soy un comprador compulsivo de libro. Tengo un criterio de compra más propio de un bibliotecario que de un lector. Durante mucho tiempo he tenido la pequeña preocupación del paradero de mis libros una vez que nos separáramos. Un libro se compra, al menos yo lo compro, con una ilusión y empieza a formar parte de la propia existencia, desde su mera incorporación física y llega a un grado más estrecho cuando hay compenetración intelectual.

Se está celebrando la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en Sevilla. Es un evento humilde, con una veintena de casetas y el normal caos de títulos, temas, estado de conservación y ofertas.

Desde hace tiempo pienso que comprar un libro de segunda mano es darle continuidad al sentido que el primer comprador le dio. Un comprador que uno no sabe quién es y prácticamente no lo puede saber (tampoco importa), pero que ha visto como después de muchos años de paciente y cuidadosa adquisición sus libros han sido entregados para hacer sitio en las estanterías a velas y ositos, que es para lo que parece servir las estanterías hoy en día.

Read Full Post »

Me hubiera gustado ser ‘erasmus’

Cuando uno está ya más cerca de la cuarentena que de la treintena, puede repasar algunas cosas de su vida pasada. Mi historial universitario es de lo más intrincado, como mi propio decurso vital en esas mismas fechas. Lo que sí puedo decir es que tengo una amplia experiencia de lo que es y no es la universidad española.

Pero no quiero hablar de la universidad española, sino de que cuando tenía la edad no me fui de ‘erasmus’. La verdad es que mi vida era lo suficientemente complicada como para plantearme seriamente esa posibilidad, pero ahora echo de menos esa experiencia. No hubiera estado mal conocer una universidad extranjera, practicar continuamente una lengua que no es la mía y vivir en un ambiente nuevo durante esa edad.

Pensaba que los ‘erasmus’ eran unos vividores y que se derrochaban recursos con ellos. Ahora pienso que, aunque su rendimiento académico sea cuestionable, el programa ERASMUS tiene un valor añadido, en términos no académicos, que estar recluido en tu universidad provincial no te da de ninguna de las maneras.

Read Full Post »

Gerundio y participio


Gerundio y participio son formas no personales del verbo. El gerundio implica que la acción, independientemente del tiempo en el que se sitúe, vive una realización, un haberse y que no ha llegado a su fin. El participio es todo lo contrario: finalización independientemente de que la acción ni siquiera haya empezado a acontecer; todo está cerrado y la acción, esencial de verbo, ha desaparecido.

Existencialmente el gerundio mantiene abierta la posibilidad, la expectación e incluso todo lo bueno que se esté viviendo, puede serlo más y mejor. Desde el invierno pasado deseo el gerundio, solo quiero vivir haciendo, amando, hablando, escuchando, soñando, sonriendo y alegrándome. Los participios, los acabamientos, las finalizaciones ya no están dentro de lo que tengo por deseable.

El gerundio, como forma no personal del verbo, no admite lógicamente ni personas y, en castellano, tampoco número. La primera persona del plural no es posible. Pero las incorporaciones de pronombres si permite salir del solipsismo y desear estar haciéndonos, amándonos, hablándonos, escuchándonos, soñándonos, sonriéndonos y alegrándonos. Quiero vivir en gerundio, en gerundio junto a ti.

Read Full Post »

Recuerdos universitarios

Algunas veces mi conciencia se pone a navegar en esas oscuridades que todos, de forma consciente o inconsciente, procuramos olvidar, con la única finalidad de no estar permanentemente enfadados.

No sé la causa, pero me he acordado del profesor que tuve de Derecho del Trabajo. Un buen día decidí ir a para preguntarle una serie de dudas durante su horario de tutorías. Ni que decir tiene que el horario de tutorías coincidía con el de otras clases, por lo que tuve que falta a otra asignatura.

Bien, llamé al despacho de este señor y una voz me dijo que abriera. Así lo hice. Me dispuse a entrar y me dijo que solamente me había dicho que abriera, no que entrara. Le comenté que quería preguntarle algunas dudas sobre la materia. Él me contestó que lo hiciera desde la puerta, pero que no entrara. Lamenté haberle molestado y me fui.

No es justo generalizar, pero ésta es una parte, porque sigue ejerciendo, de la Universidad española. Así nos luce.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »