Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Medio Ambiente’

goteo
El último Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto-Ley por el que se establece un “Fondo de Inversión Municipal”, dotado con ocho mil millones de euros para que los municipios puedan invertir en determinadas infraestructuras.

Pablo Pando ha calificado esta medida de “keynesianismo municipal” y ha dicho que no dejar de ser curioso que se tenga que recurrir a los municipios para que la inversión sea más efectiva, cuando las haciendas municipales han sido depauperadas y se les ha acusado de todo a las corporaciones municipales.

Personalmente yo no soy ni municipalista ni antimunicipalista, aunque sí creo que se ha generado una tensión populista que ha llevado a los alcaldes a asumir cargas, competencias y proyectos que debería haber sido desarrollados por las Comunidades Autónomas.

¿Por qué ahora el Gobierno de España se acuerda de los municipios para invertir estos ocho mil millones y no lo hace él y no se los envía a las Comunidades Autónomas? Hace unos meses en “La Moqueta Verde” algunos  comentábamos una de sus estupendas entradas diciendo que el gasto público en inversiones no tenía el efecto multiplicador de antaño. No lo tiene porque las grandes inversiones del Estado se encuentran más tecnologizadas que nunca, el número de trabajadores preciso para llevarlas a cabo es menor y el de empresas intervinientes.

Pongamos un ejemplo. Si yo quiero gastar esos ocho mil millones en infraestructuras y quiero gastarlo lo antes posible para inyectar ese dinero en la economía real, no tiene mucho sentido licitar nuevas líneas del AVE, porque tardarán mucho en realizarse y además pocos se beneficiarán de ese dinero, porque pocos son capaces de construir líneas del AVE.

Si esos ocho mil millones lo invertimos en arreglar aceras en todas las localidades españoles, el número de empresas y trabajadores intervinientes se multiplicarán, así como disminuirán los plazos de ejecución y de abono de la obra. El resultado es que el dinero quedará más distribuido y llegará antes a la economía real.

Esta medida podría ser calificada como un riego o inversión por goteo, frente a una inversión o riego por inundación (que sería la del Estado o la de las CCAA), que resulta más espectacular pero que desperdicia mucho recursos y que puede provocar que una parte se pudra por tener demasiada agua y otra se desertice por no recibir nada.

Read Full Post »

groenlandia
La prensa catalana suele estar muy atenta a cuestiones relativas a las regiones del mundo. “La Vanguardia” publica hoy una noticia relativa al referendum que, si los trámites parlamentarios lo confirman, establecerá la nueva configuración de la autonomía de Groenlandia, que territorio danés.

La noticia del diario barcelonés indica que el “nuevo estatuto” incluye la posibilidad de que los groenlandeses puedan autodeterminarse y constituir un estado independiente de Dinamarca. La clave de estos afanes nacionalistas se encuentra naturalmente en la existencia de grandes reservas de recursos naturales en este territorio. Una independencia, que era inviable, se convierte en una posibilidad no sólo sostenible, sino atractiva económicamente para estos “hombres y mujeres de las nieves”.

Nacería otro país cuya existencia se basa en el mero hecho de ser en y los contratos multimillonarios con empresas petroleras sin los límites de la rígida legislación medioambiental de un país escandinavo.

Yo que soy malo me hago las siguientes preguntas: ¿por qué Dinamarca ha mantenido a estos pocos más de cincuenta mil habitantes a fondo perdido con su presupuesto y siendo un lastre? ¿por qué ellos tenían derecho a ser parásitos daneses y ahora que pueden contribuir a la riqueza nacional la quieren para ellos? ¿por qué Dinamarca tiene que negociar una cuota de participación en esos recursos cuando ha pagado todo sin esperar recibir nada?

Read Full Post »


Yo soy uno de esos pirados, que gracias a la Ausencia somos pocos, a los que le encanta el Derecho Administrativo, pese a mi descreimiento general hacia lo jurídico. Hablar en España de Derecho Administrativo es hablar directamente de Eduardo García de Enterría, un gran jurista que ha sabido escribir de tal forma sobre una materia tan árida que uno sentía que estaba leyendo cualquier otra cosa menos un libro jurídico.

Las bases ideológicas de la concepción administrativistas están claras desde el principio: el Derecho Administrativo es la forma histórica que la Modernidad ha encontrado para controlar al Estado y evitar que actúe arbitrariamente sobre los ciudadanos.

Ésta es la tesis que sostiene un Derecho Administrativo que quiere ser garantista. Alejandro Nieto da otra visión respecto a las intenciones y los resultados de la doctrina dominante en el Derecho Administrativo, en la estupenda introducción de su Derecho Administrativo Sancionador (Tecnos, 4ª edición, Madrid, 2005). Este garantismo ha sido elaborado por una doctrina poderosa pero formada por profesores que a la vez son abogados, y que han elevado a doctrina, a sentencia y a norma lo que son un conjunto de argumentos “pro parte”.

Mantiene Alejandro Nieto que se construido un Derecho Administrativo garantista, pero de un garantismo tal que deja a la Administración con un potestad sancionadora casi ilusoria, casi virtual, ya que los intereses individuales se han puesto continuamente sobre los intereses generales a la hora de diseñar y aplicar esa parte capital del Derecho Administrativo, que es el Sancionador.

Muchas sanciones se quedan en nada porque el sistema sancionador ha sido diseñado “a priori” para que esto pase, porque tantos son los obstáculos que se le ponen a la Administración para sancionar, que la mayoría de los ilícitos administrativos quedan en nada y cuando llegan a algo, siempre hay un Tribunal de lo Contencioso que encuentra garantías adicionales. Esto es una dolorosa verdad, y es una opinión de quien esto escribe, en el caso de las sanciones medioambientales.

Todos, y Alejandro Nieto también, sabemos que un sistema tiene que ser garantista para evitar que se sancione al que no ha hecho nada. Pero lo que aquí dice Alejandro Nieto es más, que muchas de las garantías que los profesores-abogados han introducido en nuestro Derecho Sancionador son verdaderas invitaciones a la impunidad.

Estando de acuerdo en lo sustancial con el Profesor Nieto, creo que hay una diferencia que él no hace y me parece relevante. El ciudadano como yo cuando tiene un problema con la administración y fracasa en la vía administrativa (que está hecha para fracasar), tiene que tener un interés muy importante para recurrir a la Jurisdicción de lo Contencioso, ya que supone una continua espera y un gasto que puede superar con mucho el beneficio pretendido.

Por el contrario hay otros ciudadanos y, sobre todo empresas, que cometen el ilícito administrativo desde el inicio a sabiendas de las tremendas dificultades que va a tener la Administración para sancionarles, ya que contra un colapsado abogado del Estado (o cualquiera de sus equivalentes), ellos van a movilizar a unos cuantos despachos de abogados que recurrirán todo recurrible, y lo que no lo es también, hasta que veinte años después una última instancia decide a eliminar la sanción o dejarla en una cuantía tan ridícula que ha supuesto un beneficio.

Read Full Post »

Llevo algunos días leyendo cosas y viendo noticias sobre el problema medioambiental que los miles de millones de bolsas de plástico están produciendo. Se habla de bolsas hechas a partir de patata que se emplearán en la Expo de Zaragoza u otro tipo de bolsas para las que se utilizarán maíz o girasol. No todo es conciencia ecológica, pues con los precios actuales del petróleo, las empresas buscan alternativas más económicas.

La idea es interesante y una buena alternativa al plástico del petróleo, pero hay algo que me preocupa.

Que se empleen alimentos a cuestiones no alimentarias puede desviar buena parte de la producción de estos alimentos a otros sectores más rentables.

Como puede verse en el gráfico, de la FAO, la producción mundial de patatas desde 2007 procede mayoritariamente de los países del tercer mundo. El precio de la patata en estos países, que están resolviendo problemas de alimentación de parte de la población, es más bajo ya que los costes de producción son también más bajos.

La consecuencia sería que buena parte de los grandes productores de bolsas de uso comercial irán a estos países para comprar sus patatas a mejor precio y los productores los venderán también a quienes les ofrecen más dinero, que no será precisamente el mercado local de alimentos.

Una parte de la subida de los alimentos, además del aumento de demanda de grano para pienso en China y La India, ha tenido mucho que ver las subvenciones y la subida de compra de grano para la producción de etanol. Al final los menos favorecidos son los paganos de los desmanes contaminadores y las medidas ecoguays.

Read Full Post »

Llevo casi dos décadas haciendo del autobús mi principal medio de transporte. Como no tengo carnet de conducir ni nunca he tenido ganas de tenerlo, tengo que recurrir a los medios públicos de transporte para ir de un sitio a otro. Las líneas regulares de viajeros me permiten ir cada semana de una ciudad a otro, especialmente de la ciudad en la que trabaja a la ciudad de la que soy.

En los últimos años he comprobado que los viajes en autobús son más ingratos que antes. En primer lugar he de aludir a cuestiones personales como que la edad no perdona, el carácter y eso que llaman madurez hacen que no aguantes y soportes cosas que en la adolescencia y en la juventud apenas percibías y uno no tiene ya por delante todo el tiempo del mundo y le gusta que los horarios se cumplan.

Pero también creo que hay razones objetivas del empeoramiento del servicio de autobuses. A finales de los años ochenta y principios de la década de los noventa las empresas concesionarias de las líneas de autobuses se esforzaron por dar un servicio de más calidad dándote una botellita de agua, instalando un servicio dentro de los autobuses o intentando que hubiera espacio suficiente para no sufrir lo que luego se ha llamado “síndrome de la clase turista”.

De todo eso ahora no queda nada. La situación ha empeorado desde entonces y las autoridades competentes en materia de transporte de pasajeros parece que no hacen nada. Muchas veces el aire acondicionado casi no se percibe, lo que es una tortura en el verano al sur de España; en otra ni los más apolíneos de los pasajeros pueden instalarse con una mínima comodidad en el mínimo espacio entra asiento y asiento; ayer viajé en un autobús al que le faltaba una luna, la cual había sido reemplazada por un plástico que provocaba un desagradable zumbido durante todo el trayecto; nunca sabes si el autobús que eliges es directo o no, ya que parece que se decide a última hora; los autobuses no se limpian entre trayectos, y cuando te montas recibes la bofetadas del ambiente del anterior viaje, los restitos de la falta de educación y la calidez de los asientos recién abandonados después de horas de viaje.

Éste es un episodio más de la degradación de buena parte de los servicios públicos. Las empresas concesionarias del transporte de pasajeros por carretera hacen lo que les da la gana. Mantienen sus autobuses en marcha y poco más. Cada día las condiciones de viaje son peores, quizá porque social y políticamente se considera que este tipo de medios de transportes (los más ecológicos) sólo satisfacen a un grupo social desfavorecido, que puede que no vote o por desinterés o por no tener la nacionalidad y se conforman con el estado de estos servicios, ya que consideran que este estado de los autobuses es normal, pues ellos también aspiran a tener su coche.

Read Full Post »

La Alameda y los “jóvenes”

sevilla017.jpgLa Alameda de Hércules, zona céntrica pero algo “desplazada” de Sevilla, está siendo objeto de múltiples informaciones sobre las personas que allí se reúnen para beber y charlar los fines de semana. No quiero entrar en el asunto del ruido que provocan y del derecho al descanso de los vecinos, junto a las inversiones en la construcción de nuevas viviendas que el PGOU de la zona ha propiciado.

Lo que sí me hace gracia de este asunto es la irrealidad de quienes hacen las informaciones periodísticas. Hablan de los jóvenes en La Alameda y de las alternativas de ocio para los jóvenes. No quiero valorar las alternativas, aunque me parezcan una chorrada.

Lo que sí me cuesta es aceptar el hecho de que en La Alameda haya jóvenes. No los hay, pues un simple paseo permitirá comprobar que la media de los asistentes es bastante superior a los veinticinco años, la mayoría tiene trabajos decentemente remunerados y salen a las calles a beber y charlar porque les da la gana, ya que buena parte de ellos compran las copas a precio de bar. Puede que los asistentes a La Alameda lleven pintas un tanto desaliñadas, zarrapastronas, frente a los que van a otras zonas sin que les falte un detalle. Las apariencias engañan, pero la edad no.

No planteo soluciones, no me atrevo, simplemente quiero dar datos para rectificar una noticia inexacta de la que no soy responsable.

Read Full Post »

Los frioleros se han hecho ecologistas

El Consejo de Ministros ha decidido que la temperatura máxima en los edificios dependientes de la Administración General del Estado debe ser veinticuatro grados, por lo que todas las instalaciones de aire acondicionado deberán ser reajustadas para no descender de esta temperatura. Esta decisión política pretende rebajar el gastos energético que supone tener los aires acondicionados a una temperatura menor.

Desde hace mucho tiempo, desde la generalización de los aires acondicionados, padecemos la lucha social entre los que pedimos una temperatura baja durante el verano y el invierno (los calurosos) y los que siempre buscan las temperaturas más altas (los frioleros).

Lo que sucede es que los frioleros suelen ganar la batalla al aire acondicionado alegando todo tipo de males, como tenerse que llevar ropa para no pasar frío, y hasta enfermedades, a las que ya ha ayudado todo un arsenal de literatura en revistas poco científicas. Junto a ello, los frioleros son de una sensibilidad extrema, de forma que, por mucho calor que haga, siempre se descompondrán ante una corriente ocasional.

Ya llegará el invierno y esos mismos que ahora se han apuntado a la defensa de la naturaleza, pondrán las calefacciones a máxima potencia sin tener en cuenta la cantidad de residuos fósiles que se arrojan a la atmósfera.

Desde hace mucho tiempo tengo la sensación de que esta batalla cotidiana siempre se decide a favor de los frioleros, porque utilizan argumentos sobre integridad física y salud. Creo que los calurosos deberíamos emplear también estos argumentos, diciendo que el calor afecta a funciones básicas de nuestro cuerpo (como el ritmo cardiaco), que podemos sufrir golpes de calor o que con tanto calor en el centro de trabajo el ambiente se enrarece y las condiciones de trabajo son peores, disminuyendo el rendimiento.

Los calurosos debemos rebelarnos, porque el frío se puede combatir con ropa, mientras que llega un momento que nada puedes hacer con el calor, cuando uno se ha quitado toda la ropa. En todo caso, tenemos derecho a no morirnos de calor, porque otros nacieron con un termostato estropeado.

Read Full Post »

« Newer Posts