Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘juventud’

No soy partidario de que en general, porque siempre cabe alguna excepción, se entregue vivienda pública en propiedad a determinadas personas fundamentalmente por ser jóvenes. Para no caer en lo que critico, que es que se hacen argumentos y categorías con anécdotas y/o casos singulares, quiero proponer una situación hipotética para ilustrar mi oposición.

Tenemos a dos personas (W y Z) que tienen veinticinco años y ganan 1000 denarios en sus trabajos. Reúnen las condiciones para participar en la adjudicación de las viviendas que la empresa municipal de vivienda del lugar donde residen ha determinado.

Tras el sorteo, le es adjudicada una vivienda a W, mientras que a Z no. W consigue independizarse y tiene que afrontar un pago mensual por la compra de su vivienda de 200 denarios. Z también se independiza y paga otros 200 denarios por compartir un alquier con otra persona.

Pasa el tiempo y la juventud desaparece. Tran quince años W y Z tiene cuarenta. Ambos han prosperado laboralmente y cada uno gana 2000 denarios. W mantiene los 200 denarios al mes para el pago de su casa (que ha bajado de ser el 20% a ser el 10%), mientras que Z ha comprado en renta libre una vivienda por la que paga 800 denarios al mes (el 40% de sus ingresos).

Los 600 denarios mensuales de diferencia entre lo que paga W y lo que paga Z se deben a una inversión pública en vivienda, es decir, al dinero de todos que se justifica en la dificultad de los jóvenes en acceder a la vivienda. ¿Qué justifica cuando ambos tienen cuarenta esa diferencia gracias al dinero público?

No quiere decir que esté en contra de las promociones públicas de vivienda para jóvenes, pero nunca en propiedad y siempre en alquiler, porque la juventud es una condición que se pasa y si la vivienda es en propiedad, el promotor público pierde la posibilidad de proporcionársela a los nuevos jóvenes, ya que adultos de mayores ingresos pueden que la estén disfrutando.

Read Full Post »

Una de las medidas más habituales cuando se refuerzan las restricciones a causa de un rebrote de Covid-19 es cerrar los parques y jardines. Una medida sorprendente porque si de algo hay pruebas, es que la transmisión en espacios abiertos es más complicada que en espacios cerrados.

Al observar esto en Twitter el ex ministro Miguel Sebastián alguien le dijo que se hacía para evitar el botellón, lo cual no deja de ser sorprendente y penoso.

Este país llevamos décadas sin doblegar el botellón y ni siquiera en una situación pandémica se plantean las administraciones una política contundente de multas y vigilancia, prefiriendo cerrar un servicio esencial como son los parques y los jardines.

Uno no sabe si es por incapacidad, dejadez o consentimiento tácito que el botellón sigue campando a sus anchas por nuestras ciudades. Se han afrontado y solucionado problemas mayores, pero somos una sociedad incapaz de impedir que unos jóvenes beban en espacio público con las consecuencias que sabemos que tiene este comportamiento.

En varias décadas podrían haberse puesto en marcha todo tipo de mecanismos, desde los de ocio alternativo, hasta los jurídicos destinados a la coerción. Nadie puede escudarse, porque ha habido tiempo de sobra. En medio de una pandemia, el botellón es intocable.

Read Full Post »