Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Juan Pablo II’

Va siendo hora de terminar la serie de entradas del Cónclave y quiero hacerlo insistiendo en el cambio de enfoque que se ha producido en el Papado, así como dos grandes reformas posibles y pendientes. Con estas tres entradas esperaremos a la elección del sucesor del Papa Francisco, lo cual tras el precedente sentado este año no es esperar a la muerte de nadie.

Cambio de enfoque. Solamente un ejemplo

Hace años leía un interesante libro de Theodor Schneider que, de repente, de detiene en rebatir determinados argumentos teológicos que los lefevristas utilizaban para atacar al Misal de Pablo VI. Rápidamente se sacaba la conclusión de que los lefevristas y su cisma parecían ridículos en buena parte del Catolicismo pero que en Alemania y Francia se lo planteaban como un problema sumamente serio. El hecho de que un teólogo ‘centrista’ se fajase así lo demuestra.

Benedicto XVI accede al ministerio petrino y rápidamente, cosa que se hizo tímidamente en su anterior cargo, se empeña en terminar con el cisma de los tradicionalistas como si fuera uno de los principales problemas de la Iglesia Católica. Los obispos cismáticos con tratados con toda la ‘finezza’ y no se mira en Internet las preciosidades que salían de su boca, ni se leen sus libros, para que nada impida la reconcialiación.

Como era un cisma producido fundamentalmente por una cuestión litúrgica ya Juan Pablo II les comenzó a permitir celebrar según la liturgia anterior a la promulgada por Pablo VI, según las directrices del Concilio Vaticano II, por medio del motu proprio ‘Ecclesia Dei’ permite la utilización del misal de Juan XXIII con aparente normalidad pero con numerosas restricciones prácticas.

Benedicto XVI, con ‘Summorum pontificum’, estableció que el rito romano tiene dos formas, la ordinaria que sería la postconciliar, y la extraordinaria que sería la preconciliar. Se rehabilita la liturgia preconciliar para todos los sacramentos y sacramentales, además de las liturgias de órdenes como la desaparecida liturgia dominicana.

Una forma extraordinaria que recibe todas las facilidades para hacerse ordinaria, con la posibilidad de establecer incluso parroquias personales, en primer paso para ordinariatos rituales. La comisión dependiendo de Doctrina de la Fe y con un poder tremendo más allá que separa a todas las organizaciones tradicionalistas en comunión con Roma del poder de cualquier otro dicasterio.

Ratzinger, primero como Prefecto de Doctrina de la Fe, y luego como Papa se empeñó en resolver un problema mayúsculo y que curiosamente sigue en el aire. Un problema que es importante para muy pocos y un cisma casi exclusivamente clerical.

El Papa Francisco está procurando distanciarse de determinados elementos de ornato y de pompa. Algo parecido a una vuelta a la forma extraordinaria es impensable ahora y mucho menos que el Vaticano centre sus esfuerzos en tales cuestiones durante tanto tiempo y con tanta generosidad como en anteriores pontificados.

Read Full Post »

Un Cónclave rápido, como es costumbre en los siglos XX y XXI, ha elegido al Cardenal Bergoglio como Obispo de Roma sucediendo a Benedicto XVI. Una sorpresa para muchos, una clara posibilidad para este blog.

Lo primero que hay que destacar es que es el primer Papa latinoamericano. América Latina es la región del planeta con mayor número de fieles católicos y normalmente está infravalorada e infrarrepresentada. Un Papa latinoamericano va a poner esta región en primera plana y destacar que el epicentro del Catolicismo ya no es Europa.

En segundo lugar el nuevo Papa es miembro de la Compañía de Jesús. Fue formador de los jóvenes jesuitas (un puesto de gran responsabilidad dentro de la orden) y provincial. Consiguió estabilizar a la provincia argentina después de la larga crisis postconciliar y la posicionó en una línea conservadora pero siempre dentro, netamente dentro, de la orden. Un bueno amigo, conocedor de la Iglesia, me comentada por mensajería de móvil que mal tiene que estar a la Iglesia para tener que elegir a un Papa jesuita.

Los religiosos (que son los miembros de las órdenes y congregaciones religiosas) tienen una visión de la Iglesia muy diferente a los diocesanos. Los religiosos normalmente no están atados a una ciudad o a sus cercanías, sino que se mueven mucho más, tanto dentro como fuera de sus países. Suelen gestionar instituciones que evalúan continuamente, tienen unas relaciones estrechas y sinceras con sus superiores y tienen una clara conciencia de lo colectivo. Es otro estilo que

Los jesuitas salen, sin duda reforzados, en un proceso de recuperación del enorme potencial de la Compañía de Jesús que ya inició Benedicto XVI, así como de otras órdenes clásicas que fueron postergadas por Juan Pablo II. Una orden importante, que ha pasado malos tiempos y muchas incomprensiones, ha dado un Papa a la Iglesia Católica en un momento difícil, más quizá que aquellos que angustiaron a Pablo VI. Decía en Twitter que habrá muchos que estarán buscando con presura los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola y mandando a las estanterías a otros libros y caminos.

Read Full Post »

Hoy publicábamos una entrada en la que sugeríamos que la mejor manera de salvar a la Monarquía, si merecía ser salvada, de la profunda crisis que vive era la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI. A lo largo de la mañana ha saltado a los medios de todo el mundo la noticia de la renuncia, no del Rey de España, sino del Papa Benedicto XVI, la primera que se da en la Iglesia Católica desde la de Gregorio XII.

El Papa no ha emitido una nota de prensa sino que lo ha hecho en persona y de viva voz. Los motivos están claros y no dejan lugar a dudas, además de corresponderse a una realidad fácilmente constatable.

Ahora la Iglesia Católica se enfrenta a un terreno inexplorado. Va a ver un Obispo de Roma emérito (habrá eclesiólogos que vean problemas en ello) y quiere él o no será un factor determinante, al menos psicológicamente, en la elección del nuevo Papa.

Una vez realizado el Cónclave en marzo habrá una persona que ha sido Papa y que, quiera o no, tendrá una papel moral dentro de la Iglesia, dependiendo eso sí de la evolución de su salud. Lo esperable es que Benedicto XVI se retira a algún monasterio o institución similar cerca del Vaticano.

El Cónclave va a ser más complejo que el anterior. Por resumir, Juan Pablo II había modificaciones las disposiciones de la elección papal de manera que después de cierto número de votaciones, si no se llegaba a la tradicional mayoría de los tercios podía perfeccionarse la elección con mayoría absoluta.

Los chismorreos dicen que los conservadores que apoyaron a Ratzinger consiguieron pronto esa mayoría, especialmente tras la renuncia del liberal Marini, de forma que en las primeras rondas solamente tenían que repetir el voto hasta llegar al momento en el que la mayoría absoluta fuera suficiente. De forma que muchos cardenales decidieron no alargar innecesariamente el Cónclave y unirse a la mayoría que había de vencer.

Ahora la situación es diferente. Benedicto XVI regresó la mayoría exigida para la elección papal a los dos tercios de forma que ningún grupo podría llevar a cabo la estrategia que le llevó a él al Ministerio Petrino. Los pactos entre las ‘diferentes sensibilidades’ (que van desde lo conservador a lo tridentino) tienen que ser intensos pues conseguir los dos tercios no es una tarea fácil y una minoría de bloqueo se crea en nada, casi sin querer.

En todo caso se hará extraño que un Cónclave no vaya precedido de un sepelio y que sepamos que en marzo hay Papa nuevo, pero parece que Benedicto XVI ha comenzado la tradición de que los papas han de estar ‘ad vitalitatem’ y no ‘ad vitam’, dada la longevidad de nuestro tiempo.

Y sí, como ha dicho @CIII_ todo se parece demasiado a una novela de Morris West (concretamente a ‘Los bufones de Dios’), lo cual no es raro cuando sabemos que en lo hermenéutico la interpretación y lo interpretado, lo novelado y la realidad, terminan interactuando y retroalimentándose de tal manera que, en ocasiones, es difícil demarcar sus límites.

Read Full Post »