Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Isabel Díaz Ayuso’

Cada día se publican cientos de artículos e informaciones que no tienen otra finalidad que crear ruido, entendiendo por ruido en este contexto una sensación negativa respecto del gobierno que no se basa en una serie de criterios construidos correctamente, sino de medias verdades, mentiras completas y eslóganes. Muchos periodistas y colaboradores toman de aquí y allí, especialmente de los argumentarios que reciben de otras entidades, sus opiniones y cada día el tono va subiendo porque todos necesitan descartar entre los gritos de miles de grillos.

No importa nada, lo importante es ser capaz de mantener el ruido constantemente para que los propios no se relajen, que se sientan constantemente amenazados incluso por las decisiones que los tuyos tomarían en el caso de estar en el poder. Y si no hay decisiones, se habla o inventan proyectos, o se establecen intenciones como verdades absolutas. Todo da igual con tal de mantener el nivel de ruido.

Ese nivel requiere de mucha financiación, porque son necesarios medios de toda naturaleza y numerosos escribanos para generar tantas páginas, impresas y/o digitales, tantos minutos “políticamente incorrectos” de radio o de televisión. Es necesario que el dinero fluya y para ello se defiende con todas las armas la piedra angular de la derecha mediática, que es la CAM de Aguirre, González, Cifuentes, Garrido y Ayuso.

Read Full Post »

Ayer Díaz Ayuso consideró que la muerte de 67.427 madrileños no justifica adoptar medidas como las que constan en la Orden Ministerial que ordena el cumplimiento de lo acordado en el Consejo Interterritorial. Pero Díaz Ayuso es un monigote en todo esto, una pieza que podía estar o no estar, alguien que puede caer sin que nada suceda y que será sacrificada tranquilamente cuando deje de reportar algún rédito.

En cambio Paco Marhuenda, director de La Razón, es uno de los personajes fundamentales de la derecha política y mediática española. Ayer publicó una columna en el medio que dirige en la que pedía la convocatoria de elecciones regionales en Madrid.

De lo que habla Marhuenda es de lo que le importa:

1) Díaz Ayuso y su gobierno están absolutamente amortizados. Casado debe permitir las elecciones, porque Ayuso es una marioneta que no tiene capacidad decisoria ninguna, ni siquiera es consultada para las “cosas de los mayores”.

2) Es posible una moción de censura y, en caso de ser exitosa, la derecha se vería fuera de la Puerta del Sol bastante tiempo. La izquierda quiere desalojar al PP de la Comunidad de Madrid.

3) Ciudadanos parece no estar bajo control. No lo dice, pero sabe que pocos diputados de C’s pueden hacer exitosa la moción de censura. Este escenario solamente lo salva una convocatoria electoral (una locura en medio de una ola de la pandemia).

4) Intenta asustar a Arrimadas con ser aliada de Más Madrid (los comunistas) en la region capitalina para despistar, porque sabe que si hay rebelión tiene poco que hacer y, sobre todo, lo hace con vistas a su eventual apoyo a los Presupuestos Generales del Estado.

5) Pide un “comité creíble que esté formado por científicos de acreditado prestigio”, donde evidentemente las expresiones fuertes son “creíble” o “reconocido prestigio”, que le otorga el poder a él y los medios de la derecha de determinar cuándo el comité el creíble y en qué circunstancias sus miembros son de reconocido prestigio, es decir, quiere poder decidir lo que se decide.

De lo que no habla Marhuenda, porque no se importa:

1) De la desastrosa gestión que ha llevado a la Comunidad de Madrid a la actual situación.

2) De los enfermos, de las personas que vivirán con secuelas o de los muertos. Tampoco de sus familias.

Read Full Post »

Ayer escribía una breve entrada sobre la capacidad que tiene la derecha político-mediática para marcar la agenda y hacer hablar a todos sobre lo que ellos les interesa. Quién marca el debate tiene una ventaja que habitualmente es decisiva.

Voy a ilustrarlo. El miércoles el tema en Madrid-España eran los criterios homogéneos que permitieran saber cuándo un territorio (zona sanitaria, distrito sanitario, municipio o provincia) debe ser confinado. Una especie de mecanismo automático elaborado por otros (Illa y el Ministerio de Sanidad), para exonerar a los gobernantes madrileños de tomare decisiones impopulares. Consiguen lo que quieren, pero como son conscientes de lo mal que está la situación en su Comunidad, no caen hasta pasadas muchas horas en que lo acordada se le aplicará casi en exclusiva a municipios madrileños.

Entre tanto todo el mundo discutiendo sobre los beneficios de los criterios homogéneos, que si Francia, que si en tal estado de Micronesia, que si el velo de ignorancia. Un monumental coro a una idea que solamente fue concebida como mecanismo de crispación y de confrontación.

El jueves, Ayuso va a la Asamblea de Madrid y dice no sé qué tontería sobre Chernóbil y Más Madrid. Y allí todo el mundo hablando de la gestión que el gobierno soviético hizo de Chernóbil (no de la de Ayuso del Covid-19), que si los de Más Madrid son comunistas o no, que si en caso de ser comunistas los de Más Madrid tendrían responsabilidad personal en lo de Chernóbil o si el director de la serie se ha pronunciado.

Mientras tanto Ayuso, y sobre todo Miguen Ángel Rodríguez, aplaudiendo con las orejas, porque nadie se fija en los muertos y que su decisión de obviar los criterios que el día anterior pedía y de tomar cualquier decisión impopular entre los sectores tendentes a votar a la derecha tiene un precio en vidas y en secuelas. Entre tanto se aprueba una ley sin quórum en la cámara regional, pero ya es que da todo igual.

Llegamos al viernes y el tema es si alguien, con la Orden de Sanidad, puede ir a Berlín a Madrid, pero no de Parla a Madrid. Y comienzan las discusiones, que si Parla está confinada por orden de Ayuso, que si Berlín tiene tal AI14 y Madrid el otro, que si se puede o no y vuelven a reírse de nosotros en la Puerta del Sol. Han vuelto a conseguir pasar otro día y que nadie hable de muertos, de enfermos, de medios o de la manipulación de los datos diarios que se publican según parece.

¿Qué está sucediendo? Muy sencillo: en el otro lado no hay nadie. Es evidente que el Gobierno de España no puede ser la oposición de Ayuso y más en la situación en la que nos encontramos. No hay nadie en absoluto que lidere un mensaje de oposición, de modo sistemático y que tenga una ageda independiente de las ocurrencias de cada día. Ni líder, ni estrategia, ni coordinación, ni redes sociales, ni nada de nada. Solamente la oposición ha marcado agenda cuando el delirio ayusiano ha sido inmascarable.

Podemos en Madrid está desaparecido. Más Madrid tiene un líder en el Congreso, que abandonó la Asamblea y más allá del papel destacadísimo de la diputada Mónica García, no hay nadie que encabace la formación.

El PSOE de Madrid tiene su secretario general como Delegado del Gobierno y, por tanto, preso de su papel institucional. A su portavoz, Ángel Gabilondo, diciendo que no se pueden tomar medidas más contundentes o ver si es posible una moción de censura, eso los días que aparece.

Sería el momento para que una mujer o un hombre tomara el liderazgo de la izquierda y reubicara el debate. ¿Llegará esa persona?


 

Read Full Post »

Kiko Llaneras, en un tweet decía: ” Una de las ventajas de pactar reglas A PRIORI es que en ese momento no sabes quién las cumple/incumple”. Enuncia las indudables ventajas del velo de ignorancia, esto es, determinar las reglas a seguir sin saber qué lugar se va a ocupar.

Independientemente de las observaciones que se puedan hacer a las posibilidades de un establecimiento verdaderamente “a priori”, la cuestión que nos ocupa en esa situación no es tener o tener criterios homogéneos, o el momento en el que esos criterios se elaboran, ni siquiera el contenido de estos.

Todo lo que se diga es una pura excusa. Bien podría haberse tenidos los criterios elaborados desde hace tres años, ser los indicados y escritos por la Comunidad de Madrid, que si hubieran servido para la confrontación política, entonces hubieran sido rechazados.

La Comunidad de Madrid quiere culpar de las muertes al Gobierno de España y para ello está haciendo todo lo posible para forzar un estado de alarma que solicitud desde el gobierno regional, para que el Ministro de Sanidad tenga que tomar un control que no puede tomar, porque su departamento no tiene los medios humanos ni materiales para hacerse con la gestión directa de un servicio sanitario.

El plan de Casado a través de Ayuso es seguir dicidiendo qué se hace y qué no, pero pudiendo culpar al Ministro que no ha tenido más remedio que recurrir a un estado de alarma.

Read Full Post »

La Comunidad de Madrid pide un trato especial sobre el hecho diferencia de ser más España que nadie, de que todo el mundo tiene familia en Madrid (yo no) o que va a la capital a ver un musical u otro espectáculo (yo tampoco por ahora). Los populares madrileños barruntaban que no querían ser una comunidad como las otras y que están deseosos de un régimen diferenciado respecto de las otras comunidades, especialmente de las más pobres.

Están en su derecho, pero la cuestión es cuanto resultará sostenible para el PP este regionalismo madrileño, que antes era neocentralismo. En este aspecto hemos de diferenciar la retórica y la realidad. En la retórica, el discurso con el que te presentas a las elecciones, los populare siempre han sido favorables al uno frente a diecisiete, aunque en la realidad han mantenido un fuerte programa autonomista llevando al Constitucional numerosas leyes por violar las competencias de las CCAA, provocando uno de sus recursos uno de los mayores seísmos compentenciales que se recuerdan. Pero en política la retórica prima. y de lo que hablaremos.

El PP siempre ha hecho de la retórica contra los hechos diferenciales uno de sus caballos de batalla fundamentales. Buena parte de sus electores tradicionales, ahora muchos en Vox, les votan para parar a los nacionalistas y en el deseo de un Estado central más fuerte y unas comunidades más débiles o incluso desaparecidas. Con habilidad algunos han disfrazado de “igualdad ilustrada” lo que no era Jacobinismo de derechas, sino una simple pretensión de homogeneización social y cultural, basada más en el dominio que en la igualdad de derechos.

La reivindicación del hecho diferencial para Madrid solamente se basa en que Madrid es diferente porque es más rica (como también otros hechos diferenciales) y por ello merece un tratamiento diferenciado respecto al resto del país. Así Cataluña, Euskadi, Navarra y Madrid tendrían un sistema económico y político “ad hoc”, no compartido con el resto del país.

Puede ser una propuesta excepcional para arrasar en la Comunidad de Madrid, pero es pésimo para los populares en el resto de España. Decíamos que la retórica popular era centralista, pero no su proceder. ¿Qué quiero decir con ello? Que los cuadros del PP en las restantes regiones pueden convertir su proceder autonomista en retórica y comenzar todos ellos a jugar la carta del regionalismo, incluso contra Madrid que se convertiría en una entidad extraña como sus tres compañeras de viaje y sin Bildu que lo enmascare todo como en Navarra.

Anda Juanma Moreno anunciando que monitorizará (no dice cómo) las segundas residencias en Andalucía, propiedad de madrileños, para evitar un éxodo en caso de que el confinamiento en la CAM se extienda. Moreno lo hace no porque pueda hacerlo, sino para tener un mal exterior y en este caso es la Comunidad de Madrid, orgullo e insignia de su partido. Madrid y los madrileños se han convertido en un amenaza para sus votantes e intenta sacar tajada de ello.

Un gobierno regional en la CAM insistiendo en privilegios, será el nacimiento de movimientos regionalistas de derecha por el sencillo hecho de que la política madrileña es política nacional y todas sus intenciones, declaraciones y decisiones serán del dominio general de forma instantánea. La alternativa al regionalismo de derecha es la extrema derecha.

Read Full Post »

El comunicado conjunto del Gobierno de España y del gobierno regional de Madrid es la expresión del fracaso de éste último y de la necesidad de recurrir a Gobierno de España como garante ante la incapacidad de Ayuso y los suyos. El Gobierno de España no ha tenido más remedio que crear una series de órganos bilaterales (realmente novedosos) que sean los que tomen las decisiones que firmen Ayuso y sus consejeros, al no haber habido un 155 formal.

Cuando el Gobierno del España tiene que recurrir a este tipo de acciones es porque el comportamiento del gobierno regional no es solamente lesivo para los ciudadanos de la CAM, sino peligroso contra la totalidad de España.

Es laudable que que se haya optado por una vía indirecta de intervención en la CAM para no alterar aún más la vida política y aumentar la polarización con la medida que podría haberse tomado.

Era perfectamente legítimo que el PP eligiera a la CAM como modelo de gestión para hacer oposición a la coalición de PSOE y UP, pero es lamentable que el fracaso de esta gestión haya devenido en una defensa a ultranza del desastre. Una solución, intermedia y menos intensa de lo deseable, pero elegante e institucionalmente respetuosa, es lo que el Presidente del Gobierno ha buscado frente a quiénes solamente se guiaban por la necesidad de oponerse a él sin tener en cuenta la salud en su región.

Read Full Post »

Aguado y Ayuso saben que la situación de la pandemia en la Comunidad de Madrid es mala y la perspectiva es además negativa. Piden la ayuda del Gobierno de España. Parece que es la necesidad de confinamientos es Madrid es indiscutible y que los instrumentos jurídicos del gobierno regional no son los suficientes, por más que antes hubieran dicho que sí.

Ayuso y Aguado necesitan un estado de alarma pero no pueden pedirlo. El estado de alarma fue una de los caballos de batalla de la derecha contra el Gobierno de España y fue tildado de dictadura constitucional. Ayuso jaleó en sede parlamentaria las concentraciones contra el estado de alarma y se gustó al decir que éstas irían a más. Después de todas esas concentraciones, excesos retóricos y torticeras maniobras políticas que buscaban únicamente buscaban la derrota del Gobierno en una prórroga del estado de alarma, pedirlo resulta vergonzoso. Podría acarrear pérdida de apoyo en los sectores de la derecha mediática más exaltada, una pérdida de apoyo que sabemos que tiene un destino.

El segundo motivo es que Casado y todo el PP ha puesto como bandera de su formación la gestión de Ayuso. Pedir el estado de alarma es reconocer el desastre y pedirle al “dictador” que les resuelva la papeleta que ellos no son capaces. Saben además que ahora Sánchez no va a cargar con toda la responsabilidad, sino que la Presidenta de la CAM será la responsable de dirigir el estado de alarma en su territorio, de forma que poder culpar al Presidente del Gobierno es igualmente difícil.

Espero que Ayuso y Aguado tengan más en cuenta los intereses de los ciudadanos que los cálculos políticos arriba expuestos.

Read Full Post »