Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Íñigo Errejón’

Ayer escribía una breve entrada sobre la capacidad que tiene la derecha político-mediática para marcar la agenda y hacer hablar a todos sobre lo que ellos les interesa. Quién marca el debate tiene una ventaja que habitualmente es decisiva.

Voy a ilustrarlo. El miércoles el tema en Madrid-España eran los criterios homogéneos que permitieran saber cuándo un territorio (zona sanitaria, distrito sanitario, municipio o provincia) debe ser confinado. Una especie de mecanismo automático elaborado por otros (Illa y el Ministerio de Sanidad), para exonerar a los gobernantes madrileños de tomare decisiones impopulares. Consiguen lo que quieren, pero como son conscientes de lo mal que está la situación en su Comunidad, no caen hasta pasadas muchas horas en que lo acordada se le aplicará casi en exclusiva a municipios madrileños.

Entre tanto todo el mundo discutiendo sobre los beneficios de los criterios homogéneos, que si Francia, que si en tal estado de Micronesia, que si el velo de ignorancia. Un monumental coro a una idea que solamente fue concebida como mecanismo de crispación y de confrontación.

El jueves, Ayuso va a la Asamblea de Madrid y dice no sé qué tontería sobre Chernóbil y Más Madrid. Y allí todo el mundo hablando de la gestión que el gobierno soviético hizo de Chernóbil (no de la de Ayuso del Covid-19), que si los de Más Madrid son comunistas o no, que si en caso de ser comunistas los de Más Madrid tendrían responsabilidad personal en lo de Chernóbil o si el director de la serie se ha pronunciado.

Mientras tanto Ayuso, y sobre todo Miguen Ángel Rodríguez, aplaudiendo con las orejas, porque nadie se fija en los muertos y que su decisión de obviar los criterios que el día anterior pedía y de tomar cualquier decisión impopular entre los sectores tendentes a votar a la derecha tiene un precio en vidas y en secuelas. Entre tanto se aprueba una ley sin quórum en la cámara regional, pero ya es que da todo igual.

Llegamos al viernes y el tema es si alguien, con la Orden de Sanidad, puede ir a Berlín a Madrid, pero no de Parla a Madrid. Y comienzan las discusiones, que si Parla está confinada por orden de Ayuso, que si Berlín tiene tal AI14 y Madrid el otro, que si se puede o no y vuelven a reírse de nosotros en la Puerta del Sol. Han vuelto a conseguir pasar otro día y que nadie hable de muertos, de enfermos, de medios o de la manipulación de los datos diarios que se publican según parece.

¿Qué está sucediendo? Muy sencillo: en el otro lado no hay nadie. Es evidente que el Gobierno de España no puede ser la oposición de Ayuso y más en la situación en la que nos encontramos. No hay nadie en absoluto que lidere un mensaje de oposición, de modo sistemático y que tenga una ageda independiente de las ocurrencias de cada día. Ni líder, ni estrategia, ni coordinación, ni redes sociales, ni nada de nada. Solamente la oposición ha marcado agenda cuando el delirio ayusiano ha sido inmascarable.

Podemos en Madrid está desaparecido. Más Madrid tiene un líder en el Congreso, que abandonó la Asamblea y más allá del papel destacadísimo de la diputada Mónica García, no hay nadie que encabace la formación.

El PSOE de Madrid tiene su secretario general como Delegado del Gobierno y, por tanto, preso de su papel institucional. A su portavoz, Ángel Gabilondo, diciendo que no se pueden tomar medidas más contundentes o ver si es posible una moción de censura, eso los días que aparece.

Sería el momento para que una mujer o un hombre tomara el liderazgo de la izquierda y reubicara el debate. ¿Llegará esa persona?


 

Read Full Post »

A muchos extrañó que el entonces número dos de la ejecutiva de Fidalgo al frente de CCOO fuera quien se le enfrentara en un Congreso que fue extremadamente reñido. Pero Toxo no era de la ejecutiva de Fidalgo, no porque no perteneciese a ese órgano, sino porque ese órgano no había sido elegido por Fidalgo sino que eran fruto de agotadoras negociaciones y era una gazpacho de territorios y ramas sindicales mastodóntico, heterogéneo, inútil y antagónico.

En los tiempos fundacionales de Podemos, a la hora de elegir la ejecutiva del nuevo partido optaron porque la candidatura fuera cerrada y que la candidatura con más votos fuera la que ocupara todos los puestos de es órgano. Les llovieron las críticas e Iñigo Errejón defendió esta norma electoral diciendo que si bien todos tienen derecho a presentar candidaturas, la ganadora debería ser ágil y tener toda el mismo proyecto.

Podemos descartada la tradición tan engolfada en las formaciones de izquierda de las “ejecutivas de unidad”. Normalmente estas “ejecutivas de unidad” no reflejaban ninguna unidad, sino una componenda o la previsión de problemas dentro de un órgano que debe ser ante todo eficaz. Las falsas “ejecutivas de unidad” puede ser también mecanismos de control de la dirección del partido por parte de quienes no quieren, no pueden o no deben dar la cara.

Tenía razón Errejón cuando no quería meter a la oposición en la Ejecutiva, aunque al tiempo le hicieran un hueco a Pablo Echenique. Al menos Pablo Iglesias no tiene el temor que su buena enemiga Teresa Rodríguez le intente hacer caer por medio de una ejecutiva que no es ni siquiera suya.

Read Full Post »