Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Iglesia Católica’

Inmatriculaciones

En hoja parroquial, versión digital, de la diócesis de Segovia encontramos ya en el año 2012 el texto anteriormente, utilizando el argumento construido por la Conferencia Episcopal y sus asesores de comunicación contra las peticiones para eliminar el privilegio de inmatriculación en la Ley Hipotecaria y revisar las ya realizadas.

El argumento es hábil. Parte de la diferenciación entre “pueblo” entendido como la totalidad de los habitantes de un municipio, cuya forma política sería el Ayuntamiento y el “pueblo” entendido comunidad religiosa concreta, en este caso la católico-romana.

Es una pena que esta diferenciación no la hagan más a menudo, especialmente cuando intentan en convertir en ley obligatoria para todos sus creencias morales de índole religiosa, así como imponer sus símbolos a todos, creyentes de su confesión, de otra o no creyentes.

El Ayuntamiento es regido por los representantes elegidos por los ciudadanos. La comunidad de creyentes es regida por un sacerdote nombrado por el obispo como párroco sin que los miembros de esas comunidad parroquial tenga la mínima intervención antes, durante o después de la elección y mucho menos en relación con cualquier decisión, de la más nimia a la más importante.

Son mudos y la Iglesia Católica, al menos en la mayor parte de España y la inmensa mayoría de sus parroquias no proporciona a sus fieles ninguna forma de expresión. Luego el “pueblo” entendido como comunidad cristiana no tiene presencia, no existe, porque todo es dirigido por los funcionarios. En este argumento se usurpa el término “pueblo” para que los funcionarios eclesiásticos puedan esconderse detrás de él y así realizar sus operaciones inmobiliarias.

Un argumento aparentemente impoluto, diferenciación entre la comunidad civil y la comunidad religiosa, es utilizado únicamente para decir que como el “pueblo” entendido como comunidad religiosa está representado por personas impuestas, las decisiones de estos han de ser tenidas como decisiones del “pueblo” entendido como comunidad religiosa.

El caso de la Catedral-Mezquita de Córdoba es célebre pero creo que oscurece la problemática. Hay casos como la cesión sin más papeles de terrenos por parte de propietarios de tierras para hacer un cementerio y esos terrenos, no todos convertidos en cementerio, están ahora inmatriculados y pueden ser dispuestos para cualquier fin. Las casas de los curas que inmemorialmente los pueblos han tenido para los sacerdotes muestran otro caso. Se habla de inmuebles del “pueblo” y no del cura y del obispo.

Read Full Post »

En 2014 la Catedral de Sevilla ingresó 9.080.505,26€ principalmente por venta de entradas en la visita cultural. De ese dinero transfirió 2.919.577,61€ a la Archidiócesis, gastó 2.265.255,99€ en la conservación del edificio, pagó en nóminas al personal seglar por 1.644.583,68€ y al personal clerical y religioso por 480.008,50€.

Cáritas de Sevilla ingresó por donativos particulares la cantidad de 4.007.556,12€. Las parroquias ingresaron por colectas 8.401.975,49€ y por estipendios  2.037.801,29€. El Seminario tiene un presupuesto de 470.598,16€ y entre otras fuentes de recursos de encuentra una testamentaría (70.454,96€) y las aportaciones de las Hermandades de la archidiócesis (75.950,00€).

Estos datos aquí publicados no se deben a un filtración o indiscreción, sino a un documento oficial de la Archidiócesis (Informe económico de 2014) que se encuentra alojado en su web.

Sí, es un pdf y no una presentación interactiva, pero hay que valorar muy positivamente este esfuerzo de transparencia en sus cuentas por parte del Catolicismo sevillano.

Read Full Post »

El PP defendió la enseñanza de la Religión en los centros de enseñanza por puro confesionalismo; luego evolucionó hacia la aparentemente liberal idea de que hay que dejar a los padres elegir. En las últimas elecciones andaluzas el PP defendió la permanencia de la Religión en las aulas para mantener el empleo de los profesores, como decían en su programa electoral.
MaestrosReligionANDPPPuede que Moreno Bonilla no lo sepa, pero los profesores de Religión en Primaria no están transferidos en Andalucía, de modo que cualquier recorte que afecte a este colectivo será responsabilidad única del Ministerio de José Ignacio Wert, ya que un descenso del número mínimo palia cualquier cambio en el horario.

Moreno Bonilla puede cumplir esta promesa porque está en manos de su partido, aunque llama la atención que los únicos recortes laborales que le preocupen al PP sean en esta pequeña parte del educativo.

Read Full Post »

El pasado 26 de febrero el BOE publicó la Resolución que ordenaba la publicidad de las subvenciones recibida para la realización de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, correspondiente al año 2014, esto es, el dinero de la casilla de otros fines de interés general.

La cuantía de dinero repartido ha sido de 220.326.778,37 euros. Las sesenta y dos páginas del anexo recogen, según tipos de programas, las diversas subvenciones especificando la entidad que la recibe, el programa para el que la recibe y la cuantía.

El Departamento de Documentación de Geografía Subjetiva ha revisado casa una de las subvenciones para ir viendo cuáles de ellas han sido recibidas por entidades pertenecientes a la Iglesia Católica, a sus órdenes y congregaciones o a otros tipo de instituciones católica. Se ha seguido un criterio restrictivo pues, en caso de duda, no se ha incluido una entidad y sus subvención o subvenciones.

De los 220.326.778 euros, según los cálculos de este blog a partir de la publicación del BOE, las entidades católicas han recibido 49.364.691 euros (los céntimos no los contamos). Esto quiere decir que las entidades sociales católicas recibieron el 22,41% de los contribuyentes que marcaron la casilla de “otros fines de interés general” (al final de la entrada podréis encontrar el detalles de estas subvenciones).
CaritasFCI2015

Las campañas institucionales de la Iglesia Católica destacan el papel social del Catolicismo español a la hora de incentivar a los ciudadanos a marcar la casilla de financiación de la Iglesia. Del total del dinero ingresado por la “asignación tributaria” (248.500.000 euros) solamente se destinan a obras sociales, en este caso a Cáritas, 6.200.000 euros, el 2,5% del dinero aportado a través de la declaración del IRPF, según los presupuestos de la Conferencia Episcopal Española (Fondo Común Interdiocesano) para 2015.

En definitiva, la actividad social de la Iglesia Católica ha recibido 55.564.691 euros (más o menos) de los que solamente el 11,16% procede de la casilla de financiación de la Iglesia y el 88,84% procede de los ateos, agnósticos y descreídos que marcan las casilla de “otros fines”.

Si para alguien el principal motivo para marcar la casilla de la Iglesia es contribuir al sostenimiento de obras sociales que realmente merecen la pena y aportan mucho a la sociedad española, habría de dejar de hacerlo y marcar la otra casilla, la de “otros fines de interés general” que es de donde procede la mayor parte de la financiación del IRPF para las obras sociales del Catolicismo español.

DetallesSubvencionesEntidadesCatolicas

Read Full Post »

Creo que todo padre o toda madre que vaya a matricular a su descendiente en 1º de primaria y, por tanto, elegir si cursa Religión Católica, ha de responder este cuestionario y sólo apuntar a su hijo o hija si él responde “sí” a todas las preguntas.

CuestionarioReligion
Estos son los criterios de evaluación de un alumno de 1º de primaria. Se trabajará con los alumnos para que al terminar 1º de primaria contesten “sí” a cada una de esta cuestiones. Si uno no es capaz de contestarlas afirmativamente, es posible que deba pensar que esa asignatura no es la que debería coger para su hijo o hija.

Read Full Post »

El escándalo que ha causado el piso, propiedad de la Archidiócesis, que el arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Rouco Varela, va a ocupar después de que tuviera que hacerle ver que sobraba en el Palacio arzobispal ha provocado comentarios inexactos y equivocados sobre algunos aspectos de la disciplina eclesiástica.

Antes de entrar en ello quiero dejar clara mi postura de que vivir en un piso de cientos de metros cuadrado, con servicio, en el centro de Madrid contradice la doctrina expuesta hasta la saciedad por el cardenal Rouco Varela y los obispos españoles contraria al hedonismo y al materialismo. Hedonismo y materialismo es malo si un trabajador de clase media como es servidor se compra algo que no es estrictamente necesario.

El cardenal Rouco Varela, además de mostrar con la práctica que la doctrina predicada solamente era aplicable a otros, deja en mal lugar a los cientos o miles de sacerdotes jubilados que viven con su familia, en humildes cuartos en casas sacerdotales o en pisos compartidos

Dicho esto, vayamos al asunto. Se ha dicho que el cardenal Rouco Varela incumple con su voto de pobreza. Es falso: el cardenal Rouco no tiene voto de pobreza.

Dentro de la Iglesia Católica hay dos grandes categorías. La primera es la que se organiza en torno a la recepción del sacramento del orden y en ella se distingue entre ministros ordenados (obispos, presbíteros y diáconos) y los laicos; la segunda es la que distingue entre los religiosos o consagrados sobre el hecho de haber realizado o no la profesiones de los tres votos.

Combinando estas dos categorías obtenemos cuatro subcategorías:

Clero
La pregunta natural que sale es que si el clero secular no ha hecho los votos, entonces se podrían casar. Si bien no hacen los votos realizan la promesa de celibato (no contraer matrimonio) cuando son ordenados diáconos temporales (lo diáconos permanentes no la hacen ya que se admite a casados a la ordenación diaconal). El hecho de no tener voto de pobreza no quiere decir que no haya obligación de llevar una vida austera.

La profesión del voto de pobreza tiene consecuencias jurídicas. El que lo hace no puede tener propiedad, ni heredar. Si la ley civil le obliga a heredar, ha de renunciar.

El cardenal Rouco Varela pertenece al clero secular, luego no tiene voto.

Read Full Post »

El juzgado de instrucción que investiga los abusos cometidos por un grupo de sacerdotes de la Archidiócesis de Granada solamente mantiene la imputación para el líder de los “Romanones”, mientras que no la mantiene para el resto de los miembros del clan no porque crea que no hay indicios racionales, sino porque considera que ha pasado el plazo de prescripción. No voy a entrar en valorar la decisión del magistrado y será la Audiencia quien lo haya de hacer.

Dado que los indicios racionales de comportamiento delictivo sí están allí y que ninguna prescripción los borra, es el momento en el que tiene que actuar el Papa Francisco de actuar con todos los medios y su alcance y aplicarles las máximas sanciones canónicas a este grupo.

La suspensión “a divinis” para los sacerdotes por toda su vida sería una buena sanción. Así tendría que entretenerse al menos en buscarse el sustento en otra dedicación que no les deje tanto tiempo libre.

El Papa Francisco ha liderado este asunto. Ahora le toca cerrarlo para la mayoría de los incursos. Y respecto del inefable arzobispo de Granada no tengo más que decir que un retiro indefinido con los jerónimos sería tremendamente beneficioso para su alma.

Read Full Post »

El movimiento en defensa de los derechos de homosexuales, transexuales y bisexuales nació en un ambiente social absolutamente contrario, en un ambiente que los estigmatizaba, los patologizaba e incluso los criminalizaba.

En su lucha, heroica sin duda, buscó los pocos apoyos que consiguió reunir, pero en el momento adecuado este movimiento se supo abrir a todos los sectores sociales y políticos para dejar de ser una reivindicación privativa para convertirse en un patrimonio común, esto es, se ha convierto en un valor transversal (aunque la palabrita comienza a estar manida).

El punto de partida del laicismo en la democracia española ha sido notoriamente más ventajoso. Se partió de la convicción de que determinado grado de desconfesionalización del Estado era un mínimo necesario para poder evidenciar un cambio respecto del régimen anterior y para que la nueva estructura política superara cualquier “test” de democraticidad dentro del mundo occidental.

Nuestro movimiento laicista peca, y lo digo como laicista, de idealista. Tiende a confundir el ámbito normativo con la realidad y el ámbito normativo vigente con el deseado o el deseable. La no oficialidad de una religión, la separación entre Iglesia y Estado o el propio Laicismo admiten grados, matices y márgenes.

El Catolicismo no es solamente una religión en España, sino que es un elemento más de nuestras acciones sociales y de nuestra concepción del mundo. Naturalmente no me refiero al Catolicismo en cuanto elaboración sistemática de creencias religiosas, sino a un Catolicismo socializado que proporciona a la sociedad española buena parte, si no todos, sus ritos asociados al ciclo vital, así como una serie de costumbres populares que están íntimamente emparentadas con fiestas católicas.

La dificultad es encontrarnos con millones de católicos nominales, esto es, de personas para las que el Catolicismo solamente es un conjunto de convenciones sociales sin repercusión dentro sus decisiones diarias y vitales y para quienes su filiación católica no supone ningún esfuerzo y/lo sacrificio. Esta secularización de lo religioso es el mayor obstáculo porque los que la profesan no valoran como problemático el Catolicismo “zero” que consumen.

Se confunden porque no existe la religión puramente ritual. Los contenidos se cuelan y porque hay una serie de agentes profesionalizados que aprovechan los ritos y las preparaciones para los ritos precisamente para dar contenido lo que muchos piensan que es “zero”.

Muchas veces vivimos la profunda ironía de que son los más laicistas los que más en serio se toman lo religioso y sus formas. Frente al aparente nihilismo de los católicos “zero” que le abren las puertas subrepticiamente a los que no son “zero” y a sus organizaciones.

En España los grandes oponentes del laicismo no son los creyentes católicos, sino los que profesan el Catolicismo socializado.

El laicismo español debe hacer una labor pedagógica señalando que la socialización de la religión no hace que deje de ser religión y, por tanto, pueda afectar a un derecho fundamental. Es fundamental enseñar y sensibilizar en un derecho fundamental, el de la libertad religiosa, tan poco practicado en España.

Hay que enseñar también que el ejercicio de la libertad religiosa no es un capricho, un juego, una forma de tocar las narices a los que quieren imponer su disfrute de la religión socializada. Y esto no va a ser fácil porque supone tomarse en serio algo que solamente se toman en serio en su rito.

Y finalmente el laicismo español debería tener un gran nivel de preparación en sus actuaciones. Numeritos como los del recurso de inconstitucionalidad imposible desacreditan al movimiento y es mejor dar fuerte jurídicamente en dos puntos que disparar a los más llamativos. Igualmente lo relativo a la propia religión y a su sociología es esencial en la dinámica del movimiento, porque de la comprensión todo lo relacionado con la religión, la creencia, la experiencia religiosa y la propia increencia es el objeto de la libertad que el laicismo lucha por proteger y promocionar.

Read Full Post »

Un conjunto de diversas asociaciones laicistas quieren conseguir que cincuenta diputados o cincuenta senadores firmen un recurso de inconstitucionalidad contra el primer párrafo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, en la redacción dada por el Decreto de 8 de febrero de 1946, esto es, quieren que se someta a juicio de constitucionalidad la facultad de la Iglesia Católica de inmatricular bienes inmuebles de los que no tenga título de dominio escrito y no estén inscritos en el Registro de la Propiedad.

Es irrelevante que consigan la firma de los diputados o de los senadores y por eso esta iniciativa parece más propaganda que una verdadera campaña jurídica contra esta absurda facultad jurídica de la Iglesia Católica.

¿Por qué digo lo anterior? Porque el recurso de inconstitucionalidad solamente puede ser interpuesto hasta tres meses de su publicación oficial o nueve meses en caso que se acuda previamente al procedimiento de comisión bilateral entre Gobierno y CCAA.

Teniendo en cuenta que esta norma fue publicada oficialmente el día 19 de marzo de 1946 no cabe recurso de inconstitucionalidad. Es más, y todos estaréis pensando eso, es una norma preconstitucional que obviamente nunca pudo ser sometida a un Tribunal Constitucional nacido tres décadas después de su promulgación.

El control de constitucionalidad de las normas preconstitucionales, como hemos indicado anteriormente, no se puede hacer por medio del recurso de constitucionalidad por lo que solamente cabe el examen judicial a partir de un caso concreto y el planteamiento de una cuestión de inconstitucionalidad.

La jurisprudencia constitucionalidad ha sido oscilante a la hora de considerar si en las leyes preconstitucionales hay un control difuso por todos los órganos jurisdiccionales, control basado en la Disposición Derogatoria de la Constitución, o bien procedía la presentación de una cuestión ante el Tribunal Constitucional.

Actualmente podemos distinguir dos tipos de leyes preconstitucionales a efectos de control de constitucional por cuestión: las leyes asumidas por el legislador postconstitucional y las leyes no asumidas.

Una ley preconstitucional asumida por el legislador postconstitucional cuando la ley preconstitucional ha sido objeto de modificaciones parciales, permaneciendo vigentes las normas preconstitucionales no modificadas en lo que se entiende que puede ser visto como una “aprobación implícita”. Las normas preconstitucionales de estas leyes asumidas habrían de ser en términos generales objeto de cuestión de inconstitucionalidad si se duda sobre su adecuación a la Constitución. Éste sería el caso de la Ley Hipotecaria, incluso del artículo 206, que ha sido modificado con posterioridad a la Constitución, en 1996, y la norma cuestionada no ha sido ni modificada ni derogada. De hecho, desde 1978, La Ley Hipotecaria ha sido modificada en diecisiete ocasiones y el párrafo primero del artículo 206 sigue en vigor.

En el caso de las normas no asumidas se abren una doble posibilidad. La primera es que la disconformidad sea tan evidente que lo que realmente proceda sea la inaplicación por considerar que la Ley está derogada ex Constitutione; la segunda posibilidad es que el juez ordinario tenga dudas sobre su constitucionalidad y entonces sea deseable el planteamiento de la cuestión.

En conclusión: un recurso de inconstitucionalidad no es la vía jurídica adecuada para atacar el párrafo primero del artículo 206 de la Ley Hipotecaria, siéndolo la cuestión de constitucionalidad que habría de presentar un juez o tribunal ordinario dentro de un procedimiento donde ese artículo sea determinante para la decisión. Lo de “habría que ir, entonces, uno por uno, presentando recursos de inconstitucionalidad por cada bien inmatriculado” es para que le quiten a alguien la carrera de Derecho.

Lo que han hecho las asociaciones promotoras no es sino un acto de propaganda a favor de Izquierda Unida y de algunos diputados del Grupo Mixto y con una clara intención de atacar a los diputados y senadores que no firmen un recurso que va a ser rechazado nada más llegar al Tribunal Constitucional.

El movimiento laicista en España sigue haciendo movimientos efectistas, algunos con demasiadas connotaciones partidistas, más buscando el apoyo de los propios que unos resultados. Lo sensato es buscar apoyos en todos los partidos, incluso en el PP, para que esa norma sea derogada y se abra una investigación parlamentaria de esas inmatriculaciones.

Claro, que para eso hay que trabajar más.

Read Full Post »

Un juez obliga a un niño a acudir a las catequesis de primera comunión. Además de una serie de consideraciones chorras sobre si los padres se casaron por la Iglesia, el juez viene a decir que ir a las catequesis no le va a hacer ningún mal al niño.

Este juez expresa un prejuicio muy extendido socialmente según el cual la forma más externa y socializada de la religión mayoritaria no tiene relevancia religiosa, de forma que participar o no participar en esta forma externa y socializada de la religión mayoritaria no tiene nada que ver con la religión y mucho menos con el derecho a la libertad religiosa.

Dicho en palabras llanas: para que tu hijo haga la primera comunión no hace falta que ni sus padres ni él quieran, sino que el niño tenga ganas de hacerla.

La religión no es inocua. Es una forma de entender el mundo y la vida que tiene consecuencias. La religión debe ser una opción libre y bajo la apariencia de vaciamiento de contenido por extensión social, la religión mayoritaria se hace presente en la vida de las personas, se les da ocasión de dar su mensaje y de mostrar aceptación por él, aunque esta aceptación sea normalmente únicamente ritual.

Decir que la religión es inocua es falso. Falso tanto para los que no profesan ningún credo y se cuidan de no ser incluidos en ninguno, como para aquellos que realmente lo profesan más allá de tres convenciones sociales porque se les está diciendo que su fe es nada.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »