Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Filología’

Natalio FERNÁNDEZ MARCOS: Septuaginta. La Biblia griega de judíos y cristianos. Sígueme. Salamanca. 2008. 157 páginas.

Este pequeño libro es una interesante introducción a lo que ha sido una de las traducciones más importantes de la Historia: la que se hizo de la Biblia en lengua hebrea al griego. Esta traducción recibe el nombre de sus setenta traductores (‘septuaginta’ es setenta en latín).

La obra recorre las fuentes más antiguas sobre el modo en el que se realizó la traducción, las revisiones semitizantes a la que la traducción griega fue sometida, las diferencias textuales entre el texto griego y el hebreo y el modo en el que los manuscritos de Qumran han supuesto un respaldo al texto griego sobre el masorético, así como al hecho de que fuera el texto que los autores cristianos de la Patrística manejaron y las consecuencias hermenéuticas que esto tiene.

La Hermenéutica tiene dos fuentes originarias: los estudios bíblicos y los estudios jurídicos. Este libro le da un referente, muchas veces no explicitado, a numerosas cuestiones hermenéuticas tales como la conexión de cosmovisiones, la relación entre pensamiento y semántica, la independencia del texto del autor e, incluso, la independencia del texto del soporte. Recomendable para los interesados en la interpretación.

Read Full Post »

oralidad-y-escrituraUno de los libros que más me han impresionado es Oralidad y Escritura. Tecnologías de la palabra, de Walter Ong. Me acordé cuando criticada el excesivo uso de las sustantivaciones y de los términos abstractos en el discurso de Izquierda Unida.

Ong recogió varias décadas de investigaciones en torno a la oralidad y la escritura y sistematizó la temática. Posiblemente no sea un libro absolutamente original, pero lo que sí es, es un libro que sintetiza genialmente las diferencia no sólo lingüísticas sino psicológicas entre una sociedad de lenguaje oral y una sociedad de lenguaje escrito.

La comunicación pública se realiza principalmente a través del lenguaje oral. Incluso la dinámica de los titulares de la prensa escrita tiene un fuerte arraigo oral.

Mantiene Ong que el lenguaje oral, en una sociedad oral, tiene las siguientes características:

1) Lenguaje reiterativo: las composiciones orales repiten una y otra vez las mismas estructuras y contenidos, para facilitar la memoria, ya que no poseían medios de registro de los conocimientos.

2) El lenguaje se configura de forma poética, pues la métrica y el ritmo posibilitan también una mejor memorización.

3) Lógicamente la memoria tiene una gran importancia. La cultura que se tiene y los conocimientos y habilidades son los que se saben de memoria, ya que no había medios materiales que pudieran complementar y suplir lo que se olvide.

4) El lenguaje oral huye de los conceptos abstractos, prefiriendo los adjetivos. Por ejemplo, en vez de hablar de “bondad”, hablará de “hombre bueno”.

5) El lenguaje es conservador y mantiene un vocabulario limitado, suficiente para cubrir las necesidades sociales.

Si trasladamos esto a la comunicación pública podemos sacar algunas recomendaciones que llevan años aplicándose, pero que nunca se dice demasiadas veces.

a) Es bueno repetir las cosas y si lo que se repite es bueno, mejor. La mera reiteración de una frase no vale, sino también de las formas sintácticas. Muchas veces tengo la impresión de que los discursos de los políticos españoles son excesivamente literarios (en el sentido de “littera”, letra).

b) Los discursos políticos españoles son enormemente aburridos, porque no tienen ritmo, por hay demasiadas subordinadas y se pierde el hilo rápidamente. Son unos discursos que mejoran cuando son leídos y empeoran al ser pronunciados y esto es un problema grave. Los discursos son tan planos que podrían leerse en sentido inverso y tendrían hasta sentido.

c) Hay que recurrir al imaginario colectivo. No hay que intentar introducir nuevos elementos, sino que hay que emplear los conocimientos que están en el “disco duro” de todos. No hay que demostrar lo mucho que se sabe ni lo listo que se es, sino que

d) En esto caen todos nuestros políticos. Les encanta todo término que finalidad en el sufijo –dad o directamente inventan sustantivos para adjetivos cuyo sustantivo no termina en –adad (se habla de “rigurosidad” como sustantivo de riguroso, cuando el sustantivo es rigor). Ciertamente nuestra cultura (de escritura secundaria como diría Ong) ama los sustantivos y los conceptos abstractos, pero ello no quiere decir que lo entendemos mejor que unos sencillos adjetivos.

e) No hay que empeñarse en cambiar la realidad únicamente desde el lenguaje con términos nuevos, sino organizar los términos comunes de tal forma que presenten y representen la realidad de la que se quiere hablar. El conjunto de palabras usuales es limitado y son ésas las que hay que emplear, lo cual no quiere decir que se tenga un lenguaje vulgar, sino un lenguaje cuyas palabras las conoce el público al que se dirige.

Read Full Post »

premio-cervantes
Recuerdo que Laín Entralgo se quejaba amargamente, en el prólogo a uno de sus últimos libros antropológicos, que lo que se escribe en castellano sobre una materia no literaria no tiene ninguna trascendencia más allá de las fronteras de nuestro idioma,. Alguien puede decir que esto tiene sentido y que Laín Entralgo se sorprendía por algo que todo el mundo intelectual sabe.

Pero lo llamativo es que lo que Laín denunciaba fuera de las fronteras lingüísticas, pasa también dentro de las fronteras del castellano. Tengo la impresión de que se piensa que el castellano es obra de literatos y que no hay aportaciones interesantes al idioma desde otras áreas de la actividad intelectual.

El Premio Cervantes es un coto casi cerrado a personas que han destacado intelectualmente por su labor literaria, aunque haya algunos de ellos como Borges que cultivó el ensayo en algunas ocasiones, como Dámaso Alonso que tiene una amplia bibliografía filológica o como otros a los que se podría citar.

Se podría decir que sí hay un caso de concesión del “Premio Cervantes” a una no literata, como fue María Zambrano. Ciertamente María Zambrano es más conocida por su trabajo filosófico, pero no deja de ser sospechoso que ella mantuviera la primacía de la razón poética y de lo literario como lo definitorio de España.

Si el castellano es una lengua de comunicación no es sólo o principalmente por la literatura. Me parece que esta reducción es ridícula. Las ciencias, de todo tipo, hacen al castellano tanto o más que novelas y poemas. Es necesario reconocer que el castellano es más que literatura.

Read Full Post »

La Biblioteca Nacional ha puesto en marcha su página en la que se ofrecen diez mil obras digitalizadas, las más importantes, de su fondo, llegando hasta el siglo XIX, a lo que ha llamado Biblioteca Digital Hispánica.

Ciertamente llega tarde la Biblioteca Nacional, pues desde 1999 conozco yo un equivalente en la Biblioteca Nacional de Francia. Pero, como dice el refrán, no hay mal cuando la dicha es buena.

Ya los españoles podemos ofrecer al mundo nuestro patrocinio documental con la posibilidad de ser descargado. El prestigio del país gana en proyección dentro de esferas influyentes como so los investigadores de todo el mundo que quieren tener acceso a los textos originales de obras fundamentales de las que, con suerte, se conservan unos pocos ejemplares.

El coste es ridículo, un millón de euros, prácticamente nada para cualquier presupuesto autonómicos e inexistente para los Presupuestos Generales del Estado. Dinero bien gastado, que hace más accesible el patrimonio cultural a todos y que genera imagen y prestigio para España.

Read Full Post »