Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ciencia’

Yo soy de los que están encantados de la existencia del término «postverdad». Nada como un nombre, un etiqueta para que un fenómeno deje de ocultar en las acciones sociales y adquiere visibilidad. Solamente así se puede ser consciente de lo que ya existía antes de ponerle el nombre en cuestión

La «postverdad» en la comprensión que yo hago no es otra cosa que la fragmentación de la verdad, esto es, será verdadero aquello que yo decido que es verdadero. Funcionamos en la vida cotidiana con un concepto universalista de verdad, de modo que si algo es verdadero lo es para todos.

En tiempos hubo muchos menos medios de comunicación y la mayoría de estos intentaban, a pesar de su línea editorial, a ofrecer una información objetiva. Podía gustar más o menos dar algunas noticias, pero no se tapaban ni se tergiversaban. Había puntos de encuentro.

La proliferación de todos los tipos de medios de comunicación y la pérdida de pretensión objetiva o veritativa por parte de estos, ha posibilitado que cada cual pueda eligir el mundo del que quiera ser informado. Y hay una gran diferencia. no es elegir la perspectiva de la información, sino una información que confirme cada uno de mis prejuicios y que nunca los ponga en cuestión.

La fragmentación de los medios ha proporcionado las condiciones para que nuestras concepciones del mundo no tengan que confrontarse con otras concepciones del mundo. Informativamente el mundo se ha roto casi en tantos individuos que puedan diseñarse sus fuentes o que se entregue a una fuente con la que se sienta complacido. ¿Qué alguien dice algo que es manifiestamente falso? Pues se dice que es verdad o se obvia. Son las tácticas clásicas de la propaganda, como aceptada voluntariamente.

La fragmentación no es pluralismo. El hecho de que haya mil medios cada uno de una tendencia más disparatada no implica la existencia de pluralismo, si dentro de cada medio no hay pluralismo independientemente de su líena editorial.

¿Por qué hemos llegado a esta situación? En primer lugar porque hemos cedido a la tentación de no examinar nuestros prejuicios y creencias; en segundo lugar porque la fragmentación social y sobre todo mediática nos permite vivir sin que nuestros prejuicios y creencias puedan ser contrastados; en tercer lugar porque principios tan fundamentales del conocimiento como la prohibición de la contradicción son desconocidos y en cuarto lugar porque hemos confundido lo público con lo deportivo, de forma que lo importante es que ganen los míos.

Read Full Post »

Existe en ‘Actuable’ una petición para que se establezca una casilla en el IRPF para destinar dinero público a la ciencia, dado el tremendo hachazo que a la investigación científica le ha dado el Real Decreto-Ley 20/2011.

No he suscrito esta petición porque estoy en contra de que la investigación científica sea tratada paralelamente a una organización que promueve la superstición. Los servicios sociales no se cubren solamente con los recursos de la otra casilla de la declaración del IRPF, de forma que me parece caer en la trampa pedirlo para la ciencia.

España es un país que necesita de la ciencia. Podríamos argüir motivos morales o intelectuales, pero sobre todo necesitamos de la investigación científica para ser un país económicamente competente. La ciencia diferencia a los países: los más prósperos gastan en ciencia porcentualmente más que los más pobres.

Desgravar el ladrillo nuevamente es lo que anima a la Economía. Destrozar con tres recortes sucesivos la financiación pública de la ciencia nos debería avergonzar como país. Hay dinero para llenar de luces estúpidas las ciudades españolas durante un mes, pero no para financiar la investigación científica.

Hay quienes piensan que soy demasiado culturalista, y puede que tengan razón, pero creo que todo esto tiene mucho que ver con que en España el prestigio social, y lo que es peor, universitario, de un ingeniero es mayor que el de un físico, el de un farmacéutico-boticario que el de un químico, o el de un veterinario con consulta propia que el de un biólogo que pasa meses encerrado en un laboratorio. Un país donde el intelectual es el literato y no el filósofo, el lingüista o el historiador.

Lo malo es que lo pagaremos muy caro, como llevamos décadas pagando la dejadez y la desidia de nuestros gobernantes durante siglo y medio que fueron incapaces de tener una política científica medianamente decente, suficientemente financiada y moderadamente eficaz.

Read Full Post »

Erial matemático

Nunca España ha sido un país de gran afición por las matemáticas. Hemos sido más de ingenieros que de matemáticos. Nos conformábamos con tener una asignatura, llamada Matemáticas, que normalmente era un calvario para los alumnos, pero que al menos conseguía que fuésemos capaces de utilizar algunos rudimentos básicos sin necesidad de calculadora.

El otro día, en una tienda de una conocida cadena internacional, vi que los responsables comerciales han reconocido definitivamente que los clientes no son capaces de saber cuál es el descuento cuando éste se expresa porcentualmente, ni siquiera cuando el porcentaje es del 50% y, en consecuencia, se obtiene con una sencilla división entre dos.

Read Full Post »

Noticia científica que transpira moralina

No sé si depende del estudio del que “El Mundo” se hace eco o es que la redacción de la noticia es francamente mala, pero tengo la impresión de que hay algo incorrecto en las valoraciones que se hacen sobre la alternativa entre autofecundación y fecundación externa que, por lo visto, tienen algunos animales.

Como de Biología sé bien poquito, me voy a limitar a comentar algunas cuestiones terminológicas y una, biológica, pero que creo que es de sentido común.

1) Supongo, y esta es la idea de sentido común, que las aportaciones genéticas de otros seres de la misma especie disminuyen las posibilidades de padecer determinadas enfermedades genéticas.

2) Dice la noticia que “Las especies que optan por una pareja sexual logran ventajas para sus crías”. Tengo la impresión que atribuye la redactora le atribuye una cualidad humana al objeto de esta investigación, ya que considera que puede “optar”, es decir, que pueden elegir conscientemente entre dos posibilidades.

3) Finaliza la noticia diciendo que “Así se explica que, con alguna excepción, mantener relaciones sexuales con otros sea la forma más natural de reproducirse” [la negrilla es mía]. Una cosa es que puede ser más exitosa, pero otra es que sea más natural, porque si un ser puede autofecundarse eso para él es natural. La redactora confunde lo bueno, lo conveniente, lo útil o lo exitoso con lo natural.

Seré yo, que soy un suspicaz, pero el la noticia transpira una moralina y un intento de extrapolar a los seres humanos (que no somos capaces de autofecundarnos) algo que se ha investigado en unos gusanos.

Read Full Post »

Derecho sin Sociología

A través de un entrada en el blog “El Destino de Lüzbel” llegué a un reportaje de “El País” en que se manifestaba que España era uno de los países con mayor tasa de encarcelamientos teniendo por el contrario una de las menores tasas de criminalidad dentro del ámbito europeo.
El reportaje le daba la palabra a numerosas personas, sobre todo catedráticos de Derecho Penal, abogados y algún criminalista suelto para que dieran su opinión sobre esta curiosa contradicción.
Siempre me ha llamado la atención la importancia que se le da a los juristas en estas cuestiones, cuando una cosa es la Política Criminal y otra es el Derecho Penal. Es obvia que tienen conexiones, pero una es el paso previo a la legislación penal y penitenciaria y la otra es el estudio del producto de la acción legislativa y jurisprudencial.
Esto pone de manifiesto algunas cosas en mi opinión, pero ahora solamente quiero hablar de una de ellas: las inexistencia, o la práctica inexistencia, de una Sociología del Derecho en España, que aborde cuestiones tales como el tipo de norma más eficaz, las repercusiones sociales de las normas y algo que relativo a los vínculos sociales de los actores jurídicos (que no estaría de más). José Juan Toharia ha sido el único faro en tanta oscuridad.
Y es que por mucho que extrañe un catedrático de Derecho Penal no tiene ni idea de si una pena es eficaz y no. Un especialista en Derecho Penal sabe de la norma, ha leído una exageración de lo que otros han escrito sobre cada norma de su interés y lo que han interpretado los tribunales, pero de la efectividad sabe lo que el resto de los ciudadanos.
En España faltan estudios serios y científicos sobre cuestiones jurídicas y, sobre todo, sobre la Política Criminal. A veces la penalidad para ciertos delitos los hacen impunes, como son las de los delitos contra la Administración Pública, basadas sobre todo en la pena de inhabilitación que a muchos de los prevaricadores les trae sin cuidado (no son funcionarios y su paso por la Administración es temporal).
En definitiva, la Sociología del Derecho está por hacer en España, porque lo que he encontrado hasta ahora, con la salvedad señalada, es más una teorización metodólogica que entrar realmente en materia.
[Más adelante hablaré sobre el fondo del reportaje]

BNPA través de un entrada en el blog “El Destino de Lüzbel” llegué a un reportaje de “El País» en que se manifestaba que España era uno de los países con mayor tasa de encarcelamientos teniendo por el contrario una de las menores tasas de criminalidad dentro del ámbito europeo.

El reportaje le daba la palabra a numerosas personas, sobre todo catedráticos de Derecho Penal, abogados y algún criminalista suelto para que dieran su opinión sobre esta curiosa contradicción.

Siempre me ha llamado la atención la importancia que se le da a los juristas en estas cuestiones, cuando una cosa es la Política Criminal y otra es el Derecho Penal. Es obvia que tienen conexiones, pero una es el paso previo a la legislación penal y penitenciaria y la otra es el estudio del producto de la acción legislativa y jurisprudencial.

Esto pone de manifiesto algunas cosas en mi opinión, pero ahora solamente quiero hablar de una de ellas: las inexistencia, o la práctica inexistencia, de una Sociología del Derecho en España, que aborde cuestiones tales como el tipo de norma más eficaz, las repercusiones sociales de las normas y algo que relativo a los vínculos sociales de los actores jurídicos (que no estaría de más). José Juan Toharia ha sido el único faro en tanta oscuridad.

Y es que por mucho que extrañe un catedrático de Derecho Penal no tiene ni idea de si una pena es eficaz y no. Un especialista en Derecho Penal sabe de la norma, ha leído una exageración de lo que otros han escrito sobre cada norma de su interés y lo que han interpretado los tribunales, pero de la efectividad sabe lo que el resto de los ciudadanos.

En España faltan estudios serios y científicos sobre cuestiones jurídicas y, sobre todo, sobre la Política Criminal. A veces la penalidad para ciertos delitos los hacen impunes, como son las de los delitos contra la Administración Pública, basadas sobre todo en la pena de inhabilitación que a muchos de los prevaricadores les trae sin cuidado (no son funcionarios y su paso por la Administración es temporal).

En definitiva, la Sociología del Derecho está por hacer en España, porque lo que he encontrado hasta ahora, con la salvedad señalada, es más una teorización metodólogica que entrar realmente en materia.

[Más adelante hablaré sobre el fondo del reportaje]

Read Full Post »

aula-vacia1
Por la tarde, mientras viajaba leí en “El País” un artículo titulado “La estafa del enseñar a enseñar”, firmado por profesores universitarios. Por la noche vi que Jesús Zamora también abordaba el tema en su blog y creo que me debería unir a las voces que empiezan ya a alzarse contra la última barbaridad de los pedagogos que reinan a sus anchas en todas (sí, en todas) las administraciones educativas.

Suscribo plenamente lo publicado ayer en “El País” y lo dicho por Jesús Zamora. Sólo quiero insistir en algunos aspectos sin ninguna pretensión de originalidad:

a) Los que hablan tanto y escriben más sobre gestión democrática de los centros, sobre autonomía de estos y sobre un montón de temas adyacentes, nunca se han molestado en preguntar a los docentes su opinión sobre ninguna de los aspectos de su trabajo. Los pedagogos y demás derivados ven a los docentes como enemigos de la enseñanza, como una especie de atrasados y retrasados que aún no han descubierto la verdad.

b) Antes era la “promoción automática”, dogma de los primeros años de la LOGSE. Ahora toca el “enseñar a enseñar”. Lo primero fracasó porque viola uno de los principios más básicos de la acción humana: la respuesta a incentivos. Lo segundo lo hará porque es en sí una falacia, la del círculo vicioso, ya que tanto enseñar como aprender requieren de un objeto que sea enseñado y aprendido.

c) Me reafirmo en que es necesario que los profesores tengan una alta cualificación académica en las áreas que enseñan, cuanta mayor mejor y con posibilidades de ascenso profesional bien determinadas y no dejadas a la arbitrariedad. Obligar a todos los futuros profesores a abandonar la formación en su disciplina para entregarse al “enseñar a enseñar” no es el mejor camino. La formación de los maestros lleva orientada en ese sentido muchos años y lo único que ha producido ha sido docentes que no saben de lo que enseñan y eso se nota al terminar la Primaria.

d) Para quien diga que la Filosofía no vale para nada, creo que en el fondo aquí tenemos un ejemplo de la utilidad de la Filosofía. Una de las cuestiones fundamentales es que se ha mantenido que la Pedagogía y áreas afines son disciplinas científicas y que sus resultados son tales, cuando no superarían el criterio mínimo menos exigente. La Pedagogía es una pseudociencia a la que se toma en serio, son los astrólogos de la enseñanza.

Una vez tuve que asistir (solamente vale como ejemplo singular y personal) a la presentación de un estudio en el que se enunciaban consecuencias casi universales; cuando los “malos” preguntamos con la muestra que se había trabajado, a la quinta pregunta seguida, los responsables del estudio (o lo que fuera) respondieron que habían sido solamente quince alumnos de un centro concentro. Desde luego si hay es la inferencia menos rigurosa que he visto en mucho tiempo.

e) Soy perfectamente consciente que en esta polémica hay también una lucha intrauniversitaria, ya que este máster dejará a muchas facultades (de ciencias y de humanidades) sin estudiantes para sus otras ofertas, dado que la enseñanza es la salida laboral de la mayoría de sus titulados. Pero yo prefiero que un profesor de Física sepa más Física o que uno de Historia sepa más Historia que pierdan el tiempo y que se engrosen las matrículas y las plantillas universitarias de pedagogos.

f) Las aportaciones deben ser medidas por los resultados. El CAP era una inutilidad y este máster lo será porque ser profesor es un oficio. Un oficio debe aprenderse en el tajo y eso lo sabe la banca: puedes ser un estupendo economista, pero empiezas en la caja cobrando y dando dinero a los clientes, porque a ser empleado de banca se aprende siendo empleado de banca.

g) Me uno a las propuestas que están en esta línea como la de hacer un sistema similar al MIR.

Read Full Post »

premio-cervantes
Recuerdo que Laín Entralgo se quejaba amargamente, en el prólogo a uno de sus últimos libros antropológicos, que lo que se escribe en castellano sobre una materia no literaria no tiene ninguna trascendencia más allá de las fronteras de nuestro idioma,. Alguien puede decir que esto tiene sentido y que Laín Entralgo se sorprendía por algo que todo el mundo intelectual sabe.

Pero lo llamativo es que lo que Laín denunciaba fuera de las fronteras lingüísticas, pasa también dentro de las fronteras del castellano. Tengo la impresión de que se piensa que el castellano es obra de literatos y que no hay aportaciones interesantes al idioma desde otras áreas de la actividad intelectual.

El Premio Cervantes es un coto casi cerrado a personas que han destacado intelectualmente por su labor literaria, aunque haya algunos de ellos como Borges que cultivó el ensayo en algunas ocasiones, como Dámaso Alonso que tiene una amplia bibliografía filológica o como otros a los que se podría citar.

Se podría decir que sí hay un caso de concesión del “Premio Cervantes” a una no literata, como fue María Zambrano. Ciertamente María Zambrano es más conocida por su trabajo filosófico, pero no deja de ser sospechoso que ella mantuviera la primacía de la razón poética y de lo literario como lo definitorio de España.

Si el castellano es una lengua de comunicación no es sólo o principalmente por la literatura. Me parece que esta reducción es ridícula. Las ciencias, de todo tipo, hacen al castellano tanto o más que novelas y poemas. Es necesario reconocer que el castellano es más que literatura.

Read Full Post »


Un cierto revuelo se ha montado por el adelanto que hace “El País” de un libro en el que la Reina Sofía da su opinión sobre una amplia variedad de temas. No dice nada que nunca hayamos escuchado y, la verdad, sus palabras no aportan nada nuevo ni interesante a los temas que abordan. Pero esto no es importante, porque aquí no importa tanto qué se dice, sino quien lo dice.

Normalmente los políticos escriben sus memorias, o dan entrevistas retrospectivas, cuando han abandonado la vida política y sus ambiciones políticas se han cumplido o se han visto frustradas. El caso de la Reina es que hace esto, sin haberse retirado y quizá siendo poco cuidadosa con el deber de neutralidad que tiene la institución que representa.

De los extractos que “El País” adelanta, quiero comentar el relativo a la religión. Dice la esposa del Rey:

«Se ha de enseñar religión en los colegios, al menos hasta cierta edad: los niños necesitan una explicación del origen del mundo y de la vida».

1) La redacción es curiosa. Habla la Reina de “ha de enseñar”, lo que es una oración de obligación. Se podría deducir que considera la esposa del Rey que la enseñanza de la religión debería ser obligatoria independientemente de que alguien quiera o no que sus hijos la reciba. Es más curioso este argumento cuando los defensores de la religión en las aulas se escudan en el derecho de elección, que parece que la Reina les niega a los demás.

2) Lo mejor de todo esto es que la Reina considera que es obligación se funda en que los niños deben conocer una explicación del origen del mundo y de la vida. En eso estoy totalmente de acuerdo, pero una explicación es lo que da la ciencia, mientras que lo que hacen las religiones es una interpretación desde sus presupuestos hermenéuticos.

3) La Reina, persona que dicen que es sumamente ilustrada, está confundiendo facticidad y sentido, es decir, mezcla el hecho con el significado que le damos a un hecho.

4) Pero lo más gracioso de todo es la cláusula “al menos hasta cierta edad”. Si tan importante es conocer  lo que ella llama “una explicación del origen del mundo y de la vida” para implicar la obligatoriedad de la Religión, no entiendo esa limitación de su edad. Es como si dijésemos que a los niños hay que enseñarles correctamente las matemáticas hasta cierta edad y que, después ya podemos empezar a enseñárselas mal. La Reina introduce esta cláusula porque sabe que la religión es adoctrinamiento y que el mejor momento para el adoctrinamiento es la infancia.

5) Si en la Casa Real les molesta ahora las reacciones en los medios y las de los blogueros, deberían pensar que si se hubiesen mantenido calladitos, nadie habría dicho nada. Quién opina abre la posibilidad de ser contestado, por más que se sea esposa del Jefe del Estado y madre del Jefe del Estado en potencia.

Read Full Post »

La Organización Médica Colegial de España (OMC) se ha puesto a analizar las numerosas series televisivas que tienen a los médicos como sus protagonistas y a los hospitales como su escenario. Digamos que es la típica reacción corporativista española de profesionales demasiado recelosos de su imagen en los medios de comunicación y poco celosos de dar una buena imagen ante los ciudadanos.

Como el informe que la OMC ha dado a conocer no tiene desperdicio, voy a comentarlo casi textualmente. Como primera consideración debo decir que si lo han entregado a los medios es el informe completo se hecha de menos cuestiones importantes como la metodología, las series analizadas y algún que otro trabajo de campo, porque de lo contrario las conclusiones serán más opiniones de café que fruto de un trabajo serio y concienzudo.

“1) Los seriales médicos tienen un profundo impacto en la opinión publica y en la población. Para millones de personas la televisión se ha convertido en su mayor, sino única, fuente de información y educación.”

Este primer párrafo es tan obvio que es difícilmente justificable ponerlo en un informe de una Comisión Central de Deontología. Posiblemente lo colocaran para rellenar, ya que el informe solamente ocupa tres paginitas.

“2) Los seriales médicos han tenido y tienen mucho éxito porque:
(i) permiten introducir y eliminar personajes con mucha facilidad”.

Realmente esto no justifica el éxito de las series médicas ni de ninguna serie. Los espectadores suelen a encariñarse con los personajes y el cambio debe estar preparado, porque no siempre salen bien. “La facilidad para introducir y eliminar personajes con mucha facilidad” es una ventaja no para éxito de una serie, sino para la permanencia en la parrilla de una serie que ya es de éxito. Solamente es una ventaja para los guionistas y la productora y no determinante para el éxito de una serie.

“(ii) utilizan el drama de la urgencia medica.”

El drama no es siempre garantía de éxito de una serie. Hay series muy populares que se basan en el humor a pesar de las circunstancias de sus protagonistas (Como “Aida”)

“(iii) muestran las miserias de la clase medica.”

Lo primero es que me llama la atención de que hablen de clase médica como si estuviésemos en la Edad Media y los médicos fueran un estamento diferenciado. Por otro lado no sé qué tiene de malo mostrar las miserias de la autodenominada “clase médica” o es que acaso quieren que lo único que se muestre sea la “grandeza” de los médicos, lo inteligente que son, lo honesto y lo absolutamente estupendo que les gustaría ser pero no que no alcanzan. Una de las funciones del Corporativismo es ocultar lo menos vistoso de una profesión, pero por ello no menos real.

“(iv) todo esto se hace en un tempo mucho más rápido que en la vida real.”

Es que ha escrito este informe, o los que lo han hecho, no han visto una película o una serie de televisión en su vida. Cualquier película o serie tiene un “tempo” más rápido que la vida real, porque de lo contrario sería imposible cualquier producción.

Por ejemplo, “El hundimiento” narra los últimos días de Hitler en 155 minutos; “El día más largo” nos cuenta el desembarco de Normandía en 171 minutos; “Danton” que nos muestra la vida política de este revolucionario francés, la despacha en 136 minutos. Estos ejemplos son solamente los primeros que me han venido a la cabeza, a cualquier lector seguro que se les ocurre muchos más.

“3) Los seriales médicos son una gran oportunidad para educar a la población en temas médicos y sanitarios; este debería ser su principal objetivo. La información debe presentarse de forma correcta, rigurosa y que pudiera ser fácilmente comprensible para una audiencia no medica”.

Tengo la impresión que las series de tema médico son enormemente instructivas para los espectadores y en una líneas se Comisión Central de Deontología tendrá la ocasión de contradecirse. La televisión, si alguna virtud tiene, es capacidad explicativa (aunque a grandes trazos), que siempre será muy superior a las incomprensibles palabras que los facultativos reales le dirigen a los pacientes con una evidente desatención a las posibilidades de ser entendidos y una sospechosa tendencia a ocultarse dentro de una palabrería deliberadamente incomprensible. En vez de exigirle a las series mayor intención educativa, se la deben exigir a sus colegiados y, si de camino, mejoran su letra sería una fiesta nacional con fuegos artificiales y todo.

“4) Los seriales médicos no pueden crear falsas expectativas en los pacientes. Los diagnósticos, exploraciones y tratamientos deben ser adecuados a la patología presentada. Los seriales médicos deberían ser realistas (más ancianos y menos niños, adolescentes y jóvenes en hospitales, menos exploraciones sofisticadas, menos recuperaciones milagrosas, menos tratamientos experimentales…). La promoción de exploraciones y tratamientos innecesarios aumenta el gasto sanitario y el despilfarro de recursos.”

Aunque estos señores no alcancen a creérselo, el hecho de no haber estudiado Medicina no significa ser tonto y no tener las capacidades intelectuales necesarias para distinguir lo que es ficción y lo que es realidad. Evidentemente los casos son seleccionados por guionistas por ser llamativos y así ser más llamativos y entretenidos. Para ver la realidad pura y dura, y aburrida, se podría poner una webcam en la consulta de mi médico de cabecera, que probablemente sea más soporífera aún que una hipotética conversación sobre sexo entre Rajoy y Esperanza Aguirre.

El argumento del aumento del gasto sanitario es para caerse por los suelos de risa. Y pensar que estos señores fueron los que se opusieron al uso de los medicamentos genéricos (como por ejemplo el Colegio de Médicos de Córdoba con argumentos traídos por los pelos), que sí es algo que disminuye el gasto sanitario.

“5) La supervivencia televisiva tras una reanimación cardio-pulmonar es significativamente mas alta que la tasa de supervivencia más optimista publicada en la literatura medica general. Esta distorsión ocurre con la mayor parte de las enfermedades presentadas en los seriales médicos, dando así una imagen irreal y creando expectativas exageradas de éxito”.

En esto les tengo que dar la razón. Sí se pueden crear expectativas exageradas, pero también es comprensible que nadie quiere ver una serie en la que a un médico se le muere la tasa normal de pacientes sometidos a una reanimación cardio-pulmonar.

A los médicos les molesta mucho que la gente se informe y en el fondo no están hablando de las series de televisión, sino de Internet, donde se pueden encontrar páginas de gran calidad con un lenguaje comprensible para los profanos.

“6) Los seriales médicos presentan una magnifica ocasión para educar y formar a la población en temas de ética y deontología medica. La televisión debería mostrar los comportamientos deseables y éticamente correctos de los médicos y enfermeras tanto en su relación entre ellos como en su relación con los pacientes. Así la población general tendría un buen conocimiento de las actuaciones éticas y morales que se esperan de la clase médica.”

Vuelven a la carga con la imagen que se proyecta de los médicos. Quieren que se dé una imagen ideal de ellos, seres angélicos que siempre se mueven por los principios éticos más elevados. Esto es irreal porque no hay colectivo en el que se dé esto.

“7) Es inaceptable que los enfermos y el personal sanitario sean presentados como sujetos anómalos para la diversión del espectador, aumentar la audiencia y tener mas beneficios económicos. Los seriales médicos no pueden centrarse en las miserias de los médicos, enfermeras y pacientes (envidias, engaños, celos, traiciones, egoísmo…).”

Lo normal es que los personajes no son seres anómalos. Creo que realmente este informe está provocado por la serie de éxito “House”. El protagonista, el Dr. House, la verdad es que al menos es peculiar pero también es descrito como un genio. El problema no es de la serie, sino de los sanitarios, porque normalmente los facultativos peculiares que encontramos son poco geniales.

El que hizo el informe, o los que lo hicieron, vuelven a demostrar su absoluto desconocimiento del medio televisivo. En todos los guiones hay tramas paralelas a la trama principal y estas tramas paralelas suelen centrarse en aspectos personales de los protagonistas. ¿Quieren negar que entre médicos, enfermeras y paciente no haya envidias, engaños, celos, traiciones o egoísmo? (Esto va contra “Anatomía de Grey” y “Hospital Central”).

Debe parecerles mal que las cadenas de televisión tengan beneficios económicos, dado que ellos trabajan por el más puro altruismo. Las cadenas son empresas y están para ganar dinero, no para decir lo bueno que los médicos, moral y profesionalmente, quisieran ser.

“8) Muchos adolescentes pueden decidir estudiar medicina tras ver seriales médicos. El crear falsas expectativas sobre esta población tan vulnerable conducirá a tener médicos frustrados que, si pueden, terminaran abandonando la profesión con el consiguiente gasto que ello origina a la sociedad, y el daño humano individual que conlleva el fracaso de un proyecto de vida laboral de estas características.”

Nuevamente consideran que los ciudadanos, en este caso los jóvenes, a los que califican como “vulnerable”, son tontos y no diferencian entre ficción y realidad. Estas series pueden hacer atractivas las profesiones sanitarias, pero todo el que es sensato sabe que siempre hay una diferencia entre ficción y realidad. Ha habido series de policías, militares e incluso de sacerdotes y ninguno de estos colectivos se ha rasgado las vestiduras como los médicos. Lo mismo les parece mal que haya personas que quieran estudiar Medicina y no tengan el deseable mérito de ser hijos de médicos.

“9) Para que las consideraciones anteriores se puedan hacer realidad, sería aconsejable que la OMC envíe el presente documento a todas las productoras y les ofrezca asesoramiento desinteresado para que los aspectos éticos y técnicos de las series medicas sean adecuados.”

Las series norteamericanas de médicos que actualmente se emiten en España, “Anatomía de Grey” y “House” tiene asesores médicos de los centros de más prestigioso que existen en los Estados Unidos. Creo que podrán prescindir sin menoscabo del asesoramiento de los colegios médicos españoles.

Read Full Post »

¿Fuga de cerebros?

La fuga de cerebros españoles al instituciones científicas extranjeras es un tema tan antiguo como manido. Muchas son las causas y han sido detectadas y analizadas por otros. Ahora sólo quiero dar mi opinión y manifestar porqué iniciativas como las del CSIC de recuperar a los “jóvenes fugados” son pocos fructíferas.

Contra lo que se suele pensar, los jóvenes cerebros fugados no reciben ofertas para irse, sino que sucede todo lo contrario, ellos tienen que dirigirse individualmente a instituciones extranjeras para mejorar o incluso mantener su trabajo investigador. Aceptan irse a estas instituciones a ser nuevamente el “último de la fila” (si es que en España no han dejado de ser alguna vez) y rápidamente se dan cuenta que allí el “último de la fila” es mejor tratado a todos los niveles que muchos bien colocados en España. Como uno no deja su país y a su gente para hacer el vago y, además, son personas inteligentes y trabajadoras, rápidamente se hacen un sitio relevante en estos países.

Llega un día que un alto cargo del Ministerio de Educación y Ciencia lee la multitud de jóvenes investigadores españoles que están dispersos por todo el mundo y piensa, acertadamente, que sería bueno para nuestro país que estos volvieran.

Ellos se han acostumbrado a que en esos países, el trabajador de la investigación científica está bien valorado donde hay que valorarlo, en su salario, y que a eso se unen incentivos, que son más cuantiosos cuando trabajan para instituciones de carácter privado, como son los laboratorios farmacéuticos.

¿Qué le ofrecen en España? Poco y malo. Le ofrecen el acceso a un laboratorio, siendo por tercera vez el “último de la fila” y que a lo largo de un tiempo, y con la sumisión adecuada al caudillo tardofranquista que mande en su área o institución, pueda conseguir un puesto fijo a cambio de un salario que es la mitad que el que tiene el ayudante del ese joven investigador en el extranjero. Eso, por no hablar de medios y de recursos.

La política de personal española en material de personal investigador desincentiva a los jóvenes más prometedores y menos situados en el sistema. Salario bajo en términos absolutos, puesto de trabajo precario y un sometimiento humillante a algún jefecillo. El CSIC y el MEC podrán hacer todas las muestras que quieran sobre la buena salud de la ciencia española a estos jóvenes investigadores “fugados”, pero serán poco creíbles ya que ellos conocen la realidad desde dentro.

No hay fuga de cerebros, no se han fugado ellos. Han sido echados.

Read Full Post »

Older Posts »