Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Brasil’

El otro día un comentarista del blog planteaba una cuestión que, muchas veces, se plantea y que me gustaría reflexionar sobre ella: el desmantelamiento de la Comunidad de Madrid y el establecimiento sobre esta provincia de la administración directa por parte del Gobierno de España. Y cuando se habla de reformar el modelo territorial para establecer un Estado Federal esta idea sobre Madrid cobra cierta relevancia.

Para muchos la Comunidad de Madrid es un engendro hecho con los retazos del estado autonómico. Y hace treinta años tenían razón, pero ahora es difícil dársela porque tres décadas de historia no pasan en valde. La Comunidad de Madrid es un espacio geográfico con el que se identifican sus habitantes y una estructura institucional importante dentro de España. Además de ello, el principal motivo para que Madrid no entrase en ninguna de las dos Castillas, especialmente en Castilla-La Mancha (a donde parecía predestinada) era que iba a desequilibrar demográficamente la región y esa razón hoy en día es tan válida y vigente como antes.

Pero hay una pregunta más: ¿por qué los madrileños no pueden tener derecho al autogobierno y más si se estableciera un régimen más federal? ¿por qué tienen que ser gobernados por otros? ¿qué razón hay para quitarles esa posibilidad de elegir sus gobernantes regionales?

En Estados Unidos la capital se encuentra en un territorio cedido por dos estados y bajo la dirección directa del Gobierno Federal, aunque con cierta autonomía local. Hay un movimiento que exige su “normalización” y de hecho el Congreso Federal ha ido concediendo al Distrito de Columbia algunas instituciones semejantes a las de un pequeño estado, a pesar de no serlo y hasta una enmienda constitucional le dio tres votos en el Colegio Electoral que elige al Presidente.

En México el Distrito Federal, el conurbación más poblada del país, comenzó a finales de los años noventa a adquirir un serio autogobierno aunque no totalmente equiparable al de los estados. Buenos Aires fue desgajada de la Provincia homónima y le ha sido dado un estatuto cercano al de las provincias federadas pero no se puede decir que sea gobernada directamente desde la Casa Rosada. Camberra, Brasilia, y Nueva Dheli mantienen ese mismo perfil, mientras que Caracas tiene un autonomía más municipal.

Berlin, Viena o Bruselas no son distritos federales, pese a ser capitales de federaciones, de hecho son partes de sus respectivas federaciones aunque de manoe tamaño y con alguna particularidad. No es necesario crear un distrito capitalino federal para ser un Estado Federal.

Por el contrario en Nigeria, Pakistán o Malasia son de los pocos casos en los que el gobierno federal ejerce la totalidad del poder, aunque haya una mínima descentralización en los distritos. De hecho el último caso fue utilizado como instrumento político para mantener a Kuala Lumpur, cuando se le estableció la federalización, fuera de la política de su estado de origen.

El Ayuntamiento de Madrid tiene ciertos poderes que no tienen otros municipios justificados tanto por su tamaña e, importancia económica como por ser la capital de España. Los madrileños capitalinos ni los de las localidades de la Comunidad echan de más a la capital y, de hecho, las localidad más pequeñas se benefician de una Administración regional más fuerte que si pertenecieran a otra comunidad o la Comunidad de Madrid no contuviera a Madrid.

Read Full Post »

Pequeños traficantes ¿indulgencia?

Poco antes de tomar posesión, la entonces Presidenta electa de Brasil tuvo que comunicar el futuro cese de un responsable de la lucha contra la droga por defender la excarcelación de los pequeños traficantes. Sé que es una medida que encuentra mucho eco social en cuanto que consideran, con alguna razón, que estos pequeños traficantes son más víctimas que verdugos en el vil negocio del narcotráfico.

Yo no soy partidario de la legalización de los narcóticos que ahora son ilegales porque creo que subirá el consumo con los problemas de salud pública que ello tiene. Comprendo que el último eslabón del narcotráfico es el que más pierde, pero ello no quiere decir que no deba ni ser reprimido ni que deba ser perdonado.

Sin la venta al por menor todo lo demás no tiene sentido. Estos narcotraficantes son el último paso y esencial para que toda la maquinaria del narcotráfico funcione y, además, es el que lleva su producto a todas las esquinas que puede, a todas las puertas que puede e intenta captar a todos los nuevos consumidores. Decir que vender al consumidor final no debiera estar penado o debiera ser perdonado es tanto como legalizar el escalón final del narcotráfico.

Read Full Post »

Unas de las grandes leyendas del fútbol es el “Maracanazo”. Era el último partido de la liguilla final del Mundial de 1950, celebrado en Brasil. En Rio de Janeiro, 200.000 espectadores llenaban el estadio de maracaná, el más grande del mundo. Todos esperaban ver la segura victoria de Brasil frente a Uruguay. Los brasileños metieron el primer gol, pero finalmente los uruguayos remontaron el partido y se hicieron con el campeonato. Nadie ha ganado nunca un mundial entre tamaño silencio como el que se provocó en Maracaná.

Sesenta y cuatro años después de este legendario acontecimiento, Brasil volverá a ser sede de un mundial y esta vez, a pesar de que el equipo brasileño ha dado muestras de bloqueo absoluto, no creo que haya un nuevo “Maracanazo”. Si hay equipos que quieren ganar partidos con la camiseta, vamos a ver como Brasil gana este mundial, su sexto, de la misma forma.

España irá a defender el título que acabamos de conquistar en Sudáfrica. Es muy difícil revalidar un campeonato (solamente lo han conseguido Italia y Brasil), pero en esta ocasión lo que es seguro es que no lo conseguiremos. Por ello creo que lo pertinente es aspirar a revalidar la Eurocopa y quedar como subcampeones del mundo, si los cruces no hacen que nos encontremos antes con Brasil.

Read Full Post »

Hace una semana nuestro país estalló en euforia después de que la selección española de fútbol consiguiese el Campeonato del Mundo, nuestro primer Mundial. Durante esta semana han sido muchas las cosas que uno ha escuchado e incluso ha pensado sobre uno de los mayores hitos del deporte español, el más grande dada la trascendencia social del fútbol en España.

Ya era hora que España ganase el Mundial. La pasión con la que el fútbol se vive en nuestro país, el dinero que mueve y las horas que ocupan entre las distracciones y las aspiraciones de ciudadano medio hacía preciso y necesario que nuestra selección se alzase de una vez con la Copa del Mundo.

La selección española empezó muy mal. Tocando la pelota hasta la saciedad pero sin ningún peligro. Los ‘teóricos del fútbol artístico’ hablaron de conceptos tales como ‘superioridad técnica’ y ‘mimar la pelota’, los cuales no eran más que excusas cualitativas en un juego cuantitativo. Con Honduras y Chile, España salió a ganar como fuera el partido y lo hizo. El resto de los partidos se saldaron por el mínimo tanteo para la victoria, pero así, también se llega a campeón del mundo (por más que contra Alemania los nuestro lo bordaran).

Hay selecciones que tienen una especie de autoridad moral ganada en las últimas décadas. Estas selecciones han pensado que iban a llegar lejos ‘ganando con la camiseta’ y se han visto eliminadas por méritos propios. Argentina no supo hacer frente a Alemania y Brasil se descompuso como lo hacen los equipos de tercera división.

Llevamos mucho tiempo oyendo decir que el futuro del fútbol está primero en África y luego en Asia. Es cierto, el futuro debe estar allí, porque el presente no lo está. Con la excepción de Corea del Sur que llegó a las semifinales en el Mundial que coorganizó con Japón (cosas de que la sede sea un país semiautoritario), las selecciones africanas y asiáticas no han hecho mucho. Son la eterna promesa, como algunos toreros.

Realmente lo anterior podría ser puesto en cuestión si nos fijáramos bien en algunas cuestiones geográficas. Dado que España es un país cuyo territorio alcanza dos continentes (Europa y África, donde vivimos más de dos millones de españoles), de forma que no es ilegítimo decir que España es la primera selección africana en ganar un Mundial, precisamente en el primer Mundial celebrado en África.

Read Full Post »

Pagando la fiesta ajena

Eran los días de Carnaval y saltó un mínimo escándalo en la prensa española sobre la falta de apoyo de las autoridades y empresas españolas a una agrupación de Rio de Janeiro para realizar su desfile por el “Sambódromo” homenajeando al Quijote.

Hubo quien dijo que España hizo el ridículo, mientras se recogían distintas declaraciones de la agrupación interesada sobr ella gran ocasión de promoción que España había perdido.

Desde aquello días hay varias cosas que no encajan en toda esta historia que consiguió acceder a los principales medios de comunicación de nuestro país.

a) Me parece que el procedimiento para este tipo de cosas no debe ser el que la agrupación ha seguido: yo decido el tema y decido que tú o tus empresas debéis ayudarme.

b) El tema era El Quijote y no España. Puestos a querer hacer promociones de España, lo mismo al que paga le apetecería que apereciese su nombre y no únicamente un personaje literario, aunque sea el protagonista de la obra maestra de la literatura castellana.

c) La retransmisión en directo del desfile del carnaval de Rio creo que debe tener una seguimiento multitudinario en Brasil, pero poco más y es por una cuestión de cultura carnavalera y de usos horarios. Sinceramente yo nunca he visto ni recuerdo haber podido ver ese evento.

d) Hubiera resultado enormemente difícil de explicar en España que el Gobierno hubiera dado unos cientos de miles de euros para un desfile en el Carnaval de Rio de Janeiro, con unos retornos difícilmente existentes, en medio de una crisis tremenda.

e) ¿Qué diría la embajada de Brasil si las agrupaciones del carnaval de Ceuta le pidieran que les financiase el desfile anual por dedicarlo a Pelé?

Read Full Post »

Lula
Parece que el Presidente de Brasil no va intentar un tercer mandato, siguiendo la línea de Chávez, o a la que Uribe está a punto de incorporarse, de forma que descarta cualquier reforma constitucional, directa o indirecta, que le permitiría un tercer mandato al frente de Brasil.

No soy partidario de la limitación de mandatos, ya que pienso que es bueno que los ciudadanos puedan votar a quien quieran y que sean ellos, y no un límite abstracto y “a priori”, los que decidan que alguien debe abandonar el poder.

Esto no quiere decir que la decisión de Lula da Silva no me parezca digna de encomio, porque me parece que él al renunciar a una reforma constitucional, apuesta por la fortaleza de las instituciones y huye del personalismo populista característico de la política latinoamericana.

Es bueno, en ese contexto, que un Presidente con un 80% de popularidad envíe el mensaje de que en la vida pública lo realmente importante es que las instituciones funcionen razonablemente bien y no estar esperando un momento mesiánico durante décadas. También el Presidente Lula se retira de la Presidencia pero no deja de ser un referente en su país, referentes que en Latinoamérica se necesitan y escasean. Probablemente Lula, marchándose, le dé estabilidad a Brasil.

Read Full Post »

La crisis boliviana ha dado ocasión para que los países sudamericanos muestren, por primera vez desde la alianza de las dictaduras, una estructuración política común con cierta autoridad política para ser útil.

La cumbre de presidentes sudamericanos en Chile ha consagrado la capacidad de reacción del naciente sistema y sobre todo ha elevado a política la autoridad moral que el Presidente de Brasil, Lula da Silva. Todo el mundo esperaba que Lula asistiese y él lo ha hecho haciendo previamente los deberes de asegurar la tranquilidad entre las partes de la crisis boliviana.

Que este sistema de relaciones diplomáticas comience a ser efectivo (aunque no tenga una gran estructura formal) y haya alguien que lo lidere y que ese liderazgo no sea impuesto sino reconocido.

La duda que me planteo es si el liderazgo brasileño es más de carácter carismático y personal de su Presidente, que del país. Lula está al final de su segundo mandato y por ahora la reelección no es posible. Es lógico que la primera economía de la región se ponga al frente e intente que reine un clima de seguridad y estabilidad. Para ello lo mejor sería que Brasil, más allá del día del final del mandato de Lula, prosiguiese la vía de pragmatismo y lucidez, que actual Jefe de Estado brasileño ha dado a la diplomacia de su país.

Read Full Post »

Muchas constituciones establecen una limitación de mandatos para determinados cargos. Entre los cargos sometidos normalmente a limitación de mandato es el de Presidente cuando el régimen es presidencialista, es decir, es Jefe del Estado y reúne un considerable poder. La finalidad y la consecución de los objetivos perseguidos por estas limitaciones es objeto de un constante debate dentro de las Ciencias Políticas.

Brasil limita a dos mandatos consecutivos las posibilidades de reelección de sus Presidentes. Lula está en el segundo mandato y queda relativamente poco tiempo para que lo finalice. Lula tiene una popularidad por las nubes, superior al 80% de los brasileños aprueban su gestión, y es el único que puede mantener unida a la coalición izquierdista que hace posible cierta estabilidad parlamentaria, que el Partido de los Trabajadores no posee por sí mismo.

La incertidumbre política se cierne entre los dirigentes del PT y en la sociedad brasileña, porque ahora la limitación de mandatos se ve como un terrible obstáculo para que una política exitosa de crecimiento económico, redistribución de la renta y fortalecimiento tanto del Estado y de la sociedad pueda verse truncada. No quiere decirse que los profundos problemas de Brasil se hayan solucionado mágicamente, pero sí es admisible pensar que se está saliendo del túnel, a pesar que haya sectores que apoyan a Lula que consideran que las reformas van demasiado lentas y que el “Socialismo” no llega nunca, ni al menos un resplandor de su amanecer. Ya hay quienes piensan en reforma la Constitución directa o indirectamente, para conseguir que Lula pueda tener un tercer mandato.

El programa político del Partido de los Trabajadores y los partidos que lo apoyan se han centrado en el carisma personal de Lula, en la confianza que los más de cien millones de brasileños tienen en él y en su honradez, por más que haya habido casos de corrupción entre sus filas. Lula es el único capital político que tiene el PT y Brasil para su futuro y por ello se ha lanzado una campaña poco discreta con el lema “Lula 3”.

Con independencia del mérito personal que podamos atribuir a este obrero llegado a Presidente, hay que señalar un demérito que ha permitido que se llegue a esta situación de “callejón sin salida”. En la cultura latinoamericana (y española también) hay un notable incapacidad para crear una segunda generación de dirigentes, porque se tiene la idea de que la ausencia de “herederos” da estabilidad al gobierno presente; puede que esto sea cierto al corto plazo, pero inestabiliza el futuro.

El político, siguiendo la línea de Max Weber, debe tener ante todo una ética de la responsabilidad, esto es, unos criterios de actuación en el que el futuro sea tan relevante como el presente. Hay que tener cuenta algo que todo el mundo sabe pero que se olvida en el día a día: los programas de transformación social no pueden llevarse a cabo en uno ni dos mandatos, necesitan plazos más amplios, con nuevos dirigentes que le den impulso, evitando las inercias y pérdidas de perspectiva que el mantenimiento en el poder provocan.

Propiciar el futuro es algo más que cambiar la sociedad, propiciar el futuro es dar paso a nuevos líderes que en los tiempos venideros puedan continuar con las transformaciones. Sin personas de futuro, no hay nada.

Read Full Post »