Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Andalucismo’

Convergencia Democrática de Cataluña siempre gustó ir a las elecciones en compañía de alguien y no exponer la totalidad de sus siglas a los resultados electoral. La única vez que se presentó con su denominación a unas elecciones fue a las Generales de 2016. El partido sigue existiendo hasta el punto que se presentó en coalición a las últimas elecciones catalanas con su sucesor, el Partido Democrático de Cataluña (PDeCat).

El PDeCat parece que se deshace entre seguidores de Puigdemont y aquellos que piensan que el tiempo de Puigdemont está acabado. La pregunta ahora es qué resultará de estos movimientos.

Aunque muchos piensen que eso no es importante, un partido se construye desde sus bases municipales. Ése es el verdadero colchón y no otro. Que de esta crisis, si culmina, emerjan dos partidos viables dependerá sobre todo de qué bases municipales van a cada lugar.

La segunda variable es el liderazgo regional. Está claro que los de Puigdemont tienen un liderazgo porque las bases de su proyecto son personalistas y que puede resultar que el PDeCat tenga menos proyección, pero también es cierto que la permanencia de Artur Mas en el PDeCat permite atisbar una cierta proyección más allá del conglomerado de alcaldes y concejales . Esto es una condición necesaria, pero no suficiente.

La tercera es saber explicar qué ha producido la ruptura y qué hace a una parte mejor que la otra. Esto dependerá de qué sector del público objetivo se considere mayoritario y también de cuál se considere accesible. Los partidarios de Puigdemont tienen bazas fuertes para convencer al electorado común y los del PDeCat poseen en el personalismo de Puigdemont un arma interesante.

Quien reúna más bases municipales con sus representantes, tenga una liderazgo claro y explique bien cómo se ha llegado allí, tendrá una ventaja de partida. Luego vendrá lo siguiente, que es el buen hacer de cada cual, pero puede que el punto de partida no sea el mismo.

Mientras escribía esto recordaba las mil divisiones del Andalucismo y creo que ejemplifica muy bien lo que quería decir. Cada una de las partes (los de Pacheco o los de Rojas-Marcos) atrajo a estructuras municipales y tenían sus nutridos grupos de concejales y municipios de cierta entidad, pero en las dos veces que esto sucedió (PAP y PA; PSA y PA) quedó claro que la división entre los andalucistas se debían solamente al ego de cada cual y, además, ninguno de ellos fue capaz de articular un liderazgo regional. Y esto fue un pecado en el PA reunificado, pues no supo tener líderes conocidos y votó su disolución teniendo trescientos diecinueve concejales.

Read Full Post »

El tema del Andalucismo Político es uno de mis temas favoritos, aunque evidentemente no me consiga demasiados lectores para este blog. Como corriente política disfuncional el Andalucismo Político se ha fragmentado y desfragmentado en numerosas ocasiones, de modo que hay que tener cierta edad para seguir con claridad la sopa de letras que para algunas para algunas elecciones se habían convertido.

Estamos en un momento de reagrupación en torno a una formación, los votos no dan para más, y ahora todo el Andalucismo Político superviviente está en el Partido Andalucista. ¿Cuál es la situación actual?

EscañosParlAND
VotosAutonomicas
Aunque la representación andalucista en el Parlamento autonómico solamente en una ocasión alcanzó la decena, hasta 2008 siempre habían conseguido tener escaños en el Parlamento, lo cual les proporcionada una interesante visibilidad en la vida política e informativa regional, donde hacerse un hueco es tarea de titanes. Las provincias de Sevilla y de Cádiz siempre les habían sido propicias y era allí donde tenían sus «feudos» y sus «reservas» de votos.

El descenso en votos es la lógica causa de la pérdida de la representación parlamentaria. Y un descenso por debajo del 2% es un problema casi irresoluble dentro del sistema electoral andaluz que tiene ocho circunscripciones y hay muchísimo «voto perdido».

NumeroConcejales
VotosMunicipales
Uno de los méritos de los andalucistas había sido ser un partido con fuerte presencia en los municipios y llevaban décadas gobernando importante localidades andaluzas e incluso la capital regional. La pérdida de poder municipal ha hecho que los municipios con alcaldes andalucistas solamente administren el 2,31% del presupuestos de todos los municipios andaluces y que haya una provincia como Huelva donde no hayan obtenido ninguna alcaldía.

Tengo la impresión de que buena parte de las agrupaciones locales andalucistas exitosas funcionan como partidos localistas pero con la marca «PA», ya que no se manifiesta ningún rasgo de un programa común (lo cual no quiere decir que no exista).

Los andalucistas deberían tener tres grandes peticiones que representen los máximos, una serie de características propias en los ayuntamiento e ineludiblemente un líder regional que sea muy conocido. De no cambiar nada, la petición de los que destrozaron el PA se hará realidad.

Read Full Post »

El Partido Andalucista tiene muy pocas probabilidades de conseguir un escaño en el Parlamento de Andalucía el próximo día 22. Aunque nunca ha liderado políticamente la comunidad, hasta hace relativamente poco tiempo los andalucistas conseguían tener la fuerza suficiente no sólo para entrar en el gobierno, sino para gobernar ciudades importantes como Sevilla, Jerez de la Frontera o Algeciras e incluso formar parte del gobierno de la Junta de Andalucía.

Desde 2008 no consiguen diputados autonómicos, los cuales habían sido constantes desde el primer Parlamento de Andalucía. Y parece que éstas serán las terceras elecciones sin presencia en el legislativo autonómico. Su porcentaje de voto baja en cada comicio, como puede verse en los siguientes cuadros.

VotosAutonomicas
EscañosParlAND
El Andalucismo político ha mostrado cierta fortaleza en el nivel municipal, aunque poco a poco ésta se va resintiendo. La alcaldía de Jerez de la Frontera, que es la ciudad con más habitantes de la provincia de Cádiz, no es previsible y en él Ayuntamiento de Sevilla ya no les queda ni concejales.

VotosMunicipales

El Partido Andalucista siempre ha sido un partido de líderes locales que basados en vagas ideas de identidad andaluza formaban un partido que tenían continuos problemas internas y que ha vivido continuas escisiones, divisiones, reintegraciones, coaliciones y toda forma de crisis interna y de reconciliación imaginable.

Las ideología, definida como nacionalista, no ha tenido nunca demasiado clara qué eran fines y cuáles eran los medios. Han gustado del papel de partido bisagra pactando con todo el que se dejara y les diese la concejalía de Urbanismo.

El Andalucismo político siempre ha tenido que competir en cuestiones de identidad con el “nacionalismo ligero” del PSOE-A y no ha sabido plantar una batalla en cuestiones de identidad y autogobierno que fuera propia y que los socialistas no pudieran hacer propia sin costes. No sé si alguna vez lideraron la agenda de la identidad andaluza, pero si lo hicieron pronto perdieron toda iniciativa.

Junto a ello las ya citadas luchas intestinas no se han dado cuenta los líderes del Andalucismo político que cumplían años y que la generación de relevo no estaba siendo promocionada suficientemente. Se retiraron las viejas glorias, o lo retiraron, y el Andalucismo político ha quedado en manos de perfectos desconocidos.

Necesitan no sólo un proyecto serio, regional y una suma de municipalidades, sino también alguien que lo encarne. Por ahora no se ve demasiado futuro, aunque siempre han tenido un espacio político y, curiosamente, ahora ocupa Podemos que se está llevando los restos de sus votantes.

————

(1) En el cuadro del voto municipal se suman los votos de las diversas fuerzas andalucistas como PA, PSA, PAP y FCJ.

(2) No se computan los comicios de 1983 en los que una bajada puntual de votos, por el asunto del Estatuto, desvirtúa la imagen de conjunto.

Read Full Post »

EEHA CSIC Sevilla
Esta foto tomada ayer, 8 de julio de 2009 a las 14:20 horas, por un servidor de ustedes, pertenece a la sede de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos del CISC en la calle Alfonso XII de Sevilla.

¿Qué echáis de menos? Si os fijáis en las banderas hay tres astas pero solamente dos banderas, estando presente la bandera española y la europea, pero faltando, en la asta izquierda la bandera andaluza.

Esto hizo nacer en mí el nacionalista andaluz que nunca he sido y siguiendo el espíritu ya anunciado de “Estío 2009”, iniciar una “Guerra de Banderas en Sevilla”.

El uso de la bandera española y de otras banderas en los edificios públicos está establecido en la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas (BOE núm. 271, de 12 de noviembre).

Dice el artículo 4:

En las Comunidades Autónomas, cuyos Estatutos reconozcan una bandera propia, ésta se utilizará juntamente con la bandera de España en todos los edificios públicos civiles del ámbito territorial de aquélla, en los términos de lo dispuesto en el artículo sexto de la presente ley.

Y el artículo 6 al que se refiere el 4 tiene el siguiente tenor literal:

1. Cuando se utilice la bandera de España ocupará siempre lugar destacado, visible y de honor.

2. Si junto a ella se utilizan otras banderas, la bandera de España ocupará lugar preeminente y de máximo honor y las restantes no podrán tener mayor tamaño.

Se entenderá como lugar preeminente y de máximo honor:

a) Cuando el número de banderas que ondeen juntas sea impar, la posición central.

b) Si el número de banderas que ondeen juntas es par, de las dos posiciones que ocupan el centro, la de la derecha de la presidencia si la hubiere o la izquierda del observador.

La pregunta es: ¿por qué no está la bandera andaluza? Veamos algunas posibles respuestas.

1. Se ha perdido y aún no se ha repuesto.

2. Se ha roto y aún no se ha repuesto.

3. Ha desteñido y aún no se ha repuesto

4. Dándose los supuestos de los puntos 1, 2 y 3 no se ha repuesto porque no hay una bandera de recambio

5. Dándose los supuestos de los puntos 1, 2 y 3 no se ha repuesto porque, una vez repuesta, se han vuelto a dar los supuestos de los puntos 1, 2 y 3.

6. Dándose los supuestos de los puntos 1, 2 y 3 no se ha repuesto porque no hay persona encargada de hacerlo.

7. Dándose los supuestos de los puntos 1, 2 y 3 no se ha repuesto porque la persona encargada de hacerlo, que sí la hay está de baja.

8. Dándose los supuestos de los puntos 1, 2 y 3 no se ha repuesto porque la persona encargada de hacerlo, que sí la hay está de asuntos propios o vacaciones.

9. Estaba puesta y alguien pensó que al ser el edificio directamente dependiente del Gobierno de España no había que ponerla.

10. Estaba puesta y alguien pensó que al ser el edificio directamente dependiente del Gobierno de España no debería ponerse y se pasó la Ley por el asta de la bandera.

11. Porque se está lavando y tiene un largo programa de lavado.

12. Porque el oficio de reposición está recurrido en vía administrativa.

13. Porque la persona encargada es fiel y fervoroso seguidor del Sevilla FC y ha identificado la bandera autonómica con los colores del Real Betis Balompié.

14. Sencillamente porque nunca hubo bandera para esa asta.

¿Alguna idea más?

Read Full Post »

Pleno Ayuntamiento Madrid
Después de las últimas elecciones israelíes empleé dos entradas para simular cómo podrían varias los resultados éstas si los israelíes votasen con el mismo sistema electoral que rige en España y otra simulación de cómo hubieran sido los resultados de las últimas generales de 2008 si en España se votasen con el sistema electoral israelí.

Nuestro sistema electoral establece un sistema de asignación de escaños que refuerza intencionalmente al partido más votado y una barrera electoral que evita la entrada de partidos con poca representación sobre el conjunto de los votantes.

Donde la barrera electoral ejerce su poder es en las elecciones locales, ya que en muchas circunscripciones de las Elecciones Generales nunca se sacarían un escaño con un 1%. Además en los comicios locales la barrera no es del 3%, sino del 5%.

Aprovechando la jornada de reflexión (o de desahogo), he hecho algunas simulaciones a partir de los resultados de las Elecciones Municipales de 2007 en las cinco ciudades españolas más pobladas.

Madrid 2007
Los resultados de Madrid solamente variarían en un escaño, perdido por el PP en beneficio del PSOE. En todo caso Gallardón tendría la mayoría absoluta, con cuatro concejales más de los veintinueve de esta mayoría.

Barcelona 2007
En Barcelona el tripartido tendría exactamente los veintiún concejales necesarios para formar la mayoría absoluta. La gran novedad respecto de los resultados “reales” es que Ciutadans hubiera entrado en el Ayuntamiento de Barcelona con dos concejales.

Valencia 2007
Valencia reproduce la circunstancia de Madrid, perdiendo el PP dos concejales en beneficio de IU que sí superaría la barrera del 2% (no superó la del 5%) y entraría en el consistorio valenciano.

Sevilla 2007
El Partido Andalucista, al bajar la barrera electoral, obtendría dos concejales, pero la gobernabilidad del Ayuntamiento de Sevilla no variaría sustancialmente, ya que el PSOE, pese a perder un concejal como el PP, reúne los diecisiete necesarios junto a IU para obtener la mayoría absoluta.

Zaragoza 2007
Finalmente en Zaragoza los concejales que sostienen el pacto entre PSOE y PAR se mantendrían en el mismo número, ya que la pérdida de un concejal por el PSOE se compensaría con uno más para el PAR.

Conclusiones:

1) Los resultados no varían mucho y las consecuencias políticas en los casos estudiados serían poco destacables.

2) De todas formas hay que tener en cuenta que no es lo mismo votar cuando la barrera es del 2% que del 5%, ya que muchos podrían apostar por formaciones que lo tendrían mucho más fácil para entrar en los Ayuntamientos. La distribución del voto sería otra en el caso de que los límites fueran menos altos.

3) Lo que sí es relevante es el hecho de que el tanto por ciento de concejales se acerca al de votos y que algunas opciones entran en los consistorios. Como es lógico la pérdida se sitúan normalmente en los partidos con más representación y las ganancias en los que menos.

Read Full Post »

metro-de-sevilla-linea-1Hoy se ha inaugurado el Metro de Sevilla. Un hito no sólo para Sevilla, sino también para mi pequeña biografía. Recuerdo la construcción fallida del primer metro, como cruzaba durante años por calles embarradas para ir al colegio. Esa primera construcción del metro se terminó de una forma un tanto abrupta y sin metro.

La inauguración del día de hoy ha llegado con un retraso superior a un año, pero pienso que lo importante es que por fin ha llegado. Esta primera línea de metro tiene una vocación más metropolitana que urbana y toca dos zonas que provocan todos los días grandiosos atascos de tráfico (Dos Hermanas y el Aljarafe Sur).

Es la primera línea del proyecto de la Junta de Andalucía de dotar de metro a Sevilla, Málaga y Granada. Pero poner en servicio la primera línea del metro sevillano debe ser eso, la primera línea. Un sistema de transporte decente para un área metropolitana con más de un millón de habitantes debe ampliarse y mejorarse continuamente, uniendo nuevas zonas con el centro de la ciudad y estas zonas entre sí.

Sánchez Monteseirín es un alcalde con amplitud de miras. Un alcalde que se ha tomado en serio uno de los principales problemas de las grandes ciudades contemporáneas, como es la movilidad. Su gobierno municipal está dotando a Sevilla de esas infraestructuras que la harán viable en el futuro y que tienen una larguísima vida.

Por el contrario, también tengo la impresión que Sánchez Monteseirín es uno de los alcaldes más criticados por los medios sevillanos desde que tengo memoria, crítica incitada muchas veces desde el interior de su partido. Unas críticas que pocas veces encuentran respuestas en la política de comunicación del Ayuntamiento.

Solamente cuando los socialistas han gobernado Sevilla la ciudad ha registrado avances en cuestiones fundamentales. Los andalucistas y los populares siempre han apostado por quedar bien con la “Sevilla de toda la vida” y con los medios que le sirven a esta minoría de altavoz social para dar la sensación de que han hecho algo cuando, en el mejor de los casos, no han conseguido ni mantener lo que habían recibido de las corporaciones socialistas.

Read Full Post »

pa-logo
Cuando un político se duele de la situación de postración de un partido adversario yo, que soy un poco malpensado, pienso que no lamenta la situación de este partido, ni la pérdida de pluralidad que una eventual desaparición de éste de la vida política

Me pareció curioso que Manuel Chaves echase de menos el otro día la recuperación del Partido Andalucista. Evidentemente lo hace por varios motivos de naturaleza puramente electoral.

Una pequeña subida del Partido Andalucista, que le permitiera superar la barrera de adjudicación de escaños en algunas provincias, conllevaría que los escaños de los andalucistas serían restados directamente de los del PP, de forma que las perspectivas de los populares de ganar las elecciones autonómicas del 2012 se diluyesen aún más (aunque siguen estando lejos).

Además, en caso de pérdida de la mayoría absoluta, el PA siempre ha demostrado su buena disponibilidad a pactar con el PSOE, como ya hicieron en el Parlamente de Andalucía y en el gobierno de la Junta desde 2000 a 2004.

El electorado andalucista se escora progresivamente más a la derecha y prefiere una opción con más posibilidades de gobierno alternativo y con menos disposición a garantizar la continuidad del PSOE al frente de la Junta a cambio de una consejería y media.

El PP-A, más por deméritos del PA que por méritos propios, sí está consiguiendo algo fundamental en lo que ha sido la estrategia de este partido en todos sitios: la unificación de toda tendencia y votante a la derecha del PSOE en su candidatura electoral. Solamente queda que el “Andalucismo orgánico” se vaya incorporando progresivamente al PP, aunque encontrará las dificultades del interés del mantenimiento de sus alcaldías y concejalías.

Read Full Post »


Sucede una cosa curiosa con la política en este país. Los personajes y circunstancias de la política nacional son conocidos por todos. Junto a éste hay dos políticas regionales, la vasca y la catalana, que se encuentren al mismo nivel de conocimiento y actualidad que la política nacional. Después vienen las políticas regionales del montón, de las que el resto del país solamente conoce, con suerte, al presidente autonómico.

Una de esas políticas regionales que son vistas a bulto es la andaluza. Las últimas elecciones autonómicas han confirmado algo que ya se había advertido en las elecciones municipales: el desmoronamiento del Partido Andalucista (PA).

A pesar de tener cierta base municipal, más fundamentadas en un voto a las personas y no tanto al proyecto (si es que alguna vez ha habido algo así en el PA), cada día da más muestra de disgregación.

La ejecutiva del PA ha expulsado a Rafael Carmona por incorporarse, sin autorización del partido, a un grupo de trabajo del Partido Popular. Rafael Carmona fue el administrador de una de las esferas principales de poder del PA en el Ayuntamiento de Sevilla cuando estuvo doce años en el gobierno municipal: el Urbanismo. Ahora, sin cargo, busca su lugar bajo el sol.

Con la pérdida de concejales en muchos ayuntamientos (en Sevilla todos) y de cargos aparejados a la representación pública. Hay muchas personas que no tienen cuando antes tenían y lo peor es que no hay perspectivas de recuperación. La salida lógica que está tomando alguno públicamente y otros muchos calladamente es acercarse a su partido natural, al Partido Popular.

Con el tiempo, especialmente en el último año antes de las próximas elecciones municipales, habrá muchos que se acerquen al PP en cada municipio donde el PA tenga representación y negocien una cuota en las listas municipales del PP.

Aceptarlos puede ser políticamente sensato, pero orgánicamente desastroso. Donde se confundiría de pleno el PP de Andalucía sería acogiendo a “notables andalucistas” y darles relevancia en el nivel autonómico. El PP no los ha necesitado para llevarse sus escaños y tampoco les va a aportar ninguno nuevo.

En conclusión, los andalucistas están volviendo al lugar que les corresponde, la derecha política.

Read Full Post »

Nunca he sido demasiado partidario de la LOGSE (más bien lo contrario), ni muchos menos de esa cosa que se llama Pedagogía. Pero esto es una cosa y otra es legitimar a personas que se creen los paradigmas de la docencia y, que en el fondo, quieren mantener las más execrables tendencias de vagancia funcionarial.

Recientemente la Junta de Andalucía ha presentado un programa de mejora de la Enseñanza, cuyo vértice era un programa de incentivos económicos al Profesorado por el cumplimiento. La teoría está bien (estoy a favor de los incentivos económicos), pero con un fallo grave, consistente que la fuente del cumplimiento en la mejora del rendimiento académico corresponde a los centros, es decir, a las notas que pongan los profesores y no proceden de un control externo.

Un grupo de infames ha diseñado un “Mapa de la Dignidad”, diciendo que los centros dignos son los que han rechazado el plan e indignos los que lo han aceptado. Como en toda cuenta hay trampa, porque para aceptar el plan es necesario dos tercios de votos en el Claustro, de forma que hay centros que han apoyado ese programa pero sin alcanzar la mayoría requerida.

Decir que aceptar un programa de incentivos (mal estructurado en mi opinión) es venderse. Como dice Montse: “creo que aquellos/as que piensan que la administración pretende comprarnos con dinero es porque quizá, ellos/as estarían dispuestos/as a venderse. Piensa el ladrón…”. En Efervescente2H se da toda la información sobre el programa, en la página de los infames yo no he encontrado el texto de la orden que convoca el programa.

El grupo de infames, que mis muchos amigos, que trabajan en educación, los conocen como abonados a todos los tipos de baja por enfermedad que se puedan encontrar en el “Catálogo Internacional de Enfermedades” de la OMS, pueden considerar que la dignidad es lo que ellos quieren que sea, pero no renuncio a dar mi opinión, fundada en muchas cosas que he oído a mis amigos profesores.

La dignidad está en cumplir con tus obligaciones tales como programar la asignatura y no imprimir directamente el CD que la editorial del libro le da a los profesores. La dignidad es hacer las guardias, también la de los recreos, y considerarlas tan trabajo como dar clases. La dignidad también la podemos encontrar en prepararse las clases y no mirarse en la sala de profesores el tema del día en el libro de referencia.

La dignidad, desde luego, sí se encuentra en bajar el absentismo de los profesores y la continua pérdida de clases por parte de los alumnos. Igualmente se podría decir que dignidad es ir rápido de una clase a otra y no dejar a los alumnos solos. No pasa nada y muy digno hablar con los padres de los alumnos, que también forma parte del trabajo. se puede quitar la indignidad, eliminando las clases destinadas exclusivamente a los hijos de los profesores, para que no se contaminen con el resto.

Podríamos hacer un mapa la dignidad, pero de verdad. Sin duda una dignidad con los otros puntos antes indicado no les interesa a los “infames geógrafos”, que quieren dar como máximo quince horas de clase a la semana y pirarse a casa: esa es su mentalidad (ver objetivos al final del enlace).

Read Full Post »

El poco peso interno que Andalucía tiene dentro del PSOE y del PP clama al cielo. Andalucía es la comunidad autónoma que más militante aporta a cada uno de estos dos partidos, entre el 20% y el 25% de los militantes socialistas y populares.

El peso de Andalucía no sólo es importante en términos de militancia, sino también en los diputados aportados a los respectivos grupos parlamentarios, ya que tanto en el PSOE como en el PP, no en vano cuenta con ocho provincias y es la comunidad más poblada.

En cambio la relevancia de Andalucía en las decisiones de los dos grandes partidos es mínima, reduciéndose a unas cuotas en las ejecutivas y cuando se gobierna, en el Gobierno.

La mayor aportación de diputados al Grupo Socialista procede del PSOE-A: treinta y seis y es la segunda diferencia más importante. En cambio no parece que el PSOE-A marque ninguna línea política o exponga alguna preferencia dentro del PSOE, como sí hacen el PSC (con once diputados menos) y el PSE (con veintisiete diputados menos).

Ahora que en el PP se habla de renovación, están en boca de todos los líderes y las opiniones de los dirigentes regionales de Madrid (con siete diputados menos) y de la Comunidad Valenciana (con seis diputados menos). La aportación de diputados al PP de cualquiera de estas dos comunidades es significativamente inferior a la que hace el PP-A. La región que más aporta es un perpetuo convidado de piedra en esta aparente renovación.

La conclusión no puede ser otra que el peso que a Andalucía le dan sus numerosísimos militantes y sus grandes aportaciones a los dos grupos parlamentarios no se traducen en un peso político equivalente de Andalucía dentro de los dos grandes partidos. Parece que los andaluces, militantes y diputados, solamente están para hacer bulto, formar una parte disciplinada y sonriente de la mayoría interna de turno y para poco más. El Andalucismo que ambas formaciones dicen profesar no deja de ser pura retórica.

psoe-pp-andalucia.jpg

Read Full Post »

Older Posts »