Susana Díaz no arranca

Si hay primarias entre los militantes del PSOE y hay candidatos competitivos, Díaz perderá con muchas posibilidades la Secretaría General y, como están las cosas, también dejará de ser secretaria general del PSOE-A y Presidenta de la Junta de Andalucía. Si hay un Congreso con delegados elegidos en dos votaciones indirectas, entonces Díaz multiplica sus posibilidades porque es en esos cabildeos donde ella es maestra.

El problema que tienen Díaz y Sánchez es caer antes de llegar al proceso, sea el que fuere. Mientras que Pedro Sánchez hace una campaña basada en la coherencia y en la militancia, Díaz la hace cimentada en su posición institucional, uniendo su candidatura a la marcha de la Gestora del PSOE y a su llevanza de la política diaria.

Cada día está más claro que tenemos una Gran Coalición de hecho, que es la peor de las situaciones para el PSOE. Si ya muchos no comprendemos ni compartimos la abstención y el apoyo al Gobierno de Rajoy, haberlo hecho y seguir haciéndolo sin un acuerdo general no es más que la expresión de la rendición de los socialistas. El Presidente del Gobierno concede triunfos más simbólicos que reales a los de la Gestora para que puedan mantener la farsa de la oposición útil, mientras aceptan el techo del gasto y las líneas maestra de los Presupuestos; una medida de poco alcance a cambio de aprobar miles de medidas como son unos Presupuestos Generales del Estado.

Las Plataformas de militantes van proliferando en todos los lugares, con la circunstancia de tener que buscar en muchos casos espacios fuera las sedes oficiales del Partido. Pedro Sánchez ha hecho una aparición multitudinaria y veremos como son las siguientes, pero cada vez que sale le marca la agenda a Díaz y a todos los que se mantienen agazapados en segunda, tercera y cuarta fila esperando que se quemen los que están por delante.

Tan necesitada está Díaz de que parezca que tiene una militancia detrás que ha organizado un acto en Jaén sobre la dependencia para llenar un espacio y ser respaldada públicamente por Rodríguez Zapatero, al que ella y los demás escondieron vergonzosamente en la campaña de 2011.

Díaz precisa más que nunca que la masa de militantes del PSOE-A porque su lanzamiento institucional en Bruselas no es que haya sido un fracaso, sino que ha supuesto un inmenso ridículo. Ella pretendía instrumentalizar a los dirigentes comunitarios, especialmente a los socialdemócratas y socialistas de otros países, para proyectar en España una imagen de estadista que no tiene, entre otras cosas, porque no lo es. Los políticos de aquellos lugares, experimentado en mil batallas en sus partidos, no picaron el grosero anzuelo fabricado en San Telmo y nadie se dispuso a que una jefa regional de los socialistas españoles lanzase su campaña a costa de ellos, respaldando no se sabe muy bien qué. Es por ello por lo que el saliente Presidente del Parlamento charló con ella entre cinco y quice minutos no e su despacho, sino en dos asientos en un pasillo.Y también es por ello por lo que solamente consiguió reunir a treinta y cinco eurodiputados socialistas (catorce españoles) de los cientos ochenta y nueve que conforman el Grupo Socialista del Europarlamento.

Las masivas manifestaciones en Granada, Huelva y Málaga han roto la fantasía de que Susana Díaz no recorta ni en Sanidad ni en Educación. Recorta en las dos y en la capital oriental donde había dos hospitales va a terminar habiendo uno, con dos sedes separadas por kilómetros. Andalucía, donde ganó con menos voto que cuando Griñán fue derrotado, ya no tiene el apoyo incondicional de antes y ni siquiera la incapacidad del PP de Andalucía puede bastar en esta ocasión.

La fuerza de Susana Díaz es la fuerza del PSOE-A. En Andalucía hay un ya sospechoso silencio demoscópico que podría indicar la intención de no debilitar a Díaz, al PSOE-A y a la Gestora con la posibilidad de un desastre socialista pasado Despeñaperros. Por el contrario sí han salido varias encuestas que publican los que todos los que conocen al PSOE y a sus votantes de siempre saben: la inmensa mayoría quiere a Pedro Sánchez y Susana Díaz es la más querida por los votantes del PP.

 

Hacia la XI Legislatura (IV): Vuelve a ser la Economía

Enganchar con los ciudadanos es fundamental a la hora de pedirles el voto. Normalmente la mayoría de los votantes no están dedicados todo el día a seguir la actividad política, aunque hay que reconocer que la revolución tecnológica tiene a más personas enganchadas al directo que en otros tiempos. Por eso el político tiene que conocer a los votantes.

Todos entendemos que la conexión con el ciudadano-votante pasa por darle respuesta a sus problemas y preocupaciones. El gran error es pensar que se conocen. Es tradicional en determinados sectores de la izquierda neta saber “a priori” qué quieren los españoles y dar respuesta, a veces realmente buenas a problemas que existirán en otros países pero no en el nuestro.

El CIS pregunta a los encuestados por ¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero? (pregunta 7) y por  ¿Y cuál es el problema que a Ud., personalmente, le afecta más? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero? (pregunta 8).

Cada encuestado puede dar tres respuestas, espontáneas, a cada una de las preguntas. La diferencia entre las dos preguntas es sutil pero marca la diferencia entre “los problemas de España” y “mis problemas”.

El CIS proporciona la respuesta tanto por el orden de importancia como el resultado agregado independientemente que se cita en primer, segundo o tercer lugar. Consideramos que el dato agregado es sumamente válido porque ordenar problemas puede ser enormemente aleatorio una vez que se han seleccionado los tres.

Pregunta 7¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?

En este curso político el CIS ha realizado once barómetros. Las principales preocupaciones o problemas de los españoles que han sido calificado en las tres primeras posiciones son las siguientes:

Pregunta7ListadoSimple
Como cualquiera puede comprobar los problemas son variados, aunque son agrupables temáticamente. Hemos creado cuatro categorías: economía, sistema político, servicios públicos y cuestiones sociales y así quedarían agrupadas las preocupaciones dando los resultados agregados frutos de la suma de cada grupo:

Pregunta7ListadoGrupos
Como puede comprobarse en el cuadro los dos grandes grupos de preocupaciones son las económicas y las referidas al sistema político. Sobre trescientos puntos posible la Economía ha tenido una preocupación media de 117,9, el sistema político de 75,8, los servicios públicos de 24,7 y las cuestiones sociales de 16,7.

En el cuadro de líneas podemos comenzar a ver una tendencia muy interesante:

Pregunta7LineasGrupos
Podemos comprobar que el nivel de preocupación se mantenido estable en todos los grupos menos en el de las preocupaciones por el sistema político, que después de tener un alza entre octubre y noviembre de 2014 (91,3 puntos) comienza un descenso hasta el dato más bajo que es el de julio de 2015 (67,1 puntos).

Pregunta 8¿Y cuál es el problema que a Ud., personalmente, le afecta más? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?

Esta pregunta, como indicamos, el similar a la anterior pero marca la diferencias entre los problema de España o de los españoles y los problemas personales de cada persona. Uno puede estar muy preocupado por el altísimo paro en el país, pero existe la posibilidad de que ese paro no le afecte personalmente ni a su entorno.

Es por ello por lo que lo valores cambian en esta pregunta y debe ser tenida muy en cuenta, ya que al fin y al cabo el voto es un acto individual a partir de las circunstancias individuales del votante.

Pregunta8ListadoSimple
Un rápido examen de las veinte preocupaciones más citadas nos hace ver que los problemas económicos escalan frente a los del sistema político y la Educación y Sanidad adquieren una importancia que dentro de los problemas generales del país no tenían. Y realizamos las mismas agrupaciones que en la pregunta 7 vemos el siguiente resultado:

Pregunta8ListadoGrupos

Si comprobamos la evolución podremos ver que lo económico mantiene un ascenso pequeño pero continuo en el año, mientras que el sistema político se encuentra a un distancia enorme y empata con los servicios públicos en preocupación.

Pregunta8LineasGrupos
Las respuestas dadas en una y otra pregunta marcan una tendencia muy clara y más si vemos las diferencias en cada uno de los problemas:

Comparativa1
Aunque el paro pierde fuerza cuando se pasa a los problemas que afectan al encuestado, otros problemas económicos, la calidad del empleo, los recortes, las pensiones, la subida del IVA o la vivienda cobran más peso. Los problemas relacionados con el sistema político pierden importancia (dos terceras partes de las menciones) y los servicios públicos pierden muy poco la pregunta 8 respecto a la pregunta 7.

Los españoles siguen teniendo una gran preocupación por los problemas económicos. La valoración en conjunto de la situación económica es muy negativa, pero menor que en el último trimestre de 2014:

Percepcion
PercepcionNegativaLineas
PercepcionPositivaLineas
Ahora nos explicamos la línea electoral que siguen los populares. Muy lentamente hay una percepción menos mala de la situación económica dentro del desastre. El problema para los populares consiste en que se quedan con el cambio de tendencia y los datos relativos, sin darse cuenta que los datos absolutos, los del primer cuadro de esta serie, son tremendos.

Quienes piensen estas elecciones van a ir sobre regeneración política, las primarias, la reforma del Senado y hasta la corrupción están muy confundidos. Los temas anteriores estarán presentes, pero no son decisivos. Estamos en la base de la famosa “Pirámide de Masllow”. Transmitir solvencia económica será la clave.

Se ha llamado la atención la importancia de que los ciudadanos dan a la Educación y Sanidad como cuestiones clave. De hecho el grado de preocupación no varía casi nada cuando se pasa de la pregunta por los problemas del país a la pregunta por los problemas que afectan al encuestado. De hecho en la pregunta 8, la de los problemas del encuestado, el conjunto de problemas relacionados con los servicios públicos mantiene la valoración que tenían en la pregunta 7, lo cual nos indica que ahí tenemos una sólida piedra de apoyo.

Manteniendo hospitales

Circula un meme, inspirando en este artículo, en el que se mantiene que construir dos hospitales cuesta lo mismo que un Eurofighter. Y es cierto, un hospital como el de Cáceres costó construirlo, solamente construirlo, 48 millones de euros en 2002, lo que actualizado con la inflación (27,7%) son 61,3 millones.

Equipar y mantener un hospital cuesta mucho dinero y lo cuesta cad año. A título informativo os detallo los presupuestos anuales de los diez primeros hospitales públicos, de los setenta y días estudiados, en el índice de reputación que se presentó hace unos meses:

Hospitales

Y no quiero negar que un Eurofighter sea caro, que lo es y mucho, pero sí quiero combatir la idea de la Sanidad es barato y que con pequeñas inversiones se tienen hospitales, ambulatorios, centros de diagnóstico o cirugía de alto nivel. La Sanidad es cara, se gestiona bien y este país hace un esfuerzo del que sentirse orgulloso en el campo de la salud.

¿A cuántos pobres equivale un rico?

Intermon Oxfam hizo público hace unos días un informe cuya nota de prensa ha generado muchos titulares. De los más llamativos es el que dice que “las 20 mayores fortunas españolas aumentaron su riqueza en 15.450 millones de dólares entre 2013 y 2014 y poseen hoy tanto como el 30% más pobre de la población”.

Esta información condensada generó una gran polémica en las redes sociales, vertiente sociopolítica, como un claro síntoma de la crisis económica de la sociedad española. La pregunta que yo quiero plantear es si esta comparación es relevante.

Al menos como yo veo las cosas lo importante no es cuántos pobres tengo que reunir para conseguir juntar el dinero que tienen los veinte más ricos. La cuestión importante es qué tienen esos pobres.

No es lo mismo pertenecer al 30% más pobres de un país teniendo sanidad gratuita, educación gratuita hasta los niveles superiores, posibilidades formativas para la incorporación al mercado laboral, seguro de desempleo, pensiones de jubilación, pensiones no contributivas y ayudas sociales, que pertenecer a ese mismo 30% y no tener ninguno de esos servicios que de por sí son una forma de ingreso.

Daría igual que los veinte más ricos tuvieran tanto como el 1% más pobres si ese 1% más pobres estuviera absolutamente abandonado.

Dar pena

El periódico digital Vózpopuli se hace eco de lo mal que lo está pasando Ana Mato desde que la Vicepresidenta se tuvo que poner a hacer su trabajo y que Rajoy no le ha aceptado la dimisión para poder cesarla llegado el caso y tenerla así de parapeto político.

La información, obviamente una transmisión directa de fuente muy interesada, pretende dar pena y desde luego da pena que alguien recurra a según qué argumentos para despertar la misericordia de los lectores.

El momento más lamentable es cuando se recurre a sus hijos que lo están pasando muy mal a pesar de tener cumpliditos los veinte años. Ana Mato debería saber que no es obligatorio estar en política y que si ella o su entorno no puede aguantar la presión y las duras críticas por una desastrosa gestión lo más aconsejable y bueno es dimitir y volver a la vida privada.

No me gusta la política que exhibe a la familia y tampoco la que usa a la familia como parapeto a las exigencias propias de los altísimos cargos. Una familia es asunto privado que cuando uno de sus miembros entra en la vida política debe saber encajar oír cosas que no les van a gustar y si esto no es posible, este miembro ha de dejar lo público.

Lo que no se puede hacer es intentar chantajear a los demás diciendo que formulando críticas se le está haciendo daño deliberado a los hijos del cuestionado y más cuando todo el cuestionamiento está estrictamente relacionado con el trabajo de la ministra Mato. Esto es usarlos como parapeto y da pena.

Que la realidad no te fastidie un meme

Ayer estaba entretenido con mi cuenta de Twitter y me fijé en el enésimo meme con aspiraciones de infografía provenientes de la sala de máquina de la verdadera izquierda, la postcomunista o la bolivariana que da lo mismo.

Era éste:

RescateBankia

Desde luego es indignante y muy cabreante lo que se transmite en la imagen: el gasto sanitario y educativo de todo el país es más de cuatro veces menor que lo pagado para rescatar a Bankia.

¿Es cierto lo que dice la imagen? De entrada, y sin entrar en detalles todavía, hay dos pistas que nos invitan a pensar que el que lo hizo no tiene demasiada idea de lo que estaba hablando.

Primero. Sobre la cuantía de educación pone el logo del Ministerio de Educación y Ciencia que ya no existem puesto que ahora el departamento se llama Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Una pijada pero la cosa apunta maneras.

Segundo. Sobre la cuantía de la sanidad pone el logo de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). Popularmente se conoce a la sanidad pública como la “seguridad social”, pero los que se meten en fregados presupuestarios saben que la TGSS se ocupa del cobro de las cotizaciones y del abono de las prestaciones acordadas por otros organismos del sistema. Y no, no gestiona un solo hospital. Eso depende de los sistemas públicos de salud. No es una pijada: no es tener ni puñetera idea.

Vayamos a las cifras, que es lo interesante. El que redactó esta pretenciosa infografía supuso que todo el gasto educativo de España es el del Ministerio de Educación. Ni todo ni la mayor parte del gasto educativo español lo hace el Ministerio, sino las comunidades autónomas, y el gasto del Ministerio no es solamente educativo sino también cultural y deportivo como reza su actual denominación. Lo mismo sucede en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que no todo es Sanidad.

Pues bien, según la Ley de Presupuestos Generales del Estado en política educativa el Gobierno preveía un gasto para 2014 de 2.174.996,11€. Para Sanidad el gasto previsto por el Gobierno central era 3.839.755,95€.

Estos gastos, que no coinciden con los de la ilustración, corresponden únicamente a la Administración General del Estado y no computa el que presupuestan las comunidades autónomas en Educación y en Sanidad. Para saber lo que España gasta en Sanidad y Educación hay que examinar los presupuestos autonómicos ya que las comunidades que son las prestadoras de los servicios educativos y sanitarias para casi todos los españoles.

¿Cuál es? Veamos el siguiente cuadro.

GastoEDUySAN

El gasto tanto en Educación como en Sanidad supera la cuantía del rescate de Bankia, que más o menos es el que pone. La suma de las dos cifras es tres veces superior al rescate y tengamos en cuenta que los más de ochenta y cuatro mil millones de euros es solamente para este año en curso.

Mucho dinero estamos gastando en Bankia, nuestro enfado está más que justificado, pero no somos un país tan mierda que gastamos más cuatro veces más en rescatar a Bankia que en la Educación y en la Sanidad de sus ciudadanos. Esto es mentira al servicio del populismo y la demagogia, quizá postcomunista o bolivariana.

NOTA: el gasto educativo y el sanitario son superiores incluso a este cuadro, porque no se computa el dinero presupuestado por las administraciones locales, municipios y diputaciones. Por ejemplo, los edificios de los colegios de infantil y primaria son competencia de las corporaciones locales y, sumando colegios en toda España es mucho dinero.

Los presupuestos de Asturias y de Navarra se encuentran prorrogados. Para Asturias rigen los de 2013 y para Navarra los de 2012.

FUENTES: Los datos han sido extraídos de las respectivas normas presupuestarias y de los documentos completos cuando éstas no expresaban las cuantías de las funciones.