La gran medida del Papa Francisco

Las webs y blogs tradicionalistas católicos (duros de verdad y no esos blandengues del Opus) están preocupados desde hace años con el Sínodo de Obispos y más concretamente con que el Sínodo apruebe un documento y el Papa lo ratifique, que es condición necesaria para su validez, en el que se establezca un procedimiento regular de acceso de los divorciados vueltos a casar a los sacramentos, especial a la Eucaristía. Hay hasta un libro escrito por varios cardenales posicionándose abiertamente en contra de la “positio” del Cardenal Kaspers que fue respaldada por el Papa públicamente.

Este tema es importante y no lo es. Lo es porque muchos consideran que afectaría a la indisolubilidad del matrimonio, piedra angular de la fe al parecer, de modo que Cristo fue crucificado solamente para afirmar la indisolubilidad del matrimonio. La “familiaritis” del pontificado de Juan Pablo II en un momento crítico.

Y no es importante porque, como legitimó con sus palabras Benedicto XVI, en muchos sitios se han buscado soluciones personales, “ad hoc” y en el fondo porque a los únicos fieles que les preocupa este tema es a los muy convencidos y por tanto merecedores de una solución personal. A la mayoría, salvo a los alemanes, les da igual.

Es una batalla anticipada a la realmente importante. Cuando comenzó el pontificado del Papa Francisco afirmamos que la única medida realmente revolucionaria (además de limpiar las cuentas vaticanas) que el nuevo Papa podía realizar era la de ordenar como presbíteros a hombres casados.

La concepción transmitida de que el Papa es todopoderoso hace pensar a muchos que realmente es así. Y el Papa como cualquier dirigente debe ver qué puede hacer, con qué fuerzas y apoyos cuenta y encontrar el modo de realizarlo. El Papa Francisco está utilizando la cuestión de los divorciados vueltos a casar como campo de pruebas para definir una estrategia el día que intente que un Sínodo apruebe la ordenación como presbíteros de hombres casados. No hay que olvidar que normalmente el reglamento sinodal pide dos tercios de votos a favor para incluir algo en la “relatio” definitiva.

En el proceso actual se está comprobando quiénes y cómo se opondrían, los medios que utilizarían y su verdadera capacidad opositora. También se ha comprobado la forma en la que se eligen verdaderamente los padres sinodales y su forma de comportarse una vez en el aula.

Si durante el Papado de Francisco vemos la aprobación de la ordenación como presbíteros de hombres casados, será consecuencia de un trabajo realizado con esa “finezza” que solamente se da en el Vaticano. Todo ello hay que unirlo a una serie de cuestiones prácticas insoslayables a las que nos referimos en otra ocasión.

——

Observación: en todo momento nos hemos referido a la ordenación presbiteral de hombres casados y no al matrimonio de hombres ordenados, que no está sobre la mesa. Actualmente es posible la ordenación diaconal de hombres casados y la ordenación episcopal prefieren no mencionarla.

Pueblo, ayuntamiento y parroquia

Inmatriculaciones

En hoja parroquial, versión digital, de la diócesis de Segovia encontramos ya en el año 2012 el texto anteriormente, utilizando el argumento construido por la Conferencia Episcopal y sus asesores de comunicación contra las peticiones para eliminar el privilegio de inmatriculación en la Ley Hipotecaria y revisar las ya realizadas.

El argumento es hábil. Parte de la diferenciación entre “pueblo” entendido como la totalidad de los habitantes de un municipio, cuya forma política sería el Ayuntamiento y el “pueblo” entendido comunidad religiosa concreta, en este caso la católico-romana.

Es una pena que esta diferenciación no la hagan más a menudo, especialmente cuando intentan en convertir en ley obligatoria para todos sus creencias morales de índole religiosa, así como imponer sus símbolos a todos, creyentes de su confesión, de otra o no creyentes.

El Ayuntamiento es regido por los representantes elegidos por los ciudadanos. La comunidad de creyentes es regida por un sacerdote nombrado por el obispo como párroco sin que los miembros de esas comunidad parroquial tenga la mínima intervención antes, durante o después de la elección y mucho menos en relación con cualquier decisión, de la más nimia a la más importante.

Son mudos y la Iglesia Católica, al menos en la mayor parte de España y la inmensa mayoría de sus parroquias no proporciona a sus fieles ninguna forma de expresión. Luego el “pueblo” entendido como comunidad cristiana no tiene presencia, no existe, porque todo es dirigido por los funcionarios. En este argumento se usurpa el término “pueblo” para que los funcionarios eclesiásticos puedan esconderse detrás de él y así realizar sus operaciones inmobiliarias.

Un argumento aparentemente impoluto, diferenciación entre la comunidad civil y la comunidad religiosa, es utilizado únicamente para decir que como el “pueblo” entendido como comunidad religiosa está representado por personas impuestas, las decisiones de estos han de ser tenidas como decisiones del “pueblo” entendido como comunidad religiosa.

El caso de la Catedral-Mezquita de Córdoba es célebre pero creo que oscurece la problemática. Hay casos como la cesión sin más papeles de terrenos por parte de propietarios de tierras para hacer un cementerio y esos terrenos, no todos convertidos en cementerio, están ahora inmatriculados y pueden ser dispuestos para cualquier fin. Las casas de los curas que inmemorialmente los pueblos han tenido para los sacerdotes muestran otro caso. Se habla de inmuebles del “pueblo” y no del cura y del obispo.

¿Cuánto ingresa la Catedral de Sevilla por entradas turísticas?

En 2014 la Catedral de Sevilla ingresó 9.080.505,26€ principalmente por venta de entradas en la visita cultural. De ese dinero transfirió 2.919.577,61€ a la Archidiócesis, gastó 2.265.255,99€ en la conservación del edificio, pagó en nóminas al personal seglar por 1.644.583,68€ y al personal clerical y religioso por 480.008,50€.

Cáritas de Sevilla ingresó por donativos particulares la cantidad de 4.007.556,12€. Las parroquias ingresaron por colectas 8.401.975,49€ y por estipendios  2.037.801,29€. El Seminario tiene un presupuesto de 470.598,16€ y entre otras fuentes de recursos de encuentra una testamentaría (70.454,96€) y las aportaciones de las Hermandades de la archidiócesis (75.950,00€).

Estos datos aquí publicados no se deben a un filtración o indiscreción, sino a un documento oficial de la Archidiócesis (Informe económico de 2014) que se encuentra alojado en su web.

Sí, es un pdf y no una presentación interactiva, pero hay que valorar muy positivamente este esfuerzo de transparencia en sus cuentas por parte del Catolicismo sevillano.

Para una promesa que puede cumplir Moreno Bonilla

El PP defendió la enseñanza de la Religión en los centros de enseñanza por puro confesionalismo; luego evolucionó hacia la aparentemente liberal idea de que hay que dejar a los padres elegir. En las últimas elecciones andaluzas el PP defendió la permanencia de la Religión en las aulas para mantener el empleo de los profesores, como decían en su programa electoral.
MaestrosReligionANDPPPuede que Moreno Bonilla no lo sepa, pero los profesores de Religión en Primaria no están transferidos en Andalucía, de modo que cualquier recorte que afecte a este colectivo será responsabilidad única del Ministerio de José Ignacio Wert, ya que un descenso del número mínimo palia cualquier cambio en el horario.

Moreno Bonilla puede cumplir esta promesa porque está en manos de su partido, aunque llama la atención que los únicos recortes laborales que le preocupen al PP sean en esta pequeña parte del educativo.

Si quieres apoyar las obras sociales católicas, debes marcar la casilla de “otros fines de interés general”

El pasado 26 de febrero el BOE publicó la Resolución que ordenaba la publicidad de las subvenciones recibida para la realización de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, correspondiente al año 2014, esto es, el dinero de la casilla de otros fines de interés general.

La cuantía de dinero repartido ha sido de 220.326.778,37 euros. Las sesenta y dos páginas del anexo recogen, según tipos de programas, las diversas subvenciones especificando la entidad que la recibe, el programa para el que la recibe y la cuantía.

El Departamento de Documentación de Geografía Subjetiva ha revisado casa una de las subvenciones para ir viendo cuáles de ellas han sido recibidas por entidades pertenecientes a la Iglesia Católica, a sus órdenes y congregaciones o a otros tipo de instituciones católica. Se ha seguido un criterio restrictivo pues, en caso de duda, no se ha incluido una entidad y sus subvención o subvenciones.

De los 220.326.778 euros, según los cálculos de este blog a partir de la publicación del BOE, las entidades católicas han recibido 49.364.691 euros (los céntimos no los contamos). Esto quiere decir que las entidades sociales católicas recibieron el 22,41% de los contribuyentes que marcaron la casilla de “otros fines de interés general” (al final de la entrada podréis encontrar el detalles de estas subvenciones).
CaritasFCI2015

Las campañas institucionales de la Iglesia Católica destacan el papel social del Catolicismo español a la hora de incentivar a los ciudadanos a marcar la casilla de financiación de la Iglesia. Del total del dinero ingresado por la “asignación tributaria” (248.500.000 euros) solamente se destinan a obras sociales, en este caso a Cáritas, 6.200.000 euros, el 2,5% del dinero aportado a través de la declaración del IRPF, según los presupuestos de la Conferencia Episcopal Española (Fondo Común Interdiocesano) para 2015.

En definitiva, la actividad social de la Iglesia Católica ha recibido 55.564.691 euros (más o menos) de los que solamente el 11,16% procede de la casilla de financiación de la Iglesia y el 88,84% procede de los ateos, agnósticos y descreídos que marcan las casilla de “otros fines”.

Si para alguien el principal motivo para marcar la casilla de la Iglesia es contribuir al sostenimiento de obras sociales que realmente merecen la pena y aportan mucho a la sociedad española, habría de dejar de hacerlo y marcar la otra casilla, la de “otros fines de interés general” que es de donde procede la mayor parte de la financiación del IRPF para las obras sociales del Catolicismo español.

DetallesSubvencionesEntidadesCatolicas

Las preguntas que deberían hacerse unos padres al matricular a su hijo en 1º de primaria

Creo que todo padre o toda madre que vaya a matricular a su descendiente en 1º de primaria y, por tanto, elegir si cursa Religión Católica, ha de responder este cuestionario y sólo apuntar a su hijo o hija si él responde “sí” a todas las preguntas.

CuestionarioReligion
Estos son los criterios de evaluación de un alumno de 1º de primaria. Se trabajará con los alumnos para que al terminar 1º de primaria contesten “sí” a cada una de esta cuestiones. Si uno no es capaz de contestarlas afirmativamente, es posible que deba pensar que esa asignatura no es la que debería coger para su hijo o hija.

Rouco no tiene voto de pobreza

El escándalo que ha causado el piso, propiedad de la Archidiócesis, que el arzobispo emérito de Madrid, el cardenal Rouco Varela, va a ocupar después de que tuviera que hacerle ver que sobraba en el Palacio arzobispal ha provocado comentarios inexactos y equivocados sobre algunos aspectos de la disciplina eclesiástica.

Antes de entrar en ello quiero dejar clara mi postura de que vivir en un piso de cientos de metros cuadrado, con servicio, en el centro de Madrid contradice la doctrina expuesta hasta la saciedad por el cardenal Rouco Varela y los obispos españoles contraria al hedonismo y al materialismo. Hedonismo y materialismo es malo si un trabajador de clase media como es servidor se compra algo que no es estrictamente necesario.

El cardenal Rouco Varela, además de mostrar con la práctica que la doctrina predicada solamente era aplicable a otros, deja en mal lugar a los cientos o miles de sacerdotes jubilados que viven con su familia, en humildes cuartos en casas sacerdotales o en pisos compartidos

Dicho esto, vayamos al asunto. Se ha dicho que el cardenal Rouco Varela incumple con su voto de pobreza. Es falso: el cardenal Rouco no tiene voto de pobreza.

Dentro de la Iglesia Católica hay dos grandes categorías. La primera es la que se organiza en torno a la recepción del sacramento del orden y en ella se distingue entre ministros ordenados (obispos, presbíteros y diáconos) y los laicos; la segunda es la que distingue entre los religiosos o consagrados sobre el hecho de haber realizado o no la profesiones de los tres votos.

Combinando estas dos categorías obtenemos cuatro subcategorías:

Clero
La pregunta natural que sale es que si el clero secular no ha hecho los votos, entonces se podrían casar. Si bien no hacen los votos realizan la promesa de celibato (no contraer matrimonio) cuando son ordenados diáconos temporales (lo diáconos permanentes no la hacen ya que se admite a casados a la ordenación diaconal). El hecho de no tener voto de pobreza no quiere decir que no haya obligación de llevar una vida austera.

La profesión del voto de pobreza tiene consecuencias jurídicas. El que lo hace no puede tener propiedad, ni heredar. Si la ley civil le obliga a heredar, ha de renunciar.

El cardenal Rouco Varela pertenece al clero secular, luego no tiene voto.