Investidura 2016 (XX): Una vuelta de proyecciones de encuestas

En una serie de entradas sobre un proceso de investidura, a priori no tendría sentido hablar sobre las encuestas que los medios están publicando, aunque lo normal es que tampoco hubiera encuestas como si estuviéramos en medio de una campaña electoral.

Pero este proceso de investidura, además de apasionante, es extraordinario, de modo que tenemos encuestas y éstas condicionan el proceso, ya que dibujan los incentivos a la hora de negociar, pues los que esperan ganar con la repetición de las elecciones valoran si su estrategia es o no la correcta.

Se han publicado cuatro encuestas: CIS, Metroscopia, Invymark y Celeste Tel. Dos apuntan a la bajada del PSOE y dos a su ascenso; una apunta un castigo fuerte al PP y las otras una confortable estabilidad del voto; todas le dan un ascensos más o menos intenso a Ciudadanos, pero que vistas las encuestas pre-electorales habrá que tomar con precaución.

Hemos aplicado nuestro pequeño y humilde método para proyectar en escaños las encuestas y los resultados globales son los siguientes:

2016 02 Vuelta A
Los resultados de cada una de ellas, provincia por provincia, son estos:

CIS 2016 02 04
Metroscopia 2016 02 07
Invymark 2016 02 07
Celeste Tel 2016 02 08

¿Cómo sería el Congreso si solamente se votase en los municipios con menos de 20000 habitantes?

Hemos hecho una pequeña simulación para averiguar cómo hubiera sido el Congreso de los diputados si en cada provincia se hubiera votado en su totalidad como lo han hecho los votantes de las localidades con menos de 20.000 habitantes (en todas las circunscripciones menos Ceuta y Melilla).

Los resultados serían los siguientes:

ResultadosMenos20000
Confirmamos la idea o prejuicio de que los partidos emergentes tienen un mayor apoyo en las localidades con más población, lo cual no es ni malo ni bueno, sino un hecho como cualquier otro. Los otros beneficiados serían en términos generales los partidos nacionalistas e IU recuperaría el escaño de Málaga que obtuvo Garzón en 2011.

Hacia la XI Legislatura (XIX): Primeras impresiones de la noche electoral

1) Hace mucho tiempo que la noche electoral no duraba tanto. Normalmente a las diez de la noche podíamos irnos a la cama. Las Elecciones Generales eran el “prime time” más corto de las televisiones españolas, que normalmente lo terminan pasada la medianoche.

2) Había un voto oculto al PSOE que las encuestas no han detectado.

3) El Partido Popular no ha ganado las Elecciones, porque no puede formar gobierno. El Partido Popular ha sido la fuerza más votada perdiendo una cantidad tremenda de diputados y de votos (más de cuatro millones de votos).

4) Ciudadanos ha sido el “bluf” demoscópico de estas Elecciones. Evidentemente no de las dimensiones del PRD de Miquel Roca, pero sí ha sido beneficiado en las encuestas por ser muy “cool” y serlo muy poco el otro partido de la derecha.

5) El PSC ha dejado de ser decisivo dentro del PSOE. Catalunya no aporta la diferencia de antes a favor del PSOE, de modo que las voces dentro del PSOE que apuestan por un socialismo catalán autonomista ganarán fuerza.

6) A los escaños de Podemos hay que restarle los de ICV y los de Compromís, que son partidos con implantación e identidad diferenciada. En todo caso un buen resultado, insuficiente para asaltar los cielos. Gran transferencia de votos en Euskadi y Navarra de Bildu/Amaiur a Podemos.

7) Si se celebran unas nuevas Elecciones, es sumamente probable que muchos votos de Ciudadanos vuelvan a casa (3,3 millones). Terminarán volviendo porque los escaños naranjas no sirven para casi nada.

8) UPyD: descanse en paz. IU como siempre, una fuerza profundamente municipalista.

9) Mariano Rajoy no puede ser investido Presidente. Tiene demasiados diputados en contra. Es la consecuencia de una política de tierra quemada que necesita de mayorías absolutas o de marcas blancas.

10) Formar gobierno con un montón de partidos es una cuestión sumamente difícil. La derecha española se ha quedado cerca y lo mismo desea la repetición de las Elecciones.

11) ¿Alguien propondrá un Mario Monti como Presidente del Gobierno?

Un Congreso de 200 diputados elegidos por autonomías

Una de las muchas simulaciones electorales que hemos hecho en Geografía Subjetiva a la que le tengo más aprecio es la que establece un Congreso de solamente 200 diputados elegidos no por provincias, sino por autonomías.

Cada autonomía recibe un diputado al menos y los 181 restantes se reparten proporcionalmente a la población. Lo más simpático y positivo de este sistema es que posibilita la gobernabilidad, es más proporcional que el actual y conserva la representación territorial.

La simulación con los datos de 2008, que publiqué en marzo de 2011, era doble; en una utilizaba el método Hare para atribuir escaños con una barrera del 2% y en la otra empleada el método D’Hondt con una barrera del 3% (como la actual ley electoral española).

Comencemos con la simulación. Lo primero que hemos hecho es distribuir los diputados según los criterios antes indicado en cada una de las diecinueve autonomías. Fruto de esta distribución esto son los diputados que les corresponden a las circunscripciones:

Diputados_Autonomia_200_2011
Ahora vamos a observar cuál es la actual distribución de escaños por autonomías y el peso relativo de la representación de cada una de ellas en el Congreso de los Diputados.

Diputados_LOREG_350_2011
Dado que el número de diputados es casi obligadamente diferente, lo interesante es comparar el peso relativo de cada representación autonómica para ver cuál se beneficia, cuál se perjudica y por qué.

Peso relativo
Sin lugar a dudas la autonomía que perdería más peso en el Congreso sería la de Castilla y León porque al ser una sola circunscripción y no nueve pierde una buena cantidad de diputado mínimos por circunscripción, a lo que se le une su situación de desierto demográfico. Aragón, Galicia, Castilla-La Mancha y Extremadura serían los siguiente en la lista de “damnificados” a muchos distancia de los castellanoleoneses. Madrid y Catalunya serían las autonomías más beneficiadas.

Una vez establecidos cuantos diputados elige cada autonomía, aplicamos los resultados en votos de las Elecciones Generales a estas circunscripciones con el método Hare y éste es el resultado:

Hare_200_2011
Lo más destacado de esta simulación es que el Partido Popular no hubiera obtenido mayoría absoluta dado que no se beneficiaría de la sobrerrepresentación de un feudo tradicional de la derecha como es Castilla y León y la mayor proporcionalidad del método Hare.

Diferencia_LOREG_Hare_200
Si comparamos este sistema el porcentaje de escaños recibidos logrados con los que tienen en el sistema vigente podemos comprobar que el gran perjudicado sería el PP seguido del PSOE, mientras que CiU y BNG tendría pérdidas muy leves. El resto de las formaciones ganarían en peso parlamentario.

Pasemos ahora a la simulación utilizando las mismas circunscripciones, pero con una barrera del 3% y sirviéndonos del método D’Hondt para otorgar diputados:

DHondt_200_2011
La caída mayoritaria del método D’Hondt ha hecho que el PP reciba escaños adicionales en Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Murcia pudiendo así llegar a la mayoría absoluta que Hare le vetaba. El peso relativo de cada formación también varía:

Diferencia_LOREG_DHondt_200
Aunque los populares conservarían la mayoría absoluta sí tienen una pérdida fue de peso en el Congreso debido a la desaparición de las circunscripciones pequeñas que tanto les benefician; prácticamente serían los únicos perjudicados en este sistema idéntico al que tenemos salvo por el número de circunscripciones. Esto nos da una pista importante sobre qué formación es la que más se apoya en los automatismos del sistema.

Finalmente podemos comprobar el peso porcentual de cada uno de los partidos con el sistema actual (LOREG), con la simulación con Hare y barrera al 2% y la simulación con D’Hondt y barrera al 3%.

PorcentajesGeneral

La causa del fin de UPyD

Muchos análisis sobre el final de UPyD como partido político con representación parlamentaria y un mínimo peso dentro de la política española se han centrado en cómo el partido se ha gestionado, en la forma de ejercer el liderazgo de Rosa Díez, en los puntos programáticos y en la forma de llevar sus elecciones primarias.

El problema que tienen esos análisis es que achacan el final de UPyD a factores que estaban presentes ya en su nacimiento, porque el ordeno y mando de Díez, personajes como Gorriarán o problemas en todos los procesos internos planteados se han estado dando desde sus inicios, cuando parecían la estrella ascendente de la política española y aspiraban, como otros antes y otros después, a dar el “sorpasso” al PSOE. Sus representantes en parlamentos y corporaciones locales han hecho generalmente un papel digno y a veces bueno.

UPyD pertenece a un tipo de partidos que ahora denominamos como “partidos emergentes”. Cuando apareció UPyD no teníamos aún esa etiqueta. Todo lo nuevo requiere un fase de ascenso sin parones y sin esperas, porque quien deja lo clásico para apoyar a lo emergente no lo hace para ser una minoría más, sino para optar al gobierno, cosa muy difícil en nuestro sistema político.

UPyD se quedó estancado. Su ascenso no era el esperado. En las Europeas, pese a subir en escaños, quedaron muy por detrás. Apareció una alternativa colocada en el mismo espectro político y en ascenso, de modo que esos votantes revolucionarios por la regeneración española se fuera con el partido de Rivera dejando solo al de Díez.

Rivera se ha encontrado un panorama mucho más abierto donde su partido ha podido ser decisivo a la hora de formar gobierno regionales y municipales. Cuando UPyD emergió todo estaba absolutamente cerrado y sus votos no servían para nada.

UPyD va a desaparecer porque sus votantes quieren que su voto sea útil, sirve para gobernar, determinar políticas y llevar a la práctica su regeneración de España aunque no sepan muy bien qué quieren realmente. El estancamiento de UPyD hizo saltar a estos a Ciudadanos, porque además de regeneradores, los antiguos votantes magentas son  algo noveleros y les gusta estar con el que gana (aunque sea relativamente).

Madrid sin barrera electoral

Ayer publicábamos una entrada en la que poníamos de manifiesto que el simple hecho de que IU hubiera podido superar la barrera electoral a costa de casi treinta mil votos del PSOE, hubiera cambiado la distribución de escaños entre derecha e izquierda y probablemente Ángel Gabilondo estaría a día de hoy presidiendo la comunidad madrileña.

La barrera electoral es un mecanismo especialmente útil para evitar la fragmentación de los parlamentos, especialmente como es el caso de la Asamblea Regional de Madrid cuando se eligen a muchos diputados en una circunscripción electoral.

A propósito de la entrada cita nos planteamos ahora cuál hubiera sido el resultado del 24-M en la Comunidad de Madrid si no hubieran existido barreras electorales. Hemos hecho la pertinente simulación y éste sería el resultado:

Madrid 2015 sin barrera electoral
El número de partidos con representación parlamentaria se hubiera doblado pasando de cuatro a ocho. UPyD hubiera conseguido salvar los muebles entrando en la Asamblea y se hubiera estrenado la derecha-derecha-derecha de VOX y los animalistas del PACMA.

Eligiendo concejales con un sistema más “justo” (Málaga, Murcia, Palma, Las Palmas y Bilbao)

6. Málaga

061 Málaga 5
062 Málaga 1
La situación permanecería sustancialmente igual, con la diferencia que en ambas simulaciones el PP perdería un concejal beneficiando a IU con la barrera al 5% y al PACMA con la abrrera al 1%.

7. Murcia

071 Murcia 5
072 Murcia 1
Hare con barrera al 5% no cambiaría los resultados obtenidos con D’Hondt, pero al 1% dejaría la posibilidad de cualquier acuerdo mucha más baja.

8. Palma de Mallorca

081 Palma Mallorca 5
082 Palma Mallorca 1
Hare con la barrera al 5% no aporta diferencias respecto de D’Honst y lógicamente con la barrera al 1% presenta una mayor fragmentación política y dificultades para alcanzar los quince concejales que marcan la mayoría absoluta.

9. Las Palmas de Gran Canaria

091 Las Palmas GC 5
092 Las Palmas GC 1
Si bien la variación es mínima cuando simulamos con Hare al 5% de barrera electoral, se dispara la fragmentación con una simulación al 1% de barrera.

10. Bilbao

101 Bilbao 5
102 Bilbao 1
Las opciones del PNV de continuar al frente de la Alcaldía continuarían intactas, aunque lógicamente el consistorio recibe más partidos cuando la barrera desciende.

Para ver la entrada previa con Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza