La Humanidad, un ministro aburrido y el peligro de extinción

Incluso desde antes del comienzo de la Transición política el puesto de ministro del Interior era el más desagradable del Gobierno. El terrorismo lo hacía una losa tremenda y bien cuidado tenían los ministros del Interior de no darse un margen en la gravedad del puesto que desempeñaban.

El ministro del Interior, Fernández Díaz, ha hecho unas llamativas declaraciones sobre el matrimonio homosexual. Es la primera vez, que yo recuerde, que un ministro del Interior se sale que los cometidos del departamento que le ha sido encomendado. Una muestra que ya, gracias a la buena política antiterrorista de Zapatero y Rubalcaba, el terrorismo no es el problema que era.

Las palabras del ministro han sido las siguientes:

Si nos oponemos al matrimonio entre personas del mismo sexo, no podemos usar argumentos confesionales. Existen argumentos racionales que dicen que ese tipo de matrimonios no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada

Hagamos un pequeño análisis y comentario:

1) El contexto de sus palabras ha sido un coloquio sobre la religión y el espacio público, celebrado en la Embajada española ante la Santa Sede, pagado naturalmente por España. En Roma hay siete universidades pontificias, dos ateneos pontificios (cuasiuniversidades), tres pontificias facultades independientes de teología, un montón de pontificios institutos y academias, además de una universidad católica. ¿Por qué el gobierno español tiene que pagar eso cuando la Iglesia tiene medios en Roma más que suficientes para hacerlo?

2) Dice Fernández Díaz que no va a utilizar argumentos confesionales para rechazar el matrimonio homosexual, pero a continuación alude a la idea de ‘matrimonio natural’. Los católicos sustituyen lo religioso por ‘naturaleza’ o por ‘natural’, de tal manera que matrimonio católico se transforma en ‘matrimonio natural’ o Dios se transmuta en ‘naturaleza’, cuando quieren que su argumentación confesional no lo parezca.

Y esto es un subterfugio porque no aceptarían las consecuencias de lo natural. El ser humano, antes de la creación de lo social, era natural y no conocía la institución matrimonial, de forma que no se puede hablar de ‘matrimonio natural’. En segundo lugar porque no dan valor a los miles de testimonios antropológicos que indican que hay cientos de formas de organización matrimonial y no la única que ellos consideran verdadera.

3) El argumento de la pervivencia de la especie es estupendo. Puede que el desocupado ministro del Interior no lo sepa pero los seres humanos somos los únicos seres que tenemos conciencia de especie y de la pervivencia de ésta, ya que el resto de los animales se limitan a la satisfacción de sus estímulos sexuales, algo que la Iglesia también reprueba pese a ser lo más natural.

La especie humana no tiene un problema precisamente de pervivencia, sino de superpoblación. Hay países como España que tienen problemas de natalidad, que se agravan con la política del gobierno al que pertenece el ministro del Interior, pero la Humanidad, considerada como especie, no tiene problemas de desaparición ni extinción. Salvo que el ministro inconscientemente reduzca la Humanidad a los pocos países más o menos desarrollados con problemas de natalidad.

4) Terminaré con lo más obvio. No es necesario el matrimonio, en ninguna de sus formas, para procrear. Lo digo por si no lo sabía y sus convicciones conservacionistas han llevado al ministro a casarse con ese único fin. Le liberamos de esa carga.

5) El celibato sacerdotal y el voto de castidad de los religiosos tampoco garantizan, en el sentido que decía el ministro, la supervivencia de la especie. De hecho San Agustín asumió esta posibilidad como una bella consumación de la Humanidad.

El tecnócrata Monti

A España y a los españoles alguien nos ha visto la cara de tontos e, independientemente de quien gobierne, juegan con nuestra estabilidad. Ni el socialista Rodríguez Zapatero ni el popular Rajoy Brey se han pronunciado nunca de una forma en la que se cuestione a ningún país comunitario, ni mucho menos ninguno de los han intentado centrar los focos de atención en Italia para quitárselo a España.

Es posible que este ‘fair play’ de los presidentes españoles esté confundido y haya que seguir la senda de Monti: sembrar inquietudes sobre los demás para que nadie se vuelva a fijar en uno. Los desmentidos solamente consiguen amplificar las declaraciones iniciales.

Los italianos vivían como una humillación patria que su país estuviera en el siguiendo de ser rescatado, mientras que los españoles se mantenían a cierta distancia. Parece que le superásemos en la prima de riesgo ha sido un respiro para su la dignidad itálica y que, como hacen sus deportistas, aprovechan para dar unas cuantas patadas para que nadie se acerque.

Los presidentes españoles, de distinto signo político, han mostrado suma lealtad con sus socios comunitarios y parece que no es una buena elección. Quizá en el futuro deberíamos tomar otro rumbo y aprovechar la debilidad de los otros, aunque sean nuestros socios y aliados, para marcar distancia.

Alfredo Pérez Rubalcaba, nuevo Secretario General del PSOE

Alfredo Pérez Rubalcaba ha sido elegido, por 22 votos de diferencia, nuevo Secretario General del PSOE. Cualquiera que conozca un poco del PSOE sabe que el partido, ahora mismo, no está dividido y que comenzará a estar donde le corresponde. Zapatero ganó el 35 Congreso por menos diferencia y habiendo votado la mayoría de los delegados a otros candidatos.

Creo que el mandato de Pérez Rubalcaba se parecerá más a lo que yo deseaba, un poder de reforma interna, que lo que hubiera supuesto una victoria de Carmen Chacón. Puede que no provoque ningún revulsivo en los barómetros pero sí es la garantía de que el PSOE va a coger un rumbo que, por unas cosas u otras, le han ido alejando de ser un partido fuerte. Volver a serlo requiere decisiones que a muchos pueden no gustarles nada.

El PSOE cubre dignamente la representación parlamentaria para las grandes ocasiones y enfrentamiento en el Congreso con el Presidente del Gobierno y puede prepararse, cubierto ese flanco, a crear estructuras municipales, regionales y nacionales que vayan concretando mejores candidaturas para los próximos procesos electorales.

No soy de la opinión de los que piensan que ha ganado el continuismo frente a la renovación. Los dos candidatos, aunque uno de mayor edad, forman parte del ‘aparato’ del Partido y ambos han tenido solidísimos apoyos de los dirigentes de cada una de las federaciones regionales.

Si Chacón hubiera sido una especie de ‘outsider’ no hubiera conseguido movilizar el voto de casi de la mitad de los delegados y la verdad es difícil de considerar ‘outsider’ a alguien que con su edad ha sido ministra en dos carteras diferentes y una con la entidad del Ministerio de Defensa. Ambos candidatos se han rodeado de partes del aparato federal y de los regionales, de buenos políticos y también de personas de dudosa ‘presentabilidad’.

Esta noche se negociará la nueva Comisión Ejecutiva Federal (CEF). Si yo fuera asesor de Rubalcaba se recomendaría que hiciese todo lo posible para que Carmen Chacón aceptase ser la Vicesecretaria General y que la CEF fuese corta y buena. Es importante saber cómo quedan los Estatutos Federales y cómo serán los próximos reglamentos, que son los invisibles elementos definitorios del PSOE.

Como decía al inicio de esta entrada las elecciones de Pérez Rubalcaba se acerca más, aunque no mucho, a lo que a mí me hubiera gustado. Lo que está claro es que Rubalcaba no se ha presentado a ser nombrado candidato a la Presidencia, como sí lo hizo Chacón y se manifestó en su discurso. La discusión del candidato a la Presidencia será dirigida por el nuevo secretario general y al actual Lehendakari se le está poniendo una cara tremenda de candidato socialista a Presidente del Gobierno, como a Chacón de candidata a la Generalitat de Catalunya siendo la número dos del PSOE.

El mundo de rosa y el despertar trágico

Los medios de la derecha han hecho todo lo posible por socavar la credibilidad del Gobierno del Presidente Rodríguez Zapatero y con ella la de España. Ahora, de golpe, quieren dar la impresión de que todos los amaneceres son rosas, justo después de un salvaje recorte que solamente es el preludio de otro peor diferido por puro electoralismo.

A ABC no le importa que siempre haya habido más demanda que oferta en las subastas de deuda española, especialmente cuando el BCE no compraba nada, todo lo contrario a ahora.

Al diario conservador y monárquico no le importa que la hemeroteca les desmienta hace cuatro meses, por poner un ejemplo. A ellos todo eso les importa un pimiento y hoy se han descolgado con la siguiente portada.


Pero a media tarde llega la realidad y le da una torta monumental a esta propagandística portada: S&P anuncia un rebaja de dos escalones en la calificación de la deuda española. Esta pésima noticia para todos nosotros contrasta con esos billetes lloviendo sobre nuestro país y demuestran, una vez más, que a ese ente abstracto los recortes (que no reformas) les da igual y que nada les sacia.

Los de ABC se ven en la dificultar de dar cuenta de esta noticia y como su política financiera de algodón dulce se vuelve agria en la misma jornada. Para ello recurren a algo cierto pero que ellos negaron cuando los socialistas eran los que gobernaban: la crisis de la deuda soberana tiene una dimensión europea e internacional que va más allá de la capacidad de cada gobierno. Como uno de los países que, presumiblemente, se verá afectado es Francia, la foto de la edición digital es para el Presidente Sarkozy, Francia ocupando la primera parte del titular, España la segunda y cerrando un pelotón de trece países para que no pensemos que estábamos solo como cuando presidía Zapatero. El subtítulo es sólo para Francia. Nunca se habló tanto de la deuda francesa cuando había que hacerlo de la española.

Ese día era hoy

Ese día, el del fin de la violencia etarra, era hoy. Es un día que les corresponde a todos aquellos que mañana podrán vivir con una tranquilidad que hasta ahora se les ha negado. Es un triunfo de los modos democráticos sobre los modos violentos, uno más.

Es innegable la corresponsabilidad que tienen numerosos actores sociales y políticos en el fin del terrorismo, algunos de los cuales han tenido que soportar sobre sus cuerpos y conciencias el sufrimientos de los atentados y de sus consecuencias.

Como ya han dicho muchos de los que han hablado o han escrito sobre este trascendental hecho, queda mucho por hacer y hay que andarse con sumo cuidado para que dentro de una década el terrorismo en nuestro país se sienta como algo ajeno. Y de estas cosas me gustaría reflexionar.

El fin del terrorismo no es el fin ni del nacionalismo vasco, ni de la izquierda abertzale. Ahora es el momento de dejar claro que creíamos en lo que decíamos al afirmar que democráticamente y sin violencia todo era posible. La izquierda abertzale va a entrar con más fuerza que nunca en las instituciones y su objetivo es diáfano: la independencia de Euskadi.

La derecha ya ha tenido sus habituales salidas de tono y manifestaciones de su poca clase y menor educación. Pero ellos saben que lo más probable es que sea un gobierno del PP el que tenga que gestionar los siguientes pasos del fin del terrorismo etarra. El hecho de que hipotéticamente sea Rajoy el que tenga que tomar decisiones difíciles nos ahorre un ambiente irrespirable. Y que nadie se equivoque: el PP acercará presos porque ya lo hizo y será ‘generoso’ porque ya estuvo dispuesto a serlo. Que nadie se confunda con las palabras: ninguna organización terrorista se ha disuelto al dejar de atentar, sino que se ha transformado en formación política o se ha incorporado a alguna existente; lo que están diciendo en el PP es una tontería inmensa y lo peor es que ellos lo saben.

Todo lo que hoy se han anunciado no implica necesariamente que no vaya a haber algún atentado más. Dadas unas series de características existenciales del terrorismo es lógico que haya alguna escisión que bien por razones ideológicas, económicas o de ambas haga alguna salvajada. No tendrán repercusión porque le faltará lo que a ETA lo ha sostenido hasta hace bien poco: la base social.

Como nadie defiendo la Memoria y la necesidad de no olvidar a las víctimas, pero también defiendo que la soberanía nacional no se transfiere en un atentado. Al igual que habrá cabreados en el entorno de ETA por el fin del terrorismo, los habrá en determinados sectores por lo mismo y porque se quedan sin argumentos políticos ya que hay discurso que se han construido sobre el aprovechamiento político y personal del terrorismo.

He reconocido al inicio que hay una corresponsabilidad de muchos, pero no por ello me gustaría obviar el papel decisivo que, sin lugar a dudas, ha desempeñado el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ocho años de Presidencia buscando el fin de ETA mientras era acusado de traidor, amigos de terroristas o de asesino todos los días, a todas horas, desde muchísimos medios que instrumentalizan a las víctimas para vender su dolor y hacer política de las más bajas pretensiones. Rodríguez Zapatero ha sabido llevar a fin un trabajo de mucho, con un enorme desgaste personal y político. Rodríguez Zapatero ha sacrificado mucho para que llegara este momento, eligiendo el camino difícil de lo mejor en vez del fácil de reaccionar con golpes de pechos a la espera del siguiente atentado e intentando sacar rédito electoral.

Breves líneas de regreso

Después de unos cuantos días viviendo casi desconectado vuelvo por aquí. La verdad es que la distancia física y la supresión informativa, hace que uno tengo una perspectiva diferente de las cosas, más cercana a la del ciudadano y elector medio al que las cosas de la política le importan realmente poco o nada y pierde los nervios con los partidos de pretemporada de su equipo.

No me esperaba que Rodríguez Zapatero convocase elecciones anticipadas. Tendrá sus razones y los estrategas de Rubalcaba habrán pensado que esa fecha era la mejor. La duda que tengo es sobre cómo y cuándo se van a aprobar los Presupuestos Generales para 2012. De camino las Comunidades Autónomas del PP sí tendrán que aprobar sus Presupuestos o presentarlos, según las respectivas normas financieras, y se verán los recortes que puedan lastrar la campaña de Mariano Rajoy.

Los sucesos de Noruega fueron lamentables. No he seguido las informaciones sobre la investigación pero, por lo que sé, parece que no había una organización sino un solo autor con determinados pensamientos fijos que tienen incómodas coincidencias en bloque con otros. Un criminal individual es imposible de evitar, pero sería interesante que los gobiernos europeos tuvieran cuidado para que del caldo de odio de la extrema derecha y de la derecha populista no nazcan organizaciones criminales.

Seguimos con las diversas crisis de las deudas. Las presiones de los mercados se han disipado, curiosamente, cuando el BCE ha intervenido comprando deuda española e italiana y haciendo que la especulación sea poco rentable. Hace varias semanas Jordi Sevilla, nada sospechoso de inmovilismo económico, recordaba a Soros y a sus exitosas operaciones en torno a la libra esterlina. Hay países con problemas creados por sus déficits, pero las tensiones de la deuda aumentan los problemas, no lo disminuyen y hacen más difícil el pago. Y sí el BCE compra deuda española e italiana porque somos demasiado grandes.

De todas formas ya estamos todos animados con la visita papal y las polémicas habituales. Entretiene esta primera quincena de agosto que es dura en todos los aspectos. Lo que el Papa va a decir es previsible, los millones de fieles que asistan o no asistan (porque serán forzosamente millones) también y así pasaremos buena parte de la canícula del octavo mes.

Los efectos últimos del nuevo liderazgo

El sábado el Comité Federal del PSOE avaló a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. La mayoría de los medios se han quedado con eso, valorando la marcha de Chacón (futura candidata del PSC a la Generalitat) y especulando si Rubalcaba será capaz o no de ganar a Rajoy.

Pero hay un elemento, de la vida interna, que parece que ha pasado desapercibido. Los socialistas tienen un nuevo liderazgo nacional, con todo lo que esto significa. Hay quien da directrices y quienes saben que el que las da tiene algunas posibilidades de seguir siendo el jefe y por tanto agrandar su poder de decisión.

Esto proporciona sosiego y una referencia tanto a las federaciones regionales (destrozadas por los resultados) como a muchas agrupaciones heridas desde el 22-M. Un nuevo liderazgo puede imponer la calma, evitar disensiones innecesarias en el peor momento y reconducir muchas situaciones que, en el fragor del dolor, pueden resultar suicidas. Y sí, es importante que sea un nuevo liderazgo porque el anterior, el de Zapatero, está más que amortizado incluso dentro del PSOE.