Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Camps’ Category

Según parece Francisco Camps está deseando volver a la política activa, después de que un jurado con la incultura media de los votantes valencianos (uno también sabe ser demagógico-insultante y lo digo por mañana) le absolviese a las acusaciones penales que pesaban sobre él.

Lo ha hecho saber precisamente porque nadie se ha acordado de él en el reparto de puestos en la Administración del Estado que el PP ha tardado demasiado tiempo en concluir. No se han acordado de él ni lo piensan hacer en mucho tiempo.

Francisco Camps se agarró al sillón de la Presidencia de la Generalitat Valenciana no por si era declarado culpable, pues tendría que abandonarlo al ser inhabilitado, sino precisamente por si le sucedía lo contrario y era declarado inocente, que es finalmente lo que ha ocurrido.

Cuando uno es defenestrado por una imputación penal, sea condenado o absuelto, es imposible volver y el precedente ya lejano de Demetrio Madrid sigue teniendo su peso. Camps puede amagar con lo que quiera, con montar jaleo interno en el PP valenciano o con formar un partido propio.

La primera opción tiene pocas probabilidades de éxito porque el nuevo Presidente, Fabra, no ha hecho una limpia completa de cargos, sino que se ha limitado a poner a algunas personas de su confianza y a mantener a la muchedumbre de cargos intermedios donde están y donde pueden llevar una vida inimaginable para sus escasas capacidades. Esos cuadros no quieren jaleo interno no vaya a forzarse una nueva intervención desde Madrid y el ahora líder indiscutible Rajoy fulmine el modo de vida de buena parte de ellos.

La segunda posibilidad se la juega vicariamente mañana en Asturias. Si Álvarez-Cascos consigue mantenerse, puede pensar Camps que él también tiene posibilidades por su cuenta en una aventura valencianista de derecha. El problema que tiene esta opción es el tiempo, pues cuando Álvarez-Cascos optó por montarse por cuenta propia la legislatura estaba a punto de terminar y los diputados autonómicos que le acompañaron no perdieron casi nada al dimitir y dejar el PP. Por el contrario Camps se encuentra con la ausencia de procesos electorales hasta el año 2015, de forma que si formar ahora su partido perderá el ‘momentum’ fundacional, pero si lo pone en marcha poco antes del años electoral nadie se acordará entonces de él.

¿Tendrá su oportunidad Camps dentro de un tiempo? No tengo duda que, pasados unos años, dentro del Partido Popular valenciano haya un movimiento de reconocimiento de Camps y se le dé algo, pero ese algo será intrascendente y sin relevancia ni poder político. Todos los que han crecido gracias a Camps limpiarán así su conciencia.

Read Full Post »

No tengo duda que Valcárcel (Murcia), Camps antes y Fabra ahora (Comunitat Valenciana) o Vivas (Ceuta) esperaban como agua de mayo la victoria electoral de Mariano Rajoy para poner rescatar a sus respectivas autonomías sin que pareciera un rescate.

De hecho casi no se habían preocupado por el lamentable estado de sus finanzas públicas esperando que su partido mimase a sus autonomías con mejores resultados electorales.

Pero el problema resultó ser que en mayo las cosas le fueron demasiado bien al Partido Popular y de repente asumió responsabilidades nuevas en territorios ignotos para los populares y estos también se pusieron a reclamar cariños a la calle Génova, para consolidar al PP donde tradicionalmente había sido poco menos que una fuerza testimonial.

Ahora la Comunitat Valenciana, la Región de Murcia y la Ciudad de Ceuta, que llevan décadas gobernadas por los populares, tienen que hacer tremendos ajustes, fruto del despilfarro, pese a que algunas, como Ceuta, han cerrado la ejecución de los ejercicios presupuestarios todos los años en superávit. Imagino que muchos de estos dirigentes autonómicos acogieron con resignación la histórica victoria de su partido en las elecciones municipales y autonómicas.

Read Full Post »

Francisco Camps ha propuesto una reforma electoral para la Comunitat Valenciana. La reforma sería pasar del sistema proporcional por provincia y con regla D’Hondt a un sistema mayoritario en el que habría un escaño en juego por cada circunscripción y se lo llevaría el que más votos reúna en esa circunscripción.

Si se dividiese la Comunitat en pequeñas circunscripciones, bien distribuidas y siendo tan mayoritario el voto a los populares estaría casi asegurada que el PP ganaría en la práctica totalidad de los distritos incluso sin necesidad de mantener el altísimo nivel de voto conseguido en las últimas autonómicas. Los socialistas tendrían verdaderos apuros para conseguir escaños quedando volatilizados IU y Compromís.

La estrategia estaría bien si se pudiese llevar a cabo, pero tiene tres barreras difíciles de superar. La primera es que la ley electoral requiere dos tercios para ser reformada y parece que ningún partido esté dispuesto a hacer un sistema electoral que lo haga desaparecer de las Cortes (teniendo un tercio de los votos) y de la política parlamentaria. Luego tendría que sortear otro escollo: la reforma del Estatuto de Autonomía que también consagra la proporcionalidad dentro de la provincia. Y luego, para rematarlo tendría que conseguir la reforma constitucional, bueno, realmente lo primero que tendría que conseguir es la reforma constitucional porque ‘proporcional’ se opone a ‘mayoritario’.

Si se estableciese el sistema mayoritario los resultados harían al PP un partido casi único en las tres provincias valencianas, pero tiene un pequeño peligro que parece que al señor Camps se le escapa. Con circunscripciones de unos 50.000 habitantes de media no es difícil que los ‘jefes’ locales de su partido decidan que no van a presentar al candidato que Camps quiere, sino al que ellos elijan porque si no ellos lo presentan como independientes y dada su influencia en esa circunscripción tan pequeña dejan seco al candidato oficial.

Camps, después de cargarse a todos los partidos de la oposición, podría ver como su propio partido le salta de las manos y se forman muchos partidos comarcalistas con la intención de conseguir el escaño correspondiente y tener una cuota de poder mayor que se le concedería dentro del PP (puro incentivo). La curiosa consecuencia, fantaseando, es que la oposición sin necesidad de subir votos podría hacer con la mayoría de los escaños si el PP se fragmenta en formaciones comarcalistas.

Read Full Post »

Ante todo, como presupuesto, quiero indicar que los manifestantes de ayer y los que hoy y en adelante presumiblemente se concentrarán me merecen todo el respeto. Sigo sin saber qué desean o que reclaman en concreto porque cada una de las personas que va allí es un programa en sí mismo y el manifiesto es de una generalidad tal con la que no se puede estar de acuerdo ni en desacuerdo.

Algunas reflexiones desordenadas:

1) Estoy de acuerdo con Jorge Galindo y R. Senserrich con decir que este movimiento es de izquierda y que rezuma los principios clásicos de la izquierda, por más que insistan en no identificarse con ningún partido político.

2) El sector liberal de izquierda no puede caer en la tentación de que esos manifestantes quieren sus propuestas, todo lo contrario, quieren mantener lo que la crisis ha tirado. Las opciones del PSOE para no perder al electorado que se le va a chorros no era la liberalización, sino mantenerse inamovible, algo que no le ha sido posible.

3) El sector económico más dañado por la crisis, con diferencia, ha sido la construcción. Tengo la impresión, subjetiva, de que pocos desempleados de este sector se están manifestando en las plazas de las ciudades. Esto no es ni bueno ni malo, en el caso de ser sería únicamente una característica. Los desempleados de la construcción añoran los viejos tiempos de la ‘burbuja’ donde sin cualificación alguna se podía ganar 3000 euros al mes.

4) Es cierto que, por fin, las movilizaciones han saltado de Internet a la calle, que es donde se ganan las causas o se pierden. Poco a poco irán adquiriendo las habilidades necesarias para que las manifestaciones y las concentraciones no se pierdan o se desvíen. La continuidad creo que está garantizada si en principio se limita al próximo domingo.

5) El seguimiento de las concentraciones es muy desigual a lo largo del país. Solamente parece que ha tenido relevancia en Madrid, pero en otras ciudades del país la cifra ha sido más bien ridícula. Corre el peligro de convertirse en una protesta de corte madrileño con la no participación de la periferia del país, esto es, del país.

6) Los manifestantes, acampados o concentrados no deben caer en las facilones redes de lo ‘conspiranoico’. Durante la pasada tarde se ha acusado a Twitter de censurarles a desaparecer el ‘trending topic’ de #spanishrevolution (por dejar de ser una tendencia y consolidarse, lo cual es un criterio conocido de Twitter) y de que se estaban utilizando inhibidores para evitar el uso de móviles (cuando las redes se saturan cuando hay una acumulación tremenda de gente para unas antenas limitadas).

7) De todos modos que nadie se engañe. La mayor concentración de personas para un acto político del día 17 de mayo la ha protagonizado el imputado Francisco Camps. 15000 personas, muchas más que en Sol, han estado apoyando al imputado que el Partido Popular presenta a la Presidencia de la Comunitat Valenciana. La derecha lo tiene muy claro y va arrasar.

8) Desde ayer mismo y amparándose en incidentes protagonizados por unas minorías que desgraciadamente siempre aparecen, Gallardón comenzó a abonar la teoría de que la extrema izquierda está tomando la calle. Luego vendrá la idea de que las instituciones están siendo cuestionadas por extremistas políticos bolivarianos (u otras variaciones como que Rubalcaba es el director) y de que hay que tomar medidas extraordinarias. Los del PP son gente lista, aunque a veces se esfuercen en demostrar lo contrario, y saben que una de las mayores victorias de la derecha francesa se dio tras la Revolución del 68 con la llamada ‘Cámara del Miedo’.

9) Un poco de cinismo para terminar. La principal fuente de ingresos de este país es el turismo y al turismo le repele la inestabilidad en los destinos. Que nadie olvide que España se ha beneficiado de la huida del turismo del mundo árabe a causa de las revueltas. Si los medios extranjeros transmiten al exterior la existencia de un clima de inestabilidad política que los trabajadores turísticos preparen las cartillas del paro para antes del verano.

Read Full Post »

Cuando Camps dijo que se querellaría contra los medios que informaran sobre los informes policiales que le conectan con la trama Gürtel, los grandes medios dieron la noticia y siguieron hablando de esos informes ignorando la amenaza de Camps y muchos pensaron que se le había ido absolutamente la cabeza.

Pero el mensaje de Camps no iba a los grandes medios, que cubran sustancialmente el caso Gürtel, pero que no van a dedicar demasiadas páginas, ya que tienen contenidos suficientes para llenar varios periódicos e informativos al día. El mensaje estaba dirigido a los pequeños medios locales y regionales que sí podían hacer de los informes del Gürtel un carrusel sin fin de portadas escandalosas.

Hace poco viví en caso de un dirigente sindical que se vio forzado a buscar y depositar una fianza de 60.000 euros, casi de un día para otro, para eludir la prisión por la presunta comisión de un delito contra el honor a causa de una nota de prensa en la que se informaba de que una empresa había sido condenada por el juzgado por acoso laboral.

Cuando se llegó al juicio la absolución fue con todos los pronunciamientos favorables, al aplicar el juez de lo penal la jurisprudencia del Tribunal Constitucional que dice que la reproducción de resoluciones judiciales nunca puede ser un delito contra el honor.

Si la organización sindical no hubiera podido reaccionar rápidamente, buscando dinero debajo de las piedras, este dirigente hubiera terminado en la cárcel a la espera de juicio. Y ya todo estaba hecho, por más que finalmente hubiera quedado absuelto.

La mera amenaza de una querella y la posibilidad que prosperen unas medidas cautelares de ese calibre hace que los medios más débiles reciban el aviso y no que dejen de informar, sino que puedan moderar su intensidad. Pero la cuestión es que las principales vías de información en cuestiones locales y regionales son estos medios pequeños, de forma que si se corta o modera, el ciudadano tiene que conformarse con los dos minutos de declaraciones cruzadas en un informativo nacional.

Read Full Post »