Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘GIL’ Category

La empresa Sygma Dos nos anunció que, de celebrarse elecciones generales, una candidatura encabezada por Belén Esteban se convertiría en la tercera fuerza política de Madrid. Telecinco consiguió una gran promoción para el documental titulado ‘La Princesa del Pueblo’, pagado con la cuota destinada a la producción cinematográfica, y especulaciones de todo tipo en todos los canales de comunicación y de opinión imaginable.

Finalmente Belén Esteban, como era esperable, parece que ha abandonado su proyecto político y que ha preferido no ensayar sus opciones en autonómicas y municipales. Telecinco volvió a la gran campaña que le hizo a Jesús Gil a su primera alcaldía de Marbella, pero sin tentar demasiado la suerte tras lo que pasó. ¿Hubiera tenido opciones Belén Esteban?

Sinceramente no sé si hubiera conseguido los escaños pronosticados por la empresa pero sin duda hubiera conseguido una cantidad significativa de votos. ¿Causas posibles? Porque muchos ciudadanos han escuchado más en sus vidas a Belén Esteban que a cualquier político y porque bastante hubieran creído que así protestan contra un sistema cuando realmente no tocan nada o simplemente se lo habrían tomado todo a pitorreo.

No he sido demasiado benevolente con la gente del 15-M o de las acampadas, pero con todos sus defectos muestran mucho más interés por los problemas y las vías de solución que esos que hipotéticamente hubieran apoyado a Belén Esteban (los hay independientemente de la campaña de Telecinco) y los que llevaron el Gilismo por muchos municipios españoles. Y es que esos que votaron a Gil y que hubieran votado a Esteban es probable que sean los mismos que se metieron en una hipoteca monstruosa, compraron el cochazo cuando venían maduras o abandonaron la formación porque no servía para nada. ¿Datos de esa correlación? Ninguno, pero algunas veces es oportuno fiarse de las intuiciones.

Read Full Post »

Los medios de comunicación llevan varios días reportando noticias sobre altercados en algunos barrios de Melilla después de que se conocieran las personas convocadas al Plan de Empleo de la Delegación de Gobierno para este año.

Una vez Jorge Galindo me preguntó sobre lo raro que eran los datos del paro en Ceuta y Melilla, porque de golpe había notable bajada del paro y unos meses después una subida de la misma proporción. La respuesta es sencilla: los planes de empleo. Ahora intentaré explicar qué son y qué problemas hay con ellos.

Los Planes de Empleo existen en todo el territorio nacional y su adjudicación es competitiva a los municipios participantes. Dado que tanto en el ámbito de Ceuta como de Melilla hay un único municipio, la competitividad de la adjudicación es cero y cada una de las corporaciones locales recibe una cuantía anual de dinero para montar su plan de empleo.

Cuando el GIL se hizo con la Presidencia de Ceuta, gracias a una moción de censura, el Gobierno de España (PP) creó un nuevo Plan de Empleo, más dotado y potente, para evitar que el GIL hiciera clientelismo con un Plan de Empleo fuerte. Por ello en ambas ciudades, las Delegaciones del Gobierno tienen sendos planes de empleo que han aguantado incluso las circunstancias que los vieron nacer.

Los Planes de Empleo, según la normativa que lo regula, tienen una finalidad formativa. Se contrata a un conjunto amplio de trabajadores (más de mil personas en ciudades con una población activa de 20.000) que reúnen determinadas condiciones y que se encuentran inscritos como demandantes de empleo.

Los planes de empleo siempre han sido objeto de polémica, desde los que entienden que realmente es un subsidio encubierto que se da a cambio de trabajos de nulo valor productivo hasta los que mantienen que es un mecanismo clientelar para las administraciones que lo gestionan.

A todo ello se une la peculiar comprensión de muchas personas sobre los requisitos (como algunos de los que han aparecido por televisión) ya que entienden que no es el individuo sino la familia la que tiene derecho a ser llamada al plan de empleo o que rechazan abiertamente el requisito general (lo malo es que admite excepciones) de que no se puede repetir dos años seguidos.

Los planes de empleo son la esperanza de tener ingresos, cotizar y generar hipotéticamente el derecho a recibir la prestación por desempleo para muchas personas en las dos ciudades autónomas, donde no hay empresas ni economía que sea capaz de reducir el desempleo salvaje que se vive en las dos autonomías españolas que encabezan la lista de mayor pobreza.

Read Full Post »