Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Derecha Política’ Category

La izquierda fue internacionalista hasta la Primera Guerra Mundial. En esa maldita fecha, millones de jóvenes dejaron los vidas en los lodazales de Europa y los izquierdistas compartieron el nacionalismo con la derecha política. Hoy en día vemos normal que haya formaciones nacionalistas tanto de izquierda como de derecha.

La CUP es una formación muy de izquierdas y muy nacionalista. El famoso empate en la Asamblea refleja perfectamente este doble alma de la Candidatura de Unidad Popular. Apostar por terminar el “proceso” o pactar con los responsables de la situación económica y social contra la que luchaban. Independientemente de cuál hubiera sido su opción entonces y ahora hubieran traicionado a la mitad de su ser.

La pregunta es ¿por qué han preferido traicionar al alma izquierdista y no al alma nacionalista? La cuestión es compleja pero creo que tiene que ver con la alma postergada. Los nacionalistas y soberanistas fundamentan su postura de que es mejor un Catalunya independiente en la idea de que los catalanes están siendo expoliados por los españoles y que, desde un punto de vista exclusivamente económico, el fin de la “opresión” mejorará la vida de los catalanes. Con independencia no habría crisis, ni corrupción, ni problemas sociales.

La idea creada de que o ahora logran la independencia o tardarán tres siglos, ha calado en los dirigentes de la CUP. Y todo el mundo quiere escribir la Historia. De paso la tremenda alegría del otro sector, especialmente de la derecha españolista, por las decisiones de la CUP también ha ayudado a sus dirigentes a no intentar llegar a la repetición de las elecciones.

Read Full Post »

Ayer publicaba una entrada donde simplemente daba cuenta de una encuesta sobre las Elecciones Presidenciales Francesas (2017) que acababa de conocer. El gráfico de la encuesta es éste:

Francia Presidencia Encuesta
Lo que más me llamaba la atención es que el actual Presidente, François Hollande, no se encontraba entre los dos candidatos con mayor estimación de voto, de forma que en unas hipotéticas elecciones con ese resultado Hollande no pasaría a la segunda vuelta y perdería, en la primera, cualquier opción de ser reelegido.

No señalé que la encuesta planteaba dos posibilidades según el candidato de los Republicanos fuera Sarkozy o Juppé, aunque en cualquier de las dos circunstancias ganarían la primera vuelta. Lo llamativo es que la derecha francesa es que ellos tiene la costumbre de presentar unos cuantos candidatos a la Presidencia y que sean los ciudadanos el que elijan al que ha de pasar a la segunda vuelta y unificar a todos bajo su candidatura.

El elemento perturbador es que en cualquier de las posibilidades la ultraderechista Marie Le Pen pasaría a la segunda vuelta. Si la derecha francesa hiciera lo de siempre, presentar en este caso a sus dos candidatos, existiría la posibilidad que la segunda vuelta fuera Marie Le Pen contra el por ahora desahuciado Presidente Hollande.

Lo más probable es que la derecha francesa presente a un único candidato fuerte para no correr riesgos en la primera vuelta. Si se mantiene el actual escenario, sea Sarkozy, Juppé o Hollande el que consiga pasar a la segunda vuelta, recibirá el apoyo unificado tanto de derecha como e izquierda, porque si Le Pen consigue entrar en la segunda ronda el Presidente se elegirá en la primera (como sucedió como la elección Chirac/Le Pen en 2002).

Read Full Post »

¿Os acordáis que hace unos meses se celebraron elecciones autonómicas en Andalucía? Parece que ocurrió hace muchísimo tiempo, pero las elecciones se celebraron en marzo. El proceso de investidura unió el proceso andaluz a las otras elecciones regionales.

Las elecciones andaluzas fueron el primer campo de batalla donde Podemos y Ciudadanos, los neopartidos, iban a enfrentarse después de las Elecciones Europeas. Podemos venían de ganar en las Elecciones Generales en varias encuestas y estaban llenos de esperanzas y algunos de certezas de victoria.

Los analistas de todas las instituciones y empresas demoscópicas tenían que hacer arriesgadas estimaciones porque la ausencia de precedentes impedían tener coeficientes ajustados para traducir la intención de votos de los neopartidos a escaños.

Tanto para Podemos como para Ciudadanos ésta fue la estimación del CIS, el resultado que se dio y la diferencia entre ambos valores.

ANDPodemosCIS
ANDCsCIS
Como se puede comprobar Podemos recibió una estimación más alta por parte del CIS de lo que finalmente se concretó en las urnas: los seguidores de Pablo Iglesias perdieron del CIS al día de las elecciones uno de cada cinco votos estimados por el organismo público. Por el contrario los de Albert Rivera se encontraron con casi el 50% de votos más sobre los estimados por el CIS, habiendo sido infravalorados en las estimaciones de los analistas.

ANDPSOECIS
Los socialistas fueron valorados negativamente tanto a nivel regional como en seis de las ocho provincias. Buena parte de las sorpresas de las noches electorales andaluzas con los socialistas provienen de la valoración a la baja que el CIS suele hacer.

ANDPPCIS
A los populares les pasó algo parecido y con las excepciones de tres provincias el CIS estima por debajo del resultado sus votos. Llamativo es el caso de la provincia de Almería donde el error es del 11.48%.

ANDIUCIS
Y finalmente en Izquierda Unida sucedió lo mismo, aunque la diferencia regional y en muchas provincias es anecdótica.

A los partidos le preocupan que las encuestas favorezcan a un partido porque anima a los votantes indecisos de esa opción y desanima a los de otras opciones. El hecho de que Podemos fuera el único partido beneficiado en todos los puntos por la encuesta del CIS, y por otras muchas, podría hacernos pensar que su resultado hubiera podido ser aún más discreto de no haber estado apoyado por cierta “burbuja demoscópica”.

Los chicos de Podemos han sacado un estudio que viene a decir que el CIS sobrevalora a la derecha y minusvalora a la izquierda. No deja de ser curioso el criterio que utilizan para incluir dentro de cada categoría, ya que el PSOE ha dejado de ser casta para ser izquierda y ellos han dejado la centralidad para ser el núcleo irradiador de la extrema izquierda. Éste es el resumen:

ErroresCISComo indicábamos anteriormente el criterio de agrupación, más que politológico, es quiénes son “los que nos caen bien”, porque con toda la consideración considerar considerar que la Agrupación Herrera Independiente (parte de Coalición Canaria), el Partido Aragonés (que llegó a presentar candidaturas con Alianza Popular) o el Partido Regionalista de Cantabria (de Revilla) son formaciones de izquierda no deja de crear inquietud. Más que inquietud provoca dolor ver que se pone al PSOE con Bildu.

Algunas diferencias como podéis comprobar son ridículas (dentro o muy cerca de los márgenes de error) y otras engañosas, porque dentro de la derecha o la izquierda hay un partido muy valora y otro muy perjudicado. Y en este agregado es donde los verdaderos problemas desaparecen.

Quizá lo mejor sea ver la estimación y el voto real partido por partido, al menos los cinco partidos nacionales. Comenzaremos por la izquierda.

AutCIS_PSOE
En los casos en los que los socialistas han sido beneficiados en la estimación es en poco, salvo en la Comunidad de Madrid y en La Rioja.

AutCIS_Podemos
La estimación a la baja de Podemos en Aragón es cierto que es hiriente y debería hacer que algunos en el CIS se pensasen alguna cosilla. El resto de las estimaciones  negativas son menores al 3% y hay tres favorables superiores al 3%.
AutCIS_IU
La verdad es que el CIS con Izquierda Unida anduvo muy correcto, salvo en el caso de Asturias, donde su estimación de voto es casi la mitad de los votos que finalmente obtuvieron y parte de esa infraestimación fue a parar a la sobrestimación de Podemos.

Pasemos ahora a analizar el centro y la derecha: Ciudadanos y el Partido Popular.

AutCIS_Ciudadanos
Al igual que sucedió en Andalucía, en las autonómicas concentradas Ciudadanos volvió a ser sobrevalorado en todas las comunidades por el CIS. En muchas regiones diferencia entre la estimación y los votos han sido de un cuarto y hasta un tercio.

AutCIS_PP
Las diferencias de valoración de los populares no son demasiado llamativas, salvo en el caso de Baleares donde el error afecta a un quinto del total.

Si en los dos últimos años ha habido en España un país bendecido por las encuesta ése ha sido Podemos. A los podemitas les preocupan mucho las encuestas y no tanto transformar las estimaciones en votos. Ellos piensan que la construcción de la narrativa lo es todo, y las encuestas son un parte fundamental, pero no se dan cuenta que buena parte del voto se decide al final y ellos están haciendo campañas realmente malas, siendo la de Teresa Rodríguez en Andalucía un arquetipo.

Hace tiempo lanzaron una campaña de financiación a través de su web para tener dinero para hacer sus propias encuestas. Los partidos políticos necesitan sus encuestas porque en ellas puedes preguntar cosas que te interesan especialmente y siempre sale más barato que comprarle los datos a las empresas especializadas. Es lógico que lo hagan pero desde luego no porque el CIS los persiga, que no es el caso.

Además de toda la cuestión demoscópica, hay otra que me parece interesante. Es la primera vez que desde Podemos sale algo hablando de bloques electorales de izquierda y de derecha. Parece que, aunque obviamente no lo digan, han aceptado que están a un distancia sideral de ganar las elecciones y que la gente no los quiere a ellos prioritariamente, de modo que se están aprestando a buscar fórmulas que le permitan hacer lo único que les dará viabilidad: entrar en el Gobierno.

Read Full Post »

Existe desde hace tiempo la propuesta de rebajar la edad para votar a los dieciséis años. En la consulta ilegal que se celebró en noviembre en Catalunya la Generalitat se hizo eco de esa propuesta y permitió votar a los que tenían dieciséis y diecisiete años.

Vox ha hecho suya una propuesta según la cual los menores de edad , independiente de su edad, deberían tener derecha al sufragio activo, que sería ejercido por su progenitores.

Efectivamente los menores de edad no tienen derecho al sufragio activo, pero ello no quiere decir que no tengan ninguna trascendencia en la representación política. Los menores de edad son contados a la hora de establecer cuántos diputados les corresponde a cada circunscripción.

Como en Geografía Subjetiva nos encantan las simulaciones hemos cogido los datos del padrón a efecto del 1 de enero 2014, descontado la población menor de edad del total y adjudicado los diputados solamente contando a los mayores de edad.

El resultado es curioso dado que solamente habría cambios en dos provincias: Málaga perdería uno y Zamora ganaría uno, que no alteraría los resultados porque el que perdería el PP en una provincia lo recuperaría en la otra con los resultados de 2011.

En el fondo la propuesta de Vox es una inmensa tontería. Primero porque los menores de edad son contados a la hora de otorgar la representación en el Congreso a cada circunscripción (menos a Ceuta y Melilla que la tienen fija) y segundo porque se basa en una visión ideologizada de la familia.

La derecha-derecha que representa Vox y un no pequeño sector del Partido Popular han ideado un concepto de familia politizado, transcenciendo a la institución social. Las familias tienen intereses y una agenda política, coincidente con los intereses y agenda política de la derecha-derecha.

“La familia” se abstrae y deja de estar compuesta por individuos, todos diferentes y consanguíneos. Pero los creadores de esta falaz abstracción se la llegan a creer y terminar propugnando tonterías como ésta. Y lo hacen porque piensan que las “familias” (algo que no tiene nada que ver con los individuos que la integran) apoyan sus ideas involucionistas y machistas, porque consideran que las “familias” son todas de derecha-derecha y por el hecho de tener hijos uno se transmuta ideológicamente.

Eran como aquellos que decían que un profesor que tuve en la facultad, que tenía siete hijos, era del Opus, y su único dato era su amplia progenie. Simplemente él y su mujer habían decidido tener siete hijos y su ideología no era precisamente equiparable a la que se esperaría de un miembro de la Obra.

Pero además la propuesta es profundamenta chapucera. Si un matrimonio tiene un hijo y el padre y la madre quieren votar diferente ¿cómo se decide? Si hay varias elecciones en un mismo día y se da el mismo problema ¿cómo se decide? ¿O decide papá?

Los de Vox copia el programa al Partido Familia y Vida (que llevaba siempre esta propuesta) piensa que una medida como ésta le favorecerá porque aunque la inmensa mayoría de los españoles no piensan votarles, las familias sí lo harán.

Read Full Post »

Ideas sueltas sobre las elecciones griegas.

1) Syriza ha ganado las elecciones griegas con el 36,34% de los votos y ciento cuarenta y nueve diputados. Muchos califican de arrolladora la victoria pero es la primera vez que alguien arrolla en unas elecciones sin que le vote el 63,66% de los votos válidos a candidaturas y sin conseguir la mayoría absoluta pese a recibir una prima de cincuenta de diputados por ser la fuerza más votada.

2) Izquierda Unida lideró la reforma del sistema electoral español por considerarlo injusto. Supongo que el hecho de que con el 36,34% de los votos válidos a candidaturas se obtenga el 49,67% de los escaños les parecerá igual de injusto y le pedirán al nuevo Primer Ministro griego una reforma electoral.

3) Grecia necesita a Alemania; Alemania no necesita a Grecia.

4) Syriza será apoyada por la derecha a la derecha de Nueva Democracia. Algo al estilo de Vox. Para recuperar la dignidad y la exaltación patriótica no hay nada mejor que nacionalistas de derecha, que son los que lo saben hacer bien de siempre.

5) Las noches electorales ya no son lo mismo desde que existe la red 2.0

Read Full Post »

La lealtad del votante del Partido Popular ha sido legendaria, al menos hasta ahora. No ha habido nada en el mundo que produjera un hundimiento de los populares y solamente perdían las elecciones cuando había una convergencia astral a favor de la oposición y una parte de los suyos se quedaba en casa el día de las elecciones. Eso sí, a pesar de perder sus derrotas casi siempre sin consistentes.

La estrategia del Partido Popular, desde la famosa refundación que hizo desaparecer nominalmente Alianza Popular, ha sido copar todo el espectro, desde el centro hasta la extrema derecha, para lo cual eliminaron por métodos diversos a partidos nacionales como el CDS y a una cantidad tremenda de fuerzas regionalistas y localistas. La primera consecuencia es que solamente tiene al PP para votar más o menos en consonancia con sus ideas.

Por otro lado la política española está dominada por la tensión “los míos contra los otros”, de forma que da igual qué hagan los míos que siempre serán preferibles a los otros. Es por ello que si bien los votantes del PP castigan a su partido absteniéndose bien lo hacen con mala conciencia o bien no lo hacen porque su abstención castigaría a sus conciudadanos con un gobierno de izquierda.

Una cosa es que un votante de popular diga en una encuesta que está tan harto que se va a abstener y otra que el día de las elecciones se quede efectivamente en su casa y que no le pueda el sentido del deber para con su familia, España y la Iglesia. Se sienten en la obligación moral de evitarnos, con su voto, un mal gobierno que siempre es un gobierno de izquierda.

En ese sentido entiendo la “cocina” del CIS que, en todo caso, registra una importantísima, histórica bajada del PP.

Read Full Post »

Estas líneas son la síntesis de una serie de ideas que me han ido rondando la cabeza los últimos meses. Es solamente una hipótesis de trabajo.

1. Echando de menos a Julio Anguita

Era mayo de 2012. Las Elecciones Autonómicas andaluzas habían arrojado la primera victoria electoral del PP en aquella comunidad autónoma, pero el hecho de no haber alcanzado la mayoría absoluta, como apuntaban todas las encuestas y los resultados de la Generales de 2011, le impidió a Javier Arenas hacerse con la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Los socialistas habían aprendido de la experiencia de sus compañeros extremeños y no dieron por hecho que IU les iba a apoyar solamente para que los populares no gobernasen. Además los socialistas andaluces habían vivido, años antes, la feliz experiencia de ver al ahora líder regional de IU convertido en Presidente del Parlamento gracias al voto de los conservadores.

El PSOE de Andalucía se tomó en serio las negociaciones con IU y se marcó un doble objetivo: conseguir su apoyo para la investidura sobre unos acuerdos programáticos fuertes y que hubiera consejeros de IU en el gobierno andaluz. No se quería pasar por la difícil situación de no tener un sólido apoyo y un compromiso con el gobierno por no haber hecho algunas concesiones en su momento. La alternativa a un pacto con IU, en el caso que esta formación desde fuera del gobierno les hiciera la vida imposible, era solamente la celebración de unas elecciones que nadie quería.

Griñán ganó su segunda investidura y Valderas fue nombrado Vicepresidente de la Junta de Andalucía. En términos generales el gobierno de coalición entre el PSOE e IU ha marchado razonablemente bien, con algunas desavenencias, crisis y algo de postureo, y hasta ha sobrevivido a un cambio en la Jefatura del Gobierno.

Entre las filas socialistas el prejuicio respecto de los pactos con Izquierda Unida iba desapareciendo, mientras que en la federación liderada por Cayo Lara parecía mejor participar en gobiernos y poder atribuirse éxitos y alguna medida con relumbrón (los fracasos para otros) que esos votos casi desapercibidos en el Congreso que sirvieron para tomar decisiones relevantes pero que nadie le ha reconocido a IU durante todo el periodo de Gaspar Llamazares.

Pese a que las encuestas que se publican, y que los medios las cocinan convenientemente, parecían no mostrar demasiadas heridas para el PP, más allá de un descenso no acompañado por un ascenso del PSOE. En la calle Génova bien sabían que las diferencias eran más escasas y que IU recogería muchos de los votos que los socialistas perdieran, con la diferencia de que esos votos no se quedarían reducidos a un perdido grupo parlamentario, como en los tiempos del Anguitismo, sino que podrían converger en una coalición como la andaluza, como la experiencia asturiana y, más remotamente y con sus peculiaridades, como el tripartito catalán.

Pudiera ser que los socialistas no superasen a los populares en las próximas generales o que quedasen empatados, pero la certeza de que el gobierno de coalición les arrebataría La Moncloa hizo que planteasen una estrategia de amplio alcance.

2. Controlando los medios

A lo largo de los años el Partido Popular ha sabido estar amparado por grandes grupos mediáticos, mientras que su oponente, el PSOE, ha visto como sus apoyos mediáticos se venían abajo en crisis empresariales causadas por la estupidez de los derechos futbolísticos.

La realidad es la siguiente. Los españoles emplean la televisión para informarse, después la radio, los periódicos y finalmente están los de Internet. Quien controla la televisión, controla las noticias y las opiniones que reciben la inmensa mayoría de los españoles. Nada más llegar a la Presidencia, Rajoy liquidó la RTVE neutral y de calidad y puso al frente a un ex abogado del Estado que está ejerciendo a la perfección tu tarea de comisario político, hundiendo los índices de audiencia de Televisión Española.

Pero eso no importa, porque el que no quiere TVE no tiene alternativas: puede irse a Atresmedia o a Mediaset. Allí recibirá, con modulaciones, el mismo mensaje que quiere el Gobierno que reciban, porque en estos años de crisis hay que llevarse bien con el primer inversor publicitario del país y si no que se lo digan a Pedro J.

Alguien podría decirme que La Sexta no hace lo que estoy diciendo, pero yo le invitaría a la siguiente reflexión. Tras el hundimiento de los promotores de La Sexta, la cadena fue comprada por el Grupo Planeta que tiene al archiconservador periódico La Razón, la emisora de televisión para bienpensantes de derecha Antena 3 o la cadena de radio para bienpensantes de derecha Onda Cero. El Grupo Planeta se ha identificado siempre con la derecha más neta de España y nunca iba a permitir, ni por dinero, que un medio de su propiedad le hiciera el juego a la izquierda.

El Grupo Planeta y el Partido Popular se encontraron con un tesoro cuando La Sexta cayó en sus manos: una audiencia de izquierda dura, el sector izquierdista del PSOE y la mayoría de IU.

Como son personas listas no cometieron la enorme torpeza de cambiar radicalmente la línea editorial del medio y transformarla en la enésima televisión conservadora. La cambiaron de una forma sumamente sutil, dándole un giro más a la izquierda, de forma que el PSOE entrase dentro de su campo de tiro. Ante un público para el que el PP es el demonio, cualquier equiparación con el PP es hundirte. Y comenzó Jordi Évole y las infinitas tertulias televisivas a mandar el mensaje del PPSOE, de que son la misma mierda, de que el PSOE tiene que renovarse hasta dejar de ser un partido socialdemócrata, etc.

Una labor de zapa que día a día va dando sus frutos y se comienza a herir al núcleo duro del PSOE y también, aunque en menor medida, al núcleo duro de IU al que le darán fuerte después.

El control mediático consigue maravillas como las que hemos visto los días posteriores a las Elecciones Europeas: tres de cada cuatro votantes votan a la oposición y el tema es la situación de crisis en los principales partidos de la oposición y no la pérdida escandalosa de votos del en el partido del gobierno, el cual tiene al 75% de los ciudadanos en contra.

3. Fragmentación de la izquierda

El peligro de una coalición postelectoral, y no sólo a nivel nacional, entre el PSOE e IU no se conjugaba con la estrategia de atacar al PSOE porque esos ataques eran rentables para IU y el amigo Anguita ya no estaba. Se imponía fragmentar aún más la izquierda, atacar a todos simultáneamente e introducir un tercer elemento.

Pululaba por los canales de televisión un profesor con coleta, discurso contra la casta y exoneración de los ciudadanos, ferviente del comunismo latinoamericano y de todo lo bolivariano que era el candidato ideal. Se hace un tertuliano habitual, se le da cancha, él funciona correctamente y comienza a seducir desde La Sexta y Cuatro (donde quedan núcleos en extinción de nostálgicos de PRISA) al electorado de izquierda.

Los medios de comunicación que tienen una audiencia más zurda le hacen una campaña tremenda y lo tienen en toda tertulia posible. La repercusión de extiende a la red, pero siempre con base en la televisión que es lo realmente importante.

Vienen unas Elecciones Europeas donde la circunscripción única permite que se aproveche hasta el último voto y donde los llamamientos al voto útil son ridículos. Pablo se anima, hace varios trucos de primarias, y encabeza una lista que es la sensación de la aburridísima noche electoral del 25M.

Automáticamente los medios ensalzan a Pablo y Podemos como si hubieran ganado y el electorado de izquierda, que tiene cada cosa, se vuelve loco. Los dos partidos grandes comienzan a querer ser más Podemos que Podemos y a hacer el tonto en el intento. Las encuestas, aunque parecen no saber que los escaños se reparten por provincias poco pobladas en lo general, apuntan a que Podemos puede tener un grupo parlamentario generoso. Ya una coalición a tres se hace imposible y más con elementos maximalistas como Pablo y los suyos.

4. La Gran Coalición

Antes de las Elecciones Europeas, para complementar el efecto Podemos, los populares se lanzaron a comentar que Rubalcaba sería un gran Vicepresidente del Gobierno en el futuro ejecutivo de coalición entre el PP y el PSOE. Si examináis las declaraciones de los populares sobre esta posibilidad, ellos únicamente contemplan la Gran Coalición si ellos son los socios mayoritarios y nunca si son los minoritarios porque saben que es el suicidio para quien no tenga la Presidencia y se adjudique la labor de todos.

La mera idea de Gran Coalición espantó a muchos sectores de militantes y votantes socialistas, que se les han tenido que ver de todos los colores con los del PP en sitios nada agradables para ser de izquierda y del PSOE como la Comunitat Valenciana, Murcia o Madrid.

5. Sistema electoral

Guste o no, a mí no me gusta, el sistema de la LOREG es el que tenemos y el que se utilizará para elegir el próximo Congreso de los Diputados. Aunque todo el mundo hable de la “Ley D’Hontd” lo que hace realmente mayoritario al sistema son las muchas provincias de escasa población donde no votar a uno de los dos partidos con más votos es tirar tu voto.

Si el segundo partido pierde muchos votos, lo ganaré directamente el primero porque el ascenso del tercero, cuarto y quinto partido será insuficiente y más si el tercero también puede perder fuerza a favor de un hipotético cuarto. Unas elecciones con PSOE, IU y Podemos destrozándose entre ellos es la mejor forma de que, aún perdiendo votos, el PP aumente su representación parlamentaria.

6. Recomponer las bases

Las bases del PP están tocadas. No en vano han perdido puntos porcentuales como ellos no recuerdan. Los jubilados, gran apoyo de los populares, no se esperaban estos hachazos de los que creían sus grandes valedores y esos señores nunca olvidarán quien les hizo pagar nuevamente los medicamentos.

La estrategia del PP para recuperar votantes se centra en transmitir una sensación de recuperación económica, pero es difícil porque esta crisis no se encumbre con mentiras contables.

Las líneas van por cuestiones identitarias, ofrecidas en bandeja de plata por la derecha catalana y vasca, y ahora la defensa de la Monarquía escondida bajo la idea de defensa del orden constitucional. Dos de sus grandes temas, aborto y ETA, están aparcados porque han detectado oposición en el primer caso y hartazgo en el segundo.

Pero lo que más fuerza les va a dar a los populares va a ser el miedo a la extrema izquierda. La operación de lanzamiento de Pablo Iglesias y de Podemos tiene, además del objetivo de fragmentar más el voto de izquierda, el objetivo de asustar a los votantes de derecha y que les haga pensar que el hacimiento de su hijo en clase es menor que si gobernase el de la coleta y que merece la pena pagar más por los medicamentos porque al menos los hay, porque si llega al poder el de la coleta no habrá ni medicinas como en Venezuela.

El miedo es una fuerza poderosa y puede movilizar a quien no se espera. Si los populares y sus dóciles medios saben transmitir miedo, entonces podrán recuperar mucho terreno.

Las movilizaciones posteriores a la abdicación regia, del estilo del 15M, ayudan a la estrategia electoral del PP. Si después del 15M el Partido Popular obtuvo mayoría absoluta, después del nuevo proceso constituyente en Sol y su república federal, igualitaria, autogestionaria, indigenista, plurinacional, homeopática, asamblearia, medioambientalista, etc, etc el PP puede conseguir los dos tercios necesarios para reformar la Constitución.

¿Y qué podemos decir de Vox? Es la única piedra que tiene el PP en el camino, pero ha demostrado poco empuje electoral. El apagón mediático ha ayudado mucho a su fracaso porque sin base social o sales en los medios nacionales o no existes. Vox morirá el día que el PP llame al voto útil frente a la extrema izquierda.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »