Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Democracia Cristiana’ Category

Paseaba por algunos blogs. En “No al extremismo” me encontré con una referencia a una diputada a la que le había perdido el rastro y de la que guardaba un buen recuerdo por su actividad parlamentaria, Pilar Salarrullana, y al maltrato que a través de la red los amigos de Rajoy le han proporcionado, hasta el extremo de tener que cancelar su blog.

¿Qué ha hecho una demócrata cristiana para merecer este trato de los seguidores de un partido que dice beber de las fuentes del “Humanismo cristiano”? Su pecado ha sido analizar libremente la realidad, no aceptando cosas del gobierno de Zapatero y otras considerándolas positivas. Algo tan normal en una democracia que es inaceptable para los cachorros de Acebes, Zaplana o Rajoy.

Pilar Salarrullana perteneció al extinto Partido Demócrata Popular y pasó con todos los parlamentarios de su formación al Grupo Mixto después de la descomposición de la Coalición Popular. Antes había sido senadora.

Muchos de sus compañeros estuvieron en el Congreso, cumplieron con la expediente y se fueron a casa cuando Felipe González adelantó las elecciones generales, seguros de que su formación no iba a conseguir ni una sola acta parlamentaria. La señora Salarrullana dio la batalla para que el Congreso se implicase en el estudio de uno de esos sordos problemas que afectan a la sociedad española, pero que únicamente salen a primera escena cuando hay una tragedia mortal: las sectas.

Fue una heroína de la lucha contra las sectas. Hizo que el Congreso estudiase el fenómeno por medio de una Comisión Mixta del Senado y del Congreso para estudiar la situación de las sectas en España. El fruto de este estudio es un informe, bastante bueno, que es un referente en nuestro país cuando hablamos de sectas y comportamientos sectarios. Los poderes ejecutivos poco o nada han hecho, a pesar de que nuevamente hay parlamentarios que insisten en este asunto.

Bien podría la señora Salarullana haber vegetado en su escaño sin que nadie la conociera, pero prefirió servir a la ciudadanía, llevando a Las Cortes un tema delicado, por el que recibió amenazas y que no sólo comprometió su proyección política, sino también su integridad personal. Desde aquí mi más sincero homenaje y manifestar mi repulsa a aquellos que no aceptan nada que no sea lo que sus obturadas orejas quieren oír.

Read Full Post »

La prensa de hoy, al hablar, de las elecciones en Turquía habla del triunfo de los “islamistas moderados”. Estas dos palabras tienen una pragmática curiosa, porque se crea la alarma con el sustantivo “islamistas”, pero se intenta aminorar el temor con el adjetivo “moderados”.

En los países musulmanes estamos muy atentos a las tendencias religiosas de los partidos políticos, lo cual no sólo es razonable, sino incluso necesario. Lo paradójico es que no lo estamos cuando lo mismo ocurre en nuestro país. Suponiendo que el Partido Popular sea el de los “católicos moderados” (aunque el adjetivo es, naturalmente, muy generoso), ningún medio de comunicación titularía la noticia de su victoria electoral en las elecciones autonómicas de Castilla y León como “victoria de los católicos moderados se hacen con el gobierno de Valladolid”.

El problema es que los islamistas no son únicamente islamistas y tampoco todos los islamistas son iguales, al igual que tampoco políticamente todos los católicos son iguales. Noticiar y analizar las cosas “grosso modo” no es que se salte los matices, sino que desprecia las diferencias más importantes. Turquía no se divide entre islamistas (con o sin adjetivo) y militares laicistas, ya que hay una enorme pluralidad de fuerzas y tendencias. Tengo la impresión que los “islamistas moderados” son la versión musulmana de la “democracia cristiana” europea. Seguramente, en un futuro con Turquía en la Unión Europea, demócratas cristianos e islamistas moderados se entenderán a las mil maravillas.

Read Full Post »

« Newer Posts