Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Hacia la XI Legislatura’ Category

Podemos forma parte de la estrategia del Partido Popular (y los medios que le apoyan) para conseguir que el PP sea el partido más votado y así poder reclamar la Presidencia del Gobierno. Algo debe estar sucediendo en sus encuestas diarias para que los medios afines al Partido comiencen a hablar de la posibilidad de que barajan una coalición con el PSOE (una Gran Coalición).

El fantasma de la Gran Coalición ha sido uno de los ataques preferidos de Podemos contra el PSOE, pese a que no se ha registrado ninguna coalición entre populares y PSOE desde las elecciones municipales y autonómicas. Saben los conservadores que esto hace daño a los socialistas, que son sus únicos y verdaderos rivales, y son ellos los que avivan la sospecha de que se esté preparando un gobierno a lo alemán.

Conseguir fugas de votos del PSOE a Podemos, especialmente en las circunscripciones pequeñas, puede suponer una prima de escaños al PP a costa del PSOE sin que los de Pablo Iglesias ganen nada.

Read Full Post »

Si  tras la elecciones, las fuerzas que van a votar en contra de la investidura de Rajoy superan en escaños al PP, como parece casi seguro, Albert Rivera no podrá esconderse detrás de una cómoda abstención y habrá de votar a favor del candidato popular. Será su fin porque se comportará como la marca blanca del PP que le acusan de ser.

En el caso de que PP y C’s no sumen 176, tendremos nuevas elecciones.

Read Full Post »

En cada una de las Elecciones en las que UPyD se presentaba, nada más comenzar la jornada electoral, había un trending topic de los magentas que les hacía sentir muy orgullosos, veían un síntoma de lo que iba a ser un atronador resultado electoral y estaban alardeando hasta que el recuento ponía las cosas en su sitio.

Las redes sociales están engrandecidas por los medios de comunicación que encuentran en ellas material gratis para rellenar tramos de programación que sí cobran a los anunciantes. El uso de las redes sociales para lo político es minoritario dentro de la sociedad, de modo que el sentir en las redes sociales, especialmente en Twitter, no refleja a la mayoría de los españoles.

Una conocida estaba muy extrañada que siempre ganase un determinado partido cuando ella no conocía a nadie que votase a ese partido. A muchos el 20-D les puede pasar algo parecido: tras meses dentro de esferas políticas 2.0 de personas del mismo corte ideológico y/o partidista puede que el contraste con la realidad electoral les desconcierte.

Read Full Post »

El Partido Popular mantiene que debe ser la lista con más votos la que ha de gobernar, con una sola excepción: que sea la lista del PP la que pueda pactar con otras candidaturas y conseguir que no gobierne la lista más votada.

Cuando los populares ven que ni ellos van a conseguir la mayoría absoluta, ni van a poder invocar la excepción a su regla hacen de los posibles pactos post-electorales la cuestión central de campaña preguntando una y otra vez a la candidatura eje del posible pacto si lo habrá, en qué condiciones y sobre todo por qué lo oculta.

Las encuestas publicadas indican que Ciudadanos puede ser la fuerza que decida quién será el Presidente del Gobierno tras el 20-D y ahora el Partido Popular y sus muchos medios de comunicación no acosan a Albert Rivera para que se decida, para que los que tengan que votar sepan a dónde va a ir su voto.

Imaginemos que lo preguntan y obtienen respuesta. Si Rivera dice que Ciudadanos no va a pactar con el PP en ningún caso, puede que consiga atraer electorado socialista deseoso de derrotar al PP y sea Rivera quien gane en votos y/o escaños.

Si Rivera dice que Ciudadanos va a pactar con el PP, perderá parte de los votantes de la izquierda que le han llegado, pero puede provocarle una sangría tremenda al PP de votantes de derecha que quieren castigar al PP por sus políticas, mentiras y corrupción pero que no desean un gobierno de izquierda y así nuevamente poder estar en condiciones de superar al PP.

Read Full Post »

La mejor forma de comprobar si algún movimiento político ha tenido éxito es escuchar hablar de éste a quienes no suelen hablar de política. La entrevista de ayer de Bertín Osborne a Mariano Rajoy parece que ha tenido el efecto deseado y en lo que llevo de día he escuchado en varias ocasiones que se han llevado una buena impresión del Presidente de Gobierno gracias a la entrevista.

Estamos en una época donde prima la persona del político sobre el político y se vende que alguien quiere a su mujer, a sus hijos, a su padre y tiene aficiones normales. Parecer simpático y cercano (la campechanidad de otros tiempos) son los valores que los ciudadanos les exigimos a los políticos.

Soy de los que piensa que normalmente la mayoría de la personas son buenas personas y que Mariano Rajoy, con el políticamente tengo pocas cosas en común, es probable que también lo sea. Pero Mariano Rajoy no me interesa como persona, sino como Presidente del Gobierno y como tal no necesito una entrevista íntima con Bertíon Osborne para conocerlo.

Decía Tomás de Aquino que la ley eterna (la que rige el mundo natural) no tuvo que ser promulgada porque es conocida por todos a través de sus efectos. El Presidente Rajoy no tiene que mostrarse porque ya es conocido de todos por los efectos de sus decisiones. Ésa debería ser la vara para medir a un político: lo público; lo privado lo dejamos para decidir con quien nos vamos a tomar un café.

Read Full Post »

Días antes del día de las Elecciones Generales de 1982, el programa de la segunda cadena de TVE, “La Clave” celebró un formato inédito en la televisión española hasta entonces: un debate electoral. Estaban representados UCD (en el gobierno), PSOE, Alianza Popular (AP), PCE y diversas fuerzas nacionalistas. Todos los partidos con implantación nacional enviaron a sus candidatos a la Presidencia salvo uno, el PSOE, que estuvo representado por Alfonso Guerra.

Felipe González se protegió en un debate donde no tenía que batir a nadie. Suárez estaba retirado y Calvo Sotelo no se presentaba. El candidato de la UCD era el Presidente del Congreso (un gris político tardofranquista), el de AP era un ex ministro de Franco y luego estaba Santiago Carrillo al frente de los comunistas. La presencia de González, al que todos hacían Presidente, elevaba a los demás y se exponía a una serie de explicaciones y compromisos mucho antes de la investidura. Guerra ganó el debate y los socialistas arrasaron en las urnas.

No hubo más debates hasta que en 1993 asistimos al primer formato de “cara a cara” entre Felipe González y Jose María Aznar, gracias a que la Junta Electoral rectificó un criterio algo desmedido que pretendía hacer estar a todo el que hubiera sacado un escaño en el Congreso (hubo hasta debates temáticos). Con Aznar de Presidente, a partir de 1996, tampoco hubo debates porque el Presidente los temía.

En 2008 y 2001 volvieron los debates. Estos es, el formato tradicional del que habla Rajoy solamente se ha usado en tres elecciones.

¿Por qué Rajoy no ha ido? Porque iba a ser humillado. Rajoy es un político mediocre y en un formato ágil como el de El País estaba perdido. Efectivamente iban a ser tres (porque el espectro político ha cambiado nacional) contra él. Alguien iba a darle un golpe de gracia y él iba a caer a la lona. Era un suicidio ir.

Esperanza Aguirre, candidata y directora de la peor campaña electoral que se recuerda, intentó debatir y evitarse este problema proponiendo “cara a cara” entre todos los candidatos. Esto provocó una serie de debates intrascendentes, pero también que Manuel Carmena no fuera una candidata más y que tuviera tiempo suficiente para ganarle la Alcaldía de Madrid a Aguirre en su debate con la ex Presidenta de la Comunidad.

El modelo desesperado de Aguirre no sirve tampoco de solución y Rajoy solamente se ve salvado leyendo papeles en una debate únicamente con Pedro Sánchez. Pero, desde luego, en estas Elecciones el debate a dos tiene poco sentido y ni siquiera para Sánchez es conveniente porque necesita herir a Rivera y a Iglesias.

Rajoy envía a Antena 3 a la Vicepresidenta. Si lo hace bien la Vicepresidenta puede optar a quitarle el prefijo a su título. Rajoy tiene miedo, no tiene argumentos, necesita impedir debatir, desea sucesión de monólogos y sabe que va a perder todos los debates, salvo en el que pueda “poner el ventilador”.

¿Puede permitírselo? Excepto por el peligro de una actuación soberbia de Sáinz de Santamaría, Rajoy no tiene nada que perder: ya ha perdido casi a la mitad de los votantes de 2011 y le queda el núcleo duro que le votaría a él o a una cabra que se presentase.

Read Full Post »

La encuesta de Metroscopia que publica El País arroja un empate entre PP, PSOE y Ciudadanos. Nuestro sistema electoral prima a quien mejor repartido está por el territorio, de modo que un empate en votos no implica lo mismo en escaños.

Se imponía una proyección, aunque fuera de emergencia. Hemos empleado nuestro método habitual para los cincos partidos cuyos resultados muestra Metroscopia y hemos mantenido la misma intención que el CIS dio en el último Barómetro para el resto.

El resultado es el siguiente:

Resultado_Metroscopia
Con un 22,7% de la intención de voto los populares están en condiciones de hacerse con el 27,43% de los escaños (+4,73% ) y los socialistas con una intención del 22,5% se proyectan el 24% de los diputados (+1,5%). Por el contrario Ciudadanos conseguiría el 21,43% de los escaños con un 22,6% de las intenciones de voto (-1,17%), mientras que Podemos recibiría el 16,86% de los asientos con un 17,1% de las intenciones (-0,24%). El gran perjudicado, tradicional por otro lado, es IU que con un 4,5% de los posibles votos solamente obtendría el 0,86% de los diputados del Congreso.

En nuestra proyección los populares ganarían en treinta y una provincias y en las dos ciudades autónomas, los socialistas en diez provincias, Podemos en tres, Ciudadanos en dos, CDC en dos, PNV en una y Amaiur en una. La victoria territorial del PP es fundamental para obtener doce escaños de ventaja sobre el PSOE (con solamente un 0,2% más de intención de voto) y diecinueve sobre Ciudadanos (y únicamente un 0,1% de intención de voto).

Read Full Post »

El CIS ha publicado el que posiblemente sea su último Barómetro pre-electoral. En Geografía Subjetiva hemos regresado precipitadamente para ofrecer una proyección en escaños.

Simulacion
Con los datos del CIS la única coalición a dos posible es la del PP con Ciudadanos.

Read Full Post »

En 2008 el Partido Regionalista de Cantabria era apoyado por el PSOE para gobernar la región norteña. El PSOE gobernaba desde La Moncloa y entre las dos formaciones había un idilio. La mayor prueba de ese amor fue la renuncia de los regionalistas a presentarse a las Elecciones Generales, pidiendo el voto para los socialistas y llegando a asistir a un acto de campaña del PSOE.

Llegó 2011 y el más que anunciado desastre electoral del PSOE, de modo que el PRC presentó su candidatura al Congreso que, aunque no logró escaño, sí obtuvo 44.010 votos y el 12,53% de los votos a las candidaturas.

Estamos en 2015 y parece que la tendencia va a cambiar. Nuevamente los socialistas forman gobierno con Revilla, aunque no tiene mayoría absoluta dependiendo de los acuerdos con Podemos. El PRC tiene que decidir si presentarse a las Generales y coger su porción de votos sin escaño o apoyar a otra fuerza política, lo lógico sería el PSOE, ya que el PRC siempre ha aspirado a ser un PSC en versión cántabra. Desde luego, si regionalistas y socialistas confluyen, el PP tiene que dar por perdido uno de sus escaños.

Read Full Post »

El miércoles, día 13, publicamos tres simulaciones (1, 2 y 3) empleando nuestro sistema de proyección y los datos de intención de voto del último Barómetro del CIS en las que mediamos la incidencia de un posible acuerdo entre Podemos e IU (junto otras fuerzas) a la hora de adjudicarlos los escaños en unas Elecciones Generales.

En total repasamos los datos de once comunidades autónomas y proyectamos 227 escaños de los 350 (64, 86%) del Congreso. En conjunto Podemos, IU, Chunta y Compromís obtendrían sin confluencia 36 escaños y con ella 47 dentro de la muestra proyectada, de modo que esta aproximación muestra que la confluencia sería buena para todas estas fuerzas políticas.

Si vemos la confluencia dentro de posibles pactos de gobierno, la izquierda conseguiría remontar los cinco diputados de desventaja, hasta transformarlos en ocho de ventaja. En el caso de que la sensatez reinase, una pacto desde el centro-derecha a la izquierda, con Ciudadanos, sería imparable para los populares (93 contra 134).

Superconfluencia

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »