Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Elecciones Reino Unido 2010’ Category

Ayer presentaba la simulación de las elecciones británicas repartiendo los escaños en una circunscripción única con proporcionalidad pura (resto mayor). La verdad es que es un sistema aún más proporcional que el más existente (el israelí), ya que excluía una barrera mínima.

Ahora os presento la segunda y última simulación, que es repartir proporcionalmente los escaños de la Cámara de los Comunes utilizando varias circunscripciones territoriales, específicamente he dividido el territorio del Reino Unido en doce circunscripciones: Escocia, Gales, Irlanda del Norte y las nueve regiones inglesas.

Los resultados son los siguientes en cada una de las cuatro ‘nations’ (por este orden: Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Inglaterra):





El resultado total sería el siguiente:


Se han hecho algunos ajustes como despreciar los votos en las líneas de ‘others’ y no se ha tenido en cuenta el escaño que queda por asignar al haberse aplazado la elección en una circunscripción, por lo que los porcentajes están hechos sobre 649 escaños posibles. [Para ver los resultados en cada región inglesa podéis pinchar en el nombre de cada una de ellas: East Midlands, Eastern, London, North East, North West, South East, South West, West Midlands y Yorkshire & The Humber].

El resultado de la comparación entre los tres sistemas (mayoritario, proporcional en un solo distrito y proporcional en doce distritos) es el siguiente:

Read Full Post »

En la última entrada intentaba explicar someramente las características y las peculiaridades que tiene el sistema mayoritario británico. Ahora toca que en Geografía Subjetiva hagamos una de las especialidades de la casa: la simulación electoral.

La primera que os voy a proponer es un poco bestia ya que supone trasponer los datos de una elección con sistema mayoritario a una elección con sistema proporcional (resto mayor) en circunscripción única y sin barrera de acceso, esto es, el sistema absolutamente opuesto al que tienen los británicos para elegir la Cámara de los Comunes del Parlamento.

Veamos los resultados:


Habría diecisiete formaciones políticas en vez de las once actuales. Los grandes beneficados de la aplicación de esta “super-proporcionalidad” serían, natualmente, los liberales demócratas, los cuales triplicarían su representación parlamentaria. Entrarían en la Cámara de los Comunes tanto el ultraderechista Partido Nacional Británico (+13) como el euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido (+20). El Partido Nacionalista Escocés pasarías de seis a once diputados y los Verdes de uno a seis diputados.

Los partidos norirlandeses (Sinn Fein, Democratic Unionist Party y Social Democratic and Labour Party) se verían ligeramente perjudicados, ya que perderían seis diputados, pasando de dieciséis a diez

La formación de una mayoría absoluta (326) y la posibilidad de formar gobierno estaría en la mano de los tres grandes partidos, pues la suma de dos de estos sí consigue los 326 diputados (ahora la suma entre Laboristas y Liberales Demócratas no lo consigue).

Read Full Post »

En estos últimos días se ha hablado mucho en los medios de comunicación sobre las peculiaridades del sistema electoral británica y la capacidad que tiene de “fabricar” inmensas mayorías absolutas. Se ha hablado mucho pero creo que se ha explicado poco, por lo que me gustaría aportar mi granito de arena a esa explicación con una serie de ejemplos.

Supongamos un parlamento con seis escaños. Cada uno de los seis diputados se elegirían en una circunscripción donde ganaría el candidato que más voto tuviese. Veamos los resultados hipotéticos:

 


Aquí vemos el efecto normal que tiene un sistema mayoritario como el británico: refuerza al vencedor con un porcentaje de escaños muy superior a su porcentaje de votos y, por tanto, a costa de los partidos con menos votos o con votos más repartidos pero que no son mayoritarios en ninguna circunscripción. El Partido A gana un 21,84%, mientras que los Partidos B y C pierde un 1,34% y un 20,50% respectivamente.

Si utilizáramos un sistema proporcional (resto mayor) para este caso hipotético, uniendo las seis circunscripciones y sus diputados en una sola circunscripción, el resultado sería el siguiente:


El Partido A gana representación respecto al voto, pero menos; el gran cambio se produce en el Partido C que entra en el parlamento y “solamente” pierde un 3,83% respecto a su porcentaje de votos.

Read Full Post »

Clegg, líder de los liberales demócratas británicos, fue la sensación del primer debate protagonizado por los tres potenciales “primeros ministros” del Reino Unido. Las encuestas lo colocaban como vencedor (que es lo único que importa realmente en los debates) y su partido recibía la máxima intención de votos en los sondeos que se publicaron inmediatamente después del debate.

Llegó el segundo debate y, con buenos números, la sensación de esa primera intervención (vista por el doble de audiencia que la segunda) se ha ido desvaneciendo progresivamente, hasta empatar (más o menos) con el candidato conservador y el candidato laborista.

Todavía le queda a los liberales demócratas un tercer debate. Al algunos les puede parecer que su líder comienza, demasiado pronto, a repetirse en algunos puntos o a usar en exceso determinadas expresiones. Muchos de los que normalmente no siguen la política y se acercaron con curiosidad a los debates (los primeros televisados en las elecciones en el Reino Unido), vieron a alguien nuevo y a un partido nuevo (realmente el Partido Liberal era uno de los más antiguos del país) pero pronto pueden cansarse de esta novedad y volver a lo conocido de siempre y a lo que menos riesgo implica.

Read Full Post »