¿Por qué Camps no dimite?

Votantes PP Valencia
También podría haber titulado la entrada como “Análisis de los resultados del PP en Madrid, Comunitat Valenciana, Murcia, Ceuta y Melilla”.

Viñeta de Ferreres publicada el 03-07-2009 en El Periódico de Catalunya.

Apuntes sobre los resultados de UPyD

Roger Senserrich calificaba a UPyD, después de las Elecciones Europeas, con acierto e ironía como el “partido nacionalista madrileño”. No es que UPyD sea paladín del nuevo nacionalismo madrileño, pero su distribución de voto se parece cada día más al de los partidos nacionalistas, esto es, con gran concentración en algunas provincias inexistencia (real o práctica) en las demás.

En dos elecciones consecutivas UPyD ha mostrado que está captando una gran cantidad de voto en la Comunidad de Madrid, Andalucía, Castilla y León y Comunitat Valenciana, que son las tres autonomías que más votos aportan a su cómputo global.

Evolución voto UPyD por CCAA
Porcentualmente los mejores resultados los está logrando en Madrid (2008 y 2009), Asturias (2008 y 2009), Castilla y León (2008 y 2009), Cantabria (2009) y Ceuta (2009).

Peso CCAA en voto de UPyD 2008
Peso CCAA en voto de UPyD 2009
Algunas observaciones:

1) El alto porcentaje (43.16% y 34.64%), respecto a los votos de esta formación, que tiene en Madrid le da opciones a mejorar su resultado electoral en unas eventuales Elecciones Generales, ya que su mejor “caladero” se encuentra en una comunidad uniprovincial, eludiendo así la división de los resultados. Aunque Andalucía, Castilla y León y Comunitat Valenciana tienen porcentajes significativos dentro de la aportación al cómputo global de UPyD, el hecho de estar divididas en ocho, nueve y tres provincias les dificulta poder conseguir escaños, además de superar la barrera del 3% solamente en Castilla y León.

2) El hecho de que la fuente principal de votos y de opciones a tener representación parlamentaria se encuentren en la Comunidad de Madrid, reforzará el discurso centralista, ya que el “centralismo” es visto por muchos como beneficioso para Madrid. Curiosamente bajo un discurso contrario a lo regional, se puede encontrar un discurso regionalista de la zona que se presuntamente más se beneficiaría del neocentralismo propugnado por UPyD.

3) No hay que obviar el hecho de que la existencia de una circunscripción única para las Elecciones al Parlamento Europeo incentiva el voto a esta formación. Esto, además del aumento de la simpatía por UPyD, puede explicar el ascenso de esta formación en autonomías y provincias donde les será muy difícil conseguir un escaño en el Congreso.

Fidelidades incondicionales y núcleos duros

Público Postlectoral 7-JAyer “Público” dio a conocer su encuesta post-electoral (nada de poder acceder al informe como en el caso del CIS). Según titula “Público” el PSOE solamente ha conseguido llevar a las urnas a sus fieles, lo cual explica su derrota en manos de un PP que sí ha parecido ser capaz de movilizar más allá de los suyos.

Si estas conclusiones a las que llega “Público” son correctas, entonces comienzo a entender la satisfacción entre los dirigentes socialistas en la misma noche del 7-J. La causa es sencilla: si solamente van los más fieles y el PP moviliza más allá de su núcleo duro, y el resultado es una derrota por un 3.72% en medio de un pavorosa crisis con cuatro millones de parados, las perspectivas electoral para el 2012 no parecen del todo malas.

La campaña de las Elecciones al Parlamento Europeo estaba dirigida únicamente a los núcleos duros de los dos grandes partidos, por lo que cabe conjeturar otra conclusión menos halagüeña para los socialistas: el núcleo duro del PP es mayor que el del PSOE.

El 7-J sólo votó el 8.82% del censo

Después del inusitado éxito de mi entrada sobre las consecuencias de la abstención, quiero volver a tocar el tema de la participación y la abstención desde otra perspectiva.

Sea cual sea el nivel de participación o de abstención, siempre habrá gente que vaya a votar y siempre habrá personas que no irán a votar. Con cierta pretensión podemos denominar a ambas como participación estructural y abstención estructural.

Soy un atrevido desconocedor de las estadísticas, por lo que con unas cuantas reglitas me he puesto a calcular la participación estructural y la abstención estructural en las convocatorias de ámbito nacional celebradas en España (municipales, generales, europeas y los cuatro referenda).

Los datos de participación son los siguientes desde 1976 a 2009.

Fuente: Ministerios del Interior. En la página web del Ministerior (www.mir.es) no están recogidos los datos de las EEMM de 1979 y de 1983

Fuente: Ministerio del Interior. En la página web del Ministerio (www.mir.es) no están recogidos los datos de las EEMM de 1979 y de 1983

El mayor dato de participación fue en 1982 con el 79.97%; la menor participación fue en 2005 con 41.77%. De forma que la participación estructural se sitúa en el 41.77% del censo y la abstención estructural estaría en el 20.03%.

Tomando estos dos extremos como el principio y final de una escala podemos calcular nuevamente la participación en una convocatoria electoral.

Los que realmente deciden si van a votar o no son aproximadamente el 38.2% de los censados, por lo tanto la abstención no estructural, la que interesa medir es precisamente este 38.2%.

Por ello la “escala” que podemos ver a continuación lo que hace realmente es medir qué porcentaje de esta abstención no estructural (del 38.2%).

Esto permite ver claramente las posibilidades de incremento de la participación que puede haber en una elecciones, así como la participación en las elecciones de cada tipo. Un mejor trabajo sería territorializarlo lo más posible y cruzar estos resultados con otras variables interesantes.

Participación convocatorias nacionales sin estrructurales

Interventores que no intervienen

Extremadura Unida
San_Tiago, mítico autor “A la sombra del tomate” nos ha comunicado a través de Twitter que Extremadura Unida se ha convertido en la quinta fuerza política de la provincia de Ávila y la tercera de la localidad abulense de Arévalo.

La noticia que enlaza aclara un poco la situación y reproduce la inefable afirmación del alcalde popular de Arévalo: “Esos votos son del PP”. Lo más curioso es que puede que primer edil de Arévalo tenga razón y todo y que escribiesen los votos al PP en la fila inmediatamente inferior en la que estaba precisamente Extremadura Unida.

Todo esto lo resolverá la Junta Electoral, pero a mí lo que me queda por preguntarme es qué narices estaban haciendo los interventores y apoderados del PP en ese colegio electoral. Todo empeora al considerar los interventores se llevan una copia de las actas de la mesa (constitución al inicio, escrutinio y sesión), una copia que esos interventores firmaron, al parecer, sin revisar.

Sobre el resultado del 7-J

Elecciones Europeas
El Partido Popular ha ganado las Elecciones Europeas y el PSOE las ha perdido. Contar votos y ver quién ha sacado es más es tan sencillo y objetivo que muchas veces molesta, de forma que en vez de leer los números parece que hay algunos que lo que leen es lo que a ellos les hubiera gustado que fuera.

El PP ha ganado y el PSOE ha perdido, así de sencillo. Luego se puede hablar de desmovilización, abstención, fidelidad del voto o voto cambiante dependiendo del tipo de proceso electoral, pero la realidad es que el PP ha ganado y el PSOE ha perdido.

El mayor error que podría cometer el PSOE, en las actuales circunstancias, es convertir esta derrota por más de tres puntos en una derrota triunfal. Algo así como el PP hizo en 2004 y algunos populares quisieron repetir en 2008.

Los que más responsabilidad tienen en la derrota han de responder (viene de la etimología de responsabilidad). Si bien las Elecciones Europeas son justamente eso, Elecciones Europeas, nadie con un mínimo de sensatez puede ignorar el valor de tendencia que puede tener.

Anoche Franesco dejó este comentario en este blog, que reproduzco porque invita a revisar cosas y, quizá no hasta el último extremo, pero al menos da los “temas del debate”:

Te toca hacer una simulación respecto del voto que se puede esperar para las próximas elecciones en España, no las generales, que aún falta, sino para las municipales, donde todo apunta a que, o espabilan muchos líderes regionales y se personan en el Comité Federal dispuestos a que su voz también cuente, o van a ser precisamente ellos los que paguen el pato que, después de lo de hoy, es seguro que está ahí esperando…

Que a nadie se le olvide que tras la victoria de Felipe en 1993 llegó el triunfo del PP en las Europeas de 1994, preludio de lo que en 1995 fue el desembarco municipal y regional de la derecha: entonces se perdieron Madrid, Valencia y Murcia, y hasta hoy…

Hay que cambiar, cuanto antes, esa Ejecutiva Federal repleta de muchachos/as sonrientes que, tras el varapalo de hoy, parecían tan contentos por acompañar a Juan Fernando en su aparición televisiva.

Esto lo venía venir y por eso lo he escrito varias veces antes de que sucediese… ¿Pero cómo se puede afirmar que el de hoy es un resultado “razonablemente positivo” y, sobre todo, que en España hemos llegado a un punto en el que el electorado se inclina por uno u otro partido (y se habla del PSOE y del PP ya como iguales…), en función de “situaciones coyunturales”? ¿Para eso hemos quedado?

Por el contrario el Partido Popular no debe caer en el “triunfalismo”. El PP tiene la habilidad de manejar como nadie el día después y convertir una victoria por más de tres en un vuelco electoral de dimensiones históricas, pero ellos saben que les queda mucho por hacer y que aún estén lejos de La Moncloa, un poco menos lejos que hace dos días, pero todavía a una distancia respetable.

¿Y cuándo se terminen los amistosos?

Rajoy 4
“El País” ha tenido acceso a un informe interno de la campaña del PP para las Elecciones Europeas.
Me encanta leer que el mismo PP ratifica algunas de las cosas que yo he ido poniendo en este blog como que Mayor Oreja manifiesta una derecha muy de derecha o que la estrategia está en los electorados más propios (movilizar a los tuyos y que los otros no lo hagan).

Lo más curioso de todo es que el informe, según la información de “El País” ya que el texto ha sido descolgado de la web, destaca que orientar las Elecciones Europeas en un enfrentamiento entre Zapatero y Rajoy sería desastroso ya que ganaría nuevamente Zapatero.

El problema surge cuando uno piensa que las Elecciones Europeas realmente casi no tienen valor político y que el principal objetivo del Partido Popular es ganar las Elecciones Generales. En este punto es cuando emerge la verdadera debilidad del PP: que Rajoy no gusta y Zapatero sí, de forma que siempre le ganará unas elecciones.

Dicho de otra forma, es como si el informe técnico de un club de fútbol dijera que con los suplentes se pueden ganar los amistosos, pero con los titulares no hay forma de ganar la liga.

Tengo la impresión de que en el PP ganar las Europeas y perder las Generales sólo puede ser un consuelo para los últimos candidatos que hayan conseguido sus actas en el Parlamento Europeo.

¿Qué hay detrás de este informe? Lo normal es que a este tipo de documentos solamente se pueda acceder por medio de una filtración, es decir, alguien del círculo interno decide dárselo a la prensa, pero a la más favorable a tu partido, sino al periódico señero de la “izquierda mediática”. De entrada se advierte a los lectores de izquierda que el PP no quiere que vayan a votar, por lo que se busca de alguna manera que esto no suceda.

Tengo la impresión que la filtración ha salido de las amplias de huestes de enemigos de Rajoy en el PP. Dando que todas las encuesta muestran un empate o una mínima victoria del PP (salvo en “La Vanguardia”) es el momento de decir que menos mal que estaba Mayor, que si llega a estar Rajoy ni con la crisis. La consecuencia necesaria es que hace falta que Rajoy se vaya, porque si alguien muy de derecha ha conseguido ganar al PSOE, cualquier otro que no sea Rajoy lo tiene en la palma de la mano.

Hay otra posibilidad, pero incluso a mí me parece demasiado “conspiranoica”.