Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Elecciones Asturianas 2011’ Category

La cosa está liada por Asturias. El partido con más escaños (pero segundo en votos), el FAC de Álvarez-Cascos, no termina de ponerse de acuerdo con sus hermanos ideológicos, los del Partido Popular, para gobernar el Principado de Asturias.

Los socialistas se han pasado por ahí a hacer el tonto, visto con los datos del ahora, y le han dado la Presidente de la Junta General a los populares a cambio de una miserable vicepresidencia y dejar a los IU, tan necesarios en Extremadura, con cara de idiotas.

Es curioso pero los únicos que han conseguido, por el momento, un cargo han sido los del PP, que son la tercera fuerza política tanto en votos como en escaños.

Todos pensamos que tarde o temprano, dentro del plazo estatutario, populares y ‘casquistas’ llegarán a un acuerdo para compartir el gobierno por unos meses hasta que se llegue al compromiso que posibilite la integración de las dos fuerzas políticas nuevamente en una.

Todos asumimos que los votos de ambos son realmente el de una sola fuerza política, pero siendo estrictos los socialistas podrían poner en un compromiso al bueno de Mariano Rajoy y pedirles que les deje gobernar ya que han sido los más votados y dado que él ha defendido la necesidad de que gobiernen los más votados. De eso ya no se acuerda nadie.

¿Y qué sucedería si transcurre el plazo y no se ha conseguir investir a un Presidente o Presidenta? Tendrían que celebrarse nuevas elecciones ¿quién saldría beneficiado? ¿quién perjudicado? ¿piensan los socialistas asturianos en algo?

Read Full Post »

Nadie puede negar que Francisco Álvarez-Cascos sabe de qué va la lucha de poder. Fue él el instrumento que hizo de un partido de la derecha española, una potencial jaula de egos peleándose, consiguiera ser una formación política que funcionase coherentemente y que no sus luchas internas no desgastase al partido por hacerlas fuera del tiesto. Él fue quien, de verdad, creó al actual Partido Popular y posibilitó que Aznar ganase dos elecciones generales.

En todo el follón asturiano, que ha finalizado con su salida del Partido Popular y la creación de un ‘partido-plataforma personal’ hay que admirar el manejo de los tiempos. Sin lugar a dudas él hubiera querido ser el candidato popular o no el de algo cuyas siglas coinciden con sus iniciales (FAC), pero no conseguido el objetivo principal sí ha conseguido el segundo: que en el PP ya se estén arrepintiendo.

La historia de la designación del candidato a la Presidencia del Principado de Asturias es un verdadero culebrón que dura ya varios años. En todos estos años nunca ha conseguido una posición dominante, ni en Asturias ni en calle Génova, para alcanzar esa candidatura, pero ha aguantado estoicamente dentro del PP hasta que el ambiente político se ha tornado en preelectoral y ha sido entonces donde dio su contundente rueda de prensa e inició los pasos para luchar contra su anterior partido.

Si su marcha se hubiera producido con meses de anterioridad, el PP hubiera tenido tiempo de reacción, básicamente porque podrían haberlo dibujado como un descontento con demasiado concepto de sí mismo y porque nadie se fija en las pequeñas formaciones regionalistas (escisiones de partidos nacionales) durante el periodo político no electoral.

Read Full Post »

La política interna de las formaciones tiene una gran importancia ya que conforma cuál será la política externa de cada formación. Esto que forma parte del normal devenir de las organizaciones se convierte en una patología política cuando aparece la desatención por la política externa, que es la finalidad principal.

Éramos muchos los que pensábamos que la actual situación de crisis económica iba a ser un momento electoralmente propicio para Izquierda Unida. Por muy torpes que fuesen, no era complicado canalizar el descontento por la propia crisis y por algunas de las medidas que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha tomado en el último año, las cuales han decepcionado profundamente al sector más a la izquierda del electorado del PSOE.

Pero no, Izquierda Unida se ha superado a sí misma y parece que no son capaces ni de navegar con viento a favor. Ellos se han dedicado a sus cosas y siguen desaprovechando capital político de cara a las elecciones autonómicas de mayo.

Primero fueron las propiciadas salidas de Inés Sabanés y de Reyes Montiel en la Comunidad de Madrid, pero ahora viene la ruptura de cara a la candidatura a las elecciones asturianas entre Izquierda Unida en Asturias y el Partido Comunista de Asturias, que forma parte de esta coalición. En esta comunidad parece que se van a presentar en dos candidaturas diferentes, desperdiciando el valor de las siglas (IU) que existen desde 1986 como marca electoral y dividiendo, aunque pueda ser poco, a su potencial electorado.

En dos comunidades, Madrid y Asturias, donde todavía IU conserva cierto potencial electoral se están dedicando, por cuestiones de política interna, a desperdiciar su capital política en siglas, unidad del electorado o personas con trascendencia social. Pero claro, la culpa siempre la tendrán los otros: ventajas de ser dogmáticos.

Read Full Post »

Álvarez-Cascos todavía no ha anunciado si se presenta o no a las elecciones asturianas de mayo, pero mientras tanto sus partidarios ya se han inscrito como partido político para presentarse como tal a las elecciones.

Hay dos posibilidades: que Cascos no se presente (improbable) y que se presente. En el caso improbable de que no se presente desaparecería de la vida política, aunque sus amigos y clientes, en un PP reinstalado en La Moncloa, bien podría buscarle un sitio donde tenerle tranquilo y alejado de tertulias y artículos periodísticos: el Consejo de Estado siempre es un buen recurso.

En el caso de que se presente lo haría contra el que fuera su partido, AP transformado en el PP, y cabrían varias posibilidades, ya que ambos lucharán aproximadamente por el mismo electorado.

Álvarez-Cascos podría sacar mejor resultado del PP y la suma de ambos podría ser mayoría absoluta, de manera que Álvarez-Cascos reclamaría la Presidencia de Asturias (ahora ejercida por el PSOE) y la coalición podría convertirse en unificación bajo la baronía de Álvarez-Cascos, siendo ejecutados políticamente los actuales dirigentes del PP de Asturias.

Si ambas formaciones en su conjunto alcanzan una mayoría de gobierno pero teniendo el PP mejor resultado que Álvarez-Cascos será difícil para los populares negarle la Presidencia a Álvarez-Cascos y más cuando éste tenga en su mano la gobernabilidad. Si no llegasen a un acuerdo, teniendo entre ambos mayoría absoluta, pudiera darse un nuevo proceso electoral.

Si entre ambas formaciones no sumasen la mayoría absoluta, da prácticamente igual quien haya conseguido mejor resultado. En todo caso, a partir de ese momento, Álvarez-Cascos será un cadáver político sin partido (porque todos los demás volverán al PP y más si Rajoy gana en 2012) y los nuevos dirigentes populares siempre le podrán echar la culpa de la derrota, excusa que podrá durarle cuatro bonitos años.

Alguien podría pensar que llegaron a un punto de no retorno después de la rueda de prensa de Cascos y su ruptura con el PP en medio de reproches y acusaciones. Eso no es así, porque siempre está la excusa de que se hace por Asturias o por lo que sea y que algo más alto hace que se aparten los rencores personales.

Read Full Post »