Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Elecciones Andaluzas 2012’ Category

En 2012 los socialistas andaluces perdieron por primera vez unas elecciones autonómicas frente a los populares. El Partido Popular ganó por primera vez las elecciones en Andalucía, aunque no pudo gobernar al no conseguir reunir los apoyos suficientes para que Javier Arenas fuera investido Presidente de la Junta de Andalucía.

Los socialistas habían sido castigados contundentemente especialmente por el caso de los ERE. Castigo que no transformó en un cambio de gobierno por tener con quien pactar y por unos pocos restos beneficiosos.

Actualmente el PSOE de Andalucía se encuentra en su tradicional primer puesto en las encuestas electorales y los populares volviendo a su posición de mediocres actos políticos en el mejor de los casos.

Hace unas semanas saltó el caso de los cursos de formación. Un caso que parece tener un alcance muy serio y que puede que llegue lejos, pero que no tiene ninguna repercusión electoral ¿Por qué?

Cuando los electores deciden pasar factura a sus dirigentes por la corrupción lo hacen una sola vez. El castigo solamente se ejecuta en un solo acto y es para siempre. El hecho de que la imagen del caso de los cursos sea la juez Alaya, también imagen del caso de los ERE, hace que se perciba como lo mismo por lo que ya se pasó factura.

Si los numerosos conflictos positivos de competencias se resuelven a favor de los jueces que han pedido que la causa sea investigada donde se dio el presunto curso falso (el locus comissi), este caso tendrá caras nuevas y se verá como algo diferente y nuevo por lo que aún no se ha podido pasar factura.

Read Full Post »

Estaba yo pensando, cuando se celebraba el último partido-del-siglo-de-cada-semana, que sería interesante probar un método doble de cómputo de los votos y hacerlo con las elecciones andaluzas.

La idea básica es que las elecciones andaluzas, aunque con circunscripciones con números interesantes de escaños a elegir, tienen un componente territorial bastante fuerte, ya que las disposiciones estatutarias prohíben, desde el primer Estatuto, que una provincia posea más del doble de diputados que otra.

Por otro lado ese componente territorial ha conseguido, a lo largo de la autonomía, una mejor cohesión política, sin que nadie considere que no pinta nada porque sus diputados son tan poco que normalmente son imprescindibles en la lucha electoral.

Para hacer este ensayo de territorialidad y mejor proporcionalidad teniendo en cuenta a la totalidad de la Comunidad Autónoma, dividí la actual cámara autonómica de ciento nueve escaños en dos partes, una con cincuenta y cuatro diputados y otra con cincuenta y cinco.

La primera, la de cincuenta y cuatro, se repartiría proporcionalmente entre las provincia, pero con cuatro diputados mínimos por circunscripción que garantizan que ninguna tenga más del doble que otra y a la vez cierta variedad entre las mayores y menores.

Los restantes cincuenta y cinco formarían una sola circunscripción regional. Utilizaríamos la adjudicación por el sistema D’Hontd tanto para las circunscripciones provinciales como para la autonómica y una barrera del 3% tanto en las provincias como en la Comunidad.

El resultado, como se puede ver en el cuadro, variaría poco las posibilidades de gobernabilidad de la Comunidad Autónoma, aunque sí permitiría la entrada de un cuarto partido en el Parlamento de Andalucía.

Read Full Post »

Javier Arenas reclama la Presidencia del Parlamento de Andalucía para uno de los diputados del PP. Lo hace basándose en que su formación es la más votada y que, dado que no van a gobernar la Junta, al menos que le dejen con el premio de consolación que sería la Presidencia de la cámara autonómica, cargo importante desde el que entorpecer todo lo que se pueda al nuevo gobierno andaluz.

Lo malo que tiene Javier Arenas es que, además de haber perdido las elecciones cuatro veces, tiene un historial político en Andalucía que desmiente hasta el más pequeño de sus argumentos. En 1994 el partido más votado fue el PSOE, pero sin obtener la mayoría absoluta, de modo que la Presidencia del Parlamento, gracias a un acuerdo entre el PP e IU, fue a parar al líder del tercer partido con más votos, Diego Valderas, el mismo comunista malo que ahora va a apoyar a Griñán en la investidura.

Si en 1994 a Arenas no le valió que el más votado, ni siquiera el segundo, se hiciese con la Presidencia del Parlamento, ¿por qué habría de valer ahora?

Read Full Post »

En las entradas anteriores a las elecciones andaluzas exponía como la distribución de escaños entre las provincias beneficia a las menos pobladas frente a las más pobladas dado que, por previsión estatutaria, la que tenga más escaños no puede tener más que el doble que la que menos tenga, por más que una provincia tenga más del doble o del triple de población que otra.

De hecho aplicando los criterios de la LOREG para el Congreso la distribución de escaños entre provincias cambiaba sustancialmente. Naturalmente también sería previsible un cambio en el resultado, que es lo se ve en el siguiente cuadro.

Como podéis ver los resultados con cambian en lo fundamental: gana el PP sin mayoría absoluta, con un PSOE muy cercano y que puede formar gobierno con IU. Quienes parecen que han sido los más beneficiados por la ventaja dada a los territorios menos poblados ha sido IU, ya que en el sistema vigente garantiza superar la decena de diputados por provincia, lo cual permite a IU en un buen año a llegar a obtener acta.

Read Full Post »

Juan Ignacio Zoido celebraba una victoria inesperada no por ganar sino por conseguir mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Sevilla para el PP. Contra lo que, desde otros lugares, se pueda pensar, es la segunda mayoría absoluta que se dé en la corporación hispalense desde las primeras elecciones locales democráticas. En consecuencia, es un resultado importante en la historia electoral de Sevilla.

En diez meses los sevillanos han acudido a las urnas en tres ocasiones. La participación ha sido mayor en las Elecciones Generales que en las Locales y las Autonómicas, como suele ser lo normal en todo el país. La participación del 22 de mayo de 2011 y la del 25 de marzo de 2012 han sido muy parecidas y permiten unos comentarios sobre las tendencias.


La trasposición de los resultados de las Generales al Ayuntamiento de Sevilla nos llevaría a la pérdida de la mayoría absoluta del PP en solamente seis meses. Siendo unas elecciones en el que el PP ha tenido sus mejores resultados históricos en Andalucía es curioso que supongan un descenso porcentual respecto a las Locales: ¿por qué?

1) El PSOE de Sevilla recibió un monumental voto de castigo por su gestión municipal, a pesar de ser una de las grandes ciudades con menos deuda.

2) El pacto con IU que había producido la impresión de que solamente tres concejales gobernaban la Ciudad, algo parecido a lo que fue el lema electoral de IU en 2007. La consecuencia es que hay un trasvase de votos socialistas al PP (unos 25.000) junto a poco más del 8% de participación respecto a 2007.

3) A todo ello se sumó el voto de castigo al PSOE por su gestión de la crisis económica al frente del Gobierno de España, que hizo que ir en una candidatura del PSOE supusiera recibir un rechazo que no dependía de los componentes de esa lista.


Pero lo realmente tremendo es lo que ha sucedido en Sevilla el 25 de marzo. Diez meses después de las elecciones y con una participación prácticamente igual a la que llevó a Zoido a la mayoría absolutísima. No solamente se desvanece la mayoría absoluta, sino que la mayoría relativa se queda en una ventaja de un concejal y la reedición de un pacto de izquierdas (que sería machacado mediáticamente de nuevo) le quitaría la Alcaldía.

Es evidente que Zoido no se beneficia ya de que Zapatero sea el Presidente y dentro de muy poco Rajoy comenzará a ser una tremenda losa sobre su gestión municipal (o como se llame eso en lo que ocupa el tiempo).

Read Full Post »

Si alguien pensaba que me pasaba cuando describía el acabamiento político de Javier Arenas, incluso podía imputarme ciertas dosis de demagogia, se habrá dado cuenta que en el peor de los casos me he quedado bastante corto.

La oferta de pacto de gobierno al PSOE es uno de los mayores ridículos políticos que se han hecho en este país desde 1977. No tiene sentido hablar, ni de parlamentarismo, ni de representatividad, ni del alto porcentaje de votos que no le apoyaron y que sí estarían detrás de otro gobierno.

Todo ello son razonamientos que alguien que siente que su carrera política se está acabando no puede atender (tampoco antes se anduvo con finuras intelectuales). Arenas pide a la desesperada algo que contradice lo que sus compañeros asturianos van a hacer y propone a alguien lo menos a cambio de lo más.

Su orgullo y su muy errónea autovaloración le hacen recabar el apoyo de quienes tienen la posibilidad de seguir con la Presidencia con el pobre y pueril argumento de ‘vosotros sois malos y yo soy bueno’.

El problema que tiene Arenas es que, en mi opinión, o se convierte en un triste opositor regional o no tiene demasiadas opciones, porque los acciones internas antes del Congreso de Valencia le dieron poder y pusieron resentidos deseosos de tener la oportunidad de poner una zancadilla y ha llegado el momento.

Está desesperado porque el Principio de Peter o bien le ha dejado de ser propicio, o bien ha ganado alguna competencia.

Read Full Post »

La tumba política de Javier Arenas no es su incapacidad de conseguir gobernar la comunidad autónoma de Andalucía. Tampoco es su infinita torpeza para relacionarse con su electorado, por no saber convencerle de que defiende sus intereses. La tumba política de Javier Arenas ha sido una portada díscola dentro de las de la prensa de derechas, la del ABC de Sevilla.

Para la mayoría de los periódicos derechistas, Andalucía en sí no importa nada y los andaluces no son más que unas ratas, con apariencia humana y derecho a voto. Andalucía solamente era la última piedra del poder socialista y la derecha quería hacerse con ella. Simple poder.

Para ABC de Sevilla, periódico algo más conservador que las otras ediciones locales de ABC (sí, es posible), Andalucía es su región y donde la política tiene trascendencia en la vida de las personas. El muy conservador ABC de Sevilla ha estallado contra su archiprotegido, Javier Arenas, al que ha amparado desde su época de tránsfuga del PP, donde vio a su suegro cesado como comisario de la Expo, cuando no hacía más que el ridículo en cada comicio o cuando se alejaba de los ideales católicos que inspiran a este medio.

ABC de Sevilla y toda la sociedad conservadora han roto con Arenas definitivamente, están hartos de su forma de ser, de ese sentirse y vivir ‘sobrado’ y no haber empatado ni en la elección a delegado de clase en la guardería. Los conservadores andaluces ya no le pasan ni una más y él se queda sin apoyo social y solamente con su capacidad para trepar para seguir parasitando políticamente.

Read Full Post »

Lo que sucedió ayer para los socialistas andaluces fue algo importante, pero desde luego no fue una victoria. Fue el PP quien ganó las elecciones por primera vez en su historia, con un desgaste del 9% para el PSOE de Andalucía. A nadie se le debe olvidar el hecho empíricamente incontestable de que el PSOE es batible en Andalucía.

El análisis del destino de los votos del PSOE parece claro: aproximadamente 120.000 se han ido a IU y el resto se ha quedado en casa. El PSOE ha aguantado el tipo por la infinita torpeza del PP de Andalucía, por las primeras medidas de Rajoy y por su empeño en ocultar las que vienen.

No tengo duda de que Griñán es el mejor Presidente que ha tenido la Junta de Andalucía. Este resultado tiene el gran valor de afianzarle y comenzar a dejar fuera de juego a los representantes de las formas de actuar que han sido rechazadas electoralmente, porque si bien es cierto que el 60% de los votantes han rechazado a Arenas, también lo es que el mismo porcentaje ha rechazada al PSOE.

El voto en Andalucía al PSOE suele ser más fiel que en otros lugares, donde normalmente la fidelidad la tiene el PP. Algo tan simple, como la fidelidad de los votantes, es lo que tiene sumamente perplejos a buena parte de los analistas del país. Eso, y no leerse bien las encuestas.

Si un partido gana siempre en determinadas comunidades del Levante o de la Meseta se debe a que gobierna según las demandas y lo que sus ciudadanos necesitan. Si pasa lo mismo en Andalucía es clientelismo, olvidando que Andalucía es la comunidad más poblada con casi ocho millones de habitantes. Es más fácil y probable ese clientelismo en otros sitios.

Griñán, si finalmente cuenta con el apoyo de Izquierda Unida, tiene que hacer una intensa limpia dentro del partido y emplear las toneladas de ácido sulfúrico que sean necesarias. Griñán ha comenzado a reestructurar la administración andaluza y ha eliminado algunos vicios que parecían cuestiones de Derecho Natural; queda reformar el partido e intentar terminar con prácticas poco recomendables, feudos hereditarios y la pérdida política de determinadas zonas de la región. El camino por hacer es mucho pero yo sí tengo confianza en el Presidente.

Read Full Post »

Hoy han sido derrotadas las encuestas en Andalucía. Ninguna de ellas predijo, ni de cerca, estos resultados, siendo la del CIS la que más se acercado al resultado real. Si queréis echaros unas risas podéis repasarlas en este enlace o en éste.

La mejor encuesta siempre es la del CIS, porque te da los datos que ellos tienen y los cruces ideológicos y socioeconómicos para que tú, si quieres, puedas hacer tu propia interpretación. Cuando el CIS publicó su encuesta los medios replicaron las conclusiones que ponían al PP al borde la mayoría absoluta, pero pocos o ningunos se fijaron en los datos que reflejaba la encuesta y que admitían, como dice la cláusula de estilo del CIS, otras interpretaciones.

En Twitter nos lanzamos a la piscina anunciando, tras una lectura atenta de los datos del CIS, la cuarta derrota de Javier Arenas que es lo que ha sucedido, pese a sus cuarenta mil votos de ventaja. Y para complementarlo y fundamentarlo exponíamos en una entrada de Geografía Subjetiva los datos que considerábamos favorables al PP y los que considerábamos favorables al PSOE y la cosa ya no estaba tan clara. La hipótesis de que había un fuerte voto oculto del PP llevaba a conclusiones, por poner un ejemplo, tales como la victoria popular en la provincia de Sevilla, una de las dos únicas donde los socialistas habían ganado el 20-N.

Y hablo de la encuesta del CIS con todo el respeto porque sus datos no son malos y su interpretación era razonable en su momento. Otros que registraron el ‘cambio de tendencias’ fueron los politólogos y sociólogos de la Universidad de Granada, aunque en medio y tantos timbales victoriosos casi nadie leyó atentamente sus datos.

Los grandes medios que se suponen que han gastado un buen dinero en encuesta deberían comenzar a revisar los criterios por las que seleccionan esas empresas y éstas han de ver qué ha fallado, que no ha sido poco ni leve.

Después está la ‘Caverna’ que no hacía más que sacar encuestillas triunfales que me daban la sensación de ser más intentos de desanimar al electorado de izquierda que fruto de un trabajo serio. Algunos han hecho el ridículo y si este país fuera más serio y exigente con sus medios y menos ‘fan’ de estos le exigirían serias disculpas, algunas dimisiones y unos cuantos despidos de los que no quieran dimitir. Ya sé que pedirle seriedad y madurez a La Gaceta, ABC o La Razón es tan imposible como que Arenas presida la Junta de Andalucía.

Lo curioso de toda esta estrategia de ‘encuestas hechas en el descansillo de la redacción’ es que han desorientado al electorado del PP, dándole a entender lo que no era, y ha podido movilizar al electorado del PSOE de Andalucía, bastante más fiel que el de otras regiones.

Vamos, unos genios y no es la primera vez que esto les pasa (via @MariaGCL).

Read Full Post »

Uno de los mitos políticos en España consiste en decir que una alta participación beneficia a la izquierda y una alta abstención a la derecha. Hay ya numerosos contraejemplos, pero en esta ocasión los resultados de las Elecciones Autonómicas en Andalucía dejan claro que la abstención o la alta participación pueden perjudicar tanto a unos como a otros.

Cuando lo que se estaba es contando la diferencia que iba a haber entre el PP y el PSOE y la dimensión de lo astronómico de su ventaja, la victoria por mayoría simple del PP sabe mal, sabe tan mal como la derrota, aunque no el ridículo que hubiera supuesto una derrota.

El PP, desde hace mucho tiempo, ha apostado por un modelo de contienda electoral que, en términos generales, les ha resultado exitoso: ocupar todo el espacio político desde el centro-derecha hasta la extrema derecha. Esto hace que, normalmente, para gobernar tenga que conseguir mayoría absoluta y que si no lo consigue continúa en la oposición otros cuatro años más. La frustración que algunos fracasos en su objetivo les hizo mantener la teoría de que gobierne el más votado, pero que ahora es insostenible porque tendrían que ceder el gobierno asturiano a los socialistas.

La fuerza sociológica e ideológica de la izquierda en Andalucía hace difícil esta estrategia toda vez que IU se mantiene con fuerza en el Parlamento de Andalucía. Pero esta estrategia es imposible cuando se esperan lograr la mayoría absoluta por la desaparición del adversario ganando solamente un 2,11% de votos respecto a 2008.

A todo ello hemos de unir que Javier Arenas es el peor candidato que uno puede presentar. No solamente fideliza el voto del adversario o no lo hace desistir, sino que hace que los posibles votantes no pasen de posibles. En la campaña ha cometido un acto de una torpeza digna de un resultado peor: no ir al debate en Canal sur y hacerse un debate él solito en Telemadrid. Uno puede pensar lo que sea sobre Canal Sur, pero si quieres debatir y que te vean es donde tienes que ir y a no a una cadena autonómico que no se recibe en tu región. Y Arenas se irá de nuevo a Madrid a ver si el Presidente Rajoy le da algo y dejará nuevamente al PP de Andalucía en una situación de inútil interinidad.

Y finalmente, en lo que al PP toca, hay que hacer referencia a los más de cuatrocientos mil votos que ha perdido respecto a las Generales de hace cuatro meses. Esas mismas encuestas, y esas mismas interpretaciones, que mantienen al Rajoy en la ‘luna de miel’ daban mayorías absolutísimas a Javier Arenas. Si yo fuera él, me lo haría ver.

Read Full Post »

Older Posts »