Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Israel’ Category

mossos-ub
José A. Pérez, escritor del estupendo blog “Mi mesa cojea”, ha escrito sobre lo que él considera la nueva palabra de moda de los políticos: “proporcionalidad” y sus derivados.

Habla de cómo “proporcionalidad”, “proporcional” o “desproporcionado” ocuparon el centro del debate social, político y mediático coincidiendo con el ataque de las tropas israelíes en Gaza. Se hablaba si el ataque era una respuesta proporcional o no a los lanzamientos de cohetes desde este territorio al territorio israelí. Yo mismo escribí sobre el tema.

Mantiene José A. Pérez que estos términos han vuelto a la actualidad a propósito de la actuación de la Policía Autonómica de Catalunya para terminar con el encierro en la Universidad de Barcelona de estudiantes contrarios al “Plan Bolonia”.

Una cosa creo que se deja en el tintero. Cuando hablamos de “proporcionalidad” estamos aceptando que el hecho está justificado, esto es, que la actuación de los israelíes entonces o de los policías autonómicos catalanes ahora era necesaria. Lo que se discute es la forma de hacerlo.

Quiénes ahora se apresten a hablar de proporciones deben tener en cuenta que parten de la aceptación de la actuación en cuestión. Hablar de si algo es o no proporcionado no es hablar de su justificación, sino de la forma de llevarse a cabo.

Read Full Post »

Vals con Bashir

vals-con-bashir
Reconozco que soy un ignorante en el género de la animación, hasta el punto de no saber si esta película es de animación o no. Simplemente quiero dar mi opinión meramente subjetiva.

Me ha gustado esta película y ello en una expresión de una opinión personal es lo más importante. Me ha gustado por el tratamiento visual, porque aprovecha la recreación del dibujo para sacar ambientes realmente especiales.

Varias escenas me han resultado merecedoras de esta especialidad. La primera es la que sale en la ilustración de esta entrada y en el cartel de la película. El juego del baño nocturno en la playa, la súbita iluminación del cielo por algo que resultan ser bengalas y el hecho de esta escena que sintetiza todo el film, junto con la sencillez de los colores, hace que se te quede grabada en la memoria.

La segunda escena es la que se da en un huerto presumiblemente de naranjos. Unos soldados avanzan junto a un blindado entre el polvo y las alineaciones de árboles frutales. Yo trabajé ocasionalmente durante dos años en un huerto de naranjos y me he sentido como si estuviese allí en esos huertos donde no se ve nada, con la oscuridad de las hojas, la tierra en suspensión, el sol intenso que ciega más que ilumina y ese efecto “de muro” de las líneas de árboles, que solamente permite una visión frontal.

La última escena que quiero señalar entre las demás es la que da título a la película. Uno de los soldados, en medio de un ataque de francotiradores desde edificios, sale de la cuneta para abrir el paso del resto de los soldados al otro lado de la calle, más guarecido. En mitad del camino, con una ametralladora en la mano el soldado, mientras dispara, se pone a bailar bajo una cortina de disparos y ante la atenta mirada de Bashir Gemayel.

La película es la reconstrucción de la memoria del director sobre su propia actuación en la primera guerra del Líbano a través del testimonio de otros soldados y algunos personajes laterales. El meollo se centra en la matanza que los seguidores de Gemayel perpetraron en los campos de refugiados de Shabra y Chatilla con la anuencia, el apoyo y la protección de unos soldados israelíes, que o bien no sabían que estaba pasando o que no querían reconocer lo que se imaginaban.

Read Full Post »

Mi última entrada se titulaba Si los israelíes votasen como los españoles en la que proponía una simulación sobre los resultados de las últimas elecciones israelíes dividiendo el país en varias circunscripciones (cuatro o veinte) y aplicando la “ley D’Hontd” en la adjudicación de escaños.

Una de las personas que comentó la entrada preguntó qué pasaría en el caso inverso, si los españoles votáramos como los israelíes, esto es, si los resultados del 9 de marzo de 2008 fueran en una circunscripción única, con el “método Hare” de adjudicación (proporcional con el resto mayor) y una barrera electoral del 2%.

proporcionalidad-hare-eg-2008
Recordemos en primer lugar el resultado de las últimas elecciones generales según la ley española.

resultados-eg-2008
Solamente cuatro candidaturas habrían superado el 2% exigido como barrera electoral  serían las del PSOE, PP, IU y CiU. De hecho la única formación netamente beneficiada por este sistema sería IU. Los demás desaparecerían del Congreso de los Diputados.

resultados-eg-2008-a-la-israeli
Esta simulación tiene el problema de estar hecho con datos de votos de un sistema que castiga la fragmentación política e incentiva la unificación de votos en una sola lista. Si en España existiese un sistema “a la israelí”, muchas personas que votan útil, no lo harían ya que la barrera del 2% es fácil de superar, así como que se daría el nacimiento de nuevas formaciones de carácter nacional.

Read Full Post »

Mucho se ha hablado, desde las elecciones del 9 de marzo, sobre los problemas y las virtudes de nuestro sistema electoral. Hay tres elementos que, en mi humilde opinión y por lo que he leído, se concitan a la hora de establecer un sistema electoral: territorialidad, proporcionalidad y estabilidad. Estos tres elementos mantienen una relación de cuenta cero, es decir, el crecimiento de uno de estos elementos implica un decrecimiento de los otros.

Ahora que tanto se habla de la falta de proporcionalidad del sistema electoral español, bien podemos fijarnos en el sistema electoral israelí, que es uno de los más proporcionales que existen. La ley electoral israelí establece una sola circunscripción y una barrera mínima del 2% de los votos para poder entrar en la adjudicación de escaños. La adjudicación se hace por proporcionalidad pura, aplicándose con los restos el “Método Hare” (resto mayor).

Para ver el efecto que un sistema como el español tendría sobre los resultados de las elecciones israelíes he realizado algunas simulaciones. Estas simulaciones se basan en la aplicación de la “Ley D’Hontd” y la división de la circunscripción única en cuatro y en veinte y el establecimiento de la barrera del 3%.

Los resultados se han mantenido homogéneos en cada una de las circunscripciones, ya que el establecimiento en esta simulación sería enormemente arbitrario. También se ha mantenido a todas las circunscripciones con el mismo número de diputados a elegir. Así se contempla mejor el efecto del sistema sobre la proporcionalidad casi pura del sistema israelí.

Los resultados más actualizados que he encontrado de las elecciones son los siguientes:

resultados-eg-2009
Si dividimos el territorio en cuatro circunscripciones, manteniéndose en todas ellas los mismos resultados que se han dado a nivel nacional, se dan los siguientes resultados:

resultados-eg-2009-s04
Aquí se ve como en esta primera simulación tres partidos pierden su representación al no haber superado la barrera del 3% y los partidos más beneficiados son los mayoritarios. La diferencia entre el porcentaje de votos y de escaños se acrecienta notablemente en los dos partidos más votados. Los primeros efectos de la proporcionalidad según el “método D’Hontd”.

La desfragmentación del parlamento israelí se consolida cuando se aumentan, con los mismos criterios, las circunscripciones y de cuatro pasamos a veinte. Los resultados dejan fuera a todos los partidos menos a cuatro:

resultados-eg-2009-s20
Lo más destacado de esta segunda simulación es que cinco partidos políticos más desaparecen de la cámara, incluyendo a la quinta fuerza política que en los resultados actuales tiene once escaños.

La diferencia entre el porcentaje de escaños y de votos aumenta conforme se aumenta el número de circunscripciones y se sigue adjudicando escaños como en España como lo muestra el siguiente cuadro.

diferencia-entre-escanos-y-votos
La simulación a cuatro circunscripciones habría reducido los partidos de la cámara y otorgado más estabilidad al bloque nacionalista-religioso, mientras que la simulación a veinte reduce la cámara a cuatro partidos, dejando fuera a los partidos religiosos y suponiendo un empate entre el bloque nacionalista religioso y el bloque “izquierdista”.

resultados-por-bloques
A modo de conclusiones:

1) El sistema actual es enormemente proporcional teniendo como consecuencia la entrada en la Knesset de doce partidos y aunque en apariencia el bloque formado por nacionalistas y religiosos tiene una ventaja de diez diputados, pero la presencia de seis partidos en su seno le quita posibilidades de estabilidad, como es tradicional en la política israelí.

2) La simulación a cuatro a circunscripciones refuerza al bloque nacionalista-religioso sale enormemente reforzado, así como los dos partidos mayoritarios. Las fuerzas más pequeñas desaparecen y quedan reducidos el número de partidos con representación a nueve.

3) La pérdida de representación del quinto partido con más del 8% de los votos reduce el espectro parlamentario a cuatro fuerzas, dejando fuera tanto las listas religiosas como las árabes. Habría un empate entre los dos bloques, pero que perderían su sentido de ser al posibilitarse pactos entre cuatro partidos con mucha representación y que daría un gobierno muy estable. El problema fundamental es que más del 35% de los votantes no estarían representados en la Knesset.

Fuente sobre los bloques.

Fuente para las tendencias de los partidos.

Read Full Post »

sello-relaciones-israel
Decirle a alguien que es antisemita es una acusación muy grave, porque al racismo se le añade la vinculación ideológica con el Holocausto. Se está extendiendo la costumbre, entre muchos que defienden acríticamente cualquier acción del Estado de Israel, de llamar antisemita a todo el que cuestione las actuaciones del gobierno israelí.

Antisemita sería todo el que considerase inferior en su naturaleza humana o en lo moral a los descendientes del mítico Sem. Los años han hecho que se restrinja el significado para hacer que antisemitismo sea sinónimo de Antijudaísmo, que sería como el antisemitismo pero reduciéndolo a los judíos.

Finalmente hay que señalar que existe otro “anti” que es el Antisionismo, entendido como la oposición a la existencia del Estado de Israel. Por el contrario la crítica a Israel, como a Francia o a Uzbekistán no entra dentro de ningún “anti”.

Que en España se haya sido especialmente crítico con las últimas acciones de Israel no implica que seamos antisemitas. Quien como Martín Varsavsky dice que “España es el país más antisemita en el que ha vivido” para luego decir que hay “desprecio sin agresión” lo que pretende no es otra cosa que hacer propaganda, faltar a la verdad e injuriar a los españoles.

Para calificar a España como antisemita hay que ir más allá de las críticas que pueda generar la política israelí y algunos argumentos de gran calado como el tremendo racismo que hay en llamar “judías verdes” a las judías verdes. Las críticas a la política israelí no llevan a ser antisemita, ya que hay judíos que son contrarios al Sionismo.

Estoy de acuerdo con Javier Maján en que las críticas a políticas concretas se pueden encubrir a algún antisemita, pero tengo la impresión de que es la excepción. En España no hay base sociológica para el antisemitismo como equivalente al antijudaísmo, porque falta el elemento fundamental: una comunidad judía de ciertas dimensiones y visible socialmente. Los argumentos sobre nuestro ADN inquisitorial, sobre nuestra mentalidad antijudía y otras patrañas no son más que una versión de la “reductio ad Hitlerum”.

Lo que nunca se le debería olvidar a los “amigos de Israel”, ahora tan cercanos a la derecha española más rancia, que fue la Democracia y no la dictadura franquista la que estableció relaciones diplomáticas con el Estado de Israel y el gobierno que lo hizo fue un gobierno del PSOE, de la izquierda. ¿No ha sido el gobierno de Rodríguez Zapatero el que ha mandado a varios miles de soldados españoles a defender la frontera norte de Israel sobre el territorio libanés? ¿Los soldados españoles muertos protegiendo la frontera de Israel también muestran que nuestro antisemitismo?

Foto: sello conmemorativo del vigésimo aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel.

Read Full Post »

blogs
Me entero por la prensa que el Estado de Israel ha reclutado blogueros de todos los países, afines a este estado, para que defiendan la postura de Israel en la Blogosfera. No se puede negar a los israelíes el hecho de ser el primer país que se ha tomado en serio esto de lo 2.0.

Durante el ataque a Gaza Israel llenó de vídeos el canal de Youtube de sus Fuerzas Armadas. La experiencia les ha debido enseñar a los especialistas israelíes que no basta un canal con vídeos de bombardeos. Ahora quieren tener sus corresponsales en la Blogosfera que mantengan las posturas de Israel y ampare su política, como si la política israelí no hubiera cambiado nunca.

El principal problema que yo le veo a esta iniciativa, desde la perspectiva de la Comunicación Política, es que se ha anunciado y publicitado, de forma que convierte en sospechoso a cualquier bloguero de ser un mero seguidor de las instrucciones del organismo encargado de mantener su red de blogueros.

Evidentemente no sé si estos voluntarios tenían blog previamente, lo mantienen, tienen tráfico y hablan de más temas. La credibilidad es fundamental en este mundillo (como en otros), de forma que si tienes un blog recién nacido, monotemático y monolítico será tachado rápidamente de portavoz blogosférico.

De todas formas el principal problema, insisto que desde la comunicación, es que los israelíes han anunciado lo que pretenden hacer. Cuando se quiere utilizar a otras personas para transmitir una información que tiene dificultades de infiltración social por los medios normales que emplea un gobierno no hay que decirlo, porque pone en advertencia a los que mantienen otras posturas y en actitud de sospecha a todo el que lo sepa.

Read Full Post »

bandera-palestina-e-israeli
En una de las tres entradas que he dedicado al ataque israelí sobre Gaza, he insinuado que hay muchos más elementos que los evidentes en este recrudecimiento del conflicto entre en Oriente Medio. Se ha hablado poco de cómo la política interna de cada una de las partes, más o menos activas, tiene una influencia decisiva en la marcha de los acontecimientos.

Es evidente que la cercanía de las elecciones israelíes, con el Likud de Netanyahu como claro favorito ha hecho que tanto el Kadima de Livni como el Partido Laborista de Barak hayan querido hacer una demostración de fuerza y así recortar la ventaja de los conservadores.

La política interna palestina también importa. La destrucción de Hamás a manos del ejército israelí posibilita la aceptación generalizada del poder de hecho de Abbas y de Al-Fatah y más cuando la legalidad institucional ha quedado suspendida por el fin del mandato del Presidente de la ANP y porque ni se prevén elecciones ni se ha producido la sustitución constitucional.

Es impensable que Israel, una vez que termine de destruir la estructura de Hamás en Gaza, proceda a realizar una nueva ocupación del territorio, y más teniendo en cuenta la experiencia de los estadounidenses en Irak, donde a una sencilla victoria militar le ha seguido una ocupación tormentosa.

La solución más conveniente es que la “ocupación” la realicen los propios palestinos bajo la dirección de Al-Fatah. Esto serviría de alivio militar para el ejército israelí, evitaría el desgaste político del gobierno israelí por las bajas entre sus soldados, así como el empeoramiento (si es posible aún) de su imagen internacional.

Como contrapartida Al-Fatah conseguiría el control administrativo sobre todos los Territorios Palestinos y se convertiría en el único interlocutor internacional de los palestinos. Los problemas de legalidad actualmente vigentes se podrían solucionar con una nueva Constitución, que de camino elimine la posibilidad de los islamistas de volver a ganar unas elecciones, y consagre la nueva situación nacida en estos días.

Parece que todos los demás actores estarían conformes con esta solución, ya que la eliminación de Hamás y de la influencia iraní quitaría una base operativa a los islamistas de la zona, ya que ellos (y no Israel) son el primer peligro que sienten los gobiernos de Egipto, Siria, Líbano o Jordania.

Actualización: Josep Colomer acaba de publicar una entrada sobre el farragoso sistema electoral palestino, que propicia mayorías absolutas, que merece la pena.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »