Geografía Subjetiva cumple diez años

Hoy hace exactamente diez años que existe este blog.

Comenzó el blog en plena eclosión de este “género” de expresión internáutica y entonces era visto como el instrumento para que el ciudadano hiciera oír su voz. Hoy la voz ciudadana se expresa preferente en “me gusta” de Facebook o en Retweets en Twitter. Este blog sigue siendo el de un ciudadanos particular que expresa sus opiniones.

Mantener un blog tanto tiempo requiere cierta constancia para escribir las más de tres mil entradas. Tiene su trabajillo, pero ante todo es un placer del que además he recibido mucho. He aprendido mucho, muchísimo y me ha llevado a entrar en contacto con muchas personas de gran talento.

Muchas gracias a todos y a todas y a cumplir juntos muchos años más.

Midiendo la calidad de las encuestas

538 es una magnífica web de análisis de encuestas y de predicciones electorales que lleva clavados algunos resultados electorales en los EEUU. Comenzó como un blog, luego ese blog pasó a editarse dentro del portal de The New York Times. Se ha convertido en una autoridad en la materia.

538 se ha ampliado más allá de su contenido inicial y me ha interesado que han confeccionado una calificación de la calidad de las encuestas según unos parámetros. Le otorgan a cada empresa encuestadora u organismo encuestador una calificación correspondiente con el sistema académico de notas en los EEUU.

No sería una mala idea que en alguna de las webs españolas en las que se trabaja con encuesta se hiciera algo similar para que así quien quisiera pudiera tener una orientación sobre la calidad de la encuesta.

Webs oficiales, departamentos y acciones

Cada vez que un Presidente/a retoca su gobierno y crea, fusiona o divide ministerios o consejerías autonómicas, emergen nuevas páginas webs, con sus direcciones y todos los perejiles, y otras quedan inutilizadas. Desde que las administraciones, central y autonómicas, se lanzaron al mundo web este fenómeno se ha dado una buena cantidad de veces.

Y creo que es así porque no hay una adecuada planificación de estas páginas, ya que se optó por la trasposición en Internet del organigrama administrativo. Y como sobran papeles en el mundo físico al cambiar el ministerio o la consejería, también sobran webs que son descolgadas en el mejor de los casos o abandonadas en el peor.

Quizá sería buena idea que las páginas webs no atendieran directamente a la organización departamental, cambiante por la propia dinámica política, sino a criterios administrativos y presupuestarios más estables como son las políticas, los grupos de programas o los programas, de forma que la web del ministerio o de la consejería fuera únicamente una entrada a las otras páginas que mantendrían siempre sus direcciones.

Vamos, una idea que se me acabe de ocurrir.

Los subconceptos 22602 y 22605 y Manuela Carmena

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido abrir una web o blog para responder a las informaciones que consideran erróneas por parte de los medios de comunicación. Ellos dicen que para eso está el derecho de rectificación y que es un atentado contra la libertad de prensa, aunque realmente es la conjunción de querer seguir siendo los únicos mediadores entre ciudadanos y políticos (algo que decíamos que la política 2.0 iba a abrogar) como de la concepción peculiar de la rectificación donde ellos siempre tienen el papel dominante (1).

En el fondo todos sabemos que estas guerras están más pendientes del reparto del presupuesto de publicidad institucional de los medios que la Administración tenga presupuestados. Y es por ello por lo que me ha sorprendido la hostilidad de los medios a Carmena, más allá de la ideología, cuando todavía queda medio año de presupuesto de publicidad institucional que repartir.

Claro que esto es así, si efectivamente queda dinero por lo que fuimos al portal de datos del Ayuntamiento de Madrid. Para comprobar si los medios ya habían recibido todo lo esperable y si quedaba algo de dinero en el subconcepto 22602 (“Publicidad y propaganda”). Inicialmente se presupuestaron 3.139.599,00€ a los que se le añadieron por modificaciones presupuestarias 182.640,68€, dando un total de 3.322.199,68€ de los que el Ayuntamiento de Madrid y su administración instrumental ha gastado, con fecha 26 de junio, 2.490.575,44€ lo que es el 74,97% de los presupuestado. A esto hay que añadir 36.505,76€ de obligaciones reconocidas, lo que eleva el gasto efectuado o ya comprometido al 76,07% de presupuesto para todo 2015.

Si vamos al subconcepto 22605 (“Anuncios de inserción obligatoria”) vemos que antes de que transcurriera la mitad del año los 200.000€ presupuestados han sido gastados. Si sumamos ambos subconceptos podemos decir que el Ayuntamiento presidido por Ana Botella gastó antes de perder la alcaldía el 77,43% de su presupuestos de publicidad en prensa lo que en euros son 2.727.082,00 (2).

Subconceptos
¿Por qué los medios atacan sin piedad? Porque ya recibieron casi todo lo que les cabía esperar en 2015 desde el Ayuntamiento de Madrid. Seguro que cuando se comience a debatir el presupuesto para 2016 se calman bastante.

——–

(1) La Unión Europea tiene una página contra bulos.

(2) Solamente se incluye la ejecución presupuestaria del Ayuntamiento y la administración instrumental, no la de las empresas municipales y otros entes que no ejecutan de acuerdo con el Derecho Presupuestario en un sentido estricto.

Geografía Subjetiva cumple ocho añitos

Ocho
Geografía Subjetiva cumple ocho años desde que se abrió en wordpress y muchas cosas han cambiado desde entonces.

Se han publicado 2.434 entradas que han recibido 10.279 comentarios. La página ha recibido 1.019.652 visitas, principalmente desde España y desde América Latina.

Son cifras modestas, pero creo que no están del todo mal para un sencillo blog escrito por un un solo autor y sin conexiones.

Muchas gracias a todos y a todas.

Reviviendo los comienzos del Twitter político

Cuando eclosionó Twitter, las organizaciones territoriales de los partidos políticos comenzaron a abrirse cuentas en el servicio del pajarito. La gran cuenta del partido y las cuentas de sus grandes organizaciones regionales era algo que llevaban profesionales y que no metían la pata. Alguna de ellas, como el twitter del PSOE de otros tiempos, eran un ejemplo de interacción.

El problema surgía conforme se bajaba en el tamaño de la organización territorial. No se sabía muy bien cómo se había decidido abrir una cuenta, cuando no era una iniciativa personal de unos miembros empleando eso sí los emblemas del respectivo partido. Y claro, ahí la gente se sentía muy libre y amplificada, de modo que de vez las barbaridades desde las cuentas locales comenzaron a aflorar. Muchas de esas cuentas o han desaparecido, o han perdido ritmo por cansancio de sus “gestores”, o han sido reconducidas a la organización correspondiente.

Pero como no todos los partidos viven el mismo momento organizativo, Podemos vivir un viaje al pasado con las cuentas de Podemos, que han aparecido en todos sitios, y los “community managers” dicen los que les viene en gana, sueltan lo primera que escuchan en La Sexta o leen en Diagonal.

Este fin de semana termina el proceso de organización de Podemos y no tengo dudas de que el equipo de Iglesias marcará pautas muy estrictas para los usos de los símbolos del partido y para establecer cuentas en las redes sociales.

Parecía que era un conspiranoico

Cuando fui uno de los primeros que asoció Podemos al Partido Popular y exponía el proceso que estaban siguiendo, muchos me llamaron conspiranoico.

Poco a poco los hechos van dándome la razón y hoy en eldiario.es encontramos lo siguiente:

El sociólogo de cabecera de Rajoy, Pedro Arriola, dibujó un escenario idílico en el que Podemos y PSOE se disputaban el voto de la izquierda y acababan repartiéndose un 40% del electorado, mientras el PP concentraba el 30% de fieles votantes de la derecha, suficiente para ganar las elecciones. Y ese 30%, con nuestro sistema electoral, y sobre todo con la distribución provincial de escaños (donde hay muchas provincias poco pobladas, con menos de siete escaños para repartir), le ofrece al PP una enorme ventaja competitiva que se sustanciaría en obtener, con un 30% de los votos, los mismos escaños (o más) que la suma de PSOE+Podemos, con un 40%.