Ley 49/1968, de 27 de julio, autorizando al Gobierno para completar el proceso constitucional de la Guinea Ecuatorial

Al ingresar España en las Naciones Unidas como miembro de pleno derecho en el año mil novecientos cincuenta y cinco, aceptó voluntariamente las obligaciones que imponía la Carta de la Organización, comprometiéndose, por consiguiente, a ir preparando los territorios coloniales dependientes del Estado español con el fin de que, a través de un período de promoción y desarrollo, pudieran alcanzar, en su día, la plena descolonización, que había sido acordada como uno de los objetivos de la Organización Internacional. En el año mil novecientos sesenta, España inició el envío de información sobre la situación y condición de sus territorios coloniales a las Naciones Unidas, aceptando considerar dichas dependencias como territorios no autónomos en vías de descolonización.

La Ley de Bases sobre el Régimen Autónomo, que fué aprobada por un referéndum celebrado el día quince de diciembre de mil novecientos sesenta y tres, supuso un primer paso importante en el proceso antes señalado al otorgar a la población natural de Guinea Ecuatorial un sistema de autogobierno limitado, que venía a significar el reconocimiento de la incipiente personalidad de Guinea Ecuatorial. El Gobierno español anunció oficialmente en aquella ocasión que España aceptaría modificar en todo momento el «status» político que entonces se instauraba cuando la población del territorio pusiera de manifiesto su deseo en ese sentido. Como consecuencia de que, en efecto, la población expresó en diversas ocasiones, y por diversos conductos, su deseo de alterar la relación jurídica que unía a Guinea Ecuatorial con España, se convocó el día treinta de octubre de mil novecientos sesenta y siete una Conferencia Constitucional, a cuya primera fase asistió la más amplía representación del pueblo guineano, con el fin de que,
con todas las garantías fuera posible conocer con precisión sus aspiraciones.

Fruto de los trabajos de dicha reunión fué el Decreto-ley tres/mil novecientos sesenta y ocho, de diecisiete de febrero, por el que se suspendía la aplicación del Régimen de Autonomía como consecuencia de haber decidido el Gobierno tomar en consideración las declaraciones formuladas por la representación guineana en la primera fase de la Conferencia Constitucional. El mismo texto legal dispuso la reunión de una segunda fase de la Conferencia. En la sesión de apertura de esa segunda fase, el Ministro de Asuntos Exteriores leyó una declaración, en nombre del Gobierno español, en la que se reafirmaba el propósito de conceder en mil novecientos sesenta y ocho la independencia a Guinea Ecuatorial, encargando a la Conferencia la elaboración de los textos constitucionales que deberán organizar la estructura y vida política del nuevo Estado.

Avanzados ya los trabajos de esa segunda fase y próximo el momento en que podrá ser aprobado el texto de la futura Constitución y de una Ley Electoral, parece oportuno adoptar la presente Ley con el fin de que el Gobierno de la Nación pueda contar con la autorización necesaria para ir dictando las disposiciones convenientes que permitan completar el proceso constitucional de Guinea Ecuatorial, culminando así la trayectoria descolonizadora de ese territorio.

En su virtud, y de conformidad con la Ley aprobada por las Cortes Españolas, vengo en sancionar:

Artículo único.

Se autoriza al Gobierno para conceder la independencia a la Guinea Ecuatorial y para adoptar las medidas procedentes a fin de completar, mediante la adecuada organización constitucional, su proceso de descolonización y a realizar la transferencia de competencia exigida por dicho proceso.

Dada en el Palacio de El Pardo a veintisiete de julio de mil novecientos sesenta y ocho.

FRANCISCO FRANCO

El Presidente de las Cortes,
ANTONIO ITURMENDI BAÑALES

Fuente: BOE

Antes de la autonomía murciana


El 9 de junio se celebra el día de la Región de Murcia, al ser el día en el que se promulgó el Estatuto de Autonomía. Para celebrar este día no se me ocurre nada mejor que recordar el texto que fue precursor del Estatuto de Autonomía y que no es otro que el Real Decreto-Ley 30/1978, de 27 de septiembre, por el que se aprueba el régimen preautonómico para Murcia.

El 9 de junio se celebra el día de la Región de Murcia, al ser el día en el que se promulgó el Estatuto de Autonomía. Para celebrar este día no se me ocurre nada mejor que recordar el texto que fue precursor del Estatuto de Autonomía y que no es otro que el Real Decreto-Ley 30/1978, de 27 de septiembre, por el que se aprueba el régimen preautonómico para Murcia.

Real Decreto-Ley 30/1978 [pdf]

Comparando los Presupuestos Generales del Estado para 1912 con los de 2012

Cuando el Gobierno presentó el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2012 se me ocurrió que sería interesante compararlo con los Presupuestos Generales para 1912, los de hace un siglo, y comprobar las variaciones que uno y otro presentan.

La primera sorpresa en mi investigación es que hace un siglo pasó exactamente lo mismo que en este año: al comenzar el ejercicio se prorrogaron los Presupuestos para 1911 que estuvieron vigentes todo el año. Parece que nosotros sí vamos a tener Presupuestos para 2012, pero por ahora seguimos con los de 2011.

De tal manera que la comparación la decidí hacer entre los prorrogados para 1912 y los proyectados para 2012.

A nadie le resulta extraño si digo que la comparación presenta algunas dificultades que hay que salvar. La primera es que la técnica presupuestaria ha variado en un siglo, basándose los Presupuestos de inicios del siglo XX en la clasificación orgánica y en una incipiente económica, no estando presente la clasificación por política y programas que no había sido aún inventada.

A todo ello hay una clasificación orgánica previa que hoy no empleamos (obligaciones del Estado y obligaciones de los Ministerios), así como secciones presupuestarias que han perdido el sentido por la casi efectiva desaparición del tráfico jurídico del derecho real conocido como ‘censo’.

El contenido de las secciones ha cambiado, como también ha cambiado la relación de departamentos ministeriales. Las políticas de buena parte de los actuales ministerios, los económicos y sociales, se encontraban repartidas entre los ministerios de Fomento y de Gobernación y normalmente eran política, especialmente las sociales, muy incipiente o más centradas en la beneficencia que en otros aspectos. Por ejemplo en Fomento irían los actuales ministerios de Economía, Agricultura y Fomento; y en Gobernación los de Sanidad, Administraciones Públicas, Empleo y Seguridad Social e Interior, así como Correos. También hay que indicar que hemos integrado órganos inexistentes en las secciones donde estaban los órganos que realizaban sus funciones, por ejemplo, el Consejo General del Poder Judicial en el Ministerio de Justicia.

Por todo ello lo primero que hemos tenido que hacer es trasladar nuestra clasificación presupuestaria a la de 1911. ¿Cómo lo hemos hecho? A partir de los resúmenes de los montos por políticas del Proyecto para 2012 hemos atribuido éstas a una sección presupuestaria de 1911. Con algunos ajustes hemos encajado una cosa en la otra.

Luego viene el asunto de la moneda, ya que los de 1911 están redactados en pesetas de aquellos tiempos y los de 2012 en nuestros euros. Hemos optados por hacer una comparación basada en el porcentaje que cada sección representa en el conjunto del Presupuesto respectivo y no hemos comparado monedas diferentes con un siglo de distancia.

Unas notas: si ahora tenemos un problema con la deuda pública, el de 1912 era de rechupete; el gasto militar y eclesiástico no son lo que eran. [Pincha para ampliar]

Fuentes: Presupuestos Generales para 1911 y Proyecto de PGE para 2012

Nombramiento del Presidente de la República

En estos días en los que hemos rememorada la proclamación de la Segunda República, hemos conocido que nuestro actual Jefe de Estado se decida a cazar elefantes a escondidas e invitado por señores un tanto oscuros y, además, hemos visto con cierta envidia como en Francia se celebra la primera vuelta de las Elecciones Presidenciales, he resuelto publicar hoy el nombramiento, tal y como lo hizo la Gaceta de Madrid, de Niceto Alcalá-Zamora y Torres como Presidente de la República Española.

Ley abriendo el Estatuto de Cataluña

La 33ª acepción del verbo ‘abrir’ en el DRAE dice que ‘abrir’ es “desistir de algo, volverse atrás, separarse de una compañía o negocio”. Así se explica el extraño título que reciba la Ley de 5 de abril de 1934: Ley abriendo el Estatuto de Cataluña.

En definitiva nos encontramos ante la Ley que derogó la autonomía política de Catalunya, eliminando cualquier característica propia de este régimen como consecuencia de la entrada de las tropas nacionales en el territorio de esta región autónoma.

Aquí os dejo la imagen fotográfica del Boletín Oficial del Estado (8 de abril de 1938) que publica esta disposición.

El indulto de Nixon

Gerald Ford ha sido el primer Presidente de los Estados Unidos que accedió a este cargo sin haberse presentado a las elecciones como candidato de su partido ni a la Presidencia ni a la Presidencia.

La dimisión del Vicepresidente S. Agnew hizo que fue elegido como Vicepresidente siguiendo el procedimiento constitucional de la vigésimo quinta enmienda. La dimisión del Presidente Richard Nixon le llevó al Despacho Oval constitucionalmente pero sin el refrendo popular.

En noviembre de 1976 tendría que intentar confirmar su Presidencia en las urnas. Perdió frente al candidato demócrata Jimmy Carter. Una de las causas de su derrota, a pesar del ascenso de su popularidad, fue el indulto concedido a su predecesor por todos los delitos que hubiera cometido, los que pudiera haber cometido o en los que pudiera haber tomado parte.

Aquí tenéis el texto del indulto presidencial