Petropresupuestos

PetroPresupuestos
El 14 de octubre pasado “The Economist” publicó el gráfico que preside esta entrada, que fue ampliamente comentado en numerosos webs y blogs.

El gráfico indica qué precios del petróleo necesitaban cada uno de los países indicados para tener los ingresos previstos según los cuales habían determinados sus gastos, en definitiva, a cuánto debía estar el barril de petróleo para cuadrar el presupuesto.

Muchos de estos países han diseñado sus políticas a todos los niveles, desde la social a la exterior, pensando que los precios del petróleo se mantendrían altos. Muchos de ellos han sacrificado tener una política recaudatoria moderadamente sensata; otros han emprendido grandísimos programas de gasto.

Pensaban que el petróleo les daría la utopía: impuestos bajos de hecho o de Derecho, altos niveles de servicios y fuertes inversiones.

¿Dónde está Noruega? Noruega está entre los quince principales países productores de petróleo con casi dos millones de barriles al día. A la vez mantiene una fuerte presión y fiscal y calcula el equilibrio presupuestario, desde 1987, sin tener en cuenta las aportaciones petrolíferas, de forma cuando dicen tener superávit o déficit lo tendrían en la misma cuantía si mañana se quedasen todos sus yacimientos. Desde el Libro Blanco del años 2001 se legisló que el superávit del petróleo y de la industria petrolera, toda estatal, se dedica a las pensiones por jubilación.

Noruega no tiene un petropresupuesto, esto es, sus políticas no dependen de que el precio del barril de petróleo se mantenga por encima de determinado precio. Es cierto que es lógico que algunos países tienen que recurrir, a día de hoy, a contar con los ingresos del petróleo para cuadrar su presupuesto, pero otra cosa muy diferente es que lo hagan a precio como los que el cuadro indica para Irán, Venezuela o Rusia.

Si un país necesita que el barril permanezca a más de cien dólares asume un alto riesgo y, además, se convierte en un potencial desestabilizador internacional, ya que las crisis normalmente ayudan a que los precios suban y cuando menos se mantengan.

Breves líneas de regreso

Después de unos cuantos días viviendo casi desconectado vuelvo por aquí. La verdad es que la distancia física y la supresión informativa, hace que uno tengo una perspectiva diferente de las cosas, más cercana a la del ciudadano y elector medio al que las cosas de la política le importan realmente poco o nada y pierde los nervios con los partidos de pretemporada de su equipo.

No me esperaba que Rodríguez Zapatero convocase elecciones anticipadas. Tendrá sus razones y los estrategas de Rubalcaba habrán pensado que esa fecha era la mejor. La duda que tengo es sobre cómo y cuándo se van a aprobar los Presupuestos Generales para 2012. De camino las Comunidades Autónomas del PP sí tendrán que aprobar sus Presupuestos o presentarlos, según las respectivas normas financieras, y se verán los recortes que puedan lastrar la campaña de Mariano Rajoy.

Los sucesos de Noruega fueron lamentables. No he seguido las informaciones sobre la investigación pero, por lo que sé, parece que no había una organización sino un solo autor con determinados pensamientos fijos que tienen incómodas coincidencias en bloque con otros. Un criminal individual es imposible de evitar, pero sería interesante que los gobiernos europeos tuvieran cuidado para que del caldo de odio de la extrema derecha y de la derecha populista no nazcan organizaciones criminales.

Seguimos con las diversas crisis de las deudas. Las presiones de los mercados se han disipado, curiosamente, cuando el BCE ha intervenido comprando deuda española e italiana y haciendo que la especulación sea poco rentable. Hace varias semanas Jordi Sevilla, nada sospechoso de inmovilismo económico, recordaba a Soros y a sus exitosas operaciones en torno a la libra esterlina. Hay países con problemas creados por sus déficits, pero las tensiones de la deuda aumentan los problemas, no lo disminuyen y hacen más difícil el pago. Y sí el BCE compra deuda española e italiana porque somos demasiado grandes.

De todas formas ya estamos todos animados con la visita papal y las polémicas habituales. Entretiene esta primera quincena de agosto que es dura en todos los aspectos. Lo que el Papa va a decir es previsible, los millones de fieles que asistan o no asistan (porque serán forzosamente millones) también y así pasaremos buena parte de la canícula del octavo mes.

Voto inmigrante en las municipales

El PSOE ha iniciado el camino hacia las elecciones municipales y autonómicas con una campaña para animar a los ciudadanos extranjeros, que en virtud de tratados o del principio de reciprocidad, tienen reconocido el derecho al voto en los próximos comicios locales.

Con un lema de sabor estadounidense, ‘Inscríbete para votar’, intenta informa a los nuevos votantes para que realicen los trámites pertinentes para poder ser incluidos y en el censo electoral y poder ejercer efectivamente el voto.

El voto inmigrante plantea determinadas incógnitas para las próximas elecciones municipales:

1) En España hay más de cinco millones de extranjeros residentes. No todos podrán votar ya que solamente es aplicable a los ciudadanos de Ecuador, Bolivia, Chile, Colombia, Paraguay, Nueva Zelanda y Noruega y siempre que se encuentren en España en situación regular y cumplan con las condiciones añadidas. A priori el número de los que efectivamente realicen los trámites y estén en el censo electoral.

2) Una vez que se compruebe el número de electores inscrito hay que ver los que realmente vayan a votar, aunque siendo una inscripción voluntaria lo normal es que la práctica totalidad de los que realicen los trámites acudan en mayo al colegio electoral.

3) La pregunta del millón es a quién va a votar y, sobre todo, si el comportamiento de los inmigrantes va a ser o bien como ‘cleavage’, o bien como ciudadanos españoles abstractos (que no existen) que eligen sobre criterios estrictamente racionales (que no existen), o bien utilizando la criteriología de su misma zona. Las encuestas post-electorales tendrán en éste uno de sus puntos más interesantes.

4) El hecho de que esta iniciativa sea de factura socialista, no quiere decir que los otros partidos no hayan desarrolla ya estrategias para captar el voto inmigrante, tales como la integración de inmigrantes en sus órganos ejecutivos, grupos de debates o tener interlocutores en estos colectivos que, a la vez, sean la puerta de entrada del partido en sus grupos sociales.