Es posible que el nuevo Presidente de Francia se elija en la primera vuelta

Ayer publicaba una entrada donde simplemente daba cuenta de una encuesta sobre las Elecciones Presidenciales Francesas (2017) que acababa de conocer. El gráfico de la encuesta es éste:

Francia Presidencia Encuesta
Lo que más me llamaba la atención es que el actual Presidente, François Hollande, no se encontraba entre los dos candidatos con mayor estimación de voto, de forma que en unas hipotéticas elecciones con ese resultado Hollande no pasaría a la segunda vuelta y perdería, en la primera, cualquier opción de ser reelegido.

No señalé que la encuesta planteaba dos posibilidades según el candidato de los Republicanos fuera Sarkozy o Juppé, aunque en cualquier de las dos circunstancias ganarían la primera vuelta. Lo llamativo es que la derecha francesa es que ellos tiene la costumbre de presentar unos cuantos candidatos a la Presidencia y que sean los ciudadanos el que elijan al que ha de pasar a la segunda vuelta y unificar a todos bajo su candidatura.

El elemento perturbador es que en cualquier de las posibilidades la ultraderechista Marie Le Pen pasaría a la segunda vuelta. Si la derecha francesa hiciera lo de siempre, presentar en este caso a sus dos candidatos, existiría la posibilidad que la segunda vuelta fuera Marie Le Pen contra el por ahora desahuciado Presidente Hollande.

Lo más probable es que la derecha francesa presente a un único candidato fuerte para no correr riesgos en la primera vuelta. Si se mantiene el actual escenario, sea Sarkozy, Juppé o Hollande el que consiga pasar a la segunda vuelta, recibirá el apoyo unificado tanto de derecha como e izquierda, porque si Le Pen consigue entrar en la segunda ronda el Presidente se elegirá en la primera (como sucedió como la elección Chirac/Le Pen en 2002).

Hollande no pasaría a la segunda vuelta en las Presidenciales francesas

En la última encuesta publicada sobre la Presidencia de la República Francesa, François Hollande no conseguiría pasar a la segunda vuelta, esto es, ser uno de los dos candidatos más votados, en ninguno de los dos escenarios planteado por la empresas demoscópica.

Francia Presidencia Encuesta
Fuente: electrograph.com

Cosas sobre el debate francés

Vi buena parte del debate de anoche entre los dos candidatos a la Presidencia de la República Francesa. Como buen todólogo hispánico no renuncio a opinar, que es gratis y a una persona más ignorante que yo les ha servido para ser ministro de Educación.

Para empezar hay que decir que la idea del Canal 24 Horas de TVE fue muy buena y por el seguimiento en Internet creo que consiguió juntar delante de la televisión a la comunidad hispánica de frikis de la política.

El debate fue entretenido gracias a que los dos candidatos podían interrumpirse y lo hacían con gusto. El tiempo dedicado fue amplio, como precisa un debate así cada cinco años, y que hubo periodos de refriega y otros de explicaciones bastante prolijas por los dos candidatos.

En el aspecto de imagen hay que decir que hay que darle unos cuantos premios a la persona que eligió las gafas de Hollande, pues no hay mejor manera de llevar gafas sin que se noten demasiado que la que lució en candidato socialista.

La estrategia de Hollande, con todas las encuestas a favor, era la de no cometer fallos y golpear a Sarkozy cuando se pusiese a tiro. Sarkozy lo hizo y fue sacudido en varias ocasiones. Al todavía Presidente se le notaba demasiado que necesitaba los votos de Le Pen y él mismo lo confesó, produciendo en condiciones normales una movilización mayor del voto anti Le Pen.

Sarkozy se esforzó, como han hecho todos los dirigentes europeos que han caído, en culpar de sus decisiones a los demás. Hollande solamente tenía que esperar a que todo el mundo se hiciese la pregunta sobre quién había gobernado Francia en los últimos cinco años para que le suceda a Sarkozy como a esos otros dirigentes: ser jubilado por las urnas.