Diputados obtenidos, votos recibidos y delegados en el Congreso Federal en cada región

Hemos querido ver qué relación guardaban los votos y los diputados obtenidos por cada federación regional y por el PSC con los delegados que cada uno de ellos tuvo en el último Congreso Federal, determinado en función del número de militantes. El PSOE no modula la representación en función del éxito electoral como sí hace el Partido Popular.

Los delegados con voz y voto en el último Congreso Federal fueron 1036. Si descontamos los de Juventudes, los de las Federaciones en el exterior y los de las organizaciones sectoriales, los delegados que concurren de las federaciones que concurren a las Elecciones Generales fueron 972. El porcentaje está calculado sobre los 1036 totales, ya que para medir el peso relativo de una región lo mejor, entendemos, respecto de todos los delegados con derecho a voz y voto.

psoe-votos-delegados-2015

psoe-votos-delegados-2016
Comencemos en la comparativa entre los votos recibidos en 2015 y los delegados del Congreso de 2014. Vemos como si tomamos los votos y no los militantes como rasero, las comunidades de Aragón, Asturias, Cantabria, Extremadura y Región de Murcia están fuertemente sobrerrepresentadas, mientras que Canarias, Castilla y León y Madrid son castigados en su representación congresual respecto a su aportación al total de los votos del PSOE. En 2016 la relación entre en conjunto de votos y de delegados se mantiene en valores similares, sólo aumentando la sobrerrepresentación Extremadura que por cada 1% de votos que aporta al PSOE, recibe 1,32% de delegados.

psoe-gps-delegados-2015

psoe-gps-delegados-2016

Si por el contrario comparamos la aportación porcentual al Grupo Parlamentario Socialista vemos las grandes sobrerrepresentaciones de Asturias y de Cantabria. Tanto en votos como en escaños Madrid y Castilla y León tienen una cuota de representación siempre inferior a lo que aportan.

 

¿Qué parte del Grupo Socialista corresponde a cada región?

Todos damos por hechos determinados datos por mera repetición. En el mundo del PSOE se considera que los extremeños y los castellano-manchegos son piezas fundamentales, mientras que los castellano-leoneses son mirados con cierto desdén, como si no aportasen nada al Partido. Resulta que esta pobre federación, que no gobierna su comunidad desde la noche de los tiempos, ha aportado siempre más al Grupo Parlamentario y al sostén de los gobiernos socialistas que los ganadores de las federaciones extremeña y castellano-manchega.

Aquí os dejo la tabla para que saquéis vuestras propias conclusiones.

gps

¿Cuántos diputados les corresponderán a cada provincia en 2031?

Hace varios días el Instituto Nacional de Estadística publicó su proyección de población provincializada para el año 2031. Como en Geografía Subjetiva nos encantan las simulaciones electorales, hemos calculado cuál sería la distribución de diputados entre las provincias de acuerdo con la actual legislación electoral.

Cuatro provincias ganarías representación: Baleares, Barcelona y Santa Cruz de Tenerife ganarían cada cual un diputados, mientras que Madrid ganaría tres.

Seis provincias perderían peso en el Congreso, con un diputado menos cada una de ellas: Asturias, Badajoz, Ciudad Real, Ourense, Toledo y Valencia.

Si la tendencia de voto no se altera, dentro de quince años el PP y el PSOE tendrán graves problemas electorales por un fuerte pérdida vegetativa de votantes. Mientras tanto hemos aplicado estas pequeñas modificaciones a los resultados de 2016 y PP y Podemos perderían un escaño cada uno, que ganarían PSOE y C’s respectivamente.

variaciones-resultados-2031

¿Por que hay una crisis de la representatividad en el PSOE?

El Presidente de la Gestora y varios de sus portavoces, formales e informales, andan empeñados en defender las bondades de la representación frente a la manifestación directa de la voluntad de los militantes.

El problema es que en el PSOE la representación se entiende, por lo general, como adhesión a un lista única que propone el jefe territorial o que se negocia a puerta cerrada entre los jefecillos locales. No hay una representatividad ganada, generalmente, en las urnas de entre varias opciones posibles.

Aquí tenéis los datos de la elección de los delegados del PSOE a su último Congreso Federal. ¿Os seguís preguntando por la causa de la crisis de la representatividad?

ANDALUCÍA

Almería
, 24 delegados de una sola candidatura
Cádiz
, 25 delegados de una sola candidatura elegidos por aclamación
Córdoba, 21 delegados elegidos de una sola candidatura
Granada, 35 delegados elegidos de una sola candidatura
Huelva
, 16 delegados de una sola candidatura elegidos por aclamación
Jaén, 33 delegados de una sola candidatura por unanimidad
Málaga, 32 delegados de una sola candidatua
Sevilla, 54 delegados de una sola candidatura

ARAGÓN

Huesca, 7 delegados de una sola candidatura por unanimidad
Teruel, 7 delegados de una sola candidatura
Zaragoza, 32 delegados de una sola candidatura

ASTURIAS

Asturias, 45 delegados de una sola candidatura

CANARIAS

Fuerteventura, 2 delegados [sin datos]
Gran Canaria, 10 delegados de una sola candidatura
Hierro (El), 1 delegado [sin datos]
Gomera, 1 delegado de dos candidaturas
Lanzarote, 2 delegados [sin datos]
Palma (La), 2 delegados de una sola candidatura
Tenerife, 13 delegados de una sola candidatura

CANTABRIA

Cantabria,
16 delegados de una sola candidatura

CASTILLA Y LEÓN

Ávila, 6 delegados de dos candidaturas
Burgos, 5 delegados de una sola candidatura
León, 15 delegados de dos candidaturas
Palencia, 3 delegados de una sola candidatura
Salamanca
, 5 delegados de una sola candidatura
Segovia, 3 delegados de dos candidaturas
Soria, 2 delegados de una sola candidatura
Valladolid
, 9 delegados de una lista tras primarias para conformarla
Zamora, 3 delegados de dos candidaturas

CASTILLA-LA MANCHA

Albacete, 12 delegados de una sola candidatura
Ciudad Real, 19 delegados de una sola candidatura
Cuenca, 7 delegados de una sola candidatura
Guadalajara, 6 delegados de una sola candidatura
Toledo, 17 delegados de una sola candidatura

CEUTA

Ceuta, 1 delegado de una sola candidatura

COMUNITAT VALENCIANA

Alicante, 30 delegados de una sola candidatura
Castellón, 11 delegados de una candidatura
Valencia, 49 delegados de dos candidaturas

EXTREMADURA

Badajoz, 26 delegados de una sola candidatura
Cáceres, 20 delegados de una sola candidatura

EUSKADI

Álava, 4 delegados de una sola candidatura
Guipúzcoa, 9 delegados de una sola candidatura
Vizcaya, 15 delegados de una sola candidatura

GALICIA

A Coruña, 21 delegados de una sola candidatura
Lugo, 12 delegado de una sola candidatura por aclamación
Ourense, 6 delegados de una sola candidatura
Pontevedra, 17 delegados de una sola candidatura

LA RIOJA
La Rioja, 7 delegados de una sola candidatura

ILLES BALEARS

Mallorca, 10 delegados de una sola candidatura
Menorca, 2 delegados de una sola candidatura
Ibiza, 2 delegados de una sola candidatura
Formentera, 1 delegado [sin datos]

MADRID

Madrid, 83 delegados de una sola candidatura

MELILLA

Melilla, 1 delegado [sin datos]

NAVARRA

Navarra, 9 delegados elegidos de una sola candidatura

REGIÓN DE MURCIA

Región de Murcia, 31 delegados de una sola candidatura

No hay más remedio que someterse

Nacía Podemos. Iba a celebrarse la asamblea fundacional y la corriente de Iglesias presentó su documento político, organizativo y de estrategia para el nuevo partido. El documento contenía un fallo que está mostrando su malignidad en la actualidad: la renuncia a las Elecciones Municipales.

En una estrategia centrada únicamente en la posibilidad de alcanzar la Presidencia del Gobierno, las corporaciones locales eran vistas como un problema y un obstáculo. Podemos decidió no presentarse a las Municipales. Luego vinieron las encuestas que daban opciones a los “Ganemos x” y se estudiaron fórmulas de participación que implicaran poner el nombre del partido en una papeleta.

En Galicia el fénomeno de las “Mareas” llenaba el lugar que Podemos pretendía ocupar, de forma que decidió no competir con ellas. Las Mareas confluyeron con los podemitas en las dos Elecciones Generales siguientes. La realidad es que la estructura territorial de Podemos en Galicia es una arquitectura vacía porque todos los concejales, todos los votantes, vamos la carne de un partido, lo tienen las Mareas.

Podemos ha perdido su “momentum” y muchos adelantamos un proceso de liquidación. Las Mareas han perdido incentivos para ir de la mano de Podemos a cambio de cederles cuotas, ya que serían simples regalos. Las Mareas rompieron las negociaciones con los podemitas y a las horas salió Pablo Iglesias diciendo que había que ir juntos como fuera, en las condiciones que las Mareas dijeran.

En todo caso hay que indicar que las diferencias, como se desprende del relato anterior, son de sillones, no de programa. Esto es un elemento fundamental de la nueva política.

 

 

La peor condición posible para el PP

La gran diferencia entre el PP y el PSOE frente a las formaciones emergentes es que en ellas ha habido cambio de líderes en todos los niveles y los partidos han continuado. Rivera e Iglesias son clave para sus formaciones. Por eso pedir y conseguir la salida de Mariano Rajoy de La Moncloa para apoyar al Partido Popular en la investidura no es la peor condición que se puede poner a los populares.

La peor condición es la que Albert Rivera expuso en la noche electoral: la reforma del sistema electoral. En estas Elecciones el PP ha conseguido un 1.19% de escaños por cada 1% de votos, lo que es una prima considerable.

Rivera hablaba de la escandalosa desproporcionalidad en Castilla y León entre los populares y los centristas. Ciudadanos necesita de circunscripciones amplias para sobrevivir y no morir en la misma orilla donde han murieron el CDS o UPyD. La diferencia es que ellos tienen una buena representación parlamentaria, son necesarios para forma gobierno y no se andan con chiquitas a la hora de llevar a la práctica sus condiciones.

En la Región de Murcia, donde tradicionalmente se dividía el territorio en cinco circunscripciones para las Elecciones Autonómicas, forzaron la circunscripción única, cuando la intención del PP antes de las Elecciones eran dividir la Región en quince circunscripciones que le hubieran garantizado una mayoría de dos tercios “in aeternum”.

Pedirle al PP la renuncia a las provincias como circunscripción es pedirle un precio alto. Veamos porqué digo esto. Supongamos un modelo parecido al actual pero con cambios de calado: la circunscripción es la Comunidad Autónoma y no la provincia, teniendo cada Comunidad al menos un diputado. Los diputados se reparten por proporcional puro con resto mayor. Ceuta y Melilla tendrían un diputado cada una y no computarían en el reparto de escaños. Se utilizaría D’Hondt para repartir los escaños entre las candidaturas y habría una barrera electoral del 3% de los votos válidos.

Los escaños por Comunidad se distribuirían de la forma que sigue:

CCAA como Circunscripcion Reparto
¿Cómo quedarían los resultado de ayer este sistema muy parecido al actual?

CCAA como Circunscripcion
Realmente cambiaría poco en los equilibrios dentro de la izquierda o de la derecha, pero sí la posición de cada formación, especialmente la correlación de fuerza entre PP y Ciudadanos de cara a una negociación. En este caso los tres principales partidos tendrían un porcentaje de diputados muy poco superior al de votos y Ciudadanos estaría también muy cerca de la igualar los dos porcentajes. El hecho de que los votos se computen regionalmente haría que muchas personas que optan por un voto útil, no se vieran en la necesidad.

Hay que indicar que esta reforma requeriría de reforma constitucional y solamente puede hacerse esa reforma con el apoyo del PP, por convencimiento o por interés.

Investidura 2016 (VI) ¿Por qué Podemos necesita cuatro grupos parlamentarios?

Podemos ofreció a En Comú (Ada Colau), Compromís y En Marea tener sus propios grupos parlamentarios en el Congreso en el caso de concurrir en coalición con la formación morada en las Elecciones del 20 de diciembre. Una oferta que necesita del concurso de otras fuerzas políticas y que no encaja en la letra del Reglamento del Congreso.

Tener cuatro grupos parlamentarios haría que la subvención de los podemitas y sus coaliciones regionales fueran mayores que las del grupo mayoritario, el PP, pero el enrocamiento de Pablo Iglesias nada tiene que ver con el cumplimiento de la palabra dada.

Tener un solo grupo parlamentario, en el caso de que la legislatura se alargue, puede llevar al líder de Podemos a compartir su tiempo con los representantes de las coaliciones regionales, algo así como llevan varias legislaturas haciendo IU e ICV. Muestra debilidad y cierto cutrerío.

Pero si la XI legislatura no prospera, puede que los Compromís (que llevan en política un montón de años), Ada Colau (plena de ambición) y En Marea (que tienen peso propio) decidan que en la repetición de las Elecciones no van con Podemos, sino de forma independiente.

Tomemos en caso de la Comunitat Valenciana. Compromís tiene predicamento, Monica Oltra es un peso pesado de la izquierda valencia y puede tirar de mucho voto si hay que decidir entre Podemos y Compromís. Si dividimos el voto de la coalición en las generales empleando el único criterio posible (las autonómicas) la suma de los dos partidos sería de siete diputados, en vez de los nueve actuales, siendo cinco de Compromís y dos de Podemos.

Comp y Pod separados
Mala jugada para Pablo Iglesias. Si rompen con ICV en Catalunya y emerge En Comú como fuerza independiente, vistos los malos resultados de las autonómicas, es posible que tampoco haya demasiadas de acrecentar el menguado grupo morado.

——-
En la simulación Valencia tiene un diputado más que en el 20D porque, de acuerdo con el Padrón de Población actualizado ganaría un escaño más, que perdería la provincia de León.