Lo de Cataluña (XII): La revolución de la LOGSE

Recuerdo a ese jefe de estudios que después de advertirle a un alumno una cantidad indecente de veces sobre su conducta decide expulsarle del centro tres días. Entonces el alumno, que se las sabía todas, le dice al jefe de estudios: ¿no es ahora cuando tenemos que dialogar y llegar a un acuerdo sobre mi comportamiento?

Daba igual que hubiera imposibilitado dar clases demasiadas veces, que no hubiera atendido ninguno de los consejos, avisos o advertencias, que hubiera pasado de las medidas alternativas y que hubiera tomado como un triunfo sobre los profesores las oportunidades que se le dieron. No importaba. Cuando todo había terminado quería diálogo de verdad y un acuerdo.

La reacción del separatismo organizado a la detención de los Jordis es una reacción del mismo tipo. Se acorralada a guardias civiles y a funcionarios de Justicia en el ejercicio de sus funciones, no se les deja salir, se destrozan sus vehículos para simbolizar el fin de España en Cataluña y se convoca una muchedumbre amenazadora, pero no se aceptan las consecuencias penales que tienen esos graves comportamientos.

Los separatistas catalanes, en una maniobra, quieren hacernos entender que esos comportamientos no deben tener consecuencias y que después de saltarse el orden constitucional a la torera es el momento de relajarnos y de dialogar como pedía ese alumno.

¿Qué pensarían los Jordis si fueran a cualquier sitio y una muchedumbre no les dejara salir del edificio? ¿A que no les parecería una manifestación pacífica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s