Cuando te construyen el imaginario y la estrategia desde fuera

El principal problema que tiene el PSOE es que no se gobierna a sí mismo. Todos intuimos que realmente manda Susana Díaz, pero realmente no tiene todo el poder, ni siquiera una parte interesante. Y no es porque tiene más detractores dentro del partido que fuera, que no representa ningún futuro y dentro de poco en Andalucía solamente será el pasado y tampoco es porque el PSOE bajo su tutela sea un peso muerto electoral.

El problema es que al PSOE le diseñan la estrategia desde fuera.

1) El PSOE debe tener “sentido de Estado, lo cual quiere decir que cuando la derecha esté imposibilitada de sacar temas centrales el PSOE debe hacer lo posible para que esto salga adelante, cueste lo que cueste. Es curioso que el “sentido de Estado” solamente se predica de un lado y que siempre cae en la agenda de la derecha y nunca hay “sentido de Estado” con la pobreza infantil o el desempleo.

2) No puede pactar con Podemos porque Podemos supone el mal absoluto. De esta forma a uno de principales partidos de la izquierda se le cierra lo que es su salida natural, de modo que solamente le queda la posibilidad de pactar con el centro-derecha o con la derecha, entrando en graves contradicciones consigo mismo. Esto no quiere decir que el PP, llegado el caso, no pueda pactar con Podemos todo lo que crea necesario porque “ellos nunca rompen los límites” como sí es seguro que hagan los socialistas.

3) No puede pactar con partidos nacionalistas, soberanistas o independentistas porque estos también son el mal absoluto. Esto no quiere decir que el principal adversario del PP, que parece el autor de este imaginario y estrategia, no pueda pactar con los mismos nacionalistas, soberanistas o independentistas. Esto no quiere decir que el PP, llegado el caso, no pueda pactar con estas formaciones todo lo que crea necesario porque “ellos nunca rompen los límites” como sí es seguro que hagan los socialistas.

4) El PSOE solamente debe tener competencia electoral con el PP y no con otras fuerzas, por más que sus antiguos votantes no se hayan ido al PP sino a otras fuerzas. El PSOE quiere recuperar a los votantes de 1982, aunque estos votantes haga un cuarto de siglo que cambiaron de signo político o hayan fallecido.

5) EN caso de que todo lo anterior falle, hay una estructura de poder real que emerge y toma el control del PSOE para llevarlo a las posiciones en las que debe estar encerrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s