Liderazgo fuerte

Hay prácticas en los partidos que son profundamente antidemócraticas. Una de las más lastimeras es el vicio de elegir cargos y órganos por medio de candidaturas únicas. Pero lo peor son las justificaciones.

En los partidos políticos se suele argüir que realizar las elecciones internas con candidato único y lista única es el mejor modo de tener y de proyectar un liderazgo fuerte. El problema es que si eso lo trasladamos al Estado, llegaríamos a conclusiones terribles: es mejor que elijamos el Congreso de los Diputados por medio de una lista única porque así tenemos y proyectamos un liderazgo fuerte y una gran unidad.

No hay elecciones democráticas sin pluralismo, sin múltiples candidaturas. Nos morimos de risa y de vergüenza ajena cuando algunos intentan decirnos que en ciertos países donde impera la lista única y el partido único son democráticos. Elegir sin elegir no es democrático, ni tampoco es una elección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s