Síndrome de Zamora

La Agrupación del PSOE de Zamora se reunió en asamblea para tratar lo acontecido en el partido desde el 1 de octubre. El secretario provincial abandonó la asamblea cuando, tras unas pocas intervenciones, se dio cuenta de su voto en contra de Pedro Sánchez (y favorable a Rajoy) en el Comité Federal no iba a ser objeto de ninguna alabanza. Supongo que lo que le dijeron fue claro y duro y que este dirigente, acostumbrado más a conspiraciones que a hablar francamente con sus compañeros, no pudo sencillamente soportarlo.

El problema de la abstención técnica, eso de dar solamente once abstenciones para hacer posible la investidura de Rajoy, es que esos once tienen nombre y apellidos, compañeros, amigos, agrupación y alguna vez tendrán que dar la cara y pocos querrán pasar por ese trago solos.

Habrá gente dentro del partido que, por disciplina o por lo que sea, guarde silencio. Pero habrá otros muchos, especialmente votantes, que les pedirán cuenta de cómo su voto por el PSOE se transformó en sus manos en una forma de investir a Rajoy. Y como mucho de ellos no son nadie fuera de las sedes, del ordeno y mando, tienen pavor a esa situación que está por venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s