La Alcaldía para la lista más votada

La afirmación que da título a esta entrada es uno de los grandes lemas políticos y victimistas del Partido Popular.

La elección del alcalde o alcaldesa se encuentra regulada en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (artículo 196). Como sabéis una Ley Orgánica solamente requiere la posesión o el logro de la mayoría absoluta para poder ser aprobada, circunstancia con la que el PP ha contado en dos ocasiones.

¿Por qué no ha reformado el Partido Popular el sistema de elección de los alcaldes?

Sencillamente porque no le conviene. Los populares buscan que haya un acuerdo entre todos los partidos, pero no una obligación legal, dado que esto podría perjudicarle en un plazo relativamente breve.

La razón es sencilla. Hasta ahora la derecha ha conseguido numerosos éxitos electorales por concurrir unida a las elecciones. La posibilidad de que la Alcaldía se le asigne directamente a la fuerza más votada, puede llevar a la división y fragmentación de la candidatura del Partido Popular y en especial en aquellos municipios donde la sociología del votante del conviene, ya que una candidatura de derecha fuerte gana con un solo voto más.

Veamos lo mismo con el siguiente ejemplo:

Municipio 1
Un municipio entre 20.000 y 50.000 habitantes que elige veintiún concejales. Aunque el PP no ha conseguido la mayoría absoluta y una hipotética unión de los cuatro partidos restantes es muy improbable, es cierto que la disparidad entre ellos y las posturas asumidas por cada partido hacen que el alcalde sea el popular.

Pero imaginemos que en este municipio es elegido alcalde automáticamente el cabeza de lista de la candidatura más votada. Un grupo de descontentos con entidad suficiente dentro del PP puede organizar una lista alternativa a la oficial y hacerse con la Alcaldía consiguiendo poco más de la mitad de los votos populares. Y teniendo en cuenta las singulares características de las Elecciones Municipales y el personalismo de los alcaldes populares, esto no es descartable. Veamos esto reflejado en la siguiente tabla:

Municipio 2
Una modificación tan sustancial del modo de elegir alcalde (el que gana aunque sea por un voto se lleva la Alcaldía) también produciría un cambio radical en el sistema de partidos a nivel local, donde lo importante sería solamente es la minoría más votada, por pequeña que fuese, e intentar capear el temporal en los plenos con una oposición absolutamente mayoritaria en contra.

El Partido Popular no ha reformado la Ley, ni siquiera lo ha propuesto seriamente, porque destrozaría la cohesión municipal de su formación, y también del resto. Es puro conveniencia política, sin principios, porque si la circunstancia fuera diferente tendrían otro criterio que les beneficiase.

Si realmente les interesase que el alcalde fuera el más votado, hace tiempo hubieran apoyado la elección directa del primer edil a dos vueltas o con voto preferencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s