El que más votos tiene no se lo lleva todo

Nuestro sistema político, similar a los llamados “países de nuestro entorno”, se caracteriza por una democracia representativa y por hacer que la representación sea más o menos proporcional a los votos recibidos. Nuestra democracia otorga un papel muy relevante a las minorías a la hora de los nombramientos y de tomar decisiones.

Con la llamada a evitar unas terceras elecciones, que necesariamente no es algo malo, el Partido Popular no solamente pretende la investidura de su candidato a la Presidencia, sino la formación de un gobierno estable. Un gobierno estable lo es si consigue sacar adelante sus iniciativas en las Cortes, de modo que lo que los populares piden no es solamente que los representantes de dos tercios de los españoles invitan al candidato de un tercio, sino que además le dejen hacer y deshacer como si hubiera obtenido mayoría absoluta.

En noviembre veremos cómo el candidato presidencial norteamericano que gane un estado se va a llevar todos los votos presidenciales de ese estado (salvo dos excepciones), pero el sistema norteamericano es otro sistema diferente al nuestro que si quiere, puede adoptarse, pero lo que no es legítimo es “defender” un sistema parlamentario continental con sus ventajas para los populares cuando no gobiernan y simultáneamente “pretender” las consecuencias de un sistema de “el que gana se lo lleva todo” cuando gobierna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s