Ingeniería electoral de Cristina Cifuentes

La regeneración democrática puede encerrar oscuros intereses. El Partido Popular de Madrid va a proponer una reforma del Estatuto de Autonomía, que necesita dos tercios en la cámara madrileña y la anuencia de unas divididas Cortes Generales para reducir el número de diputados y crear más circunscripciones a la hora de elegir a los diputados de la Asamblea de Madrid (la idea de las circunscripciones es una vieja aspiración de los populares madrileñas). Parece ser que Ciudadanos en Madrid apoya lo que en la Región de Murcia consideró una huella de la antigua política.

Intentemos simular los efectos electorales que tendría la propuesta de Cifuentes. Si mantenemos la circunscripción única y reducimos el número de diputados a la mitad las diferencias entre el porcentaje de escaños de los partidos con representación varía muy poco y no altera la aritmética parlamentaria. Pero el hecho de dividir la Comunidad en múltiples circunscripciones beneficia al partido mayoritario y más homogéneamente implantado (el PP) y perjudicado tanto a los minoritarios como a los implantado heterogéneamente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s