El ventilador que exime al responsable

En una ocasión asistí a un seminario de Filosofía que versaba sobre cuestiones actuales y no sobre alguna palabrita de algún pensador muerto hace varios siglos. El ponente del seminario era un catedrático español en una universidad extranjera. Entre una sesión y otra uno de los muchos profesores que asistían indicó que no soportaba que el ponente para cualquier tema tuviera que remontarse a Tales de Mileto.

Lamentablemente este vicio no es privativo de aquel ponente, sino un mal general. El Mundo publica un editorial en el que se acusa a todo el país de “cainita” por el sencillo hecho de que un “hooligan” ha agredido al candidato del Partido Popular.

Repasa este periódico desde el clima político al sistema educativo y aprovecha obviamente para culpar de la agresión a la izquierda, a la Memoria Histórica, a los profesores, a la Ley del Menor, entre muchos implícitos que busca separar entre buenos y malos.

Entre tantos culpables El Mundo olvida decir que la agresión tiene un culpable: el agresor. Sucede como los atentados de París en los que hordas de analistas hablan desde la partición de Palestina hasta el último bombardeo en Yemen como antecedente y causa de la matanza parisina, olvidando a los seres humanos que cometen la acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s