Hacia la XI Legislatura (XII) Conocer por los efectos

La mejor forma de comprobar si algún movimiento político ha tenido éxito es escuchar hablar de éste a quienes no suelen hablar de política. La entrevista de ayer de Bertín Osborne a Mariano Rajoy parece que ha tenido el efecto deseado y en lo que llevo de día he escuchado en varias ocasiones que se han llevado una buena impresión del Presidente de Gobierno gracias a la entrevista.

Estamos en una época donde prima la persona del político sobre el político y se vende que alguien quiere a su mujer, a sus hijos, a su padre y tiene aficiones normales. Parecer simpático y cercano (la campechanidad de otros tiempos) son los valores que los ciudadanos les exigimos a los políticos.

Soy de los que piensa que normalmente la mayoría de la personas son buenas personas y que Mariano Rajoy, con el políticamente tengo pocas cosas en común, es probable que también lo sea. Pero Mariano Rajoy no me interesa como persona, sino como Presidente del Gobierno y como tal no necesito una entrevista íntima con Bertíon Osborne para conocerlo.

Decía Tomás de Aquino que la ley eterna (la que rige el mundo natural) no tuvo que ser promulgada porque es conocida por todos a través de sus efectos. El Presidente Rajoy no tiene que mostrarse porque ya es conocido de todos por los efectos de sus decisiones. Ésa debería ser la vara para medir a un político: lo público; lo privado lo dejamos para decidir con quien nos vamos a tomar un café.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s