El hundimiento del PP

De cada cien personas que en 2011 votaron al Partido Popular, más de treinta y cinco no lo han vuelto a hacer; con mayor exactitud: el PP ha perdido el 35,65% de los votos. Un desastre electoral salvado únicamente porque los demás partidos no le superaron, gracias a una estrategia muy bien trazada o mejor ejecutada. Para ilustrar mejor el desastre del Partido Popular lo mejor es ilustrarlo con más datos.

El Partido Popular ha perdido votos en todas las provincias. En la circunscripción que menos voto ha perdido ha sido en el Principado de Asturias, porque en 2011 la derecha se presentó dividido entre los populares y los seguidores de Álvarez-Cascos y ahora han ido coaligados.

MapaHundimientoPPColores
Si nos fijamos en el tradicional nicho de votante popular, las principales poblaciones, y observamos las cien más pobladas del país (según el Padrón de 2014), además de las capitales de provincia que no están en la anterior lista, vemos que las pérdidas del PP superiores al 40% de los votos de 2011 no son anecdóticas.

HundimientoPPmunicipios100

Encuestas para el 20-D en Andalucía

Dos han sido las encuestas publicadas para los comicios del 20-D que se fijaban únicamente en las circunscripciones andaluzas: una de Celeste Tel y otra de Commentia. Hagamos un repaso de éstas a la luz de los resultados.

Celestel Tel
La encuesta de Celeste Tel tiende a sobrevalorar al PSOE, al PP y a Ciudadanos en detrimento de Podemos. Los cuatro diputados estimados están muy lejos de los diez conseguidos el 20-D en el conjunto de la Comunidad Autónoma.

Commentia
Commentia se acerca bastante a los resultados del PSOE y del PP, pero sobrevalora a Ciudadanos en perjuicio de Podemos. Le da un sorprendente diputado a IU por Cádiz, cuando históricamente por Sevilla hubiera sido más probable. No adelanta el resultado en ninguna de las ocho provincias.

Valencia gana un diputado y León pierde uno

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha adelantado los datos del Padrón que en unos días el Consejo de Ministro le conferirá carácter oficial. Estos datos son de extraordinaria importancia ya que son los que se emplean para calcular el número de diputados que le corresponde elegir a cada provincia y será los datos de población que se tengan en cuenta en el caso de tener que repetir las Elecciones a Cortes Generales.

De acuerdo con los datos adelantados por el INE solamente hay dos cambios respecto a las Elecciones del 20-D. La provincia de León perdería uno y la de Valencia ganaría otro. Con los resultados del 20-D, Ciudadanos perdería su diputado en León e Izquierda Unida ganaría uno por Valencia.

Provincias por encima y por debajo de la media de cada partido

Una buena forma de conocer la estructura del voto de los partidos políticos es ver cuál fue el resultado en cada una de las provincias comparándolo con la media nacional obtenida por ese partido. Así veremos en qué provincias son más fuertes y en cuáles son más débiles, aunque ellos no guarda necesariamente correlación con la consecución de escaños.

Cuadro_Medias
En el Partido Popular, como podemos ver en el mapa (y también en el cuadro anterior), las provincias que están más de treinta puntos por encima de la media son Lugo, Ourense, Salamanca, Zamora, Ciudad Real, Ávila, Segovia, Soria, Burgos, Palencia, Almería, Murcia, Ceuta y Melilla. Las provincias en las que tiene menos voto sobre la media el PP son las tres provincias vascas

PP
En el Partido Socialista la provincia que puntúan muy por encima de la media son las de Huelva, Sevilla, Córdoba, Jaén, Almería, Badajoz, Cáceres, Ciudad Real y Cuenca. La más bajas son Burgos, Navarra, Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Lleida, Girona, Barcelona y Tarragona.

PSOE
Las provincias donde ha tenido un fuerte respaldo porcentual la candidatura de Podemos o la coaligada con ellos han sido Pontevedra, Valencia y Araba. Principalmente la meseta y una parte sustancial de Andalucía es un desierto para los podemitas.

Pod
Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía tiene su gran feudo en Madrid y tiene un desierto porcentual en la submeseta sur y en una buena parte de Andalucía, Galicia, Euskadi, Navarra y dos provincias catalanas.

Cs
Finalmente los amigos de Izquierda Unida muestran votos superiores a su media nacional en las provincias de Asturias, León, Zamora, Valladolid, Madrid, las tres provincias aragonesas, Sevilla, Córdoba, Cádiz, Málaga y Granada. La submeseta sur, Almería, Murcia y las ocho provincias donde no pudieron competir es lo peor.

IU

Cuadro_colores

Grandioso empate sin desempate previsto

No sé si la vida de los ciudadanos mejorará o no, pero la vida política en los últimos meses ha pasado de ser mortecina y cíclica a ser divertida porque se ha vuelto impredecible.

Las CUP de Catalunya han celebrado hoy una Asamblea para decidir su política de pactos. El sistema de votación era interesante: los dirigentes habían planteado cuatro opciones; en la primera ronda sería eliminada la que tuviera menos apoyos y pasarían tres a la segunda ronda; en la segunda quedaría eliminada la menos respaldada para que finalmente se eligiera entre dos opciones en la última y decisiva votación. Las votaciones se han hecho con voto en urna y más asistido más de tres mil personas a la Asamblea.

Las cuatro opciones eran las siguientes:

1) Abstención y repetición de Elecciones.

2) Investir Presidente a Artur Mas sin condiciones.

3) No investir a Mas pero apurar las negociaciones.

4) Aceptar la investidura de Mas y el plan de Junts pel Sí.

La primera opción fue la menos votada en la primera ronda y la segunda no consiguió superar a la tercera y a la cuarta en la siguiente ronda. Pasaron a la última ronda las dos últimas opciones. Y entonces saltó la sorpresa: empate a 1.515 votos entre ambas posibilidades.

Con una asistencia de miles de personas no era esperable un empate y nadie había previsto en el sistema de votación esa eventualidad. ¿Cómo podría desempatarse el empate sin necesidad de volver a votar?

Una opción, la más sencilla, sería dar por vencedora a la opción con más votos en la segunda ronda o a la que haya sumado más votos en todas las rondas.

Hacia la XI Legislatura (y XXVII) Enlaces a los cocientes H’Hondt y fin de fiesta

En Geografía Subjetiva hemos publicado todos los cocientes D’Hondt del 20-D en varias entradas. Aquí tenéis los enlaces:

Madrid, Murcia, La Rioja, Navarra, Illes Balears, Cantabria y Asturias

Andalucía, Comunitat Valenciana y Euskadi

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura

Catalunya, Galicia, Aragón y Canarias

La identificación de la proporcionalidad con la justicia

Después de las Elecciones del pasado domingo, hemos asistido a cientos de tweets, comentarios en FB y hasta artículos de periódicos donde se ponía de manifiesto la “injusticia” de un sistema electoral que tiene sesgo mayoritario. Lo que no se dice es que el sesgo es para quien más provincias gane, de modo que solamente hay que ganar provincias para verse favorecido.

Contra lo que muchos piensan, lo que hace que nuestros sistema tenga este sesgo no es el uso de la regla D’Hondt a la hora de dar los diputados en cada circunscripción, sino al tamaño de las circunscripciones, que dan poco juego a la proporcionalidad. Hace unos meses el sistema electoral era el adalid del bipartidismo, pero nadie ha rectificado sus opiniones teniendo en cuenta que tenemos un cuatripartidismo con el mismo sistema electoral.

La gran solución que se extiende como la pólvora para acrecentar la proporcionalidad es que solamente haya una circunscripción para elegir los trescientos cincuenta diputados. A eso se le llama “sistema justo”. El problema que tiene ese “sistema justo” es que elimina del mapa y de la agenda política a millones de españoles para concentrarse en las grandes áreas de población, o dicho de otro modo: a nadie le importará los sorianos, los lucenses o incluso los onubenses.

Las propuestas de reforma electoral proliferan. En mi opinión muchas son técnicamente muy interesante, pero sacrifican dos cosas que son importantes: la facilidad para elegir la opción deseada y la facilidad para transformar los votos en escaños. Además normalmente pierden de vista el elemento territorial, que no es desdeñable como indicábamos anteriormente.

El problema para cualquier reforma del sistema electoral en España es que pronto el intento se encuentra con los límites constitucionales, aunque Pablo Iglesias aún no se haya leído la Constitución. Incluso un sistema muy parecido al vigente, que proponemos a continuación, necesitaría de una reforma constitucional.

¿Cómo mejorar la proporcionalidad sin olvidarnos del todo de la territorialidad? Convirtiendo a la Comunidad Autónomas en las circunscripciones para elegir a los diputados al Congreso.

Hemos hecho la siguiente simulación. Cada Comunidad Autónoma recibirá al menos un diputados y las ciudades con Estatuto de Autonomía se quedarán con uno cada una, como actualmente. Los restantes trescientos treinta y un diputados se distribuirán de conformidad a la población.

Distribucion_Diputados_CCAA
Una operación tan sencilla hace que el porcentaje de población de una Comunidad se acerque mucho al peso porcentual de sus diputados elegidos al Congreso.

Para adjudicar los escaños a cada candidatura hemos utilizado la regla D’Hondt y estos serían los resultados:

Resultados_por_CCAA
Comparativa_resultados
Si comparemos el porcentaje de diputados sobre el Congreso de cada candidatura con el porcentaje de votos recibidos en cómputo nacional podemos ver también como se acercan ambos datos y cómo el del 20-D es el más alejado.

Comparativa_resultados_porcentaje