Un mito derogado

El 2 de octubre el Boletín Oficial del Estado publicó la ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y la Ley 40/2015 del Régimen Jurídico del Sector Público. Estas dos leyes se ocupan de la materia regulada por la Ley 30/1992 y por tanto la derogan.

Aunque teóricamente todas leyes tienen el mismo rango, hay leyes más importantes que otras por la materia que regulan y una norma como la 30/92 ha sido la pieza maestra del Derecho Administrativo español durante un cuarto de siglo. Durante su periodo de vigencia ha sido modificada en veinte ocasiones y también ha sido la tortura de tantos estudiantes de Derecho Administrativo.

La 30/92 ha muerto ¡Viva la 39/15!

Los dilemas de la confluencia

“El núcleo irradiador se ha apagado”. Frases como ésta se han vertido a cientos desde el pasado domingo, donde la coalición electoral compuesta por ICV, EUia, Equo y Podemos ha perdido tres diputados autonómicos respecto a los que consiguió ICV en solitario, de modo que la confluencia nada ha aportado a los partidos que la han formado.

Lo notable es que Podemos, partido conocido como el “núcleo irradiador”, parece no haber aportado nada a pesar de que hace unos meses las encuestas les eran muy favorables. Podemos, con la salvedad del municipio de Madrid, nunca ha cumplido sus expectativas y se ha quedado por detrás de cualquier opción para encabezar un gobierno en solitario.

Parece que la burbuja podemita se desinfla progresivamente y que de querer ser primero el eje a la izquierda del PP, luego el núcleo a la izquierda del PSOE, van a sugerir amablemente a Alberto Garzón que les haga un hueco en la nueva marca de IU: “Ahora en Común”.

Resulta conmovedor y sorprendente contemplar la decadencia de Podemos sin haber llegado siquiera a la cita para la había nacido: las Elecciones Generales. No sé si es por hartazgo, por desconfianza o porque la novedad desapareció, la estrella de Podemos está palideciendo y solamente compite con IU que, si no comete errores, acogerá dentro de poco en su seno a los despojos de Podemos.

Desde las Elecciones Europeas los de Podemos han lanzado un ambicioso programa económico, han abierto un proceso constituyente y han cambiado la estructura de la sociedad española, y todo lo han hecho ganando encuestas, porque a la hora de la verdad los resultados electorales se les resisten. Nadie ha ganado nunca tantas encuestas y ha perdido jamás tantas elecciones.