Comparando universidades públicas con universidades privadas

El otro día se publicó una nueva edición del esperado/temido ranking de Shangai de Universidades. Aunque la media ha sido superior a otros años, la cuestión de no tener ninguna universidad dentro de las cien mejores plantea reflexiones, unas serias y otras de “todo a un euro”.

Leí un artículo en el que se comparaba el modelo de las universidades públicas con el de las escuelas de negocio españolas que suelen estar en la parte de arriba de los rankings internacionales de su ramo. Y aquí debería haber terminado la comparación, porque una escuela de negocios y una universidad se parecen tanto como una guardería y un ciclo formativo de mecánica.

Las escuelas de negocio no forman docentes e investigadores, están especializada en la docencia de lo que podríamos llamar una FP de altísimo nivel y todo en ellas es a corto o medio plazo a lo sumo. Pero la comparación entre el modelo público y privado puede hacerse, mientras se compare correctamente, esto es, se compare lo comparable.

Nadie ha reparado, o al menos yo no lo he leído, en que ninguna de las más de veinticinco universidades privadas está entre las quinientas mejores del mundo. Los universidades privadas no tienen los inconvenientes que generalmente se piensa que gravan a las públicas: funcionariado, falta de la cultura de evaluación o no selección del alumnado. No los tienen y no hay ninguna que esté entre las quinientas mejores.

¿No merece la Universidad en España una reflexión más profunda que la titularidad de la institución?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s