¿Una mayor proporcionalidad conlleva una mayor justicia del sistema electoral?

La Región de Murcia es una comunidad uniprovincial que ha mantenido hasta este mes de julio un sistema de circunscripciones para elegir a los diputados de su Asamblea Regional. Las próximas elecciones la Asamblea será elegida en circunscripción única y una barrera del 3% de los votos válidos.

Eran cinco circunscripciones, tres alrededor de núcleos urbanos importantes (Murcia, Cartagena y Lorca) y dos eminentemente rurales (Altiplano y Noroeste). En total suman alrededor del 10,7% de la población y tenían el 13,3% de los diputados lo que era una sobrerrepresentación realmente pequeña.

La nueva Ley electoral borra del mapa político a estas dos circunscripciones en medio de un 89,3% urbano de forma que desaparece la mínima compensación territorial que daba la anterior Ley y hacen desaparecer de la agenda política regional dos zonas extensas de la comunidad autónoma. Por no hablar de las escasas posibilidades que tendrá cualquier político de estas zonas de entrar en la lista regional de cualquier partido con posibilidades.

En nuestro debate político se ha identificado, muchas veces sin una debida justificación, la proporcionalidad con la justicia del sistema electoral. Una mayor proporcionalidad del sistema puede dejar fuera del debate y de la agenda política a buena parte de la población que asistirá impotente a cómo otros deciden sus asuntos sin tenerlos en cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s