Un cese para salvar un diputado

Como en todos sitios en Ceuta las cosas han cambiado después de las elecciones locales del pasado mes de mayo. El Partido Popular que gozó de tres tremendas mayorías absolutas (19/25 en 2003, 19/25 en 2007 y 18/25 en 2011) bajó hasta los 13/25 que siendo lo justo para conservar la mayoría absoluta manifiesta un bajón notable de los populares ceutíes.

La oposición parlamentaria representa el 44,54% de los votos válidos y el gobierno popular el 45,77%, esto es, la oposición parlamentaria solamente está a -1,23% del PP, cuando la diferencia en 2011 era -39,14%, en 2007 fue -40,42% y en 2003 supuso un-37,96%. Un escenario inédito en las últimas cuatro elecciones. En las elecciones generales el voto de la fragmentada oposición se suele concentrar en el PSOE.

A la escasa diferencia que hay entre la oposición parlamentaria y el gobierno popular en Ceuta se unen dos factores que diferencian los diferentes procesos electorales en esta ciudad autónoma. El primero de ello es que una parte del voto del Partido Popular se debe a la simpatía o a la gran estima que genera entre los ciudadanos el Presidente Juan Vivas; sin duda una parte del voto es suya y sin él jugándose la Presidencia solamente le cabe al PP prever un cierto descenso. Las consecuencia de todo ello es que el diputado por Ceuta, que siempre se le da automáticamente al PP, no es algo tan seguro.

El Ministerio de Educación es uno de los mayores empleadores de Ceuta. El censo de las últimas elecciones sindicales estaba compuesto por 1.191 docentes, a los que habría que añadir el Personal de Administración y Servicios. El puesto de director provincial de Educación es, sin duda, el segundo en paso tras el Delegado del Gobierno, en la Administración General del Estado.

Una serie de actuaciones enormemente controvertidas, irracionales hasta la hilaridad, de Educación en Ceuta ha puesto en pie de guerra al grandísimo colectivo de docentes que es uno de los graneros de votos del PP. Un colectivo, que estando la proporción de votos como está, puede hacer que los populares pierdan uno de esos diputados que duelen.

El resultado ha sido el cese de la cúpula de Educación en Ceuta y el nombramiento de un nuevo director provincial capaz de reconducir la situación.

En honor a la verdad hay que decir que el mero cálculo electoral ha posibilitado cesar a un incapaz de talla mayor. El electoralismo no es del todo malo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s