Un cese para salvar un diputado

Como en todos sitios en Ceuta las cosas han cambiado después de las elecciones locales del pasado mes de mayo. El Partido Popular que gozó de tres tremendas mayorías absolutas (19/25 en 2003, 19/25 en 2007 y 18/25 en 2011) bajó hasta los 13/25 que siendo lo justo para conservar la mayoría absoluta manifiesta un bajón notable de los populares ceutíes.

La oposición parlamentaria representa el 44,54% de los votos válidos y el gobierno popular el 45,77%, esto es, la oposición parlamentaria solamente está a -1,23% del PP, cuando la diferencia en 2011 era -39,14%, en 2007 fue -40,42% y en 2003 supuso un-37,96%. Un escenario inédito en las últimas cuatro elecciones. En las elecciones generales el voto de la fragmentada oposición se suele concentrar en el PSOE.

A la escasa diferencia que hay entre la oposición parlamentaria y el gobierno popular en Ceuta se unen dos factores que diferencian los diferentes procesos electorales en esta ciudad autónoma. El primero de ello es que una parte del voto del Partido Popular se debe a la simpatía o a la gran estima que genera entre los ciudadanos el Presidente Juan Vivas; sin duda una parte del voto es suya y sin él jugándose la Presidencia solamente le cabe al PP prever un cierto descenso. Las consecuencia de todo ello es que el diputado por Ceuta, que siempre se le da automáticamente al PP, no es algo tan seguro.

El Ministerio de Educación es uno de los mayores empleadores de Ceuta. El censo de las últimas elecciones sindicales estaba compuesto por 1.191 docentes, a los que habría que añadir el Personal de Administración y Servicios. El puesto de director provincial de Educación es, sin duda, el segundo en paso tras el Delegado del Gobierno, en la Administración General del Estado.

Una serie de actuaciones enormemente controvertidas, irracionales hasta la hilaridad, de Educación en Ceuta ha puesto en pie de guerra al grandísimo colectivo de docentes que es uno de los graneros de votos del PP. Un colectivo, que estando la proporción de votos como está, puede hacer que los populares pierdan uno de esos diputados que duelen.

El resultado ha sido el cese de la cúpula de Educación en Ceuta y el nombramiento de un nuevo director provincial capaz de reconducir la situación.

En honor a la verdad hay que decir que el mero cálculo electoral ha posibilitado cesar a un incapaz de talla mayor. El electoralismo no es del todo malo.

No pienses en la independencia

En los primeros años de la Presidencia de Rodríguez Zapatero hubo un libro escrito por George Lakoff que hizo furor entre las filas del PSOE: No pienses en un elefante. Este libro realmente estaba escrito para los demócratas norteamericanos y mantenía como tesis fundamental que si discutes dentro del marco conceptual y axiológico del adversario vas a perder. Lakoff mantenía que el error básico de los demócratas durante muchos años había sido aceptar el marco republicano.

Las próximas elecciones autonómicas catalanas han sido planteadas por parte de las fuerzas soberanistas como “elecciones plebiscitarias”, esto es, como un sustituto de un referéndum que no se puede celebrar. De hecho dos de las principales fuerzas soberanistas (CDC y ERC) han patrocinado el intento de una lista unitaria.

No sabemos que si las elecciones resultarán ser plebiscitarias o no. Necesariamente será un juicio “a posteriori”. Lo que sí sabemos es que el discurso independentista ha desarrollado un marco conceptual y axiológico bien elaborado.
Muchos “unionistas” tienen la convicción de que entrar a hablar, debatir o discutir con los independentistas es ya aceptar su marco y por tanto aceptar una inevitable derrota.

Los populares, que quieren encarnar la bandera contraria a la independencia, han entendido esto perfectamente. Tenían varias posibilidades, pero todas ellas tienen un amplio recorrido en la política catalana y entrarían de pleno en todas las cuestiones para las que el independentismo tiene una respuesta redonda.

Han elegido a Albiol, el ex alcalde de Badalona, famoso por su lenguaje en código y por su política migratoria. Desde que los populares propusieron a Albiol el debate de las elecciones se ha trasladado de la independencia, donde los populares tenían poco que ganar, a cuestiones sobre xenofobia o racismo.

El hecho de querer sacar el debate de la independencia y llevarlo a otro terreno puede ser una estrategia parcialmente exitosa, teniendo en cuenta que según el CEO el 58,9% de los catalanes votarán no por la independencia sino por la crisis económica.
Pregunta 29e CEO 2015 2Aunque tenga éxito esta estrategia el PP no va a ganar las elecciones catalanas ni repetir resultado, pero sí puede conseguir dos objetivos importantes: detener el derrame de votos hacia Ciudadanos y marcar la agenda electoral en no pocas ocasiones.

Concepto de interino según eldiario.es

El periódico digital eldiario.es daba cuenta de una sentencia de un juzgado madrileño de lo contencioso-administrativo que obligaba a la Comunidad de Madrid a pagarle el mes de julio y parte de septiembre a una profesora interina que había estado cubriendo una plaza vacante.

Hasta ahí una batalla judicial más entre el profesorado y sus respectivas administraciones educativas.

Lo interesante es la definición que se da de interino: funcionarios con una oposición aprobada pero que no tienen una plaza fija. Un interino solamente es funcionario durante el tiempo en el que está trabajando y, en Educación como es este caso, los hay que aprobaron los exámenes pero no consiguieron plaza al ser superados en el concurso de méritos, los hay que aprobaron uno de los ejercicios únicamente, los hay que una vez aprobaron una prueba de acceso a una bolsa de interinos e incluso los hay que nunca han aprobado nada de nada.

De hecho el artículo 10.1 del Estatuto Básico del Empleado Público da el concepto con una gran claridad:

1. Son funcionarios interinos los que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, son nombrados como tales para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera.

b) La sustitución transitoria de los titulares.

c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública que se dicten en desarrollo de este Estatuto.

d) El exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

Sensu stricto la definición [si entendemos por oposición el conjunto de concurso-oposición] es de lo que en el mundillo de la Educación se conoce como “expectativa de destino”, esto es, un funcionario de carrera que no ha obtenido destino definitivo.

 

Iura novit curia? (II)

En la anterior entrada con este título nos preguntábamos por qué pruebas periciales eran admitidas con sus valoraciones jurídicos-penales por parte de determinados jueces, como si la pericia no debiera limitarse únicamente a ayudar al juez a fijar los hechos en conocimientos que el enjuiciar no debe tener.

Estamos asistiendo al nacimiento de la pericia jurídica en el proceso penal español. Algunos jueces llaman a peritos que le digan que algo es delito o no. Pero al menos estos jueces que los que hablábamos antes suelen llamar a inspectores de finanzas del Estado, inspectores de la Agencia Tributaria y otros altos funcionarios con una alta cualificación técnica y jurídica.

Se me escapaba decir que hay jueces que entregan su jurisdicción a una pericia de estos funcionarios, sino que confían ciegamente en la interpretación normativa contenida en un atestado redactado por un policía o un guardia civil del que no se conoce el grado de conocimiento jurídico que tiene.

Actualmente un juzgado de Sevilla [no el que era de Alaya y ella dejó porque prefirió irse para no irse] ve un caso en el que el “quid iuris” versa sobre la potestad reglamentaria “praeter legem” de la Comunidad Autónoma en el caso de desarrollar la legislación básica del Estado, que es competencia estatutaria, en el caso que el legislador estatal no haya realizado esa legislación básica.

Sobre este asunto hay bastante pronunciamientos de especialistas en Derecho Constitucional, todos fundamentados pero muchos de ellos discordantes en todo o en parte. Y resulta que un atestado de un agente policial decide que realizar una adjudicación según ese reglamento “praeter legem” que desarrolla la legislación básica del Estado, que es competencia estatutaria, en el caso que el legislador estatal no haya realizado esa legislación básica es un delito de prevaricación.

La Asociación de Letrados de la Junta de Andalucía ha hecho un comunicado, tras la “presunta detención ilegal” de una de las letradas a pesar de no estar imputada, que recomendamos, en especial el punto 3:

3.- […] la asociación manifiesta su más absoluto rechazo a aquellas conductas, acutaciones y opiniones que, para sostener discrepancias surgidas de la interpretación del ordenamiento jurídico, menoscaben gratuitamente la labor de los Letrados de la Junta de Andalucía, hasta el punto de criminalizarla; más aún cuando las discrepancias respecto del criterio de especialistas acreditados en el mundo del Derecho proceden de personas que carecen de la más elemental cualificación técnica.

Encuesta de EGOPA de intención de voto en Andalucía

Se ha publicado la segunda y última entrega del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía para 2015. El resultado de su estudio de intención de voto es el siguiente:

IntencionVoto
El estudio del EGOPA no proyecta en escaños en el Parlamento de Andalucía su cálculo de intención de voto, de modo que no vemos la trascendencia política real en una democracia parlamentaria como la nuestra.

Por ello en Geografía Subjetiva hemos desarrollado un humilde método para proyectar escaños a partir de los datos de la intención de voto y lo hemos aplicado al EGOPA de julio de 2015. De acuerdo con este estudio el Parlamento de Andalucía se quedaría actualmente así:

ProyecciónEGOPA2015julio

 

Presupuestos para que las primarias sean relevantes

La elección para secretario general o para presidente del partido (según sea el título del líder) implicaba e implica normalmente ser elegido implícitamente como candidato a la Presidencia correspondiente. Con la notable excepción del PNV, el resto de los partidos han identificado normalmente al líder orgánico con el candidato.

Ahora las primarias se han convertido en un icono de la “regeneración democrática”. Pero éste es también un tiempo de paradojas. En los partidos que quieren capitanear esa “regeneración” se han dado tanto primarias con un solo candidato (Ciudadanos) y primarias con una participación rozando lo ridículo/deslegitimador (Podemos). El hecho de que se den liderazgos carismáticos en el sentido weberiano en ambos partidos dificultan las primarias.

En primer lugar para que un sistema de primarias en los partidos funcione no debe haber un liderazgo carismático en su seno. El hecho de que Rivera fuera el único candidato o que los inscritos no se molestasen en volver a refrendar a su líder en Podemos es que para los miembros de los partidos es tan obvio que ellos son los candidatos que el proceso de primarias se vuelve superfluo.

Puede que, si sobreviven a la actual situación, Ciudadanos y Podemos puedan constituirse en partidos que trasciendan a la existencia política de sus fundadores y líderes y entonces haya verdaderas posibilidades de que hayan procesos internos que no parezcan y sean un procedimentalismo vacío.

Alguien podrá objetar con razón que en las primarias socialistas no ha habido tampoco candidato rival a Pedro Sánchez y que, desde luego, Pedro Sánchez no tiene un liderazgo carismático dentro del PSOE.

El actual secretario general del PSOE fue elegido por los militantes en unas elecciones que fueron competidas, pese a obtener él una victoria clara. El hecho, que hayamos señalado anteriormente, de identificar el cargo orgánico con la candidatura han hecho buena parte del trabajo para que las primarias no fueran necesarias. Los militantes se pudieron expresar y no hicieron eligiendo entre tres candidatos fuertes y diferentes.

La separación de lo orgánico y lo electoral, si se da, tendría grandes consecuencias en la forma de entender los partidos que tenemos actualmente. Si un secretario general o presidente de un partido es alguien que no opta a las elecciones su papel en la determinación del programa político tiene que ser menor y ha de concentrarse en cuestiones internas como hasta ahora han hecho los secretarios de organización o los secretarios generales en los partidos presidencialistas.

Lo orgánico se centrarán en organizar los procesos internos manteniendo la neutralidad, la financiación, la estructura de sedes, el censo de militantes, los servicios permanentes del partidos y todas aquellas cosas que hacen los “aparatos”.

Los partidos más votados y las elecciones de alcaldes en la provincia de Cádiz

Reanudamos nuestra serie de los municipios andaluces y murcianos con la provincia de Cádiz.

La provincia de tiene 44 municipios. En 20 de ellos una candidatura alcanzó la mayoría absoluta en las pasadas Elecciones Locales y en 24 solamente hubo mayoría relativa, pero la población de los municipios que estaban pendientes de pactos eran el 54,54% de los ayuntamientos gaditanos. De los 24 casos de mayoría relativa, en 8 de ellos no resultó elegido alcalde o alcaldesa la persona que encabezada la lista con más sufragios.

Pasemos a la ya tradicional tabla. En la columna “mr” se señala al partido con más votos y en la columna “alc” al partido al que pertenece el alcalde elegido en la sesión constitutiva. Sobre fondo de color amarillo están los nombres de los municipios en los que el alcalde no encabezó la lista más votada.

Cádiz